Ruta al Molino y Azud de Barrancohondo

Hoy os traigo una ruta 5 Estrellas que podemos hacer en la Sierra de Albarracin. Además de poder realizarla en cualquier época del año, si la realizamos en verano tendremos el añadido de poder pegarnos un refrescante baño en las aguas del Río Guadalaviar, ya que la ruta discurre en todo momento junto al río. Vamos allá con ella.

La ruta tiene una duración en torno a las 2 horas y poco sin contar paradas, pues tiene una longitud de 7,8 kilómetros, salvando poco desnivel, por lo que no es dificultosa. Aquí os dejo un par de mapas ampliables para ver bien el recorrido, en todo caso, tenéis el track para descargar de mi página de wikiloc

En linea roja la ruta, la variante azul es la que marca la ruta pero que nosotros escaqueamos para volver por mitad de los cultivos. (explico en la parte final del post)

Nos situamos en la localidad de Tramacastilla, muy cerca de su casco urbano, junto a la carretera TE-V-9033 que sube dirección Villar del Cobo, a pocos metros de las últimas casas vemos un puente sobre el río Guadalaviar y una pista que entra. Esa es nuestra zona de aparcamiento junto a un cartel que nos marca la ruta. Estos primero metros de ruta, los haremos siguiendo una pista forestal que discurre entre campos de cultivo.

Primeros metros de la ruta por pista forestal

Así pues andamos los primeros minutos por la Vega de Argalla de Tramacastilla, entre campos de cereal, manzanos, huertos y baldíos. En esta vega es fácil sorprender en verano al precioso Alcaudón dorsirrojo (Lanius collurio) en sus labores de caza diarias. Siempre posado y paciente a la espera de descubrir a su víctima. Es una ave de cierta rareza sobretodo en centro y sur peninsular, por ello importante la presencia en nuestra sierra.

Alcaudón dorsirrojo (Lanius colurio) sobre Espino Albar

Una vez llevemos andada tres cuartos de vega, llegaremos a un desvío en el que veremos el aforo de Tramacastilla propiedad de Confederación Hidrográfica del Jucar y el cual a través del puente debemos cruzar siguiendo las indicaciones en verde y blanco de nuestros sendero.

Puente del Aforo de Tramacastilla

En este aforo es posible que en verano encontremos gente bañándose en la poza ya que es un rincón fantástico para darte un baño. Ya lo destacamos en el artículo que hablamos sobre las 5 mejores pozas de baño de la Sierra de Albarracin. Y es que el rincón bien merece un baño, aunque hoy vamos de ruta y seguimos por nuestros pasos.

Poza de agua junto al Aforo de Tramacastilla

Siguiendo las indicaciones tras pasar el puente del aforo y girar a izquierdas, tendremos que cruzar un bancal en busca de la ladera donde buscaremos el sendero que discurre junto a una acequia de agua.

Como decimos siempre llevaremos la ruta marcada con lineas BLANCO/VERDE, aun así estos detalles son buenos como referencia para saber que vamos bien. Seguimos unos cuantos metros junto a la acequia de riego. Ahora tenemos el río Guadalaviar a nuestra izquierda, y seguimos remontando el río por nuestra senda.

Finalmente y mirando las marcas del sendero, llegará un momento que tendremos que cruzar la acequia para adentrarnos en una ladera algo pedregosa y pasar bajo unas moles calcáreas de imponente aspecto.

A partir de aquí la ruta gana en espectacularidad, ya que vamos a pasar un primer estrecho del río a media altura disfrutando de las hoces que el Río Guadalaviar ha excavado en la roca caliza. Siguiendo las trazas del sendero y algún que otro monolito de piedras solventamos esta ladera pedregosa y entramos en un tramo más cómodo de sendero y realmente espectacular.

Ahora nuestro itinerario gana verticalidad a nuestro lado, así que si vamos con pequeñajos, es importante tenerlos cerca para que un traspiés no sea peligroso. En todo momento el camino es cómodo y sin peligro, pero con los críos ya se sabe que conviene llevarlos «controlados» en estas zonas un poco más expuestas.

Pasaremos por una preciosa cárcava a modo de cueva ideal para hacernos alguna foto y degustas las preciosas paredes calizas de la ruta.

Las vistas cada vez son más bonitas, pues al relieve de paredes verticales se une la frondosidad de la vegetación riparia junto al río y las sabinas y carrascas que nos acompañan en la ladera soleada por donde discurre nuestro sendero. Ya nos va quedando menos para llegar al Molino, así que seguimos sin perder el sendero, bien marcado por aquí, que de terraza en terraza nos llevará casi sin esfuerzo.

En alguna de ellas podemos contemplar el estrecho por el cual el río está pasando y que sólo los más valiente son capaces de realizarlo por el agua.

Una vez finalizado este estrecho llegamos al viejo y en ruinas antiguo molino de Barrancohondo, una edificación que tuvo sus años de gloria, pero que a día de hoy se encuentra totalmente en ruinas y comido por la vegetación. Aquí ya la ruta baja a nivel del río, para recorrer los últimos metros antes de llegar al precioso rincón del azud.

Un cómodo sendero junto al río, donde podremos disfrutar del sonido de sus aguas y con suerte ver volar al esquivo mirlo acuático que habita en estas transparentes aguas.

Y finalmente la recompensa final, el azud del molino, y parte inicial de los estrechos de Barrancohondo, que explicaremos en otro post. Un lugar ideal para darse un baño y disfrutar de un recorrido más salvaje y mucho más refrescante.

Este precioso rincón es la recompensa a nuestra excursión y lugar de baño seguro si la realizas en verano, pues sus frías aguas, son una delicia para soportar mejor los calores.

