Nuevos inquilinos

Por todos es conocida la increíble labor que las avecillas forestales realizan en pro de unas masas forestales saludables. Son los auténticos luchadores biológicos de casi todas las plagas forestales que atacan nuestros bosques y ayudan a regular la población de estos insectos, que ya de por si, coexisten en el ecosistema, pero que si sus poblaciones no se controlan naturalmente, pueden devenir procesos de plagas.

En estos últimos meses, en los que se había levantado una alarma sobre los daños de la Procesionaria del Pino (Thaumetopoea pityocampa) y que desde este blog quisimos ponerle nombre y apellidos a los daños y a sus principales enemigos naturales. Hemos estado trabajando el colectivo de APN’s (Agentes de Protección de la Naturaleza) de la Sierra de Albarracin, para intentar en la medida de lo posible, ayudar en el control efectivo de las plagas de una manera natural.

Uno de los métodos más efectivos que tenemos es el mantenimiento y mejora de las poblaciones de páridos, que son las avecillas forestales que nos ayudan en el combate de esta plaga. En estudios realizados se han llegado a contabilizar hasta 52 cabezas cefálicas de larvas de procesionaria en los primeros estadios larvarios de un estómago de un Carbonero común (Parus major), es decir, que una sola ave había consumido más de 50 larvas de pequeño tamaño de procesionaria. Imaginaros por un momento, una población de unos 20 carboneros la cantidad ingente de larvas que llegan a comerse…si a esto le sumamos lo consumido por otros páridos como herrerillos capuchinos, herrerillos comunes, carboneros garrapinos, etc…..tendremos una población de aves muy voraz que nos estará haciendo una labor sanitaria estupenda.

IMG_20160219_120724

Así que en los últimos días del invierno, conviene dedicarle trabajo a la colocación de cajas nido para favorecer la reproducción de estas aves. Dado que teníamos un stock de cajas por poner nos pusimos manos a la obra y colocamos del orden de 60 cajas en una masa de repoblación de Pino negral (Pinus nigra) de unas 20 Hectáreas de Tramacastilla (Teruel). A nosotros nos gusta, llamarlo fase 1, ya que en sucesivos años iremos aumentando el número de cajas por toda la masa, con el fin de dar solución a las parejas de páridos que quieran adueñarse de ellas.

IMG_20160219_120539

Además, hemos colocado más cajas en diferentes recreativos y fuentes de la zona, así como en la zona de la vega del Río Guadalaviar a su paso por Tramacastilla. Ya que las choperas son otra importante fuente de alimento de estos animalillos.

Y llegados esta época del año, cuando la primavera ya está casi fusionándose con el verano nos hemos acercado a las cajas más accesibles para ver si había atraído a algún inquilino y voilá!!

IMG_1433

En tan solo 10 minutos de observación sobre la caja número 1, vemos un trajín de entrada y salida de pajarillos. La han ocupado!!!, toda una alegría verlos entrar y salir con orugas, mosquitos e insectillos varios en la boca y saliendo con los excrementos que generan los pequeñuelos para dejar el nido bien limpio de restos.

IMG_1456

En este caso se trata de un Herrerillo común (Cyanistes caeruleus) uno de los páridos más bonitos y coloridos. Sin lugar a dudas, encantados con su nuevo hogar y donde ya se oyen en cada entrada el trinar de los más pequeñajos pidiendo comida.

Son buenas fechas ahora de hacer seguimiento de estas cajas, para saber el grado de ocupación y qué especies han decidido instalarse.

IMG_1446

Así que conforme vayamos encontrando novedades las iremos descubriendo aquí en el blog.

Recordad que es muy fácil construir una caseta de este tipo, y que en nuestro jardín o en el monte que tengamos más cercano, puede ser un lugar idóneo para instalarlo. A ver si me pongo un día y hago un pequeño tutorial para el que se quiera animar a construirse su propia caseta para pájaros.

Un saludo

Disfrutando del Águila Real

La naturaleza a veces tiene esas sorpresas que la hacen tan y tan apasionante, y una especie como el águila real, suele ser de esos animales que escriben los mejores momentos de observación que uno puede tener. El otro día, sin ir más lejos, en las cercanía de Tramacastilla, nos paramos el compañero y yo, tras una larga jornada de trabajo, en uno de los puntales de mejor observación hacia unas canteras. Un grupo de 13 o 14 buitres revoloteaba sin descanso dichas canteras, y procedimos a su observación con ánimo de descubrir algún posible punto de nidificación de dicha especie. Días atrás, había descubierto 2 nidos de buitre sobre los cantiles del río Guadalaviar, también en término de Tramacastilla, y aquellas otras riscas, podrían ser también un buen punto para ubicar el nido. Así que, cogimos prismáticos, trípode y catalejo y nos apostamos en un buen mirador.

