El mini-abetar de Bronchales

Si hablamos de abetales (bosques integrados por Abetos), en España podemos contar con los umbrosos abetales pirenaicos de Pinabete (Abies alba) y los sorprendentes Pinsapares (Abies pinsapo) del sur peninsular. Ambos, dignos de visitar y descubrir, pues son auténticas joyas de nuestros bosques autóctonos.
Por contra, en el centro y norte de Europa el abeto por excelencia es la Pícea común o Abeto rojo (Picea abies), un primo hermano de nuestros abetos y que forma extensos bosques, siendo protagonista por ejemplo de la extensa Taiga escandinava y rusa. Es decir, árboles perfectamente adaptados a rigurosas condiciones meteorológicas en cuanto a frío y nieve.
Curiosamente allá por los años 50, quizás antes….en el puerto de Bronchales se preparó una parcela de cultivo donde se plantó, seguramente unas cuantas bandejas de Abeto rojo (Picea abies), supongo que la “fiebre” forestal de aquellos años, el excelente rendimiento del suelo en cuanto a fertilidad, profundidad y humedad, y una política forestal encauzada a muchos tipos de pruebas con especies, motivó aquella plantación. De buen seguro se hicieron muchas más y con otras especies, pero curiosamente la que aun perdura hasta nuestros días en esa zona es aquella.

Lo primero que se hizo fue “sanear” la parcela con un buen sistema de drenaje. Hay que pensar que buena parte del Puerto de Bronchales, sobretodo los hondos son auténticos gotiales y tremedales, zonas muy húmedas que sin un buen drenaje sería imposible la instalación de este tipo de parcelas. En estas fotos se ven muy bien los drenajes efectuados alrededor de la parcela.

Por otro lado el abandono total de la plantación de Piceas ha propiciado que se entremezcle el abundante Pinar de silvestre con las últimas Píceas que quedan. En total hemos contado 19 ejemplares, de diversos tamaños que se abren paso entre la espesura del Pinar.

Algunos ejemplares con un porte magnífico y una salud encomiable. Las yemas verdes del año, brotan con fuerza en todos los ejemplares.

Y es que la estación donde se asientan, el suelo, clima, etc… les es muy favorable. Este tipo de abetos son exigentes en cuanto a humedad y no soportan la aridez, aguantando muy bien los fríos y no soportando las elevadas temperaturas del verano. Es por eso que el puerto es un lugar idóneo para ellas.

Si nos centramos un poco más en la Picea, veremos que tiene unas acículas mucho menores que los pinos que estamos acostumbrados a ver en la Sierra. Aquí os muestro la diferencia con una ramilla de pino silvestre, donde se comprueba la diferencia de tamaño, así como la disposición de las acículas.

Los ramilletes son una característica típica del abeto rojo, y son esas plaquitas longitudinales, como con relieve, desde donde salen las acículas un rasgo diferenciador.

Los bosques de abetos o piceas, son por lo general, muy umbrosos, esto es debido básicamente a la densidad de hojas y sobretodo a que mantienen vestidas de hojas y verdes las ramas bajas, que a diferencia del Pino Albar, como vemos en la foto, está desprovisto de ramas bajas, pues en su crecimiento y conforme las ramas bajeras dejan de percibir luz, se secan las acículas y las ramas.

Otro hecho que hemos podido observar es la gran adaptabilidad que tienen a la nieve. Hace poco más de un año se produjo una nevada tardía y bastante grande que tronchó y descuajó a miles de Pinos en toda la zona. Curiosamente, en la parcela hay como 8 o 10 pinos volcados y tronchados por esta causa. Y ni una sóla rama de Picea se ha visto afectada. Por lo que entendemos que son especies muy bien adaptadas a las grandes nevadas y a soportar grandes pesos sobre ellas.

En esta foto que os muestro, el tronco tronchado de Pino y a su lado creciendo impasible y sin afecciones por la nevada la Picea.

Además su sistema radicular es muy potente y bien anclado al suelo, evitando como hemos comentado que pueda ser volcado con facilidad por la nieve o el viento.