IMPORTANTE: La ruta a partir de aquí es circular y vuelve por la otra orilla del río, subiendo a buscar las pistas forestales. Es una vuelta un poco más pesada y menos atractiva, por lo que es plenamente recomendable volver por el mismo sendero por el que se ha venido.

En el track que os adjunto para descargaros y realizar la ruta circular, el que opte por volver por las pistas que sepa que hemos acortado un poco el recorrido ya en la vega de argalla para no dar tanta vuelta. (el recorrido original sería por donde va la linea azul)

Clica en la imagen para ampliar

Y en fin, esto es todo, una ruta plenamente recomendable, sencilla y muy refrescante en verano, pues no hay que olvidarse el bañador y darse un buen chapuzón. Aunque también atractiva para hacer en cualquier época del año.

TRACK PARA DESCARGAR DE LA RUTA

Accede a la sección de tracks y rutas del blog para otras rutas

Lago de Braies, Lago di Misurina y Lago di Carezza

Dentro de todas las opciones que ofrecen los Dolomitas, hoy nos vamos a visitar tres lagos, posiblemente los más famosos de la zona y no solo por su belleza inigualable, sino por su fácil acceso ya que llegaremos casi en coche hasta el mismo lago. Nada que ver con la preciosa excursión que tenemos para visitar el Lago di Sorapis.

Así pues, vamos a desvelaros un poco dónde tenemos estos lagos, su visita y algunos consejos para que os traigáis las mejores postales del lugar.


LAGO DI MISURINA

Se trata de un precioso lago situado en un puerto de montaña, por lo que lo encontramos a una imponente altitud de 1.754 metros. Dentro de fracción del Cadore es el más grande, con 14 hectáreas de superficie y una profundidad de 5 metros.

Parte del Lago lo bordea la Strada Provinciale 49 que es la carretera que nos llevará a dicho lago. Muy cerquita de éste nos encontramos con el desvío para subir a la famosa ruta de las Tre Cime di Lavaredo de la que ya hemos dedicado el correspondiente post.

Junto a la carretera tenemos una amplia zona de aparcamiento en el que teóricamente hay que pagar, pero que nosotros hicimos oídos sordos. Sobretodo porque todas nuestras paradas las hicimos breves para hacer unas fotos y poco más.

La mejor hora para acercarse al lago es al atardecer y disfrutar del sol impactando sobre las paredes de las tres cimas del Lavaredo. Nosotros aprovechamos tanto la excursión al Lago di Sorapis, como a las Tres Cimas del Lavaredo para acercarnos al atardecer y exprimir esas últimas luces de montaña.

No va a ser el mejor lago que veáis en Dolomitas, pero por su situación, accesibilidad y entorno, bien merece la pena esperar esas luces de atardecer.


LAGO DI BRAIES

Si hay un lago «instagramer» por excelencia, ese es sin duda el Lago di Braies, con sus barquitas de recreo, su caseta de madera, su pasarela……y englobados en el macizo dolomítico de Croda del Becco. Es de esos sitios que no puedes perderte, porque te arrepentirás toda la vida.

Para llegar a él hay que poner rumba a las localidades de Ferrara y San vito, donde encontraremos zonas de aparcamiento antes de llegar al lago. Eso sí, de pago, pago!!…hay dos opciones para eludir dichos pagos y son o bien llegar muy tarde, a última hora donde ya no está el que cobra o dejar el coche antes en la carretera en desvíos a pistas bien arrimado y andar 5 minutos.

El lago ofrece la atracción estrella que es el paseo en barco de remos, eso sí, bien pagado, con sus 18 Euretes la media hora o 28 Euros una hora. A mi gusto un precio desorbitado para un paseo en barco de remos sea donde sea y donde encima eres tú el que tienes que remar. Pero como siempre hay para todos los gustos y las barcas están demandadas. Recuerda si quieres coger barco no llegar demasiado tarde, pues a las 18:30 cierran el chiringuito. Aquí os dejo los precios y horario a 2019.

Tienes la opción de darte una vuelta circular o caminar junto al lago, algo que recomiendo sobretodo si llegas pronto. Estuve leyendo bastante acerca del lago y una cosa que me llamó la atención fue que mucha gente hablaba de que conforme iba atardeciendo el lago iba ganando en belleza. Y la verdad es que lo pude comprobar. Al atardecer, las luces se van atenuando, el viento baja y las transparencias del agua van aumentando, además de que una vez que cierran el servicio de barcas, éstas quedan amarradas en medio del lago dando una infinidad de posibilidades a las fotos.

Así pues como RECOMENDACIÓN sobretodo es tener paciencia y esperar a esas últimas luces del día, con el agua ya remansada y jugando a reflejar la montaña es cuando más se explota esa quietud y ambiente que ofrece el lago. Otra opción es madrugar mucho y estar allí con las primeras luces, aunque nosotros optamos por el atardecer.

Detrás del embarcadero hay una pequeña ladera donde han colocado unos bancos hechos con troncos muy chulos y que te ofrecen una perspectiva muy bonita del lago, subir a fotografiar desde allí. Muy recomendable llevar trípode y filtros degradados.


Lago de Carezza

Pero si por excelencia hay un lago en Dolomitas que rompa todos tus pronósticos, ese sin dudarlo será el Lago di Carezza. Hasta que no disfrutas este lago, no llegas a entender la palabra «Azul turquesa» básicamente porque aquí se manifiesta en todas sus variables.

