La Selva de Irati

La Selva de Irati (Navarra) es de esos sitios que no defraudan. De esos viajes obligados para disfrutar en profundidad de la inmensidad de los hayedos, de la paleta de colores imposible que puede ofrecer un bosque, o simplemente de un paseo mágico como salido de un cuento de duendes y hadas. Eso sí, hay que escoger la mejor época para encontrarlo en plenitud, y esa época es el otoño. Suelen ser los últimos días de Octubre o los primeros de Noviembre, según venga el año, cuando Irati adquiere la mejor paleta de colores, y cuando hay que el elegir el momento de visitarlo. Nosotros decidimos que pasar el puente de Noviembre para evitarnos aglomeraciones y decidimos darle una visita de día y medio, pasado dicho puente.

img_0282

Aunque había zonas donde el viento había hecho de las suyas, desnudando las hayas, en general el colorido de la Selva se mantenía otoñal en todo su esplendor. La primera tarde, decidimos hacer parte de la ruta SL-NA62, que se trata de un pequeño sendero junto al río Urbeltxa, sin pérdida alguna. No teníamos muchas horas de luz, por lo que teníamos planeada este corto sendero.

img_0297

Una buena parte del recorrido discurre por pista forestal, así que es un sendero cómodo y apto para todos, donde disfrutar de la otoñada de hayas, robles, serbales y arces. En seguida nos dimos cuenta que la sequía que llevábamos de otoño, iba a ser un handicap para las fotos, y que aunque el bosque estaba bien vestido de colores, le faltaba la exuberancia del agua corriendo por las torrenteras. A duras penas, el río principal llevaba agua.

img_0229

img_0204

Era un problema, sí, pero lejos de protestar, nos dejamos llevar por los bosques y sus colores, y disfrutamos tirando de encuadres, filtros, objetivos y trípode.

img_0218

 

img_0235

Llegados al giro del recorrido para volver, decidimos seguir por la pista forestal unos metros más, pues parecía que la luz aun nos acompañaba, así que andamos un poco más hasta bajar por una senda a un puente.

img_0258

La bajada, toda una preciosidad, y es que las laderas más resguardadas guardaban todo su esplendor aun en los árboles. Una maravilla.

img_0192

Finalmente y antes de que se nos fuera la luz del todo decidimos volver a coger el sendero y retornar de nuevo al aparcamiento.

Al día siguiente volvimos de buena mañana a entrar a la Selva de Irati por Ochagavía, que es una de las entradas al Parque, y nos decantamos por hacer otra ruta más larga, se trata de la SL-NA63a que nos acercaba al Embalse de Irabia junto al río Irati. Se trata de una senda mucho más larga, pero de igual belleza que la que hicimos el día anterior.

img_0317

Compartiendo tramos de pista, con precisos senderos entre los hayedos seguimos disfrutando del otoño y su colorido en esta increíble masa boscosa de la selva de Irati.

 

img_0329

 

img_0401

Las posibilidades con la cámara son infinitas, ya que la belleza del lugar invita a no parar de disparar y buscar mil y un encuadres.

img_0320

El sendero está bien indicado en todo momento, sin posibilidad de equivocación, por lo que la única opción para perderse es para hacer fotos.

img_0333

 

img_0206

 

Finalmente llegamos al Embalse de Irabia, que daba pena por la poca agua que tenía. Llevaba intención de hacer fotos de reflejos en el agua, pero fue imposible, así que nos dimos media vuelta y volvimos por el sendero marcado cercano al río, esta vez, una pista forestal que en unos kilómetros te vuelve a dejar en el aparcamiento.

img_0338

 

img_0419

Como colofón nos hubiera faltado un poco más de agua en el Bosque, ya que se veían las torrenteras, pero estaban todas secas. Hubiera sido una pasada poder haber jugado con el agua en las fotos, pero bueno, ya se sabe que no siempre está todo al gusto del consumidor, así que seguramente volvamos en un futuro, pues nos ha encantado el sitio. Muy recomendable!!! sobretodo en estas fechas.

Un saludo

 

Para más información sobre los senderos en la Selva de Irati: http://www.selvadeirati.com/Recorridos%202.html

Anuncios

Peñas Royas (Montalban)

Volviendo de la ruta del Barranco de Valdoria, nos dejamos caer por otra fantástica ruta del Parque Cultural del Río Martín, esta vez buscando la ruta de Peñas Royas a Obón, y en la que nos quedamos con ganas de más.