Buitres arriba y buitres abajo y tras media hora analizando cada repisa de los cantiles rocosos, no dimos con ningún posible punto de nidificación. Todo y que los buitres merodeaban, se posaban y volvían a volar. Y cuando más rutinaria se hacía la observación, de apenas 200 metros, y bajo nuestros pies, salta un “bicharraco” que en seguida identificamos como un Águila Real (Aquila chrysaetos) y curiosamente con algo entre sus patas. Empezamos a discutir, mientras planeaba, si era una ardilla, un conejo o algún tipo de ave de mediano tamaño, pero lo llevaba fírmemente sujeto entre sus garras y no había manera de saber lo que era.


IMG_0518-2

El planeo del águila la llevó a la ladera de enfrente, donde, para nuestra sorpresa, le estaba esperando su “pareja”, a la cual, tras unas leves piruetas, le entrega el paquete capturado y se aleja unos 500 metros volando. Buahhh!! increible!!! estábamos presenciando en directo la parad nupcial del águila real, que no contento con esa ofrenda, se enzarzan macho y hembra en un vuelo acrobático, de sube y baja, de caídas en picado, de zigzagueos y de alguna posada en tierra para descansar. El espectáculo es increíble de esta poderosísima ave, y pronto nos olvidamos de los buitres, que por cierto, han desaparecido de la escena, y nuestro único objetivo es seguir de cerca a esta pareja de enamorados.

IMG_0522-2

Los fríos días de Febrero son la época nupcial del Águila Real, esta secuencia de aleteos, ofrendas, caídas en picado, y demás juegos entre la pareja, son la constante en estos días pre-cópula y adecuación del nido. Que en poco tiempo, se encontrarán ya incubando los huevos y a punto para traer a una nueva generación a nuestras sierras.

El águila real es la más poderosa de nuestras águilas, la reina indiscutible de los cielos, y una rapaz de enorme envergadura y poderoso vuelo. En España es ciertamente abundante en las montañas, donde ocupa prácticamente la totalidad de la península, siendo escasa en la franja cantábrica.

distribución aguila real

En Aragón, por su parte, resulta relativamente abundante, manteniendo en los últimos años la población o incluso aumentándola, aunque con ausencia importante de un seguimiento poblacional.

distribución aragon

En la Sierra de Albarracin, se estimaba una población en 2008 de 14 Territorios, lo que habla de una densidad de 0,99 parejas por cada 100 km2, una densidad muy muy buena, lo que establece a la sierra como un hábitat favorable para dicha especie.

Y ciertamente, no resulta extraña su presencia en nuestros montes. Cualquier aficionado a la naturaleza que salga comúnmente a “patrullar” la sierra, será muchas veces recompensado con la observación de dicha ave. En mis deambulares puedo hablar de unas cuantas observaciones, sin duda. En sitios tan dispersos como los pinares tupidos de la Garganta de Noguera, o en zonas más abiertas propias de Pozondón o la Vega de Tramacastilla y Torres.

IMG_0520-2

Este año, el reto es localizar el nido al esa pareja de águilas reales para hacerles un seguimiento de nidificación, así que hay que estar atento estos días para ver los movimientos propios de aporte de material al nido y primeros días de incubación. Sin duda, todo un reto sobre un ave, tan poderosa que a la vez es la discreción personalizada. Celosa de no mostrar sus cartas y ser difícil localizar su emplazamiento.

IMG_0514-2

 

Pero en esa dificultad radica nuestro trabajo, nuestra profesión y nuestra pasión, en descubrir y seguir los pasos que van dando, para comprobar que todo el proceso reproductor se realiza con total éxito y en verano podremos disfrutar del vuelo del juvenil junto a sus padres.

Iremos informando, conforme vayamos teniendo novedades de tan majestuosa ave. Pero sobretodo, seguiremos velando por su conservación y buen desarrollo en la sierra. Trabajo que venimos realizando los compañeros APN’s (Agentes para la Protección de la Naturaleza) en nuestras respectivas demarcaciones y velando por la conservación de estas joyas de nuestra naturaleza.

