La Selva de Irati

La Selva de Irati (Navarra) es de esos sitios que no defraudan. De esos viajes obligados para disfrutar en profundidad de la inmensidad de los hayedos, de la paleta de colores imposible que puede ofrecer un bosque, o simplemente de un paseo mágico como salido de un cuento de duendes y hadas. Eso sí, hay que escoger la mejor época para encontrarlo en plenitud, y esa época es el otoño. Suelen ser los últimos días de Octubre o los primeros de Noviembre, según venga el año, cuando Irati adquiere la mejor paleta de colores, y cuando hay que el elegir el momento de visitarlo. Nosotros decidimos que pasar el puente de Noviembre para evitarnos aglomeraciones y decidimos darle una visita de día y medio, pasado dicho puente.

img_0282

Aunque había zonas donde el viento había hecho de las suyas, desnudando las hayas, en general el colorido de la Selva se mantenía otoñal en todo su esplendor. La primera tarde, decidimos hacer parte de la ruta SL-NA62, que se trata de un pequeño sendero junto al río Urbeltxa, sin pérdida alguna. No teníamos muchas horas de luz, por lo que teníamos planeada este corto sendero.

img_0297

Una buena parte del recorrido discurre por pista forestal, así que es un sendero cómodo y apto para todos, donde disfrutar de la otoñada de hayas, robles, serbales y arces. En seguida nos dimos cuenta que la sequía que llevábamos de otoño, iba a ser un handicap para las fotos, y que aunque el bosque estaba bien vestido de colores, le faltaba la exuberancia del agua corriendo por las torrenteras. A duras penas, el río principal llevaba agua.

img_0229

img_0204

Era un problema, sí, pero lejos de protestar, nos dejamos llevar por los bosques y sus colores, y disfrutamos tirando de encuadres, filtros, objetivos y trípode.

img_0218

 

img_0235

Llegados al giro del recorrido para volver, decidimos seguir por la pista forestal unos metros más, pues parecía que la luz aun nos acompañaba, así que andamos un poco más hasta bajar por una senda a un puente.

img_0258

La bajada, toda una preciosidad, y es que las laderas más resguardadas guardaban todo su esplendor aun en los árboles. Una maravilla.

img_0192

Finalmente y antes de que se nos fuera la luz del todo decidimos volver a coger el sendero y retornar de nuevo al aparcamiento.

Al día siguiente volvimos de buena mañana a entrar a la Selva de Irati por Ochagavía, que es una de las entradas al Parque, y nos decantamos por hacer otra ruta más larga, se trata de la SL-NA63a que nos acercaba al Embalse de Irabia junto al río Irati. Se trata de una senda mucho más larga, pero de igual belleza que la que hicimos el día anterior.

img_0317

Compartiendo tramos de pista, con precisos senderos entre los hayedos seguimos disfrutando del otoño y su colorido en esta increíble masa boscosa de la selva de Irati.

 

img_0329

 

img_0401

Las posibilidades con la cámara son infinitas, ya que la belleza del lugar invita a no parar de disparar y buscar mil y un encuadres.

img_0320

El sendero está bien indicado en todo momento, sin posibilidad de equivocación, por lo que la única opción para perderse es para hacer fotos.

img_0333

 

img_0206

 

Finalmente llegamos al Embalse de Irabia, que daba pena por la poca agua que tenía. Llevaba intención de hacer fotos de reflejos en el agua, pero fue imposible, así que nos dimos media vuelta y volvimos por el sendero marcado cercano al río, esta vez, una pista forestal que en unos kilómetros te vuelve a dejar en el aparcamiento.

img_0338

 

img_0419

Como colofón nos hubiera faltado un poco más de agua en el Bosque, ya que se veían las torrenteras, pero estaban todas secas. Hubiera sido una pasada poder haber jugado con el agua en las fotos, pero bueno, ya se sabe que no siempre está todo al gusto del consumidor, así que seguramente volvamos en un futuro, pues nos ha encantado el sitio. Muy recomendable!!! sobretodo en estas fechas.

Un saludo

 

Para más información sobre los senderos en la Selva de Irati: http://www.selvadeirati.com/Recorridos%202.html

Ascenso al Pico Arlas 2.043m.

Bueno, pues de nuestra visita a Navarra, no nos podíamos venir sin subir alguna cima, por modesta que fuera. Estuvimos mirando en el mapa, la zona de Larra-Belagua, una joya del Pirineo Navarro, por su marcado relieve kárstico que tenía muchas ganas de ver “in situ”. Y rebuscando rutas interesantes, nos salió este pico, que por su facilidad y sobretodo corto “ataque” nos venía de perillas. Además, nos ofrecía un balcón inmejorable para disfrutar de todo el karst de Larra.  Sólo disponíamos de una mañana para la ruta, así que fue fenomenal su corto recorrido.

mapa

Para subir al Arlas, tienes que coger la carretera que sube por el Valle del Roncal en dirección al Valle de Belagua, se trata de la carretera NA-1370 que nos asciende por dicho valle y nos remonta, tras una serie de curvas a la parte alta, en busca de la zona de Larra y Camalonga.

Desde el Refugio Militar hay unas vistas inmejorables de todo el Valle de Belagua por el que hemos cruzado y es casi para obligatoria para echarse unas fotos.

img_0529_stitch

 

img_0431

El otoño, está en todo su apogeo y hacen que las fotos sean auténticas postales. Pero ya tendremos tiempo de disfrutar de los hayedos, robledales y bosques atlánticos, hoy nos metemos de lleno en la alta montaña, en las praderas y en los bosques de Pino negro.

img_0526

 

Tendremos que atravesar la zona del Ferial, Camalonga y la Contienda, toda una zona karstica de increible belleza salpicado de un pinar de Pino negro magnífico.

Nuestra ruta empieza en el Refugio de la Junta General del Valle, que se encuentra en la misma frontera con Francia y que nos aguarda un amplio aparcamiento junto a la carretera. Desde dicho aparcamiento nace el sendero que nos llevará a la cima, tendremos que pasar a la derecha del refugio y dejando a nuestra derecha este precioso banco con un mirador increíble.

img_0437_stitch

La ruta está señalizada con hitos de piedras, y que aunque es bastante evidente y no suele tener pérdida, hay que ir atento para no despistarse. Tras pasar el refugio y el banco merendero, en seguida el sendero nos bajará por un empinado paso hasta un vallejo, que es más bien una dolina.

img_0442

Al ser una zona de relieve cárstico, este tipo de depresiones son muy habituales, nosotros cruzaremos esta primera y en la segunda, debemos desviarnos a mano derecha por la ladera, para ir buscando un collado que ya nos de una referencia del pico. Lo dicho, está marcado con hitos, pero bueno es no despistarse.

img_0451

Una vez superada la dolina, ya tendremos visual del pico en todo momento, además de que veremos toda la zona kárstica de Larra.

img_0454

El sendero está muy bien marcado por el paso de gente, y la pradera no deja lugar a dudas de la dirección que debemos tomar. Aunque nuestro primero objetivo es llegar al collado del Arlas.

img_0456Llegados al collado, tendremos la vertiente francesa ya a la vista, con los remontes de las pistas de Arette delante nuestro, puede ser un buen punto para echar un trago antes de afrontar el último y un poco más duro repecho.

img_0462

El día escogido es magnífico y aunque llevamos abrigo, nos sobra todo, el viento casi en calma y el solete dándonos en la cara hacen que estos primeros días de Noviembre parezcan más de puro agosto.

img_0466

Aquí viene otra parte donde nos podemos despistar y es que puede parecer obvio subir en linea recta a buscar la lomera de la montaña, pero NO!!, debemos ir a buscar la cara norte de la montaña, donde un sendero bien marcado nos irá ganando altura.

img_0468

Las vistas sobre los valles franceses es magnífica.

img_0472

Y una cuantas paradas están garantizadas para coger aire y sacar alguna foto

img_0474

Como veis el sendero está bien marcado, y aunque va ganando en altura, en esta primera parte se hace más llevadero.

img_0477

La segunda parte de la subida, la que acomete el tramo final es bastante más empinada, el sendero se vuelve zigzagueante, incluso a veces hasta hacernos despistar de por donde va el camino. Una vez más los hitos de piedra, nos sacan del atolladero y nos facilitan el camino a subir.