No llevábamos mucho tiempo, pues la mañana la habíamos empleado en la anterior ruta y ahora que los días son cortos, no tenemos mucho tiempo para hacer esta ruta. Es una ruta larga, de aproximadamente 4 horas sólo ida, por lo que, decidimos realizar lo que la tarde nos de tregua.

IMG_3309

Desde el mismo pueblo de Montalbán (a la entrada si vamos en dirección Alcañiz) vemos la señalización que desde la misma carretera nos adentra, atravesando el pueblo, hacia la barriada de Peñas Royas. Dicha barriada se encuentra a algún kilómetro separado de Montalbán, que solventamos con el coche por una precaria carretera asfaltada. Según nos acercamos a Peñas Royas, ya se empieza a intuir que hemos elegido buena fecha y buen día, las tonalidades de toda la ribera del Río Martín, así como el contraste con el abundante afloramiento rocoso de las areniscas del Buntsandstein, la misma roca que encontramos en Albarracín, hacen del lugar un auténtico espectáculo de tonos cromáticos. Así que eufóricos con tan bello panorama dejamos el coche en el aparcamiento que hay a la entrada del pueblo (no se puede acceder a él en coche).

IMG_3308

El pueblo resulta coqueto y sus estrechas calles y cuidada arquitectura lo hacen muy atractivo, aunque nosotros vamos buscando la evidente senda que nos conducirá hacia el sendero. Casi al otro lado del pueblo y tras callejear encontramos el desvío de rutas, a la izquierda y con dirección Obón, la ruta larga que obviamos, hacia la derecha y buscando el yacimiento de los grabados de Pozos Boyetes nuestro objetivo, seguir el sendero hasta que el río nos impida continuar.

IMG_1744

Así pues, dejando atrás las últimas casas y adentrados en las antiguas eras del pueblo, ya vemos el aspecto colorista de la vega y el entorno natural que pronto degustaremos. Además, la luz de atardecer y baja del invierno nos aporta un toque muy cálido que acentúan aun más los rojos de las areniscas y los amarillos y ocres de la vegetación ribereña.

IMG_1741

 

IMG_3319

Tras pasar por los grabados rupestres de los Pozos Boyetes, el sendero se interna entre grandes bloques de arenisca (ains cuantas lineas de escalada que llego a ver, me recuerda tanto a Albarracin…), y nos va acercando al río. Disfrutamos mucho con las luces de atardecer y la cantidad de contrastes, claroscuros, colores otoñales y posibilidad de encuadre. El entorno es único y la época la adecuada, así que lo disfrutamos.

IMG_3327

 

IMG_3328

 

IMG_3330_stitch

 

IMG_3336

El río “rompe” el sendero, y el único paso para continuar barranco abajo es descalzarnos para cruzar el río. Se echa en falta algún puentecillo para poder continuar con esa belleza. Pero como no tenemos ganas de mojarnos, ni la tarde nos da para muchas horas más, decidimos emplear las últimas horas de luz en el cacho de río que hay jutno al pueblo y que ya desde el aparcamiento intuíamos muy fotogénico.

IMG_3344

 

IMG_3316

Así pues, tras unos últimos encuadres, retornamos por nuestros pasos para adentrarnos en la vega del río junto al pueblo.

IMG_3346

Allí nuevamente disfrutamos de la fotografía otoñal hasta casi bien entrada las últimas claridades.

IMG_3362_stitch

 

IMG_3373

Nos quedamos con ganas de volver a realizar la ruta entera hasta Obón, así que o en primavera o bien el otoño que viene puede ser una ruta interesante. Aun así nos llevamos un gran sabor de boca, de un rincón casi desconocido, que ofrece al visitante una muy merecida visita.

un saludo

Al Monte Perdido 3.355m.

Los tres sorores (Cilindro 3.328m., Monte Perdido (3.355m.) Añisclo o Soum de Ramond 3.263m.)

Los Tres Sorores: Cilindro (3.328m.), Monte Perdido (3.355m.) y Añisclo o Soum de Ramond (3.263m.)

Después de bastante tiempo con planes de alta montaña, pero no mucha suerte con la meteorología, este fin de semana pasado, tuvimos la suerte de proponer una buena ruta en la que el tiempo se portó, por lo que pudimos disfrutar de una bella y espectacular ascensión a una de las cimas míticas del Pirineo, el Monte Perdido. Enclavado en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, es la tercera cima del Pirineo y séptima de España.

