Ibón de Estanés (vía Sansanet)

Nueva ruta por Pirineos, disfrutando de una mini escapada y esta vez con una ruta mucho más asequible que el Ibón de Acherito, esta vez subimos al Ibón de Estanés, otro precioso lago de montaña, situado en la cabecera del Valle de Canfranc, y al que accederemos desde la vertiente francesa, ya que nos afianza un recorrido corto y cómodo hasta el mismo ibón.

Aquí se ve la ruta de subida (en color morado), con una primera parte en la vertiente francesa donde salvamos el desnivel y una segunda tramada mucho más cómoda y reposada que nos lleva hasta el mismo ibón. Os dejo cuatro premisas básicas y empezamos con el repor….

Acceso-Aparcamiento: Podemos acceder desde el mismo Valle de Canfranc cruzando a Francia por el Túnel del Somport, una vez salidos del túnel buscaremos la primera salida para coger la carretera que nos sube de nuevo al Puerto de Somport, como si volvieramos a España. Otra opción es no coger el túnel y subir por el puerto de Somport, y cruzar a Francia. En esta carretera de ascenso a Somport desde Francia, debemos buscar un desvío con camino de tierra hasta el aparcamiento de Sansanet. Está bien marcado si vamos mirando, y el aparcamiento es amplio y de tierra. Perfecto para dejar el coche a la sombra. Hay cartelería que nos informa de la ruta.

Longitud-Duración: Como ya hemos dicho es un Ibón totalmente accesible para casi todo el mundo. Es una ruta que se suele hacer en familia, ya que aunque hay que caminar y salvar un desnivel, se hace de manera muy cómoda. Por lo tanto, hablaremos de una ruta fácil para gente habituada a andar. Son 4,3 kilómetros hasta el Ibón salvando un desnivel de unos 540 metros. En torno a 1h.45 minutos del aparcamiento al Ibón a ritmo tranquilo. La ruta está muy bien marcada en todo momento, sin posibilidad de equivocación.

Recomendaciones: La parte donde se salva mayor desnivel está cubierta casi siempre por bosque, por lo que se hace muy cómoda, dicho esto es una ruta de montaña y como tal hay que prever siempre material y calzado adecuado, comida suficiente, agua y todo este tipo de cosas. Siempre ayudan unos bastones. Aunque hablamos de que la ruta es fácil, siempre entendemos que quien la realiza está habituada a andar.

 

Empezamos pues la ruta desde el mismo aparcamiento de Estanés, donde ya hay algún coche, y es que en las primera rampas de subida vamos a adelantar a una cuadrilla numerosa de franceses que suben en grupo realizando también la ascensión al Ibón.

La mañana nos sacude con los primero rayos del sol ya metidos en el frondoso bosque de hayas que nos sombrea durante las primera rampas de ascenso. Es en esta parte francesa y casi siempre metidos en bosque donde salvaremos la mayor parte del desnivel.

La verdad que el bosque, el entorno, la neblina y los primeros rayos de luz nos crean un ambiente fantástico para caminar y disfrutar. Adelantamos al numeroso grupo francés y a buen ritmo vamos seseando por la ladera francesa.

Casi sin darnos cuenta salimos a los primeros claros y prados de montaña, donde recibimos los primero rayos de sol. El día es fantástico y aunque a la tarde se barrunta tormenta, el haber madrugado nos gratificará con buen tiempo toda la mañana.

Pasamos junto a una borda francesa donde venden queso y disfrutamos de las vistas hacia los valles franceses que también están radiantes con el sol matutino.

Nos acompañará casi siempre en esta cara francesa el Circo de Aspe con la imponente chorrota y las elevadas montañas alrededor. La verdad que toda una maravilla para los sentidos. Vamos francamente bien, la subida aunque continua es muy cómoda de llevar, y el tiempo y las fuerzas acompañan.

 

Cada vez tenemos más ratos de sol y menos sombra de hayas, pues ya pronto entraremos en el collado de la Mujer Muerta donde nos uniremos al GR-11 y disfrutaremos de un ambiente más alpino.

 

Últimos vistazos al Circo de Aspe que se nos muestra imperial, antes de entrar en la vertiente española y donde una vez salvado la mayor parte del desnivel, ya será una senda más llanera y con mucho ambiente.