El Lago di Carezza se encuentra en la provincia del Tirol del Sur cerca de Bolzano. Para nosotros, según donde estábamos alojados, fue un viajecito de más de 1 hora en coche, pero que teníamos claro que no nos íbamos a perder. La carretera llega casi hasta el mismo lago, bueno, más bien pasa al lado, pero no se ve, por lo que hay que aparcar el coche. Hay un aparcamiento de pago (Via Carezza, 123 Parking, según google maps) que ofrece aparcamiento gratuito los primeros 15 minutos y luego a razón de 1 Euro la hora de estancia. Puede que parezca difícil decirlo en este viaje, pero me pareció barato para lo que habíamos pagado en otros y sobretodo para ver semejante joya.

Una vez aparcado, ya sólo te queda lo mejor, darte un paseo hasta el lago y disfrutar y disfrutar y disfrutar y disfrutar……Vaya maravilla ante nuestros ojos. Un coqueto lago rodeado de un majestuoso y frondoso bosque de piceas y un fondo rocoso del macizo de Letamar al más puro estilo dolomitas para componer la foto perfecta.

Además, tienes un recorrido circular sencillo alrededor del lago que hacen que la experiencia sea aun mayor. Sin lugar a dudas, las mejores luces para disfrutarlo son las primeras del día y las últimas de la tarde.

Como en el di Braies, es importante un filtro degradado para compensar luces y un trípode que siempre ayuda, sobretodo si baja la luz. La tonalidad de verdes viene de serie con el lago. Yo creo que voy a seguir degustando los colores, mientras vosotros si queréis podéis seguir leyendo la serie de Dolomitas, que no tiene desperdicio.

2 nuevas lecturas

Añadimos arriba a la sección «Va de libros…» un par de nuevas lecturas de este año.

Después de oír mucho ruido y excelentes críticas con la novela Reina Roja de Juan Gómez Jurado, me decido por ella, aun a sabiendas que la novela negra no es mi temática favorita de lectura, pero bueno, después de leer tanto sobre este libro, le doy su oportunidad.

El libro se apoya en todo momento en el personaje de Antonia Scott, que bajo mi punto de vista es quizás lo mejor del libro, el desarrollo y singularidad de este personaje. Luego me doy cuenta que realmente es lo que busca el autor, un personaje para hacer una buena tirada de libros, en este caso una trilogía que ya veremos si no son más.

La trama me resulta muy manida, incluso a veces predecible y con pocos o esperables giros de guión que acostumbran a ser el fuerte de este tipo de novelas.

Eso sí, la lectura es amena y digerible, cosa que se agradece y es muy fácil embaucarte en la trama. Con un ritmo que no se adormece, sin llegar a ser trepidante.

Había leído demasiadas críticas positivas y realmente me he quedado un poco desencantado, quizás porque esperaba mucho más, así que lo mejor para disfrutarlo es no leer acerca de él. 😉

Lo recomiendo para todo aquel seguidor de novela negra. Para el resto será una novela más, no mala, pero que tampoco quedará entre tus favoritas.

Puntuación 5.9/10


Salgo encantado de la lectura de este libro que me ha vuelto a transportar en el tiempo y en las vicisitudes de un personaje, Thomas Babel, que nos adentra en el fascinante mundo de los libros, la imprenta y una época trepidante como fue los años posteriores al descubrimiento de las américas.

Con esta premisa, Luis Zueco, nos monta una historia excelentemente documentada, en la que centra su trama en el agitado periodo tras la invención de la imprenta y donde los libros pasan a ser pieza clave de la sociedad.

La trama está muy bien desarrollada en el personaje de Thomas y sus aventuras que lo llevan por buena parte de Europa, para terminar en una Sevilla, pieza fundamental de aquella España poderosa. Es en Sevilla donde realmente se desarrollará esa trama que con unos buenos personajes y una buena historia detrás le dan al libro un buen empaque.

La lectura es amena, ágil y sencilla que a los amantes de este tipo de novelas históricas tanto nos gusta.

Así pues, con todas estas premisas queda una novela de muy buena calidad, de casi obligada lectura, y que personalmente me ha vuelto a dejar un exquisito sabor de boca. Sin duda un autor, del cual voy a seguir devorando sus novelas.

Puntuación 8.2/10

El Sapo de Espuelas (Pelobates cultripes)

Hoy os traigo un hallazgo bastante interesante para la distribución del Sapo de Espuelas en la Sierra de Albarracin.

Hace algo más de un año, se prospectó y llevó a cabo la mejora de una balsa-abrevadero en Bronchales situada dentro de su monte de Utilidad Pública, en la que sería una ampliación y mejora de la ya existente, para solventar algunos problemas de escapes y filtraciones y dotar además de una estructura perdurable y con un volumen potente de agua. Que además de sustento para abrevar el ganado, fuese un punto más de agua para carga de helicóptero en caso de incendio forestal.

Balsa-abrevadero de la Fuente del Manzano

Tras una mejora en el movimento de tierras, colocación de malla impermeable y una buena solera de hormigón se hizo una buena infraestructura que ha de perdurar años. Además se hizo labores de siembra para naturalizar enseguida los desmontes efectuados.

Tras uno año desde su realización, esta primavera-verano hemos detectado un incremento exponencial de la fauna asociada a este tipo de ecosistemas, sobretodo una importante población de Rana común (Pelophylax perezi) que a día de hoy es la reina de la balsa.

Además, muy cercano a la zona de desagüe encontramos también una muda de serpiente, lo que nos hace pensar que la balsa llena de ranas es una buena zona de caza para alguna cazadora.

Pero a lo que veníamos con este artículo, es que en labores de prospección pudimos comprobar que a la multitud de larvas de anuros, nos encontramos con una buena cantidad de larvas de Sapo de Espuelas (Pelobates cultripes), bastante fáciles de identificar por su escandaloso tamaño en comparación con sus hermanos.