Nuestra travesía propuesta era salir temprano de la Pradera de Ordesa, para subir por la Senda los Cazadores, atravesar la Faja de Pelay y llegar al Refugio de Goriz. Aquí haríamos noche y al día siguiente acometeríamos bien temprana la subida normal al Monte Perdido que nos llevaría al lago helado y por la Escupidera a la cima. A continuación os relato un poco el camino con algunas fotos y las sensaciones vividas.

 

Por la senda de los cazadores

Por la senda de los cazadores

Salimos pronto de la Pradera de Ordesa y elegimos la Senda de los Cazadores como ruta alternativa a la común de Gradas de Soaso para cruzar todo el valle glaciar. El desvío se coge a pocos metros del aparcamiento y enseguida que cogemos el desvío, la senda se empina de malas maneras. Es una ruta que tiene un fortísimo desnivel inicial, como de 600 metros que se salvará en apenas 1 hora y media de curvas y recurvas, eso sí, por una de esas sendas de ensueño entre hayas, avetos y pinos, y en esta época del año, no solo con colores otoñales increibles, sino con un manto de hojas bajo los pies.

Senda de los Cazadores

Senda de los Cazadores

Nos lo tomamos con calma, pues a parte del evidente desnivel, queremos disfrutar de las vistas, y sobretodo tenemos que conservar fuerzas para la jornada. Además, vamos bien cargaditos en las mochilas, pues llevamos intención de dormir en tienda junto al refugio. Así pues, vamos ganando metros, poco a poco y sobretodo disfrutando del entorno y de un bosque tan bien conservado.

Senda de los Cazadores

Senda de los Cazadores

En algún claro del sendero, podemos ver parte de lo que posteriormente podremos degustar desde el mirador de Calcilarruego, tal como el circo de Cotatuero, circo de Carriata, y la Faja de las Flores, así como el Pico de Salarons, la Coma Barrau o el Mondorruego.

Coma Barrau y Pico de Salarons

Coma Barrau y Pico de Salarons

Una vez que vamos ganado altura, llegamos a la zona más rocosa, lo que nos informa que estamos llegando al mirador, y que el desnivel que vamos salvando ya es importante.

Senda de los Cazadores

Senda de los Cazadores

Finalmente llegamos al mirador de calcilarruego, que ofrece una fantástica vista de la parte final del Valle de Ordesa. Desde aquí y todavía con la espalda empapada en sudor, vemos gustosos el desnivel salvado desde el aparcamiento hasta la altura de la Faja de Pelay.

Desde el mirador de Calcilarruego

Desde el mirador de Calcilarruego

Tras reponer algo de líquidos, cargamos las mochilas de nuevo y nos adentramos en la fantástica Faja de Pelay, un sendero que llanea por esta Faja ganando metros al valle en dirección al Circo de Soaso. Es una senda muy cómoda y bonita, con pequeños altibajos, pero que va ganando paisajísticamente conforme vas avanzando por ella.

Por la Faja de Pelay

Por la Faja de Pelay a la izquierda de la imagen la Brecha de Rolando y el Pico Descargador

IMG_3082_stitch

Por la Faja de Pelay (La Fracuata)

Aunque poco a poco vaya perdiendo protagonismo el bosque de hayas y avetos, aun aguanta algún rincón bien bonito en esta época, que nos hace aun más delicioso el paseo por esta Faja de Pelay

Por la Faja de Pelay

Por la Faja de Pelay

Por la Faja de Pelay

Por la Faja de Pelay

En una de estas revueltas en las que el paisaje se hace infinito, ya podemos disfrutar de las tres Sorores, los tres picos emblemáticos de Ordesa (El Cilindro, el Monte Perdido y el Soum de Ramond o Pico de Añisclo), y que uno de ellos será, nuestro objetivo del fin de semana.

Monte Perdido y Soum de Ramond

Monte Perdido y Soum de Ramond

IMG_3105

Por la Faja de Pelay (A la izquierda casi fuera de la foto el Cilindro) después Monte Perdido y Soum de Ramond

La faja es larga, pero cómoda y tras una larga caminata llegamos al desvío que nos invita a bajar para ver la preciosa cascada de Cola de Caballo, o bien coger el desvío que nos sube al Refugio de Goriz. Nuestro objetivo esta vez es más ambicioso, así que dejamos Cola de Caballo para la inmensa mayoría de gente que vemos caminar por el camino del Gradas de Soaso y nos encaminamos, nuevamente salvando desnivel hacia el ansiado refugio que nos espera tras 1 hora y media más de camino.

