Actias isabellae, una joya serrana

Casi no necesita presentación, la Isabelina (Actias isabellae) es una de las joyas que deambulan por nuestros pinares, primavera tras primavera, se la puede ver incluso en las calles de los pueblo de la Sierra de Albarracin. Se trata de una de las mariposas más bonitas y conocidas de nuestras sierras, ligada siempre a bosques de Pino silvestre (Pinus sylvestris) y de Pino laricio (Pinus nigra), ya que la oruga se alimenta exclusivamente de las acículas de dichos pinos. Aquí en la Sierra, es muy común precisamente por la abundancia de dichos pinares, que hacen de hábitat óptimo para la especie. Es un endemismo de la Europa Occidental, propios de la mitad este de la Península Ibérica y de los Alpes franceses, es por ello que las poblaciones de Isabelina están estrictamente protegidas, tanto a nivel de Aragón incluida en el catálogo aragonés de especies amenazadas, en la categoría “De interés especial” (Decreto 49/1995); como a nivel estatal, incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Real Decreto 139/2011).

Distribución Actias isabellae © Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente

Además estudios genéticos recientes, sitúan a las poblaciones del Sistema Ibérico como las más antiguas, estrechamente ligadas a la expansión de los dos pinos mencionados anteriormente durante el Holoceno.

Aunque pueda parecer una mariposa diurna, su actividad es nocturna, y su vida corta. En estado de mariposa no se alimenta de nada, pues tiene la espiritrompa atrofiada, por lo que no pueden libar nectar de las flores ni otras sustancias. Toda la energía que necesita para los vuelos, proviene de las reservas de grasas y azúcares que previamente han extraído las orugas de las acículas del pino. Así pues, la única función de las mariposas es la reproductora. Y como hemos dicho, en apenas unas noches de actividad frenética reproductora, termina muriendo por agotamiento.

Hembra

Si nos fijamos un poco más en detalle, podremos diferenciar el sexo mediante la estructura de las antenas. En las hembras, un hilo estrechamente pectinado y muy deferenciado el macho con una antenas bipectinadas que se asemejan mucho a una pluma de ave. Dichas antenas les servirá para seguir el rastro dejado por la hembra y conseguir aparearse con ella.

Macho

Otra de las maravillas de la isabelina son los ocelos que presenta en las alas, de una belleza sublime que aun impresiona más cuando se observa en detalle. Presenta un mosaico de escamas de diferentes colores que le hacen adquirir la característica coloración.

Detalle ocelo

Por último recalcar la importancia que adquieren estos lepidópteros como alimento de otros predadores que encuentran en la isabelina un bocado grande y apetecible. Entre los muchos depredadores podemos destacar los murciélagos forestales o los chotacabras, especies nocturnas que durante los meses de vuelo de las mariposas, las buscan incansables.

Así pues, damos entrada a esta hermosa mariposa habitante de nuestros bosques y de gran importancia, debido a su escasez y fragmentadas poblaciones. Estrictamente protegida y todo un referente para los entomólogos que las buscan incansables.

Si te interesa el tema, puedes encontrar mucha más información clicando aquí

Un saludo

Anuncios

El mini-abetar de Bronchales

Si hablamos de abetales (bosques integrados por Abetos), en España podemos contar con los umbrosos abetales pirenaicos de Pinabete (Abies alba) y los sorprendentes Pinsapares (Abies pinsapo) del sur peninsular. Ambos, dignos de visitar y descubrir, pues son auténticas joyas de nuestros bosques autóctonos.
Por contra, en el centro y norte de Europa el abeto por excelencia es la Pícea común o Abeto rojo (Picea abies), un primo hermano de nuestros abetos y que forma extensos bosques, siendo protagonista por ejemplo de la extensa Taiga escandinava y rusa. Es decir, árboles perfectamente adaptados a rigurosas condiciones meteorológicas en cuanto a frío y nieve.
Curiosamente allá por los años 50, quizás antes….en el puerto de Bronchales se preparó una parcela de cultivo donde se plantó, seguramente unas cuantas bandejas de Abeto rojo (Picea abies), supongo que la “fiebre” forestal de aquellos años, el excelente rendimiento del suelo en cuanto a fertilidad, profundidad y humedad, y una política forestal encauzada a muchos tipos de pruebas con especies, motivó aquella plantación. De buen seguro se hicieron muchas más y con otras especies, pero curiosamente la que aun perdura hasta nuestros días en esa zona es aquella.