Larva de Sapo de Espuelas
Detalle boca sapo de Espuelas

Es una especie de sapo, relativamente común, pero que en diversas publicaciones siempre estaba bastante influenciado por la altitud, no siendo descubierto por encima de 1.400m. en la provincia de Teruel

Distribución de Sapo de Espuelas en la provincia de Teruel

Miguel Ángel Martín Arnau, coautor de la Guía de Anfibios y Reptiles de la provincia de Teruel nos comenta lo singular de la cita, no por su localización, que también, sino sobretodo por su altitud, ya que la balsa se encuentra a 1.526m.s.n.m.

Sapo de Espuelas en el Paisaje Protegido del Rodeno (foto de M.A. Martín Arnau)

Este simpático sapillo es fácil encontrarlo en nuestra sierra, sobretodo en la parte más baja, donde encontramos numerosas citas. Es un sapo mediano, robusto y con una característica inconfundible en sus patas a modo de espuelas negras, que no es más que un tubérculo metatarsiano robusto y endurecido.

Sapo de Espuelas recién metamorfoseado en el Paisaje Protegido del Rodeno (foto de M.A. Martín Arnau)

Es muy diversa su distribución en cuanto a hábitats, por lo que es fácil encontrárselo en innumerables zonas. Destaca con una pupila vertical y un torso en general claro con manchas oscura-verdosas.

Sapo de Espuelas (aun terminando de metamorfosear) en el Paisaje Protegido del Rodeno (foto de M.A. Martín Arnau)

Seguiremos pues prospectando este nuevo hábitat que hemos creado para la fauna más acuática en Bronchales y que en tan solo un año ya nos ha deparado una interesante sorpresa con la presencia de este emblemático sapo.

Los 5 mejores zonas de baño en la Sierra de Albarracin

Bueno, pues entramos ya en el veranito y con él los rigurosos y puntuales calores que tanto nos agobian. Es entonces cuando buscamos refrescarnos a toda costa, bien con una cervecita fresca, bien subiendo al pueblo de la sierra donde se duerme tan bien. Pero a parte de dormir bien, también podemos refrescarnos dándonos un buen baño en las variadas zonas de la Sierra de Albarracin que invitan a ello. Desde el blog os proponemos los 5 mejores rincones para darnos un buen baño, ya sean pozas, tramos de río o cascadas refrescantes para que saques el bañador a relucir en mitad de la montaña y disfrutes de cristalinas y frías aguas que harán que el calor sea cosa de las ciudades. Toma nota, contacta con los amigos y a elegir el rincón que más os guste, yo os propongo estos, a ver que os parecen:

  • CASCADA DEL MOLINO DE SAN PEDRO (El Vallecillo)

Conocido rincón por todos, pues la famosa cascada alberga una poza de aguas turquesas que invitan al baño en los días de más calor del verano. Estupendo acceso desde el aparcamiento, buenas zonas de sombra y aguas cristalinas, eso sí, sólo los más valientes se atreverán a dejarse regar por los chorros de la cascada.

Para llegar aquí tenemos que poner dirección al pueblo del Vallecillo, desde Teruel (vía Bezas-Valdecuenca), desde Albarracin (vía Royuela-Terriente) y desde Bronchales u Orihuela (vía Tramacastilla-Royuela)

La cascada está justo antes de llegar al pueblo de el Vallecillo, en un desvío a mano izquierda (está señalado) debiendo anteriormente pasar por Toril y desvío a Masegoso.

Cogiendo una pista de tierra apta para todos los turismos, llegamos a una explanada donde podremos aparcar y en 1 minuto estaremos en la cascada, sólo hay que seguir el ruido del agua.


PROS: Accesibilidad, belleza, poza profunda, zona de sombra

CONTRAS: Zona muy conocida y visitada, el baño con niños es poco recomendable.

RECOMIENDO: Sin lugar a dudas, visitar los Ojos del Cabriel (sencillo paseo bien señalizado que parte del mismo pueblo del Vallecillo). Y una cervecita fresca para rematar el día en el bar del pueblo.


  • POZO DEL MOLINO (TRAMACASTILLA)

Rinconcito 5 estrellas del Río Guadalaviar en el mismo pueblo de Tramacastilla. Una poza profunda que se forma en la misma confluencia del río Guadalaviar con su afluente el río Noguera y que ofrece un rincón de baño precioso. Además bien sombreado con la vegetación de ribera del propio río.

El acceso se realiza desde el mismo pueblo andando en apenas 1 minuto desde la plaza del pueblo. No está señalizado, por lo que hay que buscar un desvío de la calle principal que nos conduce en bajada y curva a un camino recto entre huertos y bancales hasta el mismo rincón.

PROS: Tranquilidad, accesibilidad desde el pueblo y baño de críos en las partes del río que no cubren

CONTRAS: Zona de descanso pequeña

RECOMIENDO: Puede ser el sitio perfecto para refrescarse después de visitar el Parque Faunístico de la Maleza

(Una nuevo parque temático para disfrutar en familia y ver animales, 100% recomendable y a apenas 1,5 km. del pueblo de Tramacastilla) Ya sabes, visita al parque y luego chapuzón o viceversa, tú eliges.

Ojo, que si te has quedado con ganas de más puedes completar el día dándole a las tirolinas también cerca en Torres de Albarracin en el espacio de Albarracin Aventura


  • CAÑÓN DE LOS ARCOS (CALOMARDE)

Desde hace unos años ahora, ya todo el mundo conoce las «pasarelas de Calomarde», una excelente ruta de la que ya hablamos aquí hace unos años —> enlace

Además de la ruta a pie, el Río Blanco ofrece unas pozas de excelente factura con la que podemos refrescarnos en los días más calurosos. Y es que si habéis hecho la ruta andando por las pasarelas os habréis fijado que los estrechos ofrecen unas piscinas naturales de gran belleza y que nos pueden permitir un excelente baño.