Desde esta posición vemos muy bien el complejo de esquí de Arette la Pierre St. Martin que siempre quedará a nuestros pies.

img_0485

Finalmente llegamos a la cima, un pequeño llano con un buzón metálico donde anotar tus impresiones y un balcón increíble de toda la zona de Larra. El disfrute es máximo, el tiempo inmejorable y encima la subida cortita y amena, así que estamos locos de alegría por habernos regalado esta preciosa ascensión

img_0516

 

img_0520

Comemos unos frutos secos para reponer fuerzas y nos dejamos deleitar por las vistas en los 360º y para abajo.

La ruta es muy fácil de realizar, ya que en 1 hora te plantas en la cima, eso sí, a algunas personas el tramo final con piedra suelta y fuerte desnivel puede resultarle algo más complicado. La cima aunque no es estrecha, si que es aérea, y si levantas la vista un poco da la sensación casi de volar. De ahí que sea casi de visita obligada.

La ascensión en invierno, puede ser bastante más peligrosa, muy expuesta y para gente más experta (Crampones y piolet obligados)

Y por mi parte nada más, en cuanto suba el track de la ruta os lo cuelgo aquí.

Un saludo

 

 

Nacedero del Urederra

Bueno, pues hemos estado unos días de turismo por Navarra y os traemos algunos reportajes, creo que interesantes, para disfrutar si visitáis aquella zona. Hoy abordamos posiblemente el tramo de río más bonito de todo Navarra y seguramente de España, que desde 1987 se encuentra protegido como Reserva Natural. Se trata del nacimiento del Río Urederra y sus primeros tramos de río descendiendo de las laderas del imponente macizo kárstico de Urbasa. Para llegar a este enclave tenemos que ir a la localidad de Baquédano, que es el punto de partida de la excursión que nos lleva al Nacedero.

IMPORTANTE: Hay que tener en cuenta que el Nacedero tiene acceso restringido a un aforo máximo de 450 personas/día, por lo que para la visita conviene tener hecha la reserva (el 80% se reserva en internet y 20% en el mismo aparcamiento), podéis reservar clicando aquí

Nosotros llevábamos la reserva hecha desde internet, pero al ser un día de diario y encima amanecer lloviendo, cuando llegamos al aparcamiento del pueblo, nos dimos cuenta que no seríamos más de 15 personas las que íbamos a visitarlo. Desde el aparcamiento, bien indicado, cruzaremos el pueblo por el Frontón y el lavadero para coger una pista muy cómoda que nos une la población con la reserva. Son bien bien, 2 kms de pista cómoda y llevadera, que nos irá adentrando poco a poco en la espesura de las faldas de Urbasa.

img_0538

Tuvimos un día en principio lluvioso, aunque las previsiones anunciaban una tregua a media mañana, así que sólo necesitamos los paraguas durante la caminata por la pista. El otoño estaba en pleno apogeo, realmente la elección de las fechas estaban especialmente indicadas para ajustarnos a la variedad cromática que el otoño ofrece en estos bosques atlánticos.

Y aunque a belleza reinante es abrumadora con esa paleta de colores tan variada entre árboles, es una vez que llegas a la primera poza del nacedero cuando descubres que seguramente estés ante una de las maravillas naturales de España.

img_0545

El azul turquesa que ofrecen las pozas, las hojas caídas de un marrón anaranjado, las tonalidades variadas del bosque y la neblina residual de la lluvia hacen que parezca que estés en un cuento.

img_0555

La limpieza del agua filtrada por las roca calcárea de la Sierra de Urbasa, unido al lavado de la roca y a los depósitos carbonatados sobre las rocas hacen que el contraste azul-blanquecino sea casi irreal y dificilmente visible en otro lugar de la península. Es por ello que quizás sea una maravilla digna de visitar.

img_0566

Aunque está claramente vallado para preservar el entorno, el sendero te da acceso a las diferentes pozas y tramos de río, por lo que, a los que nos gusta la fotografía, es un auténtico paraíso de encuadre tras encuadre. El trípode será especialmente importante, ya que el entorno bajo hayedo y el movimiento del agua requieren de exposiciones lentas. Así como un filtro polarizador para acentuar contrastes y evitarnos reflejos.

img_0594

Los encuadres son infinitos, pues la belleza del lugar ofrece innumerables postales. Ahí es cuando viene la destreza de cada uno y ese ojo fotográfico que conviene agudizar.

img_0574

 


img_0546

En nuestro caso, el otoño nos ofrecía también jugar con las hojas caídas sobre el agua….

img_0592

Hay que tener en cuenta que si vamos en época de sequía o sin grandes deshielos, tendremos la oportunidad de ver dichas pozas en todo su esplendor, disfrutar de las truchas nadando o de estos azules imposibles.

Por contra, cuando lleguemos a la zona del Nacimiento, la espectacularidad disminuirá, pues es en esa zona, donde los deshielos o épocas de lluvias nos darán el espectáculo saliendo por todas las grietas de la pared.

img_0582

 

img_0607

 

Para mi, se trata sin duda de un lugar único y totalmente diferente a otros nacimientos de río que he visto, un auténtica joya de la naturaleza que no conviene perderse por nada del mundo. Un lugar para disfrutar de todos los sentidos y sobretodo un rincón único para los que practicamos la fotografía de naturaleza aunque sea por afición.

img_0599

No me cabe duda que no os defraudará, como no nos defraudó a Ana y a mi. Un lugar 5 estrellas *****

Tenéis toda la info del Nacedero (accesos, reservas, etc…) clicando aquí

 

Un saludo

 

Italia: Herculano y el Vesubio

Cuando hablamos del famoso volcán Vesubio y de la famosísima ciudad de Pompeya, que fue destruida por la erupción de dicho volcán en el año 79 d.C., nos olvidamos casi por completo de otra ciudad que quedó también totalmente destruido por dicho volcán, Hercolano.

La pregunta habitual es ¿Cúal de las dos ciudades es más aconsejable visitar?

Yo casi diría que si vas con tiempo, visites las dos, ya que cada una tiene mucho que mostrar, pero la fama se la quedó Pompeya, yo personalmente creo que Hercolano está muchísimo mejor conservada, más pequeña y concisa,  menos masificada y sobretodo que sus habitantes fueron gentes más ricas e intelectuales, por lo que se conservan más obras de arte y casas señoriales. Así que si el tiempo te apremia, no lo dudes y opta por Hercolano.