Vista del Valle de Ordesa desde lo alto de las Clavijas de Goriz

Vista del Valle de Ordesa desde lo alto de las Clavijas de Goriz

Sobre las Clavijas de Goriz, hay una gran explanada y sobretodo una de esas espectaculares vistas del Valle de Ordesa que nos invita a parar un rato a reponer fuerzas y dejarnos llevar por el entorno alpino que va adquiriendo nuestra caminata. Esta vez, el río Arazas lleva poca agua y la cascada de Cola de Caballo aunque espectacular como siempre, queda un poco descompensada con el colorido y entorno del valle. Aun así en el rato que estamos descansando no paramos de ver llegar gente y más gente por el camino hasta la cascada. Deben ser las doce y es hora punta para la gente que ha elegido la ruta del fondo del valle.

Finalmente y tras un ratejo disfrutando y reponiendo fuerzas, nos ponemos camino al Refugio, punto final de jornada de hoy y punto de partida para la jornada de mañana.

 

IMG_3142_stitch

Regugio de Goriz

El Refugio de Goriz, es un  refugio muy bien acondicionado, y muy frecuentado por montañeros y alpinistas por ser punto de partida para algunas de las ascensiones míticas que se pueden realizar por la zona. Para este fin de semana estaba completo, por lo que nosotros optamos por llevarnos una tienda y dormir en los alrededores, practica permitida, si se monta y desmonta la tienda en las horas del ocaso. Así pues, en cuanto la tarde quiere entrar con fuerza, buscamos un sitio preferente y dejamos la tienda preparada para pasar la noche.

IMG_3151

Nuestro campamento junto al Refugio

Después de cenar prontito, sobre las 7, nos metemos en el saco, con intención de entrar un poco en calor, pues la tarde se ha vuelto realmente fría, y con ganas de coger pronto el sueño para descansar, ya que a las 5:00h.  el día siguiente suena el despertador. Del Refugio de Goriz tenemos unas 4 horas de ascensión hasta la cima del Monte Perdido, por lo que decidimos salir bien temprano (sobre las 6:00) y aunque la primera hora de ascensión la hacemos en total oscuridad, sólo con la luz de los frontales, la senda de subida está bien marcada y no hay opción de pérdida.

En unas tres horas de ascensión, llegamos hasta el famoso lago helado, a los mismos pies tanto del Cilindro como del Monte Perdido, tras superar una senda serpenteante y rocosa que tras algunas trepadas fáciles y algún caos de bloque, nos deposita en este collado con el lago, donde paramos para coger fuerzas. La cámara la he dejado en la mochila, por lo que hasta el lago, no hago ni una foto 😦

Pedro junto al Lago helado y el Cilindro al fondo

Pedro junto al Lago helado y el Cilindro al fondo

El último paso que nos queda es la famosa Escupidera, una canal larga y empinada que da acceso a la antecima del Monte Perdido, y que es el punto negro por excelencia del Pirineo y donde más gente ha muerto por accidente. Es una canal muy traicionera, con un fuerte denivel y lo que la hace muy peligrosa es la inclinación hacia tres escapatorias con una caída mortal. Es decir, que si pierdes pie y no consigues autodetenerte, estas perdido. Nosotros la encontramos con bastante déficit de nieve, por lo que el peligro radicaba más en la piedras que desprendían otros montañeros, que en la propia escupidera. Eso sí, prometemos volver y afrontar esta preciosa canal en condiciones más invernales, tiene que ser toda una subida de adrenalina.

 

Pedro en la Escupidera, con el lago helado y el Cilindro de fondo

Pedro en la Escupidera, con el lago helado y el Cilindro de fondo

IMG_3207

Inicio de la Canal de la Escupidera (Foto de la Bajada)

IMG_3194

Parte final de la Escupidera (Foto de la bajada)

Aunque la nieve no era continua y se podía franquear, subir sin crampones era un ejercicio total de equilibrio y malos pasos, pues sobre la roca afloraba una capita de hielo fino que hacía imposible subir con garantías, así pues, nos calzamos los crampones y decidimos subir por la nieve helada. Medida totalmente acertada que acaban por hacer el resto de montañeros que nos siguen. La nieve está dura y muy buena para los crampones, así que subimos chino chano por la canal disfrutando de cada paso hasta llega a la antecima. La vista de la Cara Este del Cilindro es espectacular, con esos pliegues en la roca y esa imponencia hacia el vacío, toda una delicia que nos acompaña en la subida.