Incluso podemos matar dos pájaros de un tiro y realizar la ruta de las pasarelas con el añadido de darnos un baño en alguna de las pozas o incluso cruzar a nada parte de los estrechos en lugar de realizar el paseo por las pasarelas.

Una u otra son buenas opciones, y aunque es una zona bastante concurrida de excursionistas y paseantes, seguro que seremos la envidia de muchos en los días de más calor.

Situado muy cerca del pueblo de Calomarde, sólo hay que seguir las indicaciones de la ruta al Cañón de los Arcos. Incluso tenemos una pequeña y coqueta presa por si queremos aguas más profundas.

PROS: Posibilidad de realizar una bonita ruta a la vez de darte un buen chapuzón, muy accesible.

CONTRAS: Si te gusta la tranquilidad este no es tu sitio de baño, con pequeños hay que buscar zonas del río menos profundas.

RECOMIENDO: Sin duda realizar la ruta de las pasarelas a la vez que te das un buen chapuzón.


  • ESTRECHOS DE BARRANCOHONDO (TRAMACASTILLA)

Ya os habíamos hablado aquí en el blog de los estrechos de Barrancohondo, concretamente la parte seca, una gozada de ruta escondida y recóndita donde una buena parte del año, el río baja completamente seco y permite realizar una ruta circular muy bonita—> ver la ruta (parte seca)

Pero si seguimos aguas abajo, llegamos a los nacederos del Guadalaviar en Barrancohondo y encontramos una zona del río repleto de pozas de agua y estrechos donde el nivel de agua es permanente, y donde encontramos un excelente lugar para gozar en los días más calurosos del verano.

Existe una ruta a pie, desde el pueblo de Tramacastilla que te lleva al molino de Barrancohondo y de la que estoy preparando un artículo que  en breve publicaré y que será el nexo de unión con un buen baño en dichos estrechos. La zona de baño comienza en el azud mismo de barrancohondo y donde empieza la zona de estrechos, donde una primera poza, ya invita al baño.

Ya notaremos que el agua está realmente fría y que unos 500 metros aguas arriba está todo el nacedero, por lo que el agua acaba de salir de las profundidades a una temperatura gélida. Así que si bien queremos un baño tranquilo y refrescante en el mismo azud podemos saciar nuestro gusto, hay una muy buena opción de subir andando río arriba por los mismos estrechos para admirar la belleza del tramo y sobretodo para ir permanentemente refrescados con el agua del río y sus pozas.

No quiero desvelar nada de estos estrechos, porque lo mejor es aventurarse por ellos y disfrutar de los recovecos que la naturaleza nos ofrece. Mejor que cada uno, lo descubra a su gusto.

PROS: Zona muy virgen y aislada perfecto para los que buscan disfrutar en soledad, apta para niños por sus estupendas planchas de agua poco profundas. Ofrece unos rincones únicos.

CONTRAS: Acceso andando realizando una ruta o en coche tras 15 minutos de pista, conviene conocerse el terreno. Aguas muy muy frías.

RECOMIENDO: Si conoces la zona, lo mejor es acercarte en coche por pista hasta una zona de aparcamiento que dista 5 minutos andando del azud. Si no conoces la zona, lo mejor es hacer la ruta al Molino de Barrancohondo que parte casi desde el mismo Tramacastilla y dicha ruta te dejará en el mismo azud tras unos 40 minutos andando junto al río. Aquí tienes el enlace a dicha ruta: RUTA AL MOLINO DE BARRANCOHONDO


  • AFORO DE CONFEDERACIÓN Y RECREATIVO DE ARGALLA (TRAMACASTILLA)

El río Guadalaviar, como estamos viendo ofrece muchos rincones para el baño, un clásico en remojarse los pies es el merendero-recreativo que hay junto al pueblo de Tramacastilla y donde muchos días de verano es fácil ver a familias refrescándose en el río para después dar buena cuenta de una chuletada bajo la chopera. Ideal para que se bañen los críos, por su poca profundidad y tenerlos controlados en todo momento.

Pero si realmente quieres un poco más, una zona de baño algo más profunda y en un rincón también muy bonito, lo mejor es darse un paseo desde el merendero de Argalla hasta el aforo que confederación tiene en la Vega.

Es un paseico entre cultivos de apenas 5 minutos que nos llevará hasta el propio aforo y en donde podremos disfrutar de un baño en mayúsculas.

Foto extraída de las RR.SS. (desconozco autor)

La plancha de hormigón del propio aforo nos puede servir de cómoda zona para la toalla y junto a esta, tenemos una buena poza para refrescarnos.

Tenemos unos 50 metros de río con buena profundidad para disfrutar. Con zonas de sombra y zonas de sol, perfecto para esos días de agobiante calor. Incluso podremos llegar en coche hasta el mismo aforo.

PROS: Cercanía y accesibilidad, perfecto para críos, sobretodo la zona del merendero de Argalla junto al pueblo.

CONTRAS: El merendero es frecuentado, si te va la soledad, no es tu sitio.

RECOMIENDO: Sin duda acompañando al baño, una buena chuletada en el merendero (siempre en fogones autorizados del caseto, ojo al riesgo de incendio) y acercarte al bar del pueblo a por unos helados o unos cafés hace que el día sea «top» 😉


  • EXTRA BONUS

He titulado el post como los 5 mejores rincones de baño de la Sierra, pero zonas para bañarse hay muchas y variables, podría ponerme a contar y saldrían más de 20, pero hay que acotar y he elegido las 5 que por unas características u otras a todo el mundo puede gustar. Zonas más clásicas, más escondidas, más accesibles, más remotas….la cuestión es que haya para todos los gustos.