La gran diferencia entre ambas ciudades es que Hercolano (al encontrarse más cercana al volcán) recibió el flujo piroclástico mucho más candente y con más lava, que la sepultó por completo bajo 16 metros, lo que ayudó en su mejor conservación. Algo que incluso podemos ver en la visita.

Yo ya había visitado Pompeya en mi anterior viaje a Italia y tenía muchas ganas de ver Hercolano, pues me habían hablado maravillas de estos restos, y sin duda que no defrauda. Empecemos pues con la visita.

HERCOLANO

Llegar hasta Hercolano es una odisea si lo haces en coche, como en casi todo Nápoles, el caos circulatorio, la anarquía que reina con las normas de circulación y el hecho de que lleves un coche de alquiler hacen que cruzar Ercolano sea todo una proeza, pero bueno, con paciencia y ayudado por el gps, se pueda llegar. Hay un aparcamiento subterráneo junto a las misma excavaciones que sin ser muy caro te hace la faena de guardarte el coche.

La entrada, si mal no recuerdo son 11 Euros, pero si pretendes visitar también Pompeya, puedes coger una entrada conjunta y te sale algo más económico.

img_1977

Lo primero que ves, es toda la excavación como en un foso, pero hay que recordar que la ciudad estuvo sepultada por 16 metros de lava, por lo que es normal encontrarla en ese nivel.

img_1955

No voy a desvelar mucho de la ciudad, ya que es imprescindible verlo en directo, pero su grado de conservación a diferencia de Pompeya es increíble, los empedrados de las calles, las columnas, las casas incluso de doble piso.

img_1906

Y algo extraordinario es la conservación de los mosaicos y frescos que engalanaban las casas señoriales. En este caso, una ciudad más rica y con mucha más ostentosidad que bien se demuestra en la cantidad de obras encontradas.

img_1912

Lo dicho, no desvelaremos en fotos, lo que hay que ver en persona para degustar el arte conservado tras la erupción.

img_1943

Por la ciudad te mueves libremente por casi toda ella, accediendo a las decenas de casas de toda la villa y recorriendo sus calles empedradas y las hileras de columnas que formaban los porticones de las casas y las balconadas.

img_1940

Una de las cosas que me impresionó bastante fue entrar en la Palestra y desde ella tenemos acceso a una parte de la ciudad aun por desenterrar, en la que sólo hay excavados algunos túneles y puedes ver todo el material de lava sepultando las casas….algo increíble, sin duda.

img_1953

Finalmente en la parte cercana al mar, se conservan algunos esqueletos de los más 8.000 habitantes de Herculano que intentaron huir hacia la playa….todo en vano, ya que los gases propios de la erupción entraban en sus pulmones a 800ºC de temperatura.

img_1976

Y hasta aquí puedo hablar de Herculano, una pequeña pincelada para todo el que quiera visitarlo que sin duda no le defraudará. A mi modesta opinión mucho mejor que Pompeya.

En unas 2 horas, con la calma se hace la visita, nosotros, pendientes también del día, pues queríamos completar el recorrido con una subida al volcán del Vesubio y se requiere de un día medianamente despejado para poder disfrutar de las vistas que el volcán ofrece. Así que comimos en un bareto que hay junto al aparcamiento, no muy caro, y resultón si quieres comer rápido y seguir con la marcha.

 

EL VESUBIO

A nosotros que nos va la montaña, no podíamos dejar escapar la oportunidad de subir al volcán y aprovechar sus inmejorables vistas sobre la bahía de Nápoles. Hay que pensar que el Vesubio es un volcán activo y que con sus 1.281m. de altitud constituye actualmente la principal amenaza para los más de 3 millones de habitantes que están expuestos a su virulencia. Por esta razón está considerado como uno de los volcanes más peligrosos del mundo, y la acumulación de energía que lleva desde su última erupción, en 1944, sabiendo que en la antigüedad erupcionaba cada pocos años, este periodo de más de 60 años parado, lo hacen especialmente peligroso y más teniendo en cuenta la cantidad de población viviendo en sus faldas.

Para nosotros, una oportunidad única de visitar una auténtica fiera de la naturaleza, por suerte, dormida temporalmente, y espero que para muchos años.

Salimos pues de Hercolano cogiendo una carretera que desde el mismo pueblo ya se empina para ascender serpenteando por la falda del Volcán. El vesubio es un atractivo turístico, y de ello se aprovechan pero bien a la hora de cobrarte. Tienes que pagar por aparcar (5 Euros por coche) y por entrar al parque 10 Euros por cabeza. El aparcamiento está como a unos 2 kms. de la entrada al parque por lo que si quieres, puedes pagar 1 euro más para que un taxi te suba a la entrada del parque. Nosotros, como es costumbre, nos gusta andar y pasamos de coger el taxi, nos apetecía estirar las piernas y sudar un poquito la subida.

 

img_1978

Así que chino chano, fuimos subiendo carretera arriba siendo adelantados por taxis de subida y bajada, pero disfrutando del paisaje y de la exuberante naturaleza que crece en las ricas tierras volcánicas de la ladera.

img_1982

Al llegar a la billetería sacamos nuestro correspondiente pase que luego mas adelante, en la entrada propia del parque, te la miran. Este pase, te da acceso a una senda ancha, pero pedregosa que en unos 10 minutos te lleva al mismo cráter del volcán. El acceso es apto para todos los públicos, incluido niños, ya que es un trayecto corto y aunque cuesta arriba, se hace sin problemas. Recomendaciones de llevar siempre una chaqueta ya que arriba el viento puede soplar fuerte y por supuesto estamos ganando altura, por lo que el aire es más fresco.
img_1989

Parece ser que aunque con algunas nubes sueltas, las vistas van a ser espectaculares, al menos desde el sendero de subida ya se empieza a intuir.

img_2003_stitch

Y por fin!!, la primera vista del cono del Vesubio, realmente impresionante verlo en directo, con 400 m. de diámetro de cono y una profundidad de unos 300 metros. Aun se aprecian muchas fumarolas de gases que emana en las laderas del cono. Lo que nos dice que no está tan lejos la lava.

img_2033

El sendero recorre prácticamente medio cono del crater, lo que nos permite disfrutar de diferentes perspectivas del cono y sobretodo de las IMPRESIONANTES vistas hacia la bahía de Nápoles.

img_2019

 

img_2015

El sendero está perfectamente habilitado incluso con tres o cuatro tiendas de souvenirs donde poder comprarte cualquier recuerdo, un refresco o lo que se te antoje.

img_2042

Conforme avanzas por el cono, se abre la vista hacia Pompeya, Sorrento y las montañas de la Costa Amalfitana, lo que será nuestra próxima parada del viaje y de la cual ya os he comentado algo con la ruta del sendero de los dioses.

 

img_2027

Ubicación de Pompeya vista desde el Cráter

img_2045

Y por último, unos zooms con la cámara a las islas de Ischia y Procida, que desde el Vesubio y al atardecer… enamoran.

img_2048

 

img_2063

Ya de bajada del volcán las nubes de tormenta querían entrar a la bahía de Nápoles.