Su tronco es ligeramente más liso que el del Pino, con menos corteza, pero también de una tonalidad anaranjada muy chula.

 

 

Posiblemente de ahí provenga lo de “abeto rojo”.

Si echamos la vista al cielo, buscando las parte altas, vemos que es donde acumula las piñas y comprobamos también que el crecimiento y dominancia son importantes frente al Pino Albar que le rodea.

Como curiosidad decir que las piñas en el Genero Picea siempre son colgantes de la rama, mientras que en el género Abies están erguidas sobre la rama. Un rasgo sencillo de recordar y del cual podemos diferenciar si es Picea o es Abies.

Recogiendo alguna piña por el suelo vemos la diferencia con la conocida piña del Pino Albar

No se trata pues de un árbol raro, ya que es muy utilizado en jardinería y sobretodo como abeto de navidad durante las fechas navideñas, por lo que se cultiva en parcelas con ejemplares jóvenes para estos menesteres.

Encontrar estos ejemplares en mitad del monte formando un pequeño bosquete, sí que resulta más difícil, y aunque encontremos plantaciones en el norte de España, en la Sierra de Albarracin y zonas limítrofes, que yo sepa no hay nada parecido y con ejemplares ya adultos. Es por eso que como tiene una ubicación muy accesible, es casi recomendable una visita para ver estos árboles en el medio natural.

La parcela en cuestión se encuentra muy cerca de la archi-conocida Fuente del Canto de Bronchales.

Ahí os dejo más o menos la ubicación de la parcela con un círculo rojo. Así que el que quiera verla, le tocará dar vuelta y buscar los abetos 😉

Por mi parte, nada más, ya volvemos a estar más operativos y empezaremos a mover el blog a buen ritmo.

Recuerda que seguimos con ritmo por las redes sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/Drakis-335369833319277

Instagram: https://www.instagram.com/eldrakis/?hl=es (@eldrakis)

Twitter: https://twitter.com/el_Drakis?lang=es (@el_Drakis)

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCkExKmwlwzErFDObHpIauPA?view_as=subscriber (Drakistube)

Un saludo

 

Anuncios

El último abedul

Existen aun en esta sierra, algunas reliquias forestales que aun sobreviven encaramados en los últimos reductos de los más abruptos valles. Son supervivientes de la retirada de las ultimas glaciaciones que los trajeron consigo huyendo de las frías y congeladas montañas de Europa, y que aun a día de hoy podemos gozar de algún ejemplar en nuestra sierra. Uno de estos árboles relícticos es el Abedul (Betula alba), un árbol muy característico por su corteza blanca y conocido por casi todos. Relativamente abundante en nuestro Pirineo y muy bien adaptado a las condiciones duras de la montaña, se vuelve una auténtica rareza en nuestra sierra. Para ser más concretos, sólo se conocen dos poblaciones (por decirlo de alguna manera) en nuestros montes, una en Orihuela del Tremedal y otra en Noguera de Albarracín,y esta última estuve visitando el otro día con la intención de comprobar su estado actual y la posibilidad-viabilidad de mejorar su situación.

Después de una intensa prospección por todo el barranco a base de mirador-prismáticos-mirador….y guiado por un compañero que las había visitado hacía años, pudimos delimitar el emplazamiento aproximado. Hay que decir que se encuentran en una ladera, encaramados a unas riscas en una zona prácticamente intransitable, con una pendiente fortísima para acceder hasta ellos y para más inri, encaramados en los resquicios de la roca. Vamos, un lugar totalmente inaccesible para cualquier tipo de agresión (ya sea por herbívoros o por aprovechamientos forestales).

IMG_20150606_112231

La decepción al llegar al lugar fue bastante grande, pues descubrimos un poco la cruda realidad de esta especie en nuestra sierra. Escasisimos ejemplares y con pocas perspectivas de futuro como no se intervenga un poco. La población en cuestión consta de dos ejemplares de porte mediano y otros tres rebrotes que parecen proceder de uno de los dos ejemplares.

IMG_20150606_112334

Rebrotes de raíz en las fisuras de la roca

También encontramos muchos restos de troncos podridos o viejos de árboles ya muertos y que muy probablemente sucumbieron a las fuertes nevadas o alguna cornisa de nieve que pudiera caer en estas pendientes tan acusadas.