Por nombrar algunas más tendríamos zonas de baño por ejemplo en las Balsas de Royuela o un poco más arriba subiendo a la propia cascada de Calomarde hay unas pozas muy concuridas los días de calor.

También en las pozas de la propia cascada de Calomarde, o si nos movemos un poco más otro sitio bueno para darse un baño podría ser el Pantano de Orihuela

Lo que decimos…..zonas hay muchas y muy variables…..¿Por cuál te decantas tú?

Desde el blog os pedimos sobretodo RESPONSABILIDAD a la hora de bañaros, de interactuar con el entorno y de respetar SIEMPRE la naturaleza. El baño está permitido en todos nuestros ríos, pero tenemos que ser responsables de nuestros actos, siendo respetuosos con el medio, no dejando basura, ni desperdicios, y sobretodo no contaminando el río con productos. Llévate tu basura y deposítala en el contenedor más cercano, si vas a comer de barbacoa recuerda que SOLO ESTA PERMITIDO en los lugares habilitados para ello (merenderos con estructuras de 4 paredes). Se responsable con el uso del FUEGO.

Y siempre disfrutar de cada rincón, pero que no se note tu paso ni tu presencia.

Cuatro panorámicas

Tenemos juguetito nuevo, al que ya le estoy sacando un partido estupendo. Me encanta ver nuevas perspectivas y nuevos retos de videos y fotos. El dron tiene posibilidades infinitas, no solo de cualquier encuadre que se te ocurra, sino un montón de opciones a la hora de fotografiar. Una de las que más me gustan es la foto panorámica de 180º, una composición de 12 fotos que ofrece unos resultados espectaculares.

Eso sí,  hay que currarse la foto, no por el hecho de disparar y componer las fotografías, sino buscar las mejores luces, buenos cielos, el mejor encuadre…….y salen cosas muy, pero que muy bonitas.

Griegos al amanecer (Clica sobre la foto para amliar)

Por supuesto, a máxima resolución y en pantalla completa en el ordenador es una auténtica pasada, parece que estés volando….

Puerto de Orihuela (Haz clic sobre la foto para ampliar)

Si tienes una pared en casa, en el comedor o sobre el cabecero de la cama, o en el estudio, estas panorámicas en modo vinilo quedan absolutamente de lujo. Abres una auténtica ventana a la sierra.

El Cerro del Tremedal y Orihuela (Haz clic sobre la foto para ampliar)

Cuanto más las miro, más me gustan…..dan un resultado muy muy bonito.

Muela de San Juan 1.830m. (Griegos, Teruel) (Haz clic en la foto para ampliar)

Lo dicho, si te animas a abrirte alguna ventana a la sierra y quieres hacerte un vinilo panorámico para colgarlo en casa, no dudes en ponerte en contacto: eldrakis@gmail.com que estamos de promoción. 😉

Cajas nido 2020

Bueno, pues hace unas semanas que terminamos de colocar las últimas cajas nido para la nueva temporada, después de la limpieza de las 146 cajas que teníamos en 2019, este año hemos colocado 20 más que ya suman para esta nueva campaña 166 cajas a revisar y limpiar el año que viene. La verdad es que el objetivo es llegar a las 200 y mantenernos en ese número de cajas durante todo el tiempo que podamos.

El trabajo empezó en 2016 con 37 cajas puestas, en 2017 pasamos a 127 que mantuvimos también en 2018, para subir a 146 cajas en 2019 y a las 166 que tenemos para esta campaña 2020. Además, si miramos el porcentaje de nidificación de las cajas también resulta en ascenso.

Pasando de un 40% el primer año con 37 cajas a llegar al 60% de éxito este año pasado en un total de 146 cajas, lo que supone que 86 cajas nido han sido utilizadas para la nidificación. La mayoría de las ocupaciones es por Herrerillo (aunque tenemos que trabajar mucho más en los ocupantes). Suponiendo que una puesta tipo de Herrerillo oscila entre los 6 y 10 huevos, podemos decir que entre 500 y 800 pollos crecen en nuestras cajas. Sin duda una gran recompensa para nuestro trabajo.

Queda pendiente, sin duda, un trabajo más laborioso durante la puesta, crianza y éxito reproductivo, que veremos si con el tiempo y dedicándole más ratos, podemos algún año trabajar sobre algunas cajas. En cualquier caso, las labores propias de limpieza y mantenimiento ya nos dan muchas alegrías.

No siempre por ello, son exitosas las puestas, y múltiples factores pueden dar al traste con las puestas. Los fracasos también son parte de la crianza y reproducción y muchas veces nos encontramos con casos de depredación o huevos que no han eclosionado, o polladas muertas…..

En cualquier caso es parte de la naturaleza, y nosotros poco podemos hacer, dejamos que la vida siga y que sobrevivan los más fuertes, eso sí, con estas cajas, al menos les aportamos un poco de ayuda.

Algunas cajas que no son ocupadas para hacer nidos, sí que son utilizadas por las aves y por otros animales como zonas de dormidero o para descansar, lo cual, aunque en un principio parezca que es una caja vacía, nos demuestra también tiene su uso. En este caso, mezcla de excrementos de ave con murciélago.