Así pues, un día perfecto visitando dos joyitas italianas que nos dejó un estupendísimo sabor de boca, y de aquí a pasar 3 días más por la Costa Amalfitana, un lugar también digno de visitar, y al que le dedicaré algún artículo.

Un saludo

Sendero de los Dioses (Sentiero degli dei)

Después de una semana de vacaciones por Italia, visitando Nápoles, Ischia y la Costa Amalfitana, vamos con una de las rutas más espectaculares que se pueden hacer por esos lares. Nos centraremos en la preciosa Costa Amalfitana, un cacho de costa al sur de Nápoles de abruptos acantilados, carreteras imposibles y pueblos de ensueño encaramados en las empinadas laderas de la costa. La Costa Amalfitana comprende una extensión que va desde Sorrento hasta Salerno, y que cuenta con unos preciosos pueblos, unas aguas trasparentes y unos acantilados hacia el mar repletos de vegetación. En mitad de dicha costa, y uniendo diferentes pueblos existe un sendero espectacular que recorre por caminos imposibles la separación entre los pueblos de Bomerano, Praiano, Nocelle y Positano. Es una ruta IMPRESCINDIBLE para todo montañero que visite la zona, y como no podía ser de otra manera, fue nuestro principal objetivo en cuanto planeamos el viaje. Siendo sincero, y viendo las fotos antes de visitar el sendero, pensé que sería bonito, pero una vez realizado……puedo afirmar que es un auténtico Sendero de Dioses. Mucha, muchísima belleza en tan magno recorrido. Aquí os dejo constancia de cómo realizarlo y de lo que os encontraréis por si alguno os animáis a hacerlo.

SENDERO DE LOS DIOSES (Sentiero degli dei)

Aunque es un sendero con algunas variantes, nosotros intentamos hacer la ruta casi al completo, saliendo desde la misma plaza del pueblo de Bomerano, hasta el pueblo de Nocelle y desde ahí, bajando 2.000 escaleras, que nos dejará en la carretera muy cerca del precioso pueblo de Positano.

image0014

La ruta en sí, continua desde Nocelle por Montepertuso, pero nosotros decidimos acortarla bajando la escalinata infernal hasta Positano. En los dos mapas os he marcado la variante.


sentiero_degli_dei_mappa

De todas maneras, no tiene pérdida y el sendero está muy trillado y bien señalado por lo que no tiene pérdida. Se sale desde la misma plaza del pueblo de Bomerano, una plaza casi triangular en la que un Panel informativo nos muestra el inicio de la ruta, y un cartel indicador en una esquina nos indica el comienzo. Desde aquí bajamos por una estrecha calleja a buscar la salida del pueblo y el inicio del sendero.

img_2066

Antes de seguir con la ruta, nombro cosas importantes a tener en cuenta a la hora de realizarla:

  • Buen tiempo -> Es imprescindible elegir bien el día, pues al ser una ruta por acantilados y buenas vistas conviene que el tiempo sea bueno. Y por lo tanto, si hace buen tiempo, protector solar casi imprescindible.
  • Calzado y Agua -> Una botella de agua casi imprescindible y obligatorio buen calzado (botas de montaña o zapatillas deportivas similares) Si vamos a hacer la ruta con sandalias o similares, no llegaremos ni al primer collado.
  • Tiempo -> La ruta es larga, de unas 3 horas y media de Bomerano a Positano, hay que tenerlo en cuenta para echar algo de almuerzo y ver que opciones de vuelta hay. O bien por la misma ruta, o bien un barco que nos lleve a Amalfi y de ahí autobús a Bomerano-Agerola.

img_2068

Ya a las afueras del pueblo, nos dan la bienvenida al Sendero y empezamos a disfrutar con las impresionantes panorámicas y belleza del entorno.

img_2072

La ruta en general se mueve siempre a una altura constante sobre el acantilado, con sus continuos sube y baja propio del terreno, y casi siempre por un sendero poco peligroso.

img_2073

Los paredones a nuestro alrededor va a ser la nota dominante, junto con el azul del mar y la frondosidad de la vegetación. Carrascas, Robles, Algarrobos, Acacias, Ailantos……un sinfin de arboles y arbustos que en las diferentes orientaciones ganan protagonismo unos u otros.

img_2074

 

img_2076

Encontramos también muchas zonas aterrazadas donde se cultivan las viñas o algún pequeño huerto. Aunque la mayoría ya ha perdido esta condición y se van asalvajando.

img_2077

 

img_2092

Conforme vas avanzando en el itinerario va ganando en vistas, y poco a poco podemos ir disfrutando de buena parte de dicha costa amalfitana.

img_2079

 

img_2085

A la altura de Praiano, el sendero se encarama por antiguas terrazas perdidas, que siguen ofreciéndonos vistas espectaculares de la costa. Cantidad de barcos arriba y abajo, y muchos fondeados, seguramente disfrutando de un buen baño en dichas aguas.

 

img_2087

 

En la siguiente foto os muestro a Ana en uno de los miradores a Praiano, y desde el cual se intuye el sendero siempre buscando las mejores vistas.

img_2098

 

img_2101

Aunque Praiano se quede abajo y no pasemos, posteriormente lo visitamos para disfrutar de su preciosa plaza de la iglesia y de su playa.

img_2102

 

img_2109

 

img_2111

Aunque el protagonista siempre sea el mar, los caminos interiores dentro del bosque que nos envuelve son precioso también, muy exuberantes de vegetación y muy fresquitos, que nos dan un respiro de sombra en los largos ratos al sol.

img_2116

img_2120

Finalmente se muestra ante nosotros el pueblo de Positano y destino final de la ruta. Es, para mi, el pueblo más bonito de toda la costa, y visita imprescindible para degustar sus casas encaramadas en la ladera y darte un buen baño en sus aguas.

img_2126

 

Lo retraté mil veces, porque me parecía idílico….

img_2127

 

Finalmente llegamos a Nocelle, un pueblo algo más desperdigado, y del que no se puede apreciar tanta belleza. Aun así, la llegada a la plaza del pueblo es una recompensa, pues es de obligado descanso después de 3 horas de caminata. Hay un puestecillo que vende cervezas, refrescos y granizados para el que quiera.

img_2128

img_2130

Y a partir de aquí una escalinata interminable de más de 2.000 escalones (están contados) hasta la carretera que lleva a Positano. Es posible seguir la ruta hacia Montepertuso, pero nosotros decidimos bajar por la escalinata. (Más que nada para saber cómo de duro sería el camino de vuelta 😉 )

Y una vez en la carretera, con cuidado de los coches, nos íbamos acercando a Positano.

img_2132

 

img_2165

 

 

 

img_2134

Positano está muy dedicado al turismo con infinidad de tiendas para comprar artesanía, ropa, complementos, etc…, nosotros decidimos ir directamente a la playa para bañarnos y comer. Y así lo hicimos, ya que todavía nos quedaban otras 3 horas y pico de vuelta y preferimos descansar con un buen chapuzón en el agua.

img_2155

 

img_2156

 

La verdad es que las fotos desde la misma playa son preciosas del pueblo y los alrededores. Todo muy vertical pero muy bonito. El baño fue una delicia y nos dio alas para lo que nos venía después, que sería una buena machacada de vuelta. Los más de 2.000 escalones hay que cogerlos con paciencia y ánimos, y poco a poco ir pensando en la cerveza que te vas a beber en la plaza de Nocelle para refrescarte de la subida.