IMG_20150606_112703

 

Incluso había algún tronco de un tamaño para nada despreciable, lo que nos hace pensar que aunque viven de manera relíctica son capaces de crecer si las condiciones les son favorables.

IMG_20150606_112736

Posible rebrote de raíz en primer término y ejemplar adulto en segundo plano

 

Uno de los dos ejemplares más grandes me dio una buena y mala noticia, la mala es que presenta en la base del tronco una podredumbre bastante importante, lo que le hará, seguramente en pocos inviernos ser tronchado por alguna nevada fuerte, ya que ha debilitado mucho el tronco principal. Aunque la buena noticia es que este ejemplar es el único que parece fructificar de manera importante. Lo que me abre la posibilidad de recoger semilla e intentar reproducirlo para proceder a alguna plantación por los alrededores y mejorar mucho la población.

IMG_20150606_112824

Así pues, se me abre un nuevo reto como forestal de la zona y como amante de estas reliquias forestales y es la posibilidad de recuperar esta especie en un estado tan crítico en nuestra sierra. Es una alegría, por otra parte, haberlos encontrado y creer en la posibilidad de recuperarlos, que supone para mí, un reto interesante y a la vez fascinante.

IMG_20150606_113433

Segundo ejemplar algo más accesible

Así pues, si vamos avanzando, ya os iré contando como van las cosas con estos últimos abedules de nuestra sierra…..

un saludo

Que verde era mi valle….

IMG_4444

 

Después de estos días de auténtico “caloret” sobretodo en tierras más bajeras, la Sierra de Albarracin ha cobrado fuerza primaveral, sobretodo las partes más altas, que estaban un pelín aletargadas todavía, tal vez en espera de alguna helada tardía o nevada primaveral. Hay años que para primeros de mayo solemos acordarnos del refranero con aquello de…”Hasta el 40 de Mayo…”, pero por suerte, este año ha venido suave la cosa. Aun así las plantas son sabias y no se dejan seducir por días bonancibles y cada planta mantiene su época de floración y desarrollo. Ya se puede decir que la explosión de color es todo un hecho y ciertamente hay que intentar aprovecharlo en la medida de lo posible, pues si bien, el campo ha cogido color, dependerá de las lluvias y las temperaturas para ver si ese color aguanta o se marchita en pocas semanas.

IMG_4683

 

Como casi siempre, las más buscadas y madrugadoras orquídeas ya han hecho acto de presencia, y este año, seguimos prospectando con ímpetu para sacar nuevas citas interesantes, ya sea por su rareza o bien por ver su distribución a lo largo y ancho de la Sierra de Albarracin.

IMG_4613

Ophrys speculum

 

 

La bonita Ophrys speculum nos regala una nueva cita en Orihuela del Tremedal. Bastante tempranera, estos calores habrán hecho mella en su floración. Puede que sea el último finde para verla más o menos en estado óptimo. Eso sí, el espectáculo de acercarte al detalle en estas flores es todo un acontecimiento. Es entonces cuando aprecias la inmensidad y complejidad de la madre naturaleza en dotar a estas plantas de unas texturas y colores….yo diría que imposibles. Bonita no!!, lo siguiente

IMG_4611

Ophrys speculum en detalle

 

 

Por otro lado, otra de las tempraneras, es la amarillenta Ophrys lutea, una orquídea también realtivamente común, pero que año tras año, vamos sacando nuevos emplazamientos. Esta vez repite Orihuela del Tremedal con la cita.

IMG_4595

Ophrys lutea

 

 

Y os muestro otra orquídea más, esta vez Cephalanthera damasonium, una de las orquídeas más fáciles de ver y abundantes en la sierra. Amante de las choperas y riberas frescas junto a los ríos, le gusta la sombra que se crean en estos ambientes ripícolas.

IMG_4671

Cephalanthera damasonium con mariquita

 

 

Esta vez, sorprendida por el trajín matutino de una mariquita en busca de alimento.