Y por último como mera curiosidad, pues cada año vemos cosas nuevas, esta vez, nada tiene que ver con la cría de los pajarillos. La cosa es que muchas de las cajas están en zonas de pinar donde abunda el muérdago. Para los que no lo sepan el muérdago es esa planta con bolas blancas que se suele comprar en navidad y se suele poner sobre la puerta. Pues bien, esta planta es un semiparásito de los pinos (y otros árboles) ya que se instala en sus ramas y se nutre de la savia. Si queréis saber más del muérdago clic aquí

Bueno, pues resulta que estas semillas, una vez son digeridas y excretadas por algunas aves, o bien cuando maduran y caen sobre las ramas les sale un apéndice que busca las resquebrajaduras de la corteza para instalarse como nueva planta sobre dicha rama. El caso es que limpiando una caja, vimos como en el tejadillo de ésta, había una semilla de muérdago adherida y recién caída y muy cerca en el mismo tejado de la caseta, una vieja semilla había desarrollado su apéndice buscando penetrar en la rama, pero sin éxito, ya que se encontraba sobre la caseta, que aunque de madera, no le sirve de huésped.

Os señalo con la flecha la semilla nueva recién caída

En este caso, una semilla vieja que intentó parasitar una rama

En fin, y esto es todo, el año que viene, más y mejor……a ver que tal va la temporada.

Un saludo

Ruta al Puente Natural de Fonseca

Bueno, pues vamos hoy con una rutaza de las que dejan un estupendo sabor de boca, y que como no podía ser de otra forma, os traigo con todo detalle al blog para el que la quiera realizar.

Hoy nos vamos a un enclave natural protegido, en concreto con una figura de protección de Monumento Natural, que dentro de los Espacios Naturales Protegidos de Aragón, otorga esta figura a los elementos o enclaves de extensión limitada pero de singular valor paisajístico, geológico o ecológico que aconseja un tipo de protección especial. De los 6 Monumentos Naturales declarados en Aragón, sólo me faltaba por ver este, así que hemos cogido la mochila y nos hemos ido a conocerlo.

El Puente Natural de Fonseca, es un enclave geológico situado en el término de Castellote, dentro de la Comarca del Maestrazgo, en Teruel. Se encuentra cerca de los municipios de Ladruñan y La Algecira, así pues, será este último pueblo nuestro punto de partida de la ruta. Para llegar allí, tendremos una sinuosa carretera en lo más recóndito del maestrazgo turolense, y por tanto sinónimo de carretera estrecha y con firme de tercera categoría. Por suerte, en contrapunto a estas carretera de tercera división, nos encontramos inmersos en un paisaje cinco estrellas.

debe

La marca registrada del Maestrazgo, con una geología única, repleto de paredones calcáreos y barrancos imposibles se entremezcla en los últimos kilómetros del coche con la cola del embalse de Santolea, un marco precioso que nos ofrece un aperitivo de lo que será nuestra ruta de hoy. La sinuosa carretera, una vez llegados a Ladruñan, se endurece aun más, para bajar hacia la Algecira, donde ya debemos ir buscando el desvío que nos llevará por una pista descendente hasta el mismo aparcamiento de la ruta, junto al Río Guadalope.

En el aparcamiento, a base de guijarros del río, encontramos una serie de carteles que nos anuncian la ruta y desde la que parte un sendero junto al río (siempre río arriba) que sin pérdida nos llevará entre pinares y rumor del agua hasta nuestro destino.

La ruta en general es muy cómoda, con suaves vaivenes, pero siempre de poco desnivel, por lo que los sube-bajas son muy cómodos de andar. Son aproximadamente 4 kilómetros que salvaremos en poco más de 1 hora de cómoda andada. Pero como la ruta exige alguna parada por el camino para ver cosicas, seguro que se nos hace un poco más larga de tiempo.

En el primer tramo, nos desviamos ante el rugir del agua en cascada hacia un azud de la central, que nos ofrece un rincón precioso.

Además, tenemos la suerte de que el río Guadalope baja con un buen caudal debido a las nevadas de finales del pasado. Así que como la ruta discurre siempre junto al río, que se alimenta de los barrancos de la zona, encontraremos cascadas y manantiales a tope de agua.

Es uno de los puntos fuertes de la ruta, que siempre tendremos el río a nuestro lado, más cerca o más lejano, pero será nuestra referencia, pues debemos remontarlo para llegar hasta el Puente Natural.

El sendero está bastante bien marcado, en la mayoría del tramo, seguimos el GR (marcas rojas y blancas) que nos van guiando entre frondosos pinares y abundante sotobosque de romeros en flor, coscojas y lentiscos.

No solo el caudal del río nos recuerda lo que fue el gran temporal de nieve, sino que encontramos en muchas partes del camino los daños causados por estas nevadas, que en estas zonas son bastante dañinas.

Y es que estos pinares son de zonas más bajas y no están acostumbrados a soportar el peso de la nieve, por lo que la flexibilidad es menor y por tanto, acaban por troncharse.

Hay algún punto del sendero en el que confirmamos que seguimos en la «España profunda» y el maravilloso entorno natural se ve salpicado por un indescriptible paso hacia una precaria zona vallada. Francamente chapuza y fuera de sitio, no se ni como se consienten estas aberraciones en mitad de este entorno.

Por suerte es la excepción de la ruta, y en cuanto nos alejamos, volvemos a sumergirnos en el Maestrazgo más contundente, donde en cada curva del sendero, siempre que la vegetación lo consienta, podremos disfrutar de espectaculares panorámicas.

Sin lugar a dudas, la ruta va «in crescendo» a cada paso que vamos dando, pues al cómodo sendero se le unen belleza y espectacularidad, que hace que casi nos olvidemos de cual es el objetivo de dicha caminata. Cualquier mirador es una maravilla.

