El Castillo de Zafra

Francamente cerca de nuestra Sierra de Albarracín, se encuentra el fascinante Castillo de Zafra, un impresionante castillo roquero, que se ha hecho famoso por aparecer en alguna escena de la sexta temporada de la popular serie Juego de Tronos (luego hablamos)

El castillo data del siglo XII, aunque de más antiguo hay restos seguramente desde la época visigoda, incluso antes. Desde la construcción del actual castillo, según los datos de los que se disponen, nunca ha sido conquistado, y es que cuando llegas a las inmediaciones del castillo, descubres la excelente y estratégica colocación para poder defenderlo en una posición ventajosa incluso con muy poca guarnición.

Se haya emplazado en lo alto de una mole de arenisca alargada de unos 120 metros por apenas 25-30 metros de ancho, semejante a un barco, y sobresale de la estructura dos torreones de imponente belleza. La gran pena es que no es visitable ya que se trata de una propiedad privada.

El castillo fue pasando de manos durante muchos siglos, hasta que en 1971 fue vendido en una subasta a Don Antonio Sanz Polo por apenas 30.000 pesetas y adquirió un castillo en ruinas, en el que empleó 30 años y toda su fortuna en reconstruirlo.

Hubiera quedado como un castillo más de la zona cercana a Molina de Aragón, pero la aparición en la estelar serie Juego de Tronos en algunas secuencias de la sexta temporada han encumbrado al castillo en un lugar de visita obligada para amantes de la serie.

Aprovechando que estábamos por allí y buscando por internet uno de los planos de la secuencia de la serie decidimos hacer una imitación de dicha escena en la que se ve a un joven Ned Stark de espaldas.

Y ahí tenemos la imitación, bastante resultona, por cierto.

Bueno, cierro aquí, porque lo mejor es ir y verlo in situ. Para llegar hasta dicho castillo tenemos que tomar la carretera N-211 entre Monreal del Campo y Molina de Aragón. Algo más cerca de esta última población, tenemos que tomar el desvío hasta el pueblo de Hombrados y tras callejear por sus calles siguiendo las indicaciones, una pista forestal nos llevará hasta el pie del castillo.

Estación y Webcam en Bronchales

Bueno, pues finalmente y tras alguna semana de preparar el proyecto y llevarlo a cabo ya podemos dar por finalizada la instalación y puesta en marcha de una estación meteorológica y una webcam en la localidad de Bronchales.

Todo surge a iniciativa del Ayuntamiento de Bronchales que quiere ofrecer a sus vecinos una herramienta más para estar informados del tiempo actual en el municipio, a la vez que abrir un portal a todos aquellos apegados a dicho pueblo que desde la lejanía quieran disfrutar de unas vistas privilegiadas o saber si tal o cual día llovió mucho o hizo frío. Por todo ello, se pusieron en contacto conmigo para llevar a cabo dicho proyecto y ver las posibilidades de llevarlo a cabo.

Además, conociendo el apego y la conexión tan estrecha de la Comunidad Valenciana con el pueblo de Bronchales, incluí en el proyecto a los compañeros y amigos de AVAMET (Asociación Valenciana de Meteorología) que son unos auténticos manitas para estas cosas y que desde el minuto 1 estuvieron más que interesados en el proyecto.

Así que a partir de aquí, empezamos con el tema buscando un buen emplazamiento para la estación, un lugar de conexión a internet y sobretodo una excelente ubicación de la webcam para dar una imagen de Bronchales acorde con su belleza.

La Estación

La elección sin duda fue la Davis Vantage Pro 2, una excelente estación de corte profesional y que ofrece un rendimiento perfecto para un coste comedido. Además, con el complemento de estar calefactada para poder medir bien la precipitación sólida (nieve) que tanto abunda a esa altitud.

El emplazamiento elegido fue el tejado de la ermita de Santa Bárbara, situado en un pequeño promontorio junto al pueblo a 1.596 metros de altitud. Disponíamos de luz, conexión a internet, y el emplazamiento perfecto para la webcam. Además, nos ofrece un sitio privilegiado para medir el viento, que en este pueblo es notable y ofrece unas sensaciones térmicas realmente frías.

Un mástil anclado a la pared mediante un rígido soporte y tres vientos a 120º ofrecen una sujeción a prueba de vientos de más 140 kms/h y es que el primer día de instalación ya reportó una racha de 105 kms/h sin inmutarse.

Los datos son enviados a la web de meteoclimatic y a la de avamet

La Webcam

El emplazamiento ya estaba elegido, por sus privilegiadas vistas del pueblo, por lo que lo único a elegir fue la marca y modelo de cámara. Teniendo en cuenta que en Griegos llevo años con Foscam y estoy más que contento y que también es una de las marcas con las que trabajan los de Avamet, decidimos adquirir la Foscam G4P, una cámara ip de exterior de excelente rendimiento y una calidad de imagen brutal, además de ser muy muy económica.

Podéis ver la imagen en nuestra “sala de webcams” pestañita arriba del blog donde además de la de Bronchales tenéis alguna más para disfrutar de las vistas de la sierra.

Así pues estupenda instalación la que ha quedado para dar servicio a todo el que quiera ver el pueblo en tiempo real o conocer su meteorología. Y enormemente agradecido a los miembros de avamet y al ayuntamiento de Bronchales por implicarse en este estupendo proyecto.

Pronto anunciaremos más webcams y estaciones on line, recuerda seguirnos en redes (facebook, instagram, youtube…..)

Ibón de Ip (Circular)

Hoy nos vamos con un rutón por Pirineos, una subida a visitar el famoso Ibón de Ip, un recorrido de montaña que podemos hacer si nos encontramos en el Valle de Canfranc y queremos pasar una estupenda mañana de pateo.

Datos de la Ruta:

  • Tiempo empleado: 3 horas de subida + 2 horas y media de bajada
  • Distancia: 14 Kilómetros
  • Desnivel: 1.000 metros (aparcamiento 1050m. – Ibón 2100m.)

Ruta circular al Ibón de Ip desde Canfranc, track sobre mapa topográfico

La ruta al Ibón es una caminata circular que nace y muere en el mismo pueblo de Canfranc, concretamente en un aparcamiento al final del pueblo. En realidad existen dos rutas de subida, la parte umbría que sería por la Besera y la parte solana conocida como La Solana. Así que para no hacer repetitiva la bajada, se sube por una y se baja por otra. Las dos son similares, por lo que es indistinto elegir una de subida y otra de bajada. Nosotros optamos por hacer la subida por la Besera para evitarnos el calor del sol subiendo, pero vamos, una vez se acaba el bosque, el sol pega igual en un sitio que en otro.

Así pues, una vez aparcado el coche en dos zonas pequeñas de aparcamientos tras pasar el pueblo de Canfranc y cruzar el río Aragón, en seguida vemos los carteles indicadores de la ruta. También tenemos la opción de subir al Pico de Collarada, pero esta vez optamos por el Ibón. Y como vemos, tenemos unas 3 horas por delante.

La primera parte se hace muy llevadera y aunque es un zigzag para ganar desnivel, el frondoso bosque de coníferas refresca muchísimo el ambiente y se sube a un ritmo cómodo y agradable.

Me entretengo bastante diferenciando especies de flora: bojes, arces, serbales y un largo etcétera de vegetación exuberante y abundante. Además en algunos puntos se nos entreabre el dosel del bosque para fascinarnos con las vistas a las montañas que más adelante podremos contemplar de manera continua.

Salvada esta primera parte, conforme avanzamos vamos superando el dosel del Pino Albar y el ambiente va cogiendo tintes más alpinos, pasando al Pino negro y aumentando mucho los claros en el bosque. Eso sí, aquí vienen rampas duras, quizás las más duras de la subida, que nos hacen empezar a sudar de lo lindo.

Pero no que decir tiene que las vistas son cada vez más prometedoras. Además contemplamos ya la ladera de enfrente viendo la Solana y la senda que nos tocará bajar después de comer. Incluso vemos a algunos excursionistas que suben por ella. Los cortados calizos son increíbles, además de plagados de Buitres que a la tarde nos sobrevolarán.

Y a partir de aquí, ya toca echarse una buena dosis de crema solar, porque el sol será la constante. Así que parada técnica, trago de agua, algo que echarse al gaznate y buena untada de crema.

Conforme avanzamos, ya en zona alpina, se suaviza bastante el terreno, que aunque pica siempre hacia arriba, se hace mucho más llevadero. Ya vemos al fondo el circo donde intuimos que está el Ibón y echando un vistazo a nuestra espalda, se nota muy mucho que hemos ganado muuuucho desnivel, pues ya asoman picos como el Aspe, Lecherín o Tortiellas.

Ya hace rato que nos acompaña en nuestro sendero la preciosa flor de Edelweiss (Leontopodium alpinum), que aunque ya se encuentra algo pasada en floración nos muestra todavía ese blanco y carnoso pétalo tan característico. Además, los silbidos nos alertan también que estamos en tierra de marmotas…..y poniendo bien los sentidos alerta, en seguida las vemos corretear por los canchales de roca.

Finalmente nuestro sendero viene a juntarse con el de la Solana y tras pasar por una casa de pastores y un refugio de montaña, en pocos minutos nos situaremos en el mismo Ibón de Ip

Cuando llegas al Ibón de Ip, te das cuenta que en realidad es un ibón con presa, pues ha servido de suministro de agua a una central hidroeléctrica durante muchísimos años. Copio y pego un extracto que he encontrado por internet que habla sobre ello

La central de Ip es especialmente singular por tratarse de un conjunto hidroeléctrico que permite almacenar energía. El agua, acumulada en el ibón de Ip, a una altitud de 2.115 metros en la cota del embalse, se lleva por una galería de conducción de 2.700 m de longitud y una galería forzada de 3.700 metros hasta la central hidroeléctrica, a 1.174 m. donde es turbinada para producir electricidad. Todo ello con un salto neto de 935 m., el mayor de España en la actualidad y el mayor de Europa cuando fue construida la central. El agua turbinada va a un contraembalse, donde