 

 

 

NOTA:

-Algunos datos y mapas están extraídas del censo reproductor de 2008 que realizó Seo/Birdlife en colaboración con el MAGRAMA.

-Las fotografías, están hechas sobre un ejemplar localizado en Calomarde en 2014. Desgraciadamente la gran observación del otro día en Tramacastilla, sólo fue observación y no pudimos realizar ninguna fotografía.

La vida en la Ciénaga

El otro día andábamos mirando algo de fauna en la laguna temporal que se forma entre Pozondón y Rodenas. Una buena recua de azulones, zampullín, cigüeñuela……nada nuevo para estos humedales temporales en zonas de paramera que en cuanto recogen un poco de agua de lluvia son un vergel de aves acuáticas y zancudas.

Pero quizás lo que más nos sorprendió fue el bullicio de vida que había en la ciénaga de Rodenas. Un canal de desagüe de aguas de deshecho que si pasa muchos días sin llover y limpiarse se acumula en forma de ciénaga con un olor casi pestilente.

Esta mezcla de agua, barro, y materia en descomposición es un caldo de cultivo propio de muchos insectos, y por ende, una atracción casi obligada para muchas aves que, en busca de alimento fácil, se acercan a este “ecosistema” tan particular.

IMG_4644

En la parte más acuática del canal nadaba una Focha común (Fulica atra) enfrascada con las raicillas y vegetación emergente que bien nutridas crecen con fuerza. Es un ave acuática bastante inconfundible con esa frente y pico blancos en contraposición con el cuerpo negro brillante.

Por otro lado nos sorprendieron 4 Andarríos bastardos (Tringa glareola), un ave que no había visto en directo y que nos sorprendió por su tranquilidad, muy acostumbrada a pasar desapercibida a través camuflaje que su plumaje le ofrece.

IMG_4631

De pico alargado y un moteado en la espalada muy característico, sus alargadas patas zancudas le permiten casi caminar sobre estos lodos sin hundirse en busca de alimento. Aquí lo podemos ver de paso, en su migración hacia la Taiga Europea donde criará en verano para volver de nuevo en migración a África para pasar el invierno.

IMG_4637

Así pues, un regalo para los ojos poder ver estos pájaros que por estos lares sólo están de paso.

También disfrutamos un buen rato de las peleas y conflictos entre las Collalbas grises (Oenanthe oenanthe) y las Lavanderas boyeras (Motacilla flava) por los mejores posaderos limítrofes de la ciénaga y los campos de cultivo.

IMG_4656

Las dos especies de paseriformes también estivales por estos lares que tras pasar el invierno en África vienen al calorcico de la península a nidificar. En estos días entrada la primavera es cuando más ajetreo tienen en busca de su lugar de cría, elección de zonas de “caza”, mejores posaderos……la competencia entre unos y otros es feroz, desembocando muchas veces en peles y trifulcas.

Curiosa pues la actividad en la ciénaga que se forma cercana a la población de rodenas y que guarda mucha fauna por descubrir.

¿¿El picoqué??….¡¡un pájaro carpintero!!

IMG_1544

– ¿¿Oyes eso??……es un Pico Picapinos…
– ¿¿Picoqué??
– Estooo…….mmmm…..un pájaro carpintero!!
– Ahhmmm vaaale

Ésta podría ser una de tantas conversaciones que he tenido muchas veces cuando salgo con algún amig@ por el monte. Para la mayoría de mortales, es más entendible un pájaro carpintero que un pico picapinos, así que mejor no tecnificar el asunto y darle a entender a esa persona lo que ha visto u oído.
Nunca me he “emperrado” en hacerle entender que se llama Pico Picapinos, la esencia radica en que seguramente se haya hecho a la idea de qué pájaro se trata. Ahí está el conocimiento!! y se lleve a casa el grato recuerdo de saber que por estos parajes también habita el famoso pariente del Pájaro Loco

Es sin duda, el Pico picapinos, una de esas joyitas que esconden los bosques de la sierra. Ruidoso en su tamborileo sobre los árboles, y sobretodo muy chillón en su voz de alarma, resulta casi inconfundible de reconocer.
Casi siempre trepando verticalmente por los troncos de los pinos, es un pájaro vistoso pero a la vez tímido, que no duda en ponerse en la cara opuesta del tronco para que no le veas, o para no verte 😉

IMG_1552

El otro día tuve a esta simpática hembra deambulando por los huertos de Tramacastilla, y casi posando se dejó hacer alguna que otra instantánea. Como veis tiene un colorido de lo más variado predominando los blancos, negros y rojos.