IMG_4616

Ophrys sphegodes en su hábitat

 

Así pues, una excelente época para dejar el calor de las grandes ciudades y dejarse atrapar por los colores, olores, y la brisa fresca que nos ofrecerá la Sierra de Albarracin durante los próximos dos meses……posiblemente y los que nos movemos por estos montes, los mejores del año.

 

un saludo

Colchicum Triphyllum

IMG_4017

 

La aparición del Colchicum Triphyllum en nuestra sierra es sinónimo de que las últimas nieves están tocando a su fin, un acercamiento tímido de la primavera que en estos meses de Febrero y en mayor medida Marzo, empiezan a asomar días con mejores temperaturas y deshielos que activan este bulbo en las zonas donde crece. No es nada raro verle asomar en mitad de la nieve.

 

Mapa de distribución en Aragón (Herbario de Jaca)

 

Es originario de las zonas esteparias de Turquía, sudeste asiático y norte de África y por Aragón le gusta florecer en las parameras ibéricas que tanta abundancia tenemos en nuestra sierra. Aunque recientemente van saliendo pequeños enclaves por las zonas bajas del Ebro con algunas citas destacables en zonas más bien esteparias.

IMG_4023

Aunque muy similar al Azafrán (Genero Crocus), no son ni primos hermanos, ya que botánicamente son muy diferentes. Los 6 estambres, a diferencia de los 3 que tiene el azafrán ya es un buen distintivo para su identificación. Si quieres localizarlo tendrás que moverte por esas parameras ibéricas que tantas hectáreas acarrean pueblos como Pozondón, Rodenas, Monterde, etc… y que pocas veces son visitadas en busca de flora.

IMG_4025

Éstas, en concreto están fotografiadas en los barrancos de Villar del Cobo, en zonas soleadas con abundancia de sabina rastrera y enebro y pinos dispersos.

Son un buen augurio de que la primavera no está tan lejana, así que bienvenidas sean y a la espera de las tempraneras flores que ya van saliendo y que pronto os traeremos.

 

un saludo

Galanthus nivalis

IMG_3980

Nuevamente la labor de los compañeros APN´s de la Sierra de Albarracin da sus frutos. Esta vez en la localización de una interesantisima población del Lirio de Nieve (Galanthus nivalis), una escasísima reliquia que las eras glaciares posiblemente trajo hasta nuestros lares. Sólo relativamente abundante en Pirineos y montañas aledañas, en el sistema ibérico es toda una proeza dar con esta preciosa liliácea.

 

Citada antaño por el maestro Zapater sobre 1904, en la población de Villar del Cobo, era una cita que con el paso de los años se había vuelto dudosa al no ser encontrada. Finalmente y un siglo después se vuelve a dar con ella en el Ibérico Sur gracias a la labor de búsqueda de los Agentes para la Protección de la Naturaleza que lograban encontrar dos poblaciones cercanas de varios cientos de ejemplares.

 

 

 

Por suerte las dos poblaciones gozan de muy buena “salud” con una población cercana a los 1000 ejemplares y en perfecto estado de conservación. Su localización muy inaccesible y sobretodo muy escondida nos invitan a pensar que no han de sufrir posibles “agresiones” ganaderas, humanas o de otra índole.

IMG_4009

Aunque haciendo caso al biotopo en el que habita, unido a la cita un siglo atrás de Zapater y a otros datos recabados, es muy probable que contemos con alguna que otra población serrana que se nos ha escapado. Posiblemente en la propia Orihuela del Tremedal o Villar del Cobo pueda ser factible dar con alguna población. Así que seguiremos en búsqueda estos días para dar con ella.

IMG_3981

Por mi parte, nada más, encantado de haber disfrutado hoy con su presencia y belleza que la hacen única en nuestra sierra y sobretodo una población a revisar y proteger estrictamente para que se mantenga a lo largo de los años.

 

un saludo

Spiranthes aestivalis, única cita en Aragón

IMG_1736

A veces el trabajo da sus frutos y este año me había propuesto como meta recuperar la única cita de Aragón de esta preciosa orquidea: Spiranthes aestivalis.