Lo primero que se hizo fue “sanear” la parcela con un buen sistema de drenaje. Hay que pensar que buena parte del Puerto de Bronchales, sobretodo los hondos son auténticos gotiales y tremedales, zonas muy húmedas que sin un buen drenaje sería imposible la instalación de este tipo de parcelas. En estas fotos se ven muy bien los drenajes efectuados alrededor de la parcela.

Por otro lado el abandono total de la plantación de Piceas ha propiciado que se entremezcle el abundante Pinar de silvestre con las últimas Píceas que quedan. En total hemos contado 19 ejemplares, de diversos tamaños que se abren paso entre la espesura del Pinar.

Algunos ejemplares con un porte magnífico y una salud encomiable. Las yemas verdes del año, brotan con fuerza en todos los ejemplares.

Y es que la estación donde se asientan, el suelo, clima, etc… les es muy favorable. Este tipo de abetos son exigentes en cuanto a humedad y no soportan la aridez, aguantando muy bien los fríos y no soportando las elevadas temperaturas del verano. Es por eso que el puerto es un lugar idóneo para ellas.

Si nos centramos un poco más en la Picea, veremos que tiene unas acículas mucho menores que los pinos que estamos acostumbrados a ver en la Sierra. Aquí os muestro la diferencia con una ramilla de pino silvestre, donde se comprueba la diferencia de tamaño, así como la disposición de las acículas.

Los ramilletes son una característica típica del abeto rojo, y son esas plaquitas longitudinales, como con relieve, desde donde salen las acículas un rasgo diferenciador.

Los bosques de abetos o piceas, son por lo general, muy umbrosos, esto es debido básicamente a la densidad de hojas y sobretodo a que mantienen vestidas de hojas y verdes las ramas bajas, que a diferencia del Pino Albar, como vemos en la foto, está desprovisto de ramas bajas, pues en su crecimiento y conforme las ramas bajeras dejan de percibir luz, se secan las acículas y las ramas.

Otro hecho que hemos podido observar es la gran adaptabilidad que tienen a la nieve. Hace poco más de un año se produjo una nevada tardía y bastante grande que tronchó y descuajó a miles de Pinos en toda la zona. Curiosamente, en la parcela hay como 8 o 10 pinos volcados y tronchados por esta causa. Y ni una sóla rama de Picea se ha visto afectada. Por lo que entendemos que son especies muy bien adaptadas a las grandes nevadas y a soportar grandes pesos sobre ellas.

En esta foto que os muestro, el tronco tronchado de Pino y a su lado creciendo impasible y sin afecciones por la nevada la Picea.

Además su sistema radicular es muy potente y bien anclado al suelo, evitando como hemos comentado que pueda ser volcado con facilidad por la nieve o el viento.

Su tronco es ligeramente más liso que el del Pino, con menos corteza, pero también de una tonalidad anaranjada muy chula.

 

 

Posiblemente de ahí provenga lo de “abeto rojo”.

Si echamos la vista al cielo, buscando las parte altas, vemos que es donde acumula las piñas y comprobamos también que el crecimiento y dominancia son importantes frente al Pino Albar que le rodea.

Como curiosidad decir que las piñas en el Genero Picea siempre son colgantes de la rama, mientras que en el género Abies están erguidas sobre la rama. Un rasgo sencillo de recordar y del cual podemos diferenciar si es Picea o es Abies.

Recogiendo alguna piña por el suelo vemos la diferencia con la conocida piña del Pino Albar

No se trata pues de un árbol raro, ya que es muy utilizado en jardinería y sobretodo como abeto de navidad durante las fechas navideñas, por lo que se cultiva en parcelas con ejemplares jóvenes para estos menesteres.