Luego ya el sendero por la tarde es una delicia de contemplación, con los últimos rayos del día y disfrutando de cosas que se nos escaparon a la ida.

img_2167

 

img_2176

 

img_2177

 

Las agujetas al día siguiente están casi garantizadas, pues la ruta al final se torna en unas 7 horas caminando. Ya he comentado antes que hay una alternativa a no volver por el mismo sitio y es la de coger un ferry que te lleve a Amalfi y de ahí el autobús a Bomerano. Pero nosotros queríamos dedicar el día a la montaña e hicimos el camino de ida y vuelta.

img_2179

 

img_2194

 

img_2185

 

img_2189

 

Aunque recomiendan las ruta para todos los públicos, yo creo que hace falta ir un poco preparado físicamente, aunque sólo se haga de ida, ya que son 3 horas y media de caminata por sendero con sus subes y bajas. Si la vas a realizar ida y vuelta, ahí ya hace falta buena preparación.

Pero eso sí, recomendadísima si visitas la zona, porque es una de las mejores maneras de disfrutar de la costa amalfitana.

Posteriormente os subiré algún artículo más sobre la zona y qué visitar (Isquia, Napoles, Vesubio, Hercolano, etc…)

Un saludo

 

Italia: Venecia

Se me habían quedado en el tintero algunas fotos de Italia del verano pasado, que pude disfrutar durante unos días por aquellos lares nuevamente y aunque en mi primer viaje me llevé una sensación extraordinaria, he vuelto a saborear las sensaciones que este país ofrece.

Venecia

IMG_5232

Mucho había oído hablar de Venecia, pues en mi primer viaje no pude visitarla pero hubo mucha gente que me habló regular de esta preciosa ciudad de los canales. Yo creo que fue lo mejor que me pudieron decir, ya que llevaba una imagen preconcebida de que no me iba a gustar y……voilá!!! Que equivocado estaba!!!! Me encantó!!! esa ciudad recorrida por canales, casi flotando en el Adriático y con una arquitectura preciosa; casi casi diría que es única en el mundo.

IMG_5246Perderse por sus calles es como ir por un laberinto, a veces te parece que todo se repite, y que después de andar una hora estás en el mismo sitio, pero no, es que Venecia es grande, grande. Multitud de rincones que visitar y por los que pasar…..te hartarás de cruzar puentes….y de ver góndolas…

IMG_5239

 

IMG_5240

Se mantiene ese ambiente arquitectónico antiguo pero con un buen mantenimiento en la mayoría de las fachadas, que contrasta con la “suciedad” de algas y humedad de las partes que tocan el agua. Por otra parte inevitable y que le dan un toque más antiguo si cabe.

IMG_5144

 

IMG_5157

Tanta veces visto por la tele, la famosa Plaza san Marcos o el mítico Campanile, es toda una gozada pasear por estas joyas arquitectónicas.

IMG_5210_stitch

 

IMG_5198

 

En definitiva, una ciudad que bien merece ser visitada, ya que tiene un atractivo único y es casi visita obligada si vas a Italia.

IMG_5164

 

IMG_5238

 

IMG_5126

Y poco más, aquí os he dejado un aperitivo por si alguien todavía tiene dudas este verano de hacer alguna escapada turística más allá de nuestras fronteras.

Algunas recomendaciones que debes saber:

  • El paseo en góndola es carillo, por no decir caro. Así que dependerá de cómo te hayas planteado el viaje a la hora de darte el capricho. Cada uno que elija la opción que más le convenga. Si vas con la parienta, te toca rascarte el bolsillo… 😉
  • Existe un barco “vaporetto” que recorre el gran canal y que por poco dinero te recorre dicho canal que es una preciosidad, puede ser una alternativa económica a la góndola, no es lo mismo, pero las vistas bien merecen la pena, así que recomendable.
  • La visita nocturna a Venecia es muy recomendable, nosotros no pudimos hacerla, pero nos han hablado muy bien de ella. Merece la pena.
  • Si es posible evita los meses veraniegos y el invierno, te evitarás mal tiempo o excesivo calor y masificación.
  • Sentarte en una terraza a tomarte algo es “clavada” segura, ya que te cobran la bebida y el asiento. Así que si estás harto de andar, puede pagarlo a gusto, pero sino pídelo en barra y bébetelo de pie. jejejej. En la Plaza San Marcos, ni te lo plantees…..

 

Un saludo y próximamente seguiremos con más Italia.

Circular en el Parrisal de Beceite

Bueno, pues hoy venimos con un RUTÓN con mayusculas por tierras del Matarraña turolense. Hay que decir que la ruta no es apta para todos los públicos y que conviene tener algo de experiencia en montaña y sobretodo forma física para realizarla sin complicaciones. Sólo la primera parte de la ruta sería accesible al público en general.

Se trata de una ruta circular en el famoso paraje del “Parrisal de Beceite” de unos 15-16 kms con una parte equipada (Pas del Romeret) para salvar los famosos estrets del parrisal y la subida al pico de las Moletes d’Arany. Aquí os explicamos como realizarla y la amenizamos como siempre, con estupendas fotos.

La primera parte de la ruta, discurre por el famoso sendero que nos lleva por el Parrisal hasta los Estrets. Desde el mismo pueblo de Beceite, hemos de seguir las indicaciones que por pista forestal nos acercaremos al aparcamiento de dicha ruta. (En verano y Semana Santa es de pago, creo que 3 Euros). Desde este aparcamientos nace el sendero que junto al río Matarraña nos hará ir remontando dicho río envueltos de un paraje mediterráneo precioso.

IMG_8634

Tras pasar unos túneles excavados en la misma roca, llegaremos al Pla de la Mina (creo recordar que se llama así), donde veremos un cartel sobre la fauna y flora de la zona y veremos que se desvía un sendero señalizado hacia las Moletes D’arany (PR-TE-153), es por esta senda por la que retornaremos al coche, así que obviamos el desvío y nos adentramos en los entramados del río con pasarelas y pozas cristalinas de aguas verdosas y limpias.

IMG_8638

Las pasarelas están perfectamente colocadas y sobretodo bien equipadas para darnos seguridad y poder disfrutar de la ruta al 100%, aunque eso sí, a medida que vamos ascendiendo río arriba encontraremos algunos pasos más precarios.

IMG_8640

Nosotros encontramos un caudal levemente superior a lo normal que suele encontrarse cuando se visita el lugar en época estival, lo que nos ofreció agua corriente y continua hasta mucho más arriba de los estrets. Así pues, los saltitos de agua, hicieron nuestras delicias.

IMG_8648

El seguido de pasarelas se puede tornar algo complicado si hay mucha afluencia de público, por lo que es recomendable madrugar o bien realizar la ruta fuera de las épocas de gran afluencia. En nuestro caso, una vez finalizada la semana santa y ya entre semana, apenas si coincidimos con una veintena de personas en este transitado recorrido.

IMG_8654

Pudimos disfrutar de la fotografía, encuadrando, y componiendo a nuestro antojo. Algo que sin duda merece y mucho la pena en este lugar de tanto cromatismo, texturas y contrastes.