Desde la Antecima del Monte Perdido

Desde la Antecima del Monte Perdido

Uno de los puntos espectaculares de la subida es una vez salido de la canal de la escupidera, y llegas a la antecima del Monte Perdido, y ves ya unas vistas increibles de parte de los Pirineos franceses, el ibón de Marboré, El Tuca Roya, Astazu, Balcón de Pineta, etc…. Sin duda, un buen aperitivo de lo que disfrutaremos desde la cima.

Antecima del Monte Perdido, al fondo Ibón de Marboré y Brecha de Tuca Roya

Antecima del Monte Perdido, al fondo Ibón de Marboré y Brecha de Tuca Roya

Y la última pala, que resulta un mero trámite para nuestros intereses….por fin cima!!!! y disfrutando del regalo que te da este tipo de esfuerzos, una de las vistas más bonitas del Pirineo….así que silencio y a disfrutar.

Monte Perdido 3.355m.

Monte Perdido 3.355m.

 

Aquí os dejo en un enlace a un video donde podéis ver los últimos metros desde la antecima hasta la cima y las vistas….en fin, que lo disfruteis.

(Poner en HD y a pantalla completa y a disfrutar)

Descubriendo el Pirineo

Valle de Gistaín

Valle de Gistaín

Hará ya casi tres semanas que nos montamos una escapadita pirenaica para desconectar un poco y ver como avanzaba el otoño por allí arriba. Pero tristemente ni las condiciones meteorológicas, ni los acontecimientos que luego vinieron ayudaron a que pudiéramos disfrutar al 100% de nuestra escapada. Eso sí, mientras estuvimos, disfrutamos al máximo y le dimos buena machaca a la cámara y a disfrutar de los rincones que el Pirineo ofrece. Aquí dejo alguna foto y algún rincón, por si es de interés a algún viajero de la zona.

Camino al Ibón de Plan

Camino al Ibón de Plan

 

Aunque llegamos sin tiempo para realizar la ruta entera, quisimos probar la subida al Ibón de Plan o Balsa de la Mora desde el mismo pueblo de Plan. Es una ruta larga (unas 3 horas aproximadamente de subida) y de fuerte desnivel, que requiere de al menos 5 horas de pateo, y nosotros íbamos bastante justos, además de algo de amenaza de tormenta. Aun así decidimos estirar  las piernas y sacar a relucir el equipo fotográfico para, al menos disfrutar de la tarde.

Sendero al Ibón de Plan

Sendero al Ibón de Plan

La ruta parte desde el mismo pueblo de Plan, girando a derechas por una pista y cruzando el río en dirección a la piscina, en seguida vemos el cartel al Ibón (3 horas) allí se puede dejar el coche y empezar la ruta por una pista forestal junto al río los primeros compases. Bien señalizado por las marcas de PR (amarilla y blanca), llegaremos al cruce que nos da acceso al sendero que, ganando desnivel nos adentra en un auténtico vergel de plantas y humedad al más puro estilo norteño.

 

IMG_2731

 

Aunque con algún pequeño reposo, se va ganando desnivel fuertemente, y hasta la ropa empieza a sobrar. Eso sí, el sendero no pierde interés en ningún momento y su belleza es abrumadora. Bosque mixto de Aveto, Pino y Haya y salpicado por un sinfín de especies arbustivas conforman un marco perfecto.

IMG_2725

Finalmente y tras salvar un desnivel bastante considerable, llegamos al riachuelo que baja del mismo Ibón. En vista de que no teníamos tiempo de más, decidimos encantarnos con el rincón encontrado y dar tienda suelta a la cámara.

IMG_2718

Riachuelo que baja del Ibón

Riachuelo del Ibón

Riachuelo del Ibón

Los colores otoñales que asoman ya, ofrecen un contraste bonito, y aunque no baje gran caudal después del estío, es más que suficiente para disfrutar con los encuadres y llevarte para casa un buen recuerdo.

IMG_2722

IMG_2707

Finalmente, y tras caernos algunas gotas, volvemos sobre nuestros pasos, degustando todavía la belleza del sendero con alguna foto más. Nos quedamos con el regusto de haber subido al Ibón, pero no daba tiempo para más, así que nos queda pendiente para una futura visita.