Encontrar estos ejemplares en mitad del monte formando un pequeño bosquete, sí que resulta más difícil, y aunque encontremos plantaciones en el norte de España, en la Sierra de Albarracin y zonas limítrofes, que yo sepa no hay nada parecido y con ejemplares ya adultos. Es por eso que como tiene una ubicación muy accesible, es casi recomendable una visita para ver estos árboles en el medio natural.

La parcela en cuestión se encuentra muy cerca de la archi-conocida Fuente del Canto de Bronchales.

Ahí os dejo más o menos la ubicación de la parcela con un círculo rojo. Así que el que quiera verla, le tocará dar vuelta y buscar los abetos 😉

Por mi parte, nada más, ya volvemos a estar más operativos y empezaremos a mover el blog a buen ritmo.

Recuerda que seguimos con ritmo por las redes sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/Drakis-335369833319277

Instagram: https://www.instagram.com/eldrakis/?hl=es (@eldrakis)

Twitter: https://twitter.com/el_Drakis?lang=es (@el_Drakis)

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCkExKmwlwzErFDObHpIauPA?view_as=subscriber (Drakistube)

Un saludo

 

Las ZAR en la Sierra de Albarracin

Se habla mucho últimamente de las ZAR (Zonas de Alto Riesgo de incendio forestal) sobretodo a la publicación hace poco del nuevo PROCINFO (Plan Especial de Protección Civil de Emergencias por Incendios Forestales) (Decreto 167/2018 de 9 de Octubre).

Partiendo de la base que ya teníamos una normativa propia sobre dichas ZAR (Orden DRS/1521/2017) y conjuntamente a la Ley de Montes de Aragón que también recoge las mencionadas Zonas de Alto Riesgo, he creído conveniente hacer un pequeño apunte en el blog sobre esta zonificación de manera más local basándome en el ámbito de la Sierra de Albarracin.

 

Mapa de las Zonas de Riesgo de incendio forestal de Aragón

Tenéis toda la información en el portal del Gobierno de Aragón, con la normativa, zonificación y demás parámetros de las ZAR, desde aquí nos fijaremos un poco en nuestra zona territorial.

Para entrar en detalle en nuestra Comarca, primero tenemos que ver las diferentes tipos de riesgos en que se han clasificado dichos mapas, y en qué se han basado para declarar cada tipo. Así pues, tenemos a grandes rasgos 2 variables importantes que son las que nos otorgarán un tipo de riesgo u otro. Estas dos variables son LA PELIGROSIDAD por un lado y la IMPORTANCIA DE PROTECCIÓN por el otro.

Tanto una como la otra tienen diferentes subvariables a la hora de valorar, así pues a grandes rasgos tenemos:

  • PELIGROSIDAD (Frecuencia de incendios, Gravedad, Riesgo simulado, Continuidad, etc…)
  • IMPORTANCIA DE PROTECCION (Elementos socioeconómicos, figuras de protección, nivel evolutivo, diversidad, riesgo de erosión, etc…)

Así pues, una vez estudiadas las diferentes subvariables podemos enfrentar las dos grandes variables para elaborar un cuadro de tipología y otorgar a cada tipo una coloración diferente para la elaboración de un mapa visual donde poder diferenciar cada zona con su tipo.

Podemos concretar, básicamente y en razón de la coloración que las zonas de color negro son las más peligrosas, seguidas de la coloración rojizo-granate, para una menor peligrosidad saltaríamos a tonos naranja-verdosos y cerrando el grupo zonas azuladas. Luego lo veremos muy bien en el mapa ampliado.

No nos extendermos mucho más con la tipología, y si alguno quiere entrar en materia, que se descargue la orden y a darle vueltas al asunto.