Incluso algunos tramos del sendero acompañan con una belleza inusitada, rebosante de verdes y boyante de agua en este invierno atípico en temperaturas.

Llegados ya más cerca del Puente de Fonseca, un cartel nos anuncia de que entramos en el ámbito de dicho Espacio Natural Protegido.

Y seguimos disfrutando de la ruta con auténticas postales…..

Pasamos también entre las ruinas de una antigua fábrica de mantas, donde un cartel indicador nos informa de los restos de esta industria perdida que cerró sus puertas seguramente para finales del siglo XIX y de que en tiempos también funcionó como batán. Y es que el río Guadalope, de importante caudal, era el motor de muchas industrias antiguas, y aquí encontramos un claro ejemplo.

Y casi cuando dejamos el GR que se desvía colina arriba, seguimos un cartelico que nos acerca hasta el mismísimo Puente de Fonseca, que tras cruzar por encima nos deja en un pequeño mirador con carteleria incluida donde nos explica su formación y el entorno.

Si seguimos sendero hacia adelante, podremos bajar a pie de río y disfrutar de este espectacular Puente de Toba desde el mismo lecho del río.

Al fin y al cabo, el Puente de Fonseca, no es más que una espectacular formación tobácea con la singularidad de que pasa el río por debajo de ella, así que forma una especie de puente natural, todavía en formación, pues es muy alto el caudal que todavía discurre por ella.

Un rincón realmente bonito y que acompañado de la espectacular ruta, hacen que se te quede un excelente sabor de boca y guarde esta ruta como una de las que más me han sorprendido para bien. Me recordó mucho a la cercana formación tobácea que tenemos en el Alto Tajo, concretamente en Checa denominada «La Aguaspeña» y que ya os enseñé en alguna otra entrada. clic aquí y clic aquí

Os dejo un par de videos del Puente de Fonseca.

 

Bien escondido, en quizás, una de las zonas más recónditas de Teruel, es una excusa perfecta para venir a pasar un día. Y si es en verano, con chapuzón seguro en el río.

CONSEJOS:

-Si vienes en verano, no te dejes el bañador en casa y date un estupendo y refrescante baño las aguas del río.

-Mejores epocas de visita, primavera y otoño, y si ha sido abundante en agua, pues mejor.

-Llegados al Puente de Fonseca, y tras bajar al lecho del río para disfrutarlo de más cerca, podemos seguir el sendero río arriba, pues unos 400 metros tenemos un vallado con pinturas rupestres, nosotros no vimos gran cosa, pero ahí están, cerquita y a mano.

 

 

Dos nuevas lecturas

Bueno vamos allá con las dos últimas lecturas que ya os adelanto que son totalmente recomendables….


La Última Cripta por Fernando Gamboa.- La mejor descripción de esta novela es AVENTURA, pero sí, en mayúsculas, se trata de una pedazo de aventura al más puro estilo Indiana Jones. Un libro con pocas pretensiones, fácil y quizás previsible argumento, supongo que por las muchas películas del estilo que se han hecho (La Búsqueda, Indiana Jones, etc….) sin florituras, que te va sobrellevando a un ritmo electrizante por diferentes culturas y países, tras una búsqueda relacionada con los antiguos templarios en la que tendrán que resolver acertijos y pasar pruebas para llegar a descifrar la ubicación del tesoro. Sí, de un tesoro, como toda aventura palomitera que se precie. La ambientación y los personajes están bien desarrollados, pero lo más destacable es el ritmo narrativo que no decae en ningún momento. (Los amantes de las tramas lentas, pesadas y descriptivas que se olviden de leerlo).

Quizás en algún momento peca de ser ligeramente previsible e incluso la sencillez de su lectura puede hacer pensar que sea para un público más juvenil, pero la historia está muy bien trenzada y lo que pretende sin más es entretener con una trepidante aventura.

Así pues si lo que buscamos es un libro palomitero 100%, de fácil digestión y de ritmo trepidante, éste es tu libro. Te va a sumergir en una fascinante aventura en la que no querrás dejar de leer para ver cómo van saliendo del atolladero o cómo resuelven el acertijo. Si señor!!! una AVENTURA en mayúsculas. Para mí un notable muy muy alto. Puntuación 8,8/10

P.D.: es el libro más vendido en Amazon españa….


En la Hierba Alta por Stephen King y Joe Hill.- Vuelvo a leer otra novela del gran King y vuelvo a disfrutar con su habilidad para convertir un simple campo de hierba alta en algo terrorífico. Esta vez ayudado por su hijo Joe (ha sido la segunda colaboración) vuelven a la esencia King, un relato agónico, asfixiante, inquietante y a la postre terrorífico en una escena simple como puede ser cualquier campo de hierba junto a la carretera y con una maestría al alcance de muy pocos hace que no sólo devores la novela en apenas horas sino que sientas hasta escalofríos.

Una primera mitad magistral, directa al grano y en una situación angustiosa de la que no sabes muy bien como van a desarrollar los acontecimientos; para una segunda parte dura y hasta desagradable, que evidentemente prevé lo que mal empieza…pues mal acaba.

Evidentemente es una novela para amantes del género y de king, que vuelve a la esencia más pura del escritor y que personalmente me parece una pequeña joya que leí en apenas 2 ratos.

Éste es el King que me gusta……por no decir que me encanta…..ale, me voy a cortar la hierba del jardín…por si acaso.

Puntuación: 9,3/10

P.D.: existe en Netflix una película que se ha estrenado hace poquito con el mismo nombre y que aunque barrunto que no le llega a la suela de los zapatos al libro, una vez leído el libro intentaré verla.

Os dejo el Trailer…..