En la unión con el GR-11 y ya sobrepasado el collado, intuimos el camino y la ubicación del lago…..desde aquí hasta el Ibón, es coser y cantar….

Ana ya vislumbra el hueco del Ibón, y sobrepasado el último colladete, se nos muestra la auténtica maravilla de paisaje.

Llegan los momentos de disfrutar de tan magno paisaje, y de tanta belleza que entra por nuestros ojos. Sin duda, estos lagos de montaña, dada su localización y su entorno, son uno de los recorridos más bonitos y accesibles que podemos realizar, con una recompensa en forma de belleza, única.

Tras las fotos de rigor, echo los pies al agua para saborear el frescor de la montaña y me quedo durante minutos embobado con las montañas, el agua y el entorno.

Hay pocos sitios donde se respire tanta paz y donde poder cargar energía. Montaña en estado puro.

Picoteamos algo y nos hidratamos, a la vez que nos abrigamos algo ya que venimos sudados de la caminata y no conviene coger frío. Sin duda, un ibón más en el recuerdo y una ruta muy sencilla, amena y muy recomendable.

Nos despedimos con unas últimas tomas y emprendemos el camino de retorno, que en poco más de 1 hora nos dejará otra vez en el coche.

Lo dicho, para el que quiera, dejo enlace del track de subida en la sección de tracks-rutas, aunque el sendero está suficientemente marcado, eso sí, llevar el track, siempre es tranquilidad para no despistarse.

 

Un saludo

Anuncios

Ibón de Acherito (vía normal desde Oza)

Bueno, pues brevisima escapada a Pirineos, para desconectar un par de días, en la que nos hemos metido en unas rutas más que interesantes, conociendo rincones que aun nos quedaban por descubrir. Aprovechando que estábamos en el Valle de Hecho, decidimos atacar la subida al Ibón de Acherito, todo un clásico en este valle y que sin duda no defrauda, como ahora veremos. El Ibón de Acherito, tiene la particularidad de ser el Ibón más occidental del Pirineo, y se encuentra situado en un enclave precioso amurallado por las imponentes Foyas del Ibón que le dotan de un aire majestuoso.

 

Hay que decir, que es un Ibón bastante accesible por su corta ascensión, pero que aunque no requiere de nivel técnico, sí que es obligado tener un fondo físico bastante bueno, ya que el desnivel que se salva es importante en muy poca distancia. (de las 8 personas que subimos aquella mañana, 2 se tuvieron que dar la vuelta), así que vamos a subir la dificultad a moderada. Vamos allá con los datos técnicos y el reportaje de subida:

En rojo la ruta de subida, en naranja los 3 “collados”

Acceso-Aparcamiento: Se accede desde Hecho hacia la Selva de Oza, pasando Siresa, la Boca del Infierno y pasado el camping, tenemos que ir a buscar en una divisoria de pistas, el desvío a la izquierda que nos lleva hacia el Refugio-Casa de la Mina y que nos cruza el río es el que debemos de coger (el otro sube dirección Aguas Tuertas)

Longitud-Duración: En realidad la ruta está marcada como circular, pues una vez llegados al Ibón se va a buscar el Barranco de Acherito para bajar por él. Nosotros la hacemos de subida y bajada por el mismo camino. Con una longitud de 4,1 kilómetros y unas 2 horas de subida (1’30h. de bajada) sin contar paradas. La circular es un pelín más larga.

Recomendaciones: Lo dicho anteriormente, la primera parte de la ascensión es algo dura, no apta para cualquier persona, pero sin dificultades técnicas. Ya que la ruta es bastante alpina y no se pasan tramos de bosque, es muy recomendable madrugar para hacer la parte más dura de la subida a la sombra que nos proyecta el Mayo Anarón y evitar la calor.

Desde el aparcamiento ya vemos toda la Sierra de Alano, o al menos gran parte de ella, que se presenta majestuosa y que nos va a acompañar en gran parte de la subida.

Y si miramos hacia la ruta del Ibón, se impone majestuoso también el Mallo de las Foyas, por cuya ladera discurre la ruta de subida al ibón como os he marcado en la foto. Tras los carteles pertinentes de la ruta con los mapas y demás, cruzamos un vallado para las vacas y nos adentramos ya en la ruta propiamente dicha.