IMG_1534

Y una vez hechas las presentaciones, creo que deberemos llamarlo a partir de ahora por su nombre: Pico Picapinos (Dendrocopos major) y dejar lo de pájaro carpintero o pájaro loco para ilustrar a los más pequeños.

Un saludo

Algo trina en el agua

Ya habíamos comentado anteriormente la importancia que tienes los pequeños humedales, charcas o pantanos del interior para albergar pequeñas poblaciones de paso de acuáticas y no tan acuáticas. Nuestra sierra no es un paraíso acuático, pero alberga algunas zonas húmedas, que aunque no le damos importancia, es bien utilizada por las aves para descanso, alimentación o cría.

Una de esas zonas es el pequeño pantano de Orihuela, construido no hará muchos años, día a día va ganando números como espacio acuático para las aves. Todo y ser un lugar muy, pero que muy concurrido, ya hay zonas con buen refugio de plantas acuáticas y anfibias que algunas especies valoran.

Este es el caso del Zampullín Chico (Tachybaptus ruficollis), el más pequeño de la familia de los zampullines y que le encanta estos humedales pequeño y con algo de cobertura vegetal. Es especialmente sonoro con un trino muy agudo característico y que sentado en la misma fuente del pantano, se puede disfrutar del deambular y zambullir de estos pequeños navegadores. Se sumergen pocos segundos, normalmente de 15 a 20 segundos y su actividad es frenética peinando todo el pantano.

 

Francamente merece la pena acercarse una tarde y desde la distancia, con ayuda de unos prismáticos, degustar el ir y venir de estos pequeñuelos.

Así pues, no conviene descuidarse en cada visita al pantano, porque los visitantes son bien diversos. Antaño fueron las garzas, los ánades y los cormoranes y hoy ya tenemos una familia de zampullines…..que vendrá después?????

 

Un saludo

Un entrañable encuentro

Una agradable encuentro tuve el otro día mientras acechaba a un grupete de ciervos por los parajes de la sierra. La verdad que llevaba un buen rato intentando sacar una toma decente de este vareto que andaba en su ajetreo buscando algo que llevarse a la boca. El muy “jodio” no levantaba la cabeza ni por asomo. Bien se fiaba de un par de hembras muy cercanas que no paraban en todo el rato de olisquear el ambiente y mirar para todos lados. Yo medio apostado tras un gran enebro, y con el viento en contra, podía disfrutar pausadamente y sin ánimo de levantar sospecha del pastar continuo de este precioso jovenzano.

IMG_2973-01

La cosa es que, en una fracción de segundo una mota barría el cielo, lo que me hizo mirar para arriba, y tras un primer vistazo supe rápidamente que no era el clásico buitre cresteando en en busca de alguna carroña. ´

IMG_2965-01

 

Un rápido movimento y clic, clic y desapareció de la misma manera que había aparecido. Era todo un bicharraco, sin duda, y enseguida me olvidé de los ciervos para centrarme en la pantallita de la cámara y repasar las dos fotos en busca de una identificación. Sin duda todos los indicios apuntaban a una especie. Tamaño, silueta, coloración……un Águila Real. 

IMG_2967-01

Sin duda un gran encuentro, con una especie elegante y majestuosa, imponente como pocas y que llega a ser la cúspide en la rama de las águilas.

Prospectaremos la zona en busca de un nuevo encuentro, sería interesante tener localizada el área vital de esta especie. Si consigo algo, seguiré informando.

 

Saludos

Gallocanta y sus grullas

IMG_9524-01

No ando muy bien de tiempo, no nos engañemos, cada vez voy entrando un poco más en el estudio de las opos y la verdad que aun queda mucho por hacer. Si a esto le añadimos que salgo más bien poco a practicar la fotografía, nos da como resultado poquitos artículos para el bloc. De momento y aunque sea raquítico, iré subiendo lo que pueda, luego tal vez cerremos por una temporada, todo se verá.