Ya el año pasado, en mis tareas cotidianas de APN (Agente de Protección de la Naturaleza) me pasaron la relación de flora que sería de interés encontrar por la Sierra de Albarracin. Se trata de algunas especies interesantes que a lo largo del siglo pasado han tenido alguna cita en algún herbario de antiguos botánicos de su presencia en la Sierra, pero que no se habían vuelto a citar, siendo su presencia mas que dudosa.

De entre todas las especies, y siendo tan entusiasta de las orquídeas, me llamó la atención esta especie de la que se disponía una cita en el año 78 en Bronchales.

Así pues, decidido a buscarla, empezamos con el “empape” de su biología, época de floración, hábitat, etc….vamos, la típica y tópica recolección de datos imprescindibles para el éxito. Aun así se me antoja difícil, pues hace dos años estuvieron algunos técnicos de Zaragoza en su búsqueda y no dieron con ella, pero aun así me pongo como reto personal el encontrarla este año.

IMG_1745

Se trata de una orquídea de floración tardía, bien entrado Julio y que requiere un hábitat típico de Turbera. Así que a mediados de Junio ya empiezo con las prospecciones. Orihuela del Tremedal, Bronchales, Noguera de Albarracin y Griegos son los términos que acoto para su búsqueda. Tenemos un buen número de gotiales donde buscar y aunque también me sirve para ir redescubriendo otras orquideas presentes en la zona, esta preciosidad blanca se resiste temporalmente.

Finalmente, y en uno de mis paseos rutinarios por la Dehesa Boyal de Griegos en propección por los gotiales allí presentes…… voilá!!! la pequeña y coqueta orquídea se descubre ante mí con esa bella floración blanca en forma de espiral. No hace falta que os diga la alegría que me dio después de más de 25 gotiales prospectados y un mes de continuos barridos entre juncos, spagnos y suelos encharcados. Pero como en todo, al final el trabajo te trae una buena recompensa y sin duda que este año me doy por satisfecho de poder pasar esta cita como la única de todo Aragón, y encima tenerla tan cerquita de casa, aquí en Griegos.

IMG_1740

La población en el propio gotial es bastante abundante, superando los 50 pies en mi primer vistazo, aunque he de prospectar bien el resto de gotiales de la zona para cercionarme bien de la población existente.

En definitiva una de esas alegrías que te regala la naturaleza de vez en cuando y que te deja satisfecho para el resto del año. Aun así, el año que viene, nuevos retos!!

un saludo

La Drosera, otra planta carnívora…

Ya os había presentado en otra ocasión, una de las plantas carnívoras que podíamos encontrar en nuestra Sierra. Hoy os traigo una entrada presentando la otra planta carnívora que habita algunos rincones de nuestros montes. Se trata de la Drosera (Drosera rotundifolia)

IMG_1236

Es una planta difícil de localizar si no se conoce bien su biología y su hábitat, ya que su reducido tamaño y su exclusivo hábitat la hacen muy localizada y rara, pasando desapercibido para todo aquel que no vaya en su búsqueda.
Es una planta adaptada a los medios turbosos ácidos que tan común son en nuestra sierra, esos que conocemos como gotiales o botiales de zonas cuarcíticas tan abundantes en Orihuela del Tremeda, Noguera, Bronchales, etc…. y que en estos últimos años ya se encuentran protegidos por el convenio Ramsar como humedales de importancia.
Son estos humedales una fuente inagotable de flora peculiar y singular y entre ellas destaca sin duda la Drosera.
Estas turberas ácidas y saturadas de agua donde la materia difícilmente se descompone hacen muy difícil la vida a las plantas y sólo algunas especies adaptadas pueden sacar provecho de dichos hábitats.
Al no disponer de nutrientes en descomposición, la Drosera ha adaptado sus hojas la obtención de alimento a base de atrapar insectos, que son a la postres un buen aporte de nitratos y otros nutrientes,indispensables para el desarrollo de la planta.