Siempre llevaremos la Sierra de Alano a nuestras espaldas, con lo que tendremos una buena referencia. Esta primera parte de senda, discurre por el Barranco de las Foyas, por el cual la senda va ganando desnivel y nos va encarando hacia la ladera del Mallo de las Foyas que comentábamos antes. Aquí ya tenemos trozos con un desnivel considerable y donde hay que tomarse la subida a ritmo para no desfondar. Por suerte, buena parte de esta subida la hacemos a la sombra y no se nos hace tan dura.

En cualquier cruce de caminos está correctamente indicada la ruta a seguir, por lo que no tendremos opción de pérdida en ningún momento de la senda. Una senda además muy marcada por la afluencia de gente a esta ruta. Seguimos con nuestras preciosas vistas conforme ganamos altura, donde ya asoman bellos puntales reconocibles.

 

La ruta, nos llevará ganado altura hasta un primer collado donde gira bruscamente a la izquierda.

Podemos decir que una de las tramadas fuertes ya la tenemos salvada, desde aquí se desplaza por la ladera de Mallo de Foyas aunque todavía con alguna rampa durilla a buscar un segundo colladete. Para luego suavizar la pendiente en busca de otro colladete más que casi nos situará a la altura del Ibón para en una senda cómoda llegar a sus pies.

En este último collado se nos abre ya vistas a picos como el Petrechema o el Sobarcal. Prácticamente el desnivel lo tenemos ganado ya, pasando de los 1.230 metros del aparcamiento a los 1.869 metros del Ibón, algo más de 600 metros de desnivel que en su primera tramada se hacen algo duros, pero que llegados a la orilla del lago, todo se olvida para contemplar la belleza de este impresionante Ibón pirenaico.

Aunque no hace calor como para darse un baño, sí que remojamos los pies disfrutando de la belleza del entorno y de las aguas frescas, por no decir frías del Ibón.

Mantiene un agua azulada y trasparente que sin duda en los días más calurosos del verano, habrá hecho las delicias de más de un bañista. Nos damos un pequeño aperitivo para reponer fuerzas y comentamos la dureza inicial de la subida, pero que compensa la belleza del Ibón. Aun nos da tiempo de hacernos algunas fotos más “artísticas” y nos disponemos ya a coger el camino de vuelta.

A la bajada nos encontramos con 3 parejas en distintos tramos de la ruta, hablamos con todas ellas y todas nos hablan de la dureza inicial.  Incluso la última pareja, que aun no ha llegado al primer collado, ya acusa la insolación y desisten de seguir hacia el Ibón. Lo dicho, una ruta magnífica, para un entorno realmente bello; corta y exigente, pero sin sombra en todo el recorrido, por lo que hay que madrugar para evitar las horas de máxima insolación. Por lo demás, plenamente recomendable, eso sí, con buena forma física.

En la sección de track-rutas os dejo el track de la subida en GPX para quien quiera ir más seguro

Ascenso al Montardo (2.833 m.)

Como hoy tendría que estar en el Pirineo de travesía, y ya que hemos suspendido el asunto por el tiempo, os dejo con un repor del Pirineo que tenía preparado…..espero que lo disfruteis…

Bueno vamos allá con la ascensión al Montardo que realicé en Septiembre de 2010 en el Pirineo. La ascensión en sí, no tiene dificultad si se realiza sin nieve, es un ascenso en general fácil, salvo por el desnivel que hay que realizar, de aproximadamente 1.500m. ésto es lo que te puede “machacar” si no estas un poco en forma. La subida son unas 4 horas y 30 min y la bajada, pues algo menos, todo sin contar paradas.

IMG_7147-01

 Vista de la Cima del Montardo desde el inicio de ruta…..

Es una subida muy “guapa”, pues se empieza en cota baja (1.400m.), y vas ascendiendo por una ladera en umbría y se contempla perfectamente los diferentes pisos climáticos vegetales como van cambiando a medida que vas cogiendo altitud. Pasando del robledal y pinar, por el hayedo, el avetar, el pino negro hasta la ausencia de especies arbóreas y la invasión de prados de montaña y canchales de piedra. Sin duda alguna, un deleite para los que apreciamos la vegetación y estos estratos vegetales que van cambiando a medida que las condiciones climáticas se van endureciendo.