IMG_2728

Al día siguiente cambiamos planes debido a las malas condiciones meteorológicas que tenemos por el Pirineo y decidimos bajarnos a Alquezar, en busca de mejor tiempo.

IMG_2877

Alquezar desde el mirador de la carretera

Por suerte, la elección fue acertada y tuvimos tregua en el tiempo por allí abajo, así que a disfrutar del día visitando el pueblo y un sendero bastante chulo que hay sobre el río Vero (el sendero de las pasarelas). El itinerario se inicia en el mismo pueblo junto a una panadería que vende unos dulces típicos de miel y anís ¡¡¡¡Exquisitos!!! y nos va bajando por un barranco encajonado hasta llegar al río Vero.

IMG_2806

Puedes visitar una cueva preciosa que ha excavado el río sobre la roca calcárea y que ofrece la típica arquitectura natural de la Sierra de Guara.

IMG_2867

La ruta, en todo momento está muy bien acondicionada con pasarelas para que la pueda realizar todo tipo de personas, y no entraña dificultad ninguna, y con paseos y rincones realmente bellos.

IMG_2819

En medio de todo esto, un salto de agua, de una antigua fábrica de la luz, que nos da otro motivo bueno para sacar la cámara.

IMG_2833

IMG_2842

Así pues, esta ruta puede ser un buen complemento a la visita del bonito pueblo de Alquezar, ya que es un paseo muy fácil y accesible a todas las edades. Y como veis ofrece bonitos rincones.

Por último y en un intento por adentrarnos de nuevo aquella tarde en el Pirineo, en busca de un resquicio de buen tiempo, nos acercamos a Broto, en busca de una cascada espectacular que hay junto al pueblo y que la mayoría de visitantes les resulta desconocida. Se trata de la Cascada del Sorrosal y que se encuentra en el mismo pueblo de Broto, si te fijas bien desde la carretera se puede ver. Así que aparcando en la misma travesía del pueblo, se accede a pie en tan solo 5 minutos.

 

IMG_2880

Cascada del Sorrosal (Broto)

Es un rincón muy bonito, y si encima la puedes ver con buen caudal, como fue nuestro caso, pues aun mejor, porque disfrutaras de todo un espectáculo.

IMG_2886

Entorno de la Cascada del Sorrosal (Broto)

 

Desde la misma cascada parte una Via Ferrata que sube a una cueva, así que si te va la aventura y dispones del material necesario, puede ser un buen complemente para pasar una mañana de escalada. Nosotros en este caso, íbamos sólo de fotografía, así que dimos buena cuenta de ella.

IMG_2883

Cascada del Sorrosal (Broto)

 

Eso sí, el tiempo no dio para mucho, y enseguida se cerró a llover, y de qué manera.

Así que plegando trastos, creo que habíamos disfrutado mientras el meteo nos dejó. Con ganas de volver en mejores condiciones, pero con un buen sabor de boca por los rincones encontrados.

Un saludo

 

 

 

La Berrea “Los señores del bosque”

Copia de IMG_4332-1

Tal vez, el mayor espectáculo del que se puede disfrutar en la Sierra de Albarracín. Con las primeras lluvias de Septiembre se “abre” el celo para los ciervos y son los machos los que cobran protagonismo delimitando sus territorios y sus harenes a golpe de pulmón con el ya característico sonido de la berrea.
IMG_4431-1

Aun así continúa siendo difícil el verlos, ya que se adentran en la espesura del bosque y tan solo el sigilo, un aire propicio y un poco de suerte nos llevará a verlos cara a cara y con algo más de suerte a verlos entrechocar sus cuernas.

IMG_4442-1

El máximo problema siempre son las hembras que “pululan” cerca de los machos y que ni ves ni oyes, pero ellas si que están alerta ante cualquier alarma. Son las que normalmente te delatan y te roban la foto deseada. Es en esta dificultad en lo que radica que acabes enganchado e intentes día tras día esa foto soñada

IMG_4438-1

Todas las fotos con 350d + 100-400
Nota: La mayoría de las fotos no acaban de ser nítidas por el alto grano (ISO 400 y 800) que hay que utilizar debido a la falta de luz. Las fotos están tiradas entre las 19:00 y las 20:00 horas por lo que la luz es muy débil.

Hasta otra