IMG_1230

Así pues esas hojas modificadas para la atracción, captura y posterior digestión del insecto es la clave para poder vivir en esos medios turbosos tan pobres en nutrientes pero tan ricos en vida insectaria.
Esas hojas ofrecen una melaza atrayente para insectos que no sólo los atrae sino que los atrapa con su viscosidad y adherencia a modo de pegamento. Y ese aporte extra de nutrientes es el complemento ideal que necesita la planta.
El invierno lo pasan recluido en un hibernáculo que protege a la planta del frío y los hielos para emerger nuevamente con los calores primaverales en busca de nuevos insectos.

IMG_1237

Así pues, ya hay alguna cosa más que buscar por nuestra sierra y disfrutar de estas únicas y fascinantes joyas que tenemos escondidas entre los musgos de los gotiales y que puede ser un motivo perfecto para motivar y concienciar a los más pequeños de la importancia de cada pequeña planta en el ecosistema.

NOTA: Ya que se encuentran en un medio tan frágil y a la vez protegido, es conveniente que si vamos en su búsqueda lo hagamos con gente que ya las conoce y fácilmente las encontrará así como evitar al máximo el pisoteo repetido y el deterioro de estos frágiles ecosistemas. A veces, en las partes exteriores del gotial se pueden ver, y no hace falta ir recorriendo arriba y abajo todo el paraje. Seamos conscientes y consecuentes con nuestros actos 😉

Y un año después……Orchis militaris

IMG_0921

Pues después de un añito esperando a que volviera a florecer, ya tenemos Orchis militaris en nuestro haber. Se trata de una orquídea bastante rara en nuestra sierra, citada en Terriente (Benito & Tabuenca, 2000), conocía un nuevo emplazamiento cercano a Moscardón donde salía.

IMG_0919

El año pasado me fue imposible acercarme en época de floración y por fin este año no he querido desaprovechar la oportunidad de fotografiarla. Y aunque la sesión fue breve, la abundancia de pies y sobretodo la riqueza de la zona de Moscardón por el tema orquideófilo, me hará volver en breve para mas prospecciones.

IMG_0924

De nuevo, como siempre en agradecimiento a los compañeros APN’s que se muestran tan entusiasmados como yo, en la localización, protección y seguimiento de estos taxones tan escasitos por nuestra sierra. Y que año tras año siguen trabajando por nuevas localizaciones y protección de los hábitats.

IMG_0936

Y por mi parte, nada más, que ya voy teniendo material para nuevas entradas que iremos subiendo en breve.

un saludo

Ya estamos a 30 del Abril cumplido….

IMG_0724

Llegan los famosos Mayos a la Sierra, una tradición que nos empeñamos en que no se pierda y que antaño era una excelente manera de festejar entre los mozos y mozas de los pueblos. Así como una excusa perfecta para celebrar la llegada de la primavera, del buen tiempo y de los días largos y primaverales.
La naturaleza es sabia y también pone su motor a funcionar en estas fechas, a sabiendas de que las noches son ya más llevaderas y los días soleados son de los que calientan la tierra y en ocasiones las riegan con sus tormentas.

IMG_0748

Así pues, las flores están a la espera de esta primavera que llega, al igual que las mayas esperan en casa nerviosas a que la rondalla les cante el famoso soniquete de los Mayos, y que sea el mozo que ellas desean el que más puje por su maya.

IMG_0765

Aunque mucho bombo le dan a los Mayos en Albarracin, el que quiera mamar de esta tradición casi casi intacta y que año tras año se empeñan en que siga siendo una gran festividad, tiene que acercarse a verlos en Guadalaviar, para mi y a día de hoy donde más auténticos son.

Fotos de:
– Brotes primaverales del Agracejo (Berberis vulgaris) en la Fuente de las Lirias (Guadalaviar, Teruel)
– Floración del Agracejo (Berberis vulgaris) en la Fuente de la Hortaleza (Aldehuela, Teruel)
– Detalle de las semillas del Diente de León (Taraxacum oficinale) en la Fuente de la Hortaleza (Aldehuela, Teruel)

Un saludo

Remember de Orquideas

Me doy cuenta que me dejé hace casi un año, un artículo pendiente de Orquideas, que había fotografiado por el Pirineo. Aunque me viene ahora de perlas para hacer un recordatorio y prepararnos ya para la nuevo “hornada” que ha de salir esta temporada. Así que vamos con el recordatorio de algunas, y así os muestro lo que hay por aquí y por allí.