Tras unos kms. de pista, y una vez encaminados en el sendero que nos llevará a la Restanca, vamos disfrutando, a la vez que salvando buen desnivel, de este precioso paraje. Como hemos dicho, salvando muchos estratos de vegetación que hacen que la ascensión sea amena. Una vez dejada la pista forestal y acogidos al sendero, el camino zigzaguea para ganar desnivel con mucha rapidez…primera “petada” de piernas que conviene subir al ritmo de cada uno.

IMG_7030-01

 Estany de la Restanca y su Refugio…encaminados ya por el sendero que sube

 Una vez llegados al refugio y a la presa de la Restanca, descansamos un rato y comemos y bebemos algo, pues aun nos quedan unas horas por delante y bastante desnivel que subir. Ahora nos encaminamos al pequeño estany de Cap de Ports. En ese ascenso vamos dejando atrás la Restanca y una hermosa vista de la sierra de mares. Siempre bien acompañados por el reguero que pone banda sonora a la subida. Aquí iremos diciendo “Adios” a los últimos Pinos negros (Pinus uncinata) que resisten a esa altitud.

IMG_7125-01

 Algunas flores alpinas en la subida, de fondo estany de la Restanca 

IMG_7143-01

 Esqueleto de Pinus uncinata a mitad de subida

Ya en el Estany de Cap de Ports, nos deleitamos con alguna que otra toma y vemos, tras otro repechón, el Coll de la Crestada. Se trata de un tramo de bastantes piedras y aunque incómodo de caminar, lo salvamos sin más dilaciones hasta llegar al “coll”, donde descansamos y dimos buena cuenta de otro aperitivo. Desde aquí ya se podía disfrutar de unas buenas vistas, por ejemplo del Estany de les Monges y de otra parte del Parque Nacional de Aigüestortes y Lago Sant Maurici.

El parque tiene 4 entradas principales (nosotros estábamos en la parte del valle de Aran y veíamos la parte de la Ribagorza con el estany de les Monges i la Cabanera de Durro:
– Aigüestortes (Alta Ribagorça): estany de les Monges…
– St. Maurici (Pallars Sobirà): Amitges, Ratera, Peguera…
– Vall Fosca (Palls Jussà): Colomina, estany Gento…
– Rivera de Valarties i Aiguamoix (Val d’Aran): Colomers, Restanca, Vall de Rius

IMG_7044-01

 Estany de Cap de Ports por la mañana

IMG_7116-01

 Estany de Cap de Ports por la tarde…de bajada

IMG_7112-01

 Subida por el pedregal hasta el coll de la Crestada

IMG_7110-02

Arroyos que alimentan el estany

IMG_7049-01

Ya desde el Coll de la Crestada vistas al sur hacia el estany de Monges y parte del Parque Nacional

Desde aquí y algo despistados (pues hay unos cuantos caminos) conseguimos salvar otro desnivel hasta el collado del Montardo por una tartera, donde pudimos disfrutar de las ruidosas marmotas, que hicieron muy amena la subidita. Una vez en el collado ya te vas haciendo la idea de las vistas que te esperan en el Montardo. Vamos desde aquí ya ves el último repechón hasta la cima.

IMG_7065-01

Último repecho……la cima ya está cerca…..o eso parece….

Una vez arriba……impresionantes vistas……te quedas minutos y minutos degustando el paisaje, la amplitud, la grandeza, la inmensidad y la belleza que te ofrece el Pirineo……realmente impresionante!!!.
Hicimos la fotito de rigor y con el mapa, estuvimos analizando todo lo que veíamos.
Finalmente y en la cima dimos buena cuenta de la comida que llevábamos y para abajo……

IMG_7083-01

En esta toma se aprecia bien dos de los estanys que hemos subido: La Restanca (se ve la presa) y el cap de Ports que es el que tengo detrás de mis piernas. Las vistas son infinitas….

IMG_7070-01

Cima del Montardo 2.833m.

IMG_7096-01

Si llevas mapa y el tiempo te lo permite, es interesante ir descifrando cada pico, cordillera o estany que ves…

IMG_7100-01

Lo mejor de la subida….que hambre!!!……al loro con las vistas!!……..

El día fue perfecto y la ruta elegida…..una maravilla…..disfruté como nunca. La ruta, plenamente recomendable para hacer, siempre claro, con algo de forma física y buen tiempo….esto es…primordial.

 Un saludo