Una vez entendida la división en cuanto a tipos de zonas y su coloración, entramos en materia haciendo zoom a nuestra querida Sierra de Albarracin:

Aquí tenemos el mapa de la Sierra, con sus pueblecitos y sus términos municipales y con la capa de colores de las ZAR. Ya en un primer vistazo, comprobamos como de una manera lógica, la zona baja de la sierra engloba coloraciones rojizas-granates, y las zonas más altas predominan las coloraciones verde-anaranjadas. No hace falta ser un “lince” para entender que la peligrosidad va en aumento en zonas más bajas, con combustibles más dispuestos a arder, con mayor temperatura, menor pluviometría, mayor histórico de incendios y un largo etcétera.

A modo general de diferenciar las zonas diríamos que en nuestra sierra la parte baja boscosa englobaría la zona rojizo-granate, la zona media con coloración más anaranjada correspondería a zonas de parameras o lomas, con menos carga forestal, sobretodo boscosa y la zona alta, ampliamente representada por masas de Pino albar que entraría en la coloración más verdosa.

Pero vamos a hacer un poquito más de zoom en diferentes zonas de la Sierra para entenderlo mejor.

Términos de Jabaloyas, Terriente, Saldón, Valdecuenca, Bezas, Rubiales, etc….

Vemos en este caso como en términos como Saldón, Valdecuenca, Bezas, Rubiales, etc… predominan la coloración rojizo-granate de tipología 3, indicándonos la alta peligrosidad y también una importancia de protección media o alta. Esta importancia de protección nos la dan las masas boscosas del Paisaje Protegido y sus masas de pinar adyadcente de la zona periférica.

Por contra en la zona Oeste de este mapa, tenemos el término de Terriente donde abundan zonas más abiertas, más de loma, y donde se ve reflejado en la ocupación del color anaranjado, incluso verde para zonas de pinar (el algarve y alrededores).

Las zonas azules y amarillas corresponden a campos de cultivo y yermos de baja peligrosidad y baja importancia

Si saltamos a otra zona de la sierra……

Términos de Guadalaviar, Griegos, Villar del Cobo, Frías, Royuela, Tramacastilla, Torres….

Si subimos hacia la parte media y alta de la sierra encontramos que ahora la abundancia de verdes y naranjas es muy superior a los tonos rojizos. Ganamos altura, ganamos humedad y el riesgo de incendio disminuye. A la vez que tenemos masas boscosas importantes, sobretodo de Pino albar y Pino negral que nos lleva a tipología 4 en nuestra escala (color verde). Se aprecia muy bien en amplias zonas de Frías, Guadalaviar, Vega de Tajo, Griegos, Moscadón, etc…

Importante también el color naranja, que como hemos dicho antes corresponde a zonas de loma, parameras o bosques muy clareados. Hábitats que en este mapa encontramos en muchas zonas de Villar del Cobo, Calomarde, Torres o Tramacastilla.

Si ampliamos un poco más en la zona centro de la Sierra, nos encontramos con este otro mapa

 

Términos de Noguera, Tramacastilla, Torres, Royuela, Albarracin….

En esta zona media pura de la Sierra, tenemos un poquito de todo, la parte baja (básicamente Albarracin) con tonos entre naranja y rojizos como predominantes y subiendo un poco hacia Torres y Tramacastilla, donde ya encontramos manchas verdes de los pinares de negral y albar, pero con muchas zonas naranjas y algunos puntos rojizos.

Más verdoso en general el término de Noguera con su amplísimo pinar y ganancia en altura.

Si por último incidimos en la zona norte…

Aquí tenemos la gran mancha verdosa de la importante masa boscosa de pino albar de nuestro querido puerto Orihuela y de Bronchales. Predomina también una amplia zona azul-amarillenta de las grandes extensiones de cultivo y por último una gran mancha anaranjada con algún toque rojizo de toda la zona de paramera de Pozondón, Monterde, Rodenas, etc…

 

Otra de las particularidades que ofrece esta zonificación son las de tipo 1 (color negro) que vendrían a ser las más peligrosas ya que son aquellas que nos abarcan los entornos de interfaz urbano-forestal, es decir, donde las zonas con mayor riesgo para las personas y los bienes. Aunque en casi todos los pueblos de la sierra tenemos pequeños matices negros, destaco un par conocido por todos y que nos indica un poco la alta peligrosidad de tener viviendas junto a grandes masas boscosas.