ANACAMPTIS PYRAMIDALIS

anacamptis pyramidalis_1

Es bastante común en el Pirineo y si la buscas, también se encuentra en la sierra de Albarracin de manera más o menos común. En praderas herbosas y bien soleadas crece esta pequeña joyita de las Anacamptis, de buen color y pequeño grupo floral.

anacamptis pyramidalis_3 y Thomisus onustus

En este caso, en una de ellas encontramos un pequeño depredador, la araña cangrejo (Thomisus onostus) a la espera de algún insecto atraido por la flor, y siempre presto a lanzar un voraz ataque. De floración tardía al resto de congéneres.

PLATANTHERA CHLORANTHA

Platanthera Chloranta

Teníamos localizados algunos pies en la Sierra de Albarracín, pero mientras esperábamos que abrieran, pude fotografirla en el Pirineo, más concretamente en pleno Cañón de Añisclo y en el Valle de Gistain. Preciosa y frágil, es muy forestal y debido a su tono verdoso pasa muy desapercibida, todo y que alcanza buen tamaño. A medida que te acercas con el macro a la flor, descubres que es una de las más bonitas dentro del género. Con ese labelo en forma de lengua y esos tonos blanquecinos y verdosos tan suaves que ofrecen una bonita imagen. Como he comentado, la encontraremos bien escondida dentro del bosque, así que atentos y a buscar!!

Plantanthera Chlorantha detalle

 

GYMNADENIA CONOPSEA

Gymandenia conopsea

Esta preciosidad de orquidea fue uno de mis grandes encuentros por el Pirineo ya que no la tenía fotografiada. Puede confundirse de lejos y a priori con la común y por todos lados Orchis maculata, pero como soy un poco “gulismeador” y me acerco a todas, descubrí que se trataba de otra especie diferente.
Curiosa en su flor muy abierta tanto de sépalos y por lo que ví bastante abundante. Asi pues, una más para la colección fotográfica.

ORCHIS USTULATA

Orchis ustulata

Muy muy común en los prados alpinos y también se encuentra en los biótopos óptimos de la Sierra de Albarracin. Es para mí, una de las bonitas, bonitas, muy fotográfica y con esos tonos púrpuras tan característicos.
La mención de Ustulata hace referencia en latín a “de fuego” o “quemado” por el aspecto que presentan las flores sin abrir con esa tonalidad morada.
Pude trabajar con ella en la ruta de la subida al Ibón del Sen y que ya hice un post el año pasado, podéis verlo clicando aquí

Orchis ustulata detalle 2

DACTYLORIZA FUCHSII

Dactyloriza fuchsii

También bastante común en nuestra sierra, pude descubrir algunos pies muy cerca de San Juan de Plan, ya metidas en el bosque.

OPRHYS SCOLOPAX

Oprhys scolopax

Ya fotografiada en la Sierra de Albarracin, y muy común, también encontré por Pirineo algún pie de Oprhys scolopax, una de las abejeras más coloristas y bonitas, que no pude más que retratar en su estado óptimo.

OPRHYS INSECTIFERA

Ophrys insectifera

Tal vez fue el encuentro más interesante, este pie de Oprhys insectifera que estaba llegando a sus últimos días de polinización. Muy pasada, sólo quedaba esta flor en toda la planta como ultimo recurso, pero muy contento, pues me traje para casa el bonito retrato.
De labelo grande y oscuro resulta casi inconfundible.

Fuera ya del selecto grupo de las Orquideas, encontré en perfecto estado de floración a la Pirenaica flor de Ramonda myconi, conocida vulgarmente como Oreja de Oso, se encarama en los taludes y roquedos más umbríos para darles algo de color.

Ramonda myconi

Es endémica del macizo pirenaico y como hecho más relevante, es capaz de rebrotar aunque se haya secado la planta por completo.

Ramonda myconi (2)

Este año quiero probar suerte algún finde por el pirineo a ver que encontramos…..
Saludos