IMG_8663

Aunque pueda parecer un paseo placentero, por la cantidad de pasarelas, hay algunos tramos más precarios, donde conviene hacer equilibrios sobre piedras o troncos dispuestos sobre el agua. Por lo que deberemos ir dispuestos a tener una “metida de pata en el agua” en todo momento.

IMG_8667Llevar un calzado adecuado en estas rutas es práctica imprescindible. Sobretodo si planeas hacer la circular que estamos explicando.

IMG_8675

Sin duda, en esta parte, la ruta es preciosa, y además se torna divertida si vamos con chiquillada o gente menos experta siempre pendientes de un remojón de pies.

IMG_8682

Evidentemente en las pozas profundas, la equipación de las pasarelas es perfecta!! para no tener un susto.

IMG_8689

Conviene, dejarse absorber en estos entornos por la fauna que lo habita, como en esta poza habitaban decenas y decenas de Barbos colirrojos (Barbus haasi), poco temerosos de mi presencia y que me dejaron acercarme lo suficiente para retratarlos.

IMG_8723

Y cuando tras pasar poza por poza, cruce y más cruce de río, llegamos a este paredón húmedo y chorreante que nos anuncia que a un paso estamos en los Estrets del Parrisal y sobretodo, veremos en una roca a mano izquierda, una señalización en pintura roja que nos indica el “Pas del Romeret” (desvío que cogeremos posteriormente).

Ahora, y tras cruzar a la derecha del río, por el caos de bloques que hay en el río, nos iremos adentrando en el paraje dels Estrets, donde un espectacular desfiladero de paredes infinitas estrecha el río hasta hacerlo impenetrable.

IMG_8695

Es sin duda, el paraje estrella de la ruta más común y que realiza todo el mundo, y en la que en este caso, para nosotros no es más que una parada obligatoria, para unas fotos, y poco más, pues aun nos espera un larguísimo recorrido por la circular.

IMG_8710

En épocas veraniegas es fácil encontrarse dicho paraje sin agua, y puedes adentrarte por el estrecho río arriba, para hacer la circular que proponemos hoy, salvando alguna pequeña trapada y que nos evitaría hacer el Pas del Romeret. Pero en nuestro caso, tuvimos que optar por coger el desvío de dicho paso, para acceder río arriba a la parte alta de los estrechos.

Así pues, deshacemos lo andando hasta ese paredón que chorreaba agua y seguimos el cartel pintado en la pared que nos inicia en el sendero del Pas del Romeret. A partir de aquí debemos seguir una serie de estrellitas azules pintadas en la pared, que nos guiará perfectamente por el sendero a seguir. Así pues iniciamos el Pas del Romeret en busca de remontar el estrets por arriba por la montaña.

IMG_8727 Hasta este punto de la ruta, es la parte que realiza el 90% de los visitantes a dicho paraje, pues este paso del Romeret es en realidad un sendero equipado al más puro estilo Vía Ferrata, con alguna parte algo aérea y alguna trepada de escasa entidad. Aunque se trata de unos pasos equipados de escasa dificultad para un montañero habituado y que no requieren protección extra (Arnés, mosquetones, cuerda, etc….) la percepción del peligro y el vértigo de cada uno es diferente, por lo que se ha de tener en cuenta donde nos estamos metiendo.

Dicho esto, inciamos el Pas del Romeret con un sendero empinado y estrecho, entre frondosa vegetación y que muy pronto nos hará empezar a sudar. Unas primeras trapadas sobre roca bien aseguradas con grapas nos adelantará la verticalidad del sendero y su disfrute.

IMG_8728

Aunque al principio, los pasos son de subida, una vez cogida altura, la mayor parte de los pasos equipados son de descenso si lo hacemos en la dirección que hemos elegido, así pues, aun mayor precaución en las destrepadas, que por fortuna se encuentran muy bien protegidas y equipadas con grapas.

IMG_8731

El sendero, casi siempre es vertical y angosto, pero muy muy atractivo, en lucha constante con la vegetación, las rocas y el desnivel.

IMG_8732

Ni que decir tiene, que no solo los pasos equipados dotan al sendero de atractivo, y es que los paisajes que se aprecian en esta ruta, son realmente espectaculares. Moles de roca, vegetación en su máximo esplendor y sobretodo ese ambiente montañero típico de los montes mediterráneos.

IMG_8733

Finalmente llegamos a uno de los pasos más aéreos y largos, en lo que además de grapas tenemos una cadena que nos facilitará aun más el descenso. Dos tramadas continuas de unos 20-30 metros nos irá bajando al nivel del río nuevamente.

IMG_8739

Por suerte, Ana se desenvuelve como pez en el agua, y está disfrutando de esta dificultad añadida a la ruta. En esta foto podéis ver las estrellas azules que hay pintadas en la pared y que serán las que nos guíen de momento por la ruta.

IMG_8741

El tramo largo y un último tramo aéreo que nos dejará en el mismo lecho del río, son los pasos más complicados que nos encontraremos. Pero como ya hemos dicho, sin mucha dificultad. Paso a paso y buena letra y solventamos estos pasos sin mayores problemas.

IMG_8746

Finalmente, y como hemos comentado, tras el último destrepe, nos quedamos en el lecho del río Matarraña nuevamente. Esta vez aguas arriba por encima del Estret que hemos visto anteriormente. Y nuestra ruta nos sigue diciendo que sigamos río arriba. Así que, siguiendo las estrellitas azules, vamos buscando el sendero entre cruce y cruce de río y con alguna trepada sencilla nuevamente para salvar las pozas de agua.

IMG_8748

Aquí el caudal ha disminuido un poquito, pero no desmerece para nada los rincones que nos vamos encontrando, con pozas de agua de unos verdes imposibles y un sendero que cada vez más nos va rompiendo las piernas con tanto bloque.

Llegará un momento en que encontraremos una señalización a mano derecha (si no recuerdo mal, indicaba Font Ferrera), y las estrellitas azules se empinaban por una cuesta dejando el río de lado. NO debemos desviarnos por dicho sendero y nuestra ruta está en seguir río arriba por un lecho ya casi seco por completo hasta encontrar un llano abierto de vegetación y buscar un sendero que sale a mano izquierda (señalado por hitos de piedra) que nos subirá por el Barranc d’Espada. A partir de ahora vienen casi 4 kms de continua ascensión, sin apenas tregua, por lo que hay que tomárselo con calma porque se va a hacer largo. Las piernas ya van cansadas del rompepiernas del río y aun nos queda más de la mitad de la ruta.

(Acordarse siempre de coger agua del río, antes de que pierda el caudal, ya que luego no tendremos fuentes hasta llegar al coche)

IMG_8753

Tras mucho y mucho subir, y ya cansados, llegamos a los prados de la Caseta de Maçana, que nos anuncia que ya casi estamos en la parte alta. Por allí cruzaremos en busca del GR-8 (marcas rojas y blancas) y posteriormente a buscar el PR-TE 153 (marcas amarilla y blanca) que recordamos que vimos al iniciar la ruta donde nos iba a llevar dicho sendero.

IMG_8754

Pasamos junto al precioso Povet d’en Borras, un pozo de agua ya en desuso que mantiene toda su arquitectura. Y desde aquí iremos llaneando en busca de las increíbles vistas de las Moletes d’Arany.