Por un lado Bronchales y esa linea negra que hace de nexo de unión entre la linea de casas y el pinar. y que este modelo de zonificación ha delimitado correctamente. Por suerte, es una zona en la que se ha trabajado en los últimos años a modo de prevención y donde se ha eliminado buena parte de la carga de combustible.

En Orihuela del Tremedal, también hay una importante mancha negra en la unión entre la zona de los chalets y la masa de pinar adyadcente, que se remarca con esta linea de peligrosidad alta.

 

Por descontado, estas zonas de tipología 1 de entornos en interfaz urbano-forestal son las que tenemos que tener más cuidado, y quizás donde es importante realizar alguna actuación de prevención para evitarnos situaciones más comprometidas el día que tengamos un incendio forestal cerca.

Al final esta herramienta elaborada por el Gobierno de Aragón, nos puede venir muy bien para identificar y diferenciar las zonas más vulnerables o incluso nos puede ayudar a enfocar diferentes trabajos de prevención de incendios. Es al final un herramienta muy útil a la hora de planificar trabajos o prioridades y que deberíamos todos tener en cuenta para evitar luego desgracias mayores con los temidos incendios forestales.

Desde aquí y a “groso modo” he querido mostraros un poco esta utilidad de la que disponemos y que de una manera sencilla nos proporciona mucha información, sobretodo visual.

Os dejo enlaces a la diferente normativa para quien quiera profundizar un poco más en el tema:

Un saludo

Subida invernal al Caimodorro

 

Aprovechando la última nevada,  y coincidiendo con el fin de semana, decidimos hacer una pequeña escapada a la cima de la Sierra de Albarracin. El Caimodorro, con sus 1.936m. es la montaña más alta de la Sierra de Albarracin y a la vez una de las más accesibles. Vestida con un inmenso pinar de pino silvestre y salpicada de característicos ríos de piedra, ofrece uno de los senderos más pintorescos que se pueden hacer en nuestra sierra.

Decidimos subir por la cara norte por su facilidad y acceso, ya que no disponemos de mucho tiempo y con un 4×4 nos acercamos al inicio de la ruta en el Collado Travino. Allí dejamos el coche y seguimos subiendo pista arriba en busca del collado donde se bifurca una senda hacia el collado de la Gallina y otra hacia las hermanillas y la cima.

No hay excesivo espesor de nieve, pero la cencellada sobre los pinos, la niebla reinante y el blanco elemento hacen que el paisaje sea un auténtico deleite para la vista. No llevamos cámara, por lo que nos explayamos a hacer fotos con los móviles.

Desde el Collado hasta la cima hay apenas 20 minutos de subida muy muy suave por sendero señalizado con hitos de piedra. A ver si saco un poco de tiempo para marcar un track y colgarlo aquí, que bien merece la pena.

Seguimos pues para arriba disfrutando de las vistas y de las huellas de los animales que deambulan por estos bosques.

Finalmente llegamos a la cima, con menos espesor del esperado, pero como decimos, con un ambiente invernal precioso.

 

Después de firmar en el libro de visitas de la cima y hacernos las correspondientes instantáneas, volvemos para abajo a por el vermout del domingo que bien nos lo hemos ganado.

 

Un saludo

Tiempo de Berrea

Casi terminado el tiempo de berrea en la Sierra de Albarracin, hemos podido disfrutar de bellos momentos con los ciervos. En ocasiones más cercanos o a veces desde la lejanía, el espectáculo de la berrea, sin duda no defrauda. He decidido hacer un recopilatorio de videos que he ido grabando estos días y que ya está colgado en mi canal de youtube. Si te gusta, te puedes subscribir.

Con él os dejo, buena música de fondo y bonitas imágenes y en breve una entrada de otra nueva ruta de senderismo.

Un saludo

Nuevas estaciones meteorológicas

Bueno, pues a la ya conocida estación meteorológica de Griegos, se le han sumado dos estaciones más “on line” en la Sierra de Albarracin.