IMG_9331-01


Así pues he exprimido las quinientas y pico fotos de Gallocanta y he seleccionado lo más llamativo para su disfrute. Me hubiese gustado explicaros algo más de las grullas, biología, comportamiento, migración y demás, pero como os he comentado, no dispongo de mucho tiempo. Así que simplemente dejo caer las fotos.

IMG_9139-01


IMG_9231-01

IMG_9259-01

IMG_9287-01

IMG_9325-01



IMG_9339-01

IMG_9405

IMG_9406-02

IMG_9416

IMG_9456-01

Gallocanta “más allá de las grullas”

Como seguramente ya habréis leído en el Bloc de Jose, el sábado pasado estuvimos en la laguna de Gallocanta haciendo una sesión de hide para fotografiar grullas y en general lo que se pusiera por delante. Tras solicitar los permisos pertinentes y preparar concienzudamente todo el material, allí estábamos el sábado a las 7 de la mañana siendo aun noche cerrada. Las normas son claras, se ha de entrar en el hide una hora antes de la salida del sol y no se puede abandonar el mismo hasta que anochezca por completo. Así pues a las 7 y media ya estábamos metidos en la lata de sardinas, porque el espacio era más bien justito. Aquí os dejo un par de fotos que hice con el móvil mientras José se emocionaba con el Zarapito real.


Sin títulvo 1


Para colmo el coche lo habíamos dejado marcando la nada despreciable temperatura de -8ºC. Así que ya podéis imaginaros el panorama dentro del hide con gorro, guantes, braga y metidito en el saco de dormir. Eso sí, expectante a las primeras luces y sobretodo a los primeros bandos de grullas que surcaban los cielos aun despertando.


IMG_8893-01

IMG_8944-01


Durante las primeras luces, el trasiego de grullas por el cielo era incesante, grupos más o menos numerosos sobrevolaban la laguna para adentrarse en su mayoría al valle del Jiloca. Desde el hide, el frío se iba olvidando y las primeras fotos y ráfagas empezaban a llenar las tarjetas.

IMG_8919-01








Una vez amanecido, podíamos ver claramente el frío en la charca de delante y en la escarcha que todo lo invadía, aun así los primero visitantes hicieron acto de presencia. Bandadas enteras de pajarillos que se acercaban a la charca en busca de un primer trago de agua. Trigueros, gorriones, jilgueros, cogulladas o estorninos eran frecuentes visitantes del agua, y casi como un reloj no faltaban a su cita.

IMG_9007-01

Buenas risas nos pegamos con los pobres animales patinando sobre el hielo, resultaba cómico ver como se resbalaban y las frágiles patitas se iban “de varetas” en cuanto intentaban algún movimiento brusco.

IMG_9013-01

Los estorninos también nos visitaron en bandadas, con sus pintas blancas reflectantes y sus ansias por echar un trago de agua. Al final incluso nos regalaron un baño en grupo, eso sí, en tiempo record, se tiraron como posesos al agua, cuatro chapoteos rápidos y salieron volando con la misma prisa con la que entraron.

IMG_8998-01

IMG_9528-01

Mientras los gorrioncillos se calentaban en la hierba alta, el fantástico alcaudón descansaba en los cardos de las orillas de la charca. Y es que a parte de las grullas, el entretenimiento estaba servido, bien porque se acercaban los estorninos, o porque bajaban los gorriones a beber agua, la cuestión era fotografiar a todo bicho viviente que revoloteara a la debida distancia.

IMG_9026-01



IMG_9502-01


Incluso la hermosa cogullada, se dejó retratar levantando su espectacular “tupé” al aire.

IMG_9241-01

Me recordó mucho al también bien-peinado herrerillo capuchino tan abundante en la sierra de Albarracín.

IMG_9246-01

El nerviosismo que atesoraban la mayoría de pajarillos no era infundado, sino innato en ellos, hay que estar atentos al más mínimo peligro, que en la mayoría de los casos está en el aire en forma de rapaz. Deambulando por los alrededores, unas veces más lejos y otras más cerca, la preciosa silueta del aguilucho lagunero paraba de golpe la actividad en la charca. Ágil en el volar y veloz en atacar, se sirve de los despistados y los confiados para completar su dieta. Y sin duda, difícil de pillarle una buena toma.

IMG_9461-01


También nos hizo una fugaz visita el Milano real, inconfundible con esa cola ahorquillada y las manchas blancas en las alas.