IMG_8758

Hay mucho mirador para asomarse, en buena parte del sendero, así que hay que ir buscando las mejores vistas, que son impresionantes de todos los barrancos y su frondosidad. Es fácil encontrarse en estas zonas altas con la común por estos lares cabra montesa, por lo que hay que ir con mil ojos para descubrirlas.

IMG_8761

El sendero de pequeño recorrido nos irá llevando poco a poco en bajada por un precioso vallejo con unas vistas también imponentes. Sin duda alguna, vamos muy cansados, pero aun disfrutando de esta preciosa ruta.

IMG_8765

Y después de mucho serpentear, y bajar todo el desnivel subido, llegamos finalmente al Pla de la Mina por el que hemos pasado esta mañana a primera hora, así que desandamos esa primera tramada de túneles excavados en la roca y ya estamos en el aparcamiento para descanso de nuestras piernas.

capturada

En resumen, una ruta más completa e interesante para los que el recorrido típico del Parrisal se les quede pequeño. Con una parte equipada la mar de interesante para darle un toque de dificultad a la ruta y hacerla 5 estrellas. Eso sí, larga y muy rompepiernas que nos obligará a realizarla con la mejor forma física posible.

Yo no hice track de GPS pero en wikiloc tenéis unos cuantos:

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=3779143

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1346376

En fin, nada más…….espero que la disfrutéis!!!

El Salt de la Portellada

IMG_8628

Hace pocos días, hemos estado de escapada express por la comarca del Matarraña, en Teruel. Nuestra intención era hacer una ruta circular sobre el paraje del Parrisal (en Beceite), pero aprovechando el viaje nos hemos dejado escapar por otros rincones de esta preciosa comarca turolense.

Uno de estos sitios de obligada visita es la bonita cascada del “Salt” situada cerca del pueblo de La Portellada y que ofrece un atractivo y fotográfico rincón. Para acceder a dicho sitio, debemos coger la carretera que une el pueblo de la Portellada con el de Valderrobres y un desvío nos adentrará por una pista forestal hasta un aparcamiento sobre el mismo salto de agua.

IMG_8587

El río que forma el Salt es el Río Tastavins, afluente del Matarraña y de comportamiento estacionario, es relativamente frecuente encontrarlo con muy poca agua. En ocasiones, el carácter mediterráneo de la comarca y sus lluvias torrenciales le dotan de un caudal temporal de avenida que ofrece un espectacular salto, aunque emborrona la bonita poza verde-azulada a la que vierte el agua la cascada.IMG_8597

Nosotros, encontramos un caudal más que aceptable y perfecto para disfrutar de las fotografías y de unas aguas verdosas muy fotogénicas. La estructura de conglomerado extremadamente cimentado ha dotado a la parte alta de la pared de una fortaleza contra la erosión que evidencian los toboganes tubulares que se han formado, y que mantienen la estructura de repisa a diferencia del fondo donde la erosión en forma de poza es patente.

Bloques de roca, aguas verdosas, saltos de agua y un entorno natural dotan al Salt de un sitio muy recomendable para su visita.

IMG_8603

Donde con un trípode y una cámara eres capaz de pasar una mañana entera en busca de encuadres, detalles, paisajes, etc..

IMG_8614

Nuestra visita no desmereció para nada, y además la tarde con las últimas luces se puso espectacular y nos ofreció un bello contraste con el cielo adquiriendo tonos dorados y rojos casi imposibles y unos reflejos sobre las aguas, que había que aprovechar.

IMG_8622

Lo dicho, si pasáis por el Matarraña, puede ser una buena excusa para visitar el Salt

 

Un saludo

Torre de Horcados Rojos 2.503m. (Picos de Europa)

Hoy nos vamos un poco lejos de la Sierra, concretamente a Picos de Europa, y vamos a realizar una ascensión muy muy interesante que hicimos la esta semana aprovechando el viaje a Cantabria.
Casi todos los que nos acercamos a Cantabria, tenemos la visita obligada de entrar en Picos de Europa y acercarnos a Fuente De, desde donde coger el Telesférico que nos sube hasta el mirador del Cable.

IMG_7340

Prados de Fuente De antes de coger el Telesférico

Aprovechando que iba con Ana y que es una auténtica jabata en todas las rutas que hacemos, le propuse subir un pico bastante accesible y así realizar una ruta de alta montaña en la zona.
La elección era la Torre de Horcados Rojos, una subida realmente accesible a montañeros y que nos iba a proporcionar la excusa para darnos un buen pateo.

IMG_7350

Inicio de ruta, al fondo la Torre de Horcados Rojos 2.503m.

La ruta sale desde el mismo mirador donde te deja el Cable, siguiendo por la pista que accede a Picos. Desde los primeros metros ya vemos al fondo la mole rojiza que nos tocará subir, y que de buen seguro nos proporcionará unas vistas inmejorables de todo Picos de Europa.
Aproximadamente 12 kilómetros y unas 2 horas y media de ascenso. Todo bastante tendido hasta el repecho final donde el desnivel ya es algo superior.

IMG_7358

Llanos de Lloroza

El día inmejorable, para ser el cantábrico, el sol luce radiante, sin apenas viento y una temperatura agradable sobre los 1.800 metros del cable. Asi que empezamos a caminar fascinados por el paisaje lunar tan propio de Picos de Europa, y que te hace sentir como si estuvieras a 3.000 metros, cuando en realidad apenas hemos llegado a la cota 2.000.
Este primer llano, se le conoce como los Llanos de Lloroza, y en la mayor parte del año, contiene algunas lagunas, aunque en estas fechas y tras un mal verano de agua por la zona, sólo queda una laguna con agua. Suponemos que el otoño se encargará de volver a llenarlos.

IMG_7354

En dirección a la Vueltona

El objetivo siempre lo tenemos a la vista, y conforme caminamos, vemos un serpentear de gente en esa dirección. Es el camino clásico al refugio de Cabaña Verónica y a la ruta que nosotros hacemos, así que como el día acompaña y mucho, hay un buen puñado de gente de montañeo.

IMG_7365

Pedrera inicial tras el desvío de “la vueltona”

Hasta “la vueltona” donde tendremos que desviarnos a la derecha, el camino es prácticamente llano, o de suave repecho, siempre franqueados a mano derecha por la impresionante pared de La Olvidada. Es a partir de este cruce de la vueltona, cuando la ruta gana en verticalidad, y es que hay que empezar a salvar los 700 metros de desnivel que nos separa el mirador del Cable con la cima.
Aquí el camino se vuelve sendero pedregoso, y requiere un poco de nuestra parte para ir avanzando. El día es soleado y empezamos a sudar.

IMG_7367
Pronto vamos ganando altura y justo antes de llegar al collado de La Canalona, paramos a comer algo. Hay que reponer líquidos y comer algo que aun nos queda un buen trecho. Pasamos por un nevero bastante majo, que aguanta del invierno pasado, éste seguramente se tapará ya hasta el verano que viene. Y es que este invierno pasado fue especialmente nivoso por la Cordillera Cantábrica.

IMG_7373
Pasado el collado de la Canalona, nuestro objetivo se muestra altivo y desafiante, un paredón rojizo que nos indica que estamos a pie de montaña, pero que aun nos queda un buen desnivel que salvar.

IMG_7376

Senda que discurre bajo la Torre de Horcados Rojos

 

IMG_7377

Refugio de Cabaña Verónica y al fondo el macizo del Llambrión

 

IMG_7378

Refugio de Cabaña Verónica desde el collado

Ya vislumbramos el refugio de Cabaña Verónica y el collado donde se bifurca el camino y donde se acumula la gente.

IMG_7379

Pico Tesorero 2.563m.

 

IMG_7381

Macizo del Torrecerredo al fondo, y primer plano del collado de Horcados Rojos

Una vez llegados al collado del desvío al refugio, nos desviamos a la derecha rodeando la Torre de Horcados Rojos en busca de una senda que nos llevará nuevamente al último collado antes del repecho final. Este último collado tienen unas vistas magníficas tanto del Jou de los Boches, como del imponente Naranjo de Bulnes. También vemos todo el macizo del Torrecerredo y el precioso Pico Tesorero.

IMG_7386

Vista del Jou de los Boches, Macizo del Torrecerredo y Naranjo de Bulnes desde el collado de Horcados Rojos

 

IMG_7383

Jou de los Boches y Naranjo de Bulnes

En el collado y a 2.350m. el aire refresca un poco, pero andamos muy bien de fuerzas. Le pregunto a Ana, si quiere que nos volvamos ya, y me dice que no, que para arriba, esta chica es un portento!! así que nos metemos en las primeras eses que forma el sendero por la espalda del pico. Sube bastante gente, por lo que el sendero está bien marcado.

IMG_7389

Tiene algun tramo que puede revestir dificultad con nieve o hielo, pero a piedra descubierta, se sube más o menos bien. Son las rampas de más verticalidad, pero eso nos ayuda a estar en el collado cimero en apenas 15-20 minutos. Este collado cimero se puede pasar por un ramal algo expuesto (vamos a decir que un pequeño puente de Mahoma) o trampearlo por la cresta para evitar la exposición. Nosotros vamos a lo fácil, aunque el paso no revista dificultad ahora en verano.

IMG_7391

Cresta de la antecima

Y ya estamos en la cima de la Torre de Horcados Rojos, que con 2.503m. nos ofrece unas vistas excepcionales de toda esta parte de Picos de Europa.

IMG_7395

Cima de la Torre de Horcados Rojos 2.503m.

Doblemente contento por hacer una cima más y sobretodo por ver con la facilidad con la que ha subido Ana y lo que ha disfrutado. Seguro que pronto me acompaña a los tresmiles de Pirineos.

IMG_7402

Vistas hacia Fuente De

 

IMG_7403

Vistas hacia el macizo del Llambrión

 

IMG_7411
En fin, con una buena recua de fotos de la cima, un descanso bien merecido y con unas vistas inmejorables, nos bajamos más que satisfechos de la ruta, muy realizable a cualquier senderista con algo de pateo en los pies, y como una jornada perfecta para hacer cuando se suba al mirador del cable. Eso sí, advertir que siempre en condiciones veraniegas ya que hacerla con nieve o hielo nos exigirá material específico y conocimientos.
La ruta a ritmo tranquilo y con sus paraditas nos cuesta unas 5 horas, con un desnivel acumulado de 1.400 metros. Se exige un mínimo de forma física.

Peñas Royas (Montalban)

Volviendo de la ruta del Barranco de Valdoria, nos dejamos caer por otra fantástica ruta del Parque Cultural del Río Martín, esta vez buscando la ruta de Peñas Royas a Obón, y en la que nos quedamos con ganas de más.

No llevábamos mucho tiempo, pues la mañana la habíamos empleado en la anterior ruta y ahora que los días son cortos, no tenemos mucho tiempo para hacer esta ruta. Es una ruta larga, de aproximadamente 4 horas sólo ida, por lo que, decidimos realizar lo que la tarde nos de tregua.

IMG_3309

Desde el mismo pueblo de Montalbán (a la entrada si vamos en dirección Alcañiz) vemos la señalización que desde la misma carretera nos adentra, atravesando el pueblo, hacia la barriada de Peñas Royas. Dicha barriada se encuentra a algún kilómetro separado de Montalbán, que solventamos con el coche por una precaria carretera asfaltada. Según nos acercamos a Peñas Royas, ya se empieza a intuir que hemos elegido buena fecha y buen día, las tonalidades de toda la ribera del Río Martín, así como el contraste con el abundante afloramiento rocoso de las areniscas del Buntsandstein, la misma roca que encontramos en Albarracín, hacen del lugar un auténtico espectáculo de tonos cromáticos. Así que eufóricos con tan bello panorama dejamos el coche en el aparcamiento que hay a la entrada del pueblo (no se puede acceder a él en coche).

IMG_3308

El pueblo resulta coqueto y sus estrechas calles y cuidada arquitectura lo hacen muy atractivo, aunque nosotros vamos buscando la evidente senda que nos conducirá hacia el sendero. Casi al otro lado del pueblo y tras callejear encontramos el desvío de rutas, a la izquierda y con dirección Obón, la ruta larga que obviamos, hacia la derecha y buscando el yacimiento de los grabados de Pozos Boyetes nuestro objetivo, seguir el sendero hasta que el río nos impida continuar.

IMG_1744

Así pues, dejando atrás las últimas casas y adentrados en las antiguas eras del pueblo, ya vemos el aspecto colorista de la vega y el entorno natural que pronto degustaremos. Además, la luz de atardecer y baja del invierno nos aporta un toque muy cálido que acentúan aun más los rojos de las areniscas y los amarillos y ocres de la vegetación ribereña.

IMG_1741

 

IMG_3319

Tras pasar por los grabados rupestres de los Pozos Boyetes, el sendero se interna entre grandes bloques de arenisca (ains cuantas lineas de escalada que llego a ver, me recuerda tanto a Albarracin…), y nos va acercando al río. Disfrutamos mucho con las luces de atardecer y la cantidad de contrastes, claroscuros, colores otoñales y posibilidad de encuadre. El entorno es único y la época la adecuada, así que lo disfrutamos.

IMG_3327

 

IMG_3328

 

IMG_3330_stitch

 

IMG_3336

El río “rompe” el sendero, y el único paso para continuar barranco abajo es descalzarnos para cruzar el río. Se echa en falta algún puentecillo para poder continuar con esa belleza. Pero como no tenemos ganas de mojarnos, ni la tarde nos da para muchas horas más, decidimos emplear las últimas horas de luz en el cacho de río que hay jutno al pueblo y que ya desde el aparcamiento intuíamos muy fotogénico.

IMG_3344

 

IMG_3316

Así pues, tras unos últimos encuadres, retornamos por nuestros pasos para adentrarnos en la vega del río junto al pueblo.

IMG_3346

Allí nuevamente disfrutamos de la fotografía otoñal hasta casi bien entrada las últimas claridades.

IMG_3362_stitch

 

IMG_3373

Nos quedamos con ganas de volver a realizar la ruta entera hasta Obón, así que o en primavera o bien el otoño que viene puede ser una ruta interesante. Aun así nos llevamos un gran sabor de boca, de un rincón casi desconocido, que ofrece al visitante una muy merecida visita.

un saludo