Hace unos 15 días, conseguimos montar y poner en funcionamiento una estación en Tramacastilla 1.245m., en la misma vega del Río Guadalaviar, pero junto al pueblo. Y desde entonces, nos está reportando datos de manera continuada. Se trata de una Davis Vantage Vue, y esperemos que nos dure muuuuuchos años y de la que podamos recibir una representación fidedigna del clima de este pueblo.

situacion-trama

Tramacastilla, se sitúa entre los pueblo de mediana altitud dentro de la Sierra de Albarracin, casi en el centro de dicha Sierra, y junto al Río Guadalaviar y su productiva vega. Todo y tener una altitud considerable 1.245m., su situación orográfica a sotavento de los grandes temporales del atlántico, la hacen tener una pluviometría anual bastante rácana, para lo que podría ser, o comparándola con pueblo punteros de la misma sierra (Griegos, Guadalavíar, Frías, etc…). El atlas climático de Aragón le otorga 470 mm. anuales, muy lejos de los 700-900 que vendrían a reportar las zonas mejor expuestas. Por lo que no destacará en el balance anual de lluvias. Eso sí, a destacar en el episodio pluviométrico los fenómenos convectivos veraniegos, ya que las tormentas suelen azotar con algo más de virulencia la parte baja y media de la sierra que la alta, por lo que tendremos datos interesantes en episodios interesantes.

En cuanto a temperatura media anual, se situaría en torno a los 9º-10º bien denotado por las temperaturas mínimas, ya que al tratarse de una zona de vega del río, las inversiones térmicas son notables. Sin ser el mejor pueblo por excelencia en cuanto a mínimas absolutas, sí que dará registros muy bajos en este aspecto.

mapa-trama

 

Teníamos de referencia una estación automática de Tramacastilla que nos proporciona la Confederación Hidrográfica del Jucar, pero que como veis en el mapa, dista mucho de ser representativa del clima del pueblo y su vega. Con la ubicación de nuestra estación hacemos somos más fidedignos a los datos que nos encontramos en Tramacastilla. Y con ella, también podremos comprobar la veracidad y fiabilidad de dicha estación SAIH.


 

Por otro lado, hace poco más de una semana también dejamos operativa otra estación, esta vez un poco más al norte y unos 200 metros más alta, tenemos a Orihuela del Tremedal 1.447m., entrada norte a nuestra sierra y resguardada por la Sierra del Tremedal, es otra de las poblaciones interesantes a monitorizar.mapa-ori

Podríamos decir que se encuentra en una situación media alta en cuanto a precipitación, ya que aunque no se encuentre entre los pueblo punteros en cuanto a lluvia anual, sí que su altitud y su cercanía con las cumbres del Tremedal otorgan una precipitación por encima de la media de la Sierra de Albarracín.

En temperatura, no será sobresaliente ni en máximas ni en mínimas absolutas pero su altitud, nos dará una referencia importantísima para los que somos aficionados a la meteorología, ya que se sitúa en la famosa altitud en la que los modelos meteorológicos proporcionan dicha temperatura (850 Hpa), y nos será un referente perfecto.

mapa-ori2

Ya tenemos una estación de red SAIH de la Confederación Hidrográfica del Tajo en dicha población como os he marcado el mapa, aunque a media ladera y bien a las afueras del municipio, nuevamente poco representativo, aunque mucho más que la de Tramacastilla. Nuestra estación nos servirá de nuevo para verificar la fiabilidad de dicha estación automática.

 

Y bueno, dicho esto, aquí en la página ya tenéis arriba el acceso a los datos meteorológicos a tiempo real de estas dos estaciones y de la veterana de Griegos, para consultarlos siempre que queráis.