IMG_9069-01

Pero el protagonista de la sesión, dejando de lado las grullas fue sin dudarlo los zarapitos (apodados becadas por nosotros), unas aves limícolas la mar de graciosas con el pico curvado y que estuvieron rondando las inmediaciones del hide en prácticamente las 11 horas que duró la sesión.

IMG_9087-01


IMG_9036-01
Unas veces junto al agua clavando el pico hasta los ojos, y otras rondando los alrededores fue un leal compañero y un fácil blanco para nuestros objetivos.

IMG_9433-01

Como se puede ver, sin contar las grullas, las visitas de otros moradores de la zona fueron más que numerosas, y un entretenimiento más en las largas horas dentro del hide. Finalmente y tras la penumbra que deja la tarde en pos de la noche, se terminó la sesión, con los músculos algo agarrotados, algún que otro rato de frío, pero en definitiva con muy buenos momento y mejores experiencias.


Las fotos de las grullas para el próximo artículo.


saludos

El Portillo (sin novedad)

IMG_7817-01
Cinco años llevo diciendo eso de “El Portillo….sin novedad” y que siga sin novedad, no jodamos, que cuando la haya hay que salir pitando a apagar el fuego!!!

En fin, ya son cinco añitos por aquellos lares todos los veranos y aunque no siempre tengo la cámara allí arriba, si que hay días que me la subo. Sin fecha explícita, más bien cuando me da el barrunte.

IMG_7797-01

Las vistas son muy buenas, todo sea dicho y junto a la torre hay un mirador con paneles explicativos de los parajes. Cosa que no todo el mundo que pasa por allí se percata. Seguramente porque no hay un cartel con una flecha que diga “iiiiieeeeee que allí arriba hay un mirador!!!” (de verdad que qué poquito costaría poner uno y cuanto se ganaría en calidad turística) así pues la gente para en la misma carretera y desde allí hace las fotos.
IMG_7800-01
Los cuatro malcontados que se percatan del mirador o simplemente que deciden inspeccionar, se llevan la sorpresa de que tanto la torre como el mirador se encuentran encima de lo que fueron trincheras de la guerra civil. Y donde incluso sin mucho buscar se encuentran trozos de metralla, balas o cascotes. Un par de corrales medio en ruinas también forman parte del paisaje allí reinante.
IMG_7851-01

Ni mucho menos, la fauna está reñida en este sitio. Los alocados pajarillos divagan de piedra en piedra en busca de su preciado manjar. Lavanderas, Reyezuelos y Colirrojosson los valientes “correpiedras”. Pero si miramos al cielo (y esto lo tengo bien controlado) podemos llegar a ver con mayor facilidad a los inmensos buitres y con un poco de suerte a una pareja de Alimoche, un Cernícalo que me suele visitar casi a diario y a todo tipo de córvidos.

En fin, es un paraje que aunque no reviste gran atractivo como para organizar un viaje exproceso, sí que sería “pecado” el no acercarse al mirador y degustar una de las más hermosas vistas de la sierra, si nuestro viaje nos hace pasar por el portillo.

Proximamente algunas capturas desde la torreta…..pero eso será en el próximo artículo.

saludos

Una de buitres

Cuanto me llegará a gustar ir a los cortados del Hoz Seca en busca de bellas imágenes de estos carroñeros del aire. El paisaje y la naturaleza que se respiran son únicos, y encima te ofrecen la posibilidad de llevarte a casa buenos retratos. ¿Qué más se puede pedir?.

Hasta que le coges el truco al zoom, resulta tarea difícil, además de enfocarlos en vuelo, gracias al “AI SERVO” de la cámara que ayuda en el enfoque en movimiento y al estabilizador del objetivo, parece que la faena se reduce. Aun así encuadrarlos y ajustarlos a los encuadres es toda una operación de destreza. Un pequeño reencuadre en casa siempre ayuda a una mejor presentación. Aunque si ese encuadre se realiza en campo, pues mejor que mejor, porque así te ahorras faena.

Volviendo a al buitrera, no pude estar más de dos horas deambulando y la verdad que se te pasa el tiempo volando, nunca mejor dicho, pero te traes a casa un buen sabor de boca.

Intentas cuadrar los encuadres, el enfoque y a veces pues lo consigues y a veces, las que más, pues no, pero para eso sirve, sino para practicar para el día que te vuele cerca un Quebrantahuesos o un Águila Real, que ese día no hay margen de error.

Ilusiones a parte os dejo disfrutando de las fotos.


saludos