Como siempre, está mi correo electrónico abierto a cualquier consideración, consulta, u ofrecimiento para la colocación de cualquier otra estación en la sierra. Colocamos, asesoramos, informamos y te invitamos a que participes en dicha red meteorológica, para un mejor conocimiento del clima de la Sierra. Y lo hacemos gratis, eh??? jejejej

Un saludo

El Corzo en Celo

Llegados los calores de Julio, entramos en plena época de celo del Corzo (Capreolus capreolus), que en nuestra Sierra de Albarracín se ha hecho un hueco entre la abundante población de cérvidos y la abundante masa boscosa que en esta sierra perfila un hábitat perfecto para este mamífero.

Como hemos dicho, en esta época entramos en plena época de cortejo del macho del corzo, que persigue vigorosamente a la hembra que aparece en su territorio con ansiada insistencia. Parando escasamente unos minutos para descansar y ramonear algo y seguir a posteriori con el asedio.

Las hembras, mientras no estén dispuestas para la cópula corretearán delante del macho, muchas veces en círculos o en forma de 8 sobre arbustos u otros obstáculos dejando muchas veces los corros marcados, unas claros rastros que nos darán información de dichas andanzas.

El otro día, apostado en unas rocas, se me aparecieron una pareja de corzos en pleno cortejo y pude retratar en un par de ocasiones esta singular persecución sobre la hembra. Un comportamiento característico y muy divertido que parece más un juego de pilla-pilla que un cortejo. Os dejo la secuencia para que la disfrutéis.

 

Recordad que en mi canal de youtube tenéis muchos más videos relacionados con el blog, naturaleza, escalada, fotografía, etc….

Que los disfrutéis, un saludo

Efemérides

Casi siempre que he hablado con los más ancianos del lugar, sobretodo en estos pueblo más altos de la Sierra de Albarracin, casi todos coincidían que habían visto nevar casi todos los meses del año. Alguno, incluso afirmaba todos los meses. Lejos de que pueda parecer a día de hoy una auténtica barbaridad. En los 13 años que llevo viviendo aquí y en los 8 que llevo recogiendo datos meteorológicos de Griegos, puedo afirmar que tengo registradas nevadas desde Octubre a Mayo, algo, por el contrario bastante habitual en esta altitud.

Lo que está claro y a tenor de lo que vengo observando, en estos años, es que la posibilidad de ver nieve en Julio o en Agosto, es remota, pero no imposible, y curiosamente el otro día estando por el Ayuntamiento de Bronchales me topé con esta preciosa foto que tienen enmarcada y colgada en el mismo ayuntamiento.

IMG_20150323_112739

La foto, creo que es esclarecedora y si a esto le sumamos la fecha abajo, y este otro recorte de la prensa de época, pues creo que nos lo acaba de confirmar.

IMG-20150721-WA0001

Está claro, que no es una cosa habitual, ni mucho menos, yo diría que ni ocasional, vendría a ser algo puntual que a lo largo de muchos años puede darse cuando las condiciones se conjugan.

Echando mano de los reanálisis de ese día en concreto, vemos que la temperatura a 850 hPa (unos 1.500 metros de altitud) era de 10-11 grados.

Rrea00219320719

 

Si a esa situación, le sumamos en altura un ligero embolsamiento de aire frío, tenemos una situación perfecta para el desarrollo de tormentas e inestabilidad, que seguramente dio lugar a un desplome bastante importante de la temperatura, con el consiguiente desplome de la cota de nieve.

Rrea00119320719

No soy un gran analizador de modelos, pero lo que está claro es que aquel día era especialmente frío para le época del año sumado a una más que evidente inestabilidad en el tiempo. Y ya sabemos que cuando se juntan estos factores, no hay mes del año que impida que pase lo que tiene que pasar, en este caso….nevar.

Así pues, creo que las afirmaciones de quien decía que en estos pueblos es posible ver nevar los doce meses del año, dista mucho de ser una exageración.

Eso sí, como aficionado, pagaría por ver algo así……..sin duda.

un saludo

EDITO:

Añado un nuevo documento gráfico de la época, recorte del diario ABC, que nos proporciona Chema y que se hacía eco del temporal de frío en pleno mes de Julio.

11781797_1455452321444889_1829534249459482617_n

Curioso lo de Vega del Codorno, donde falleció un pastor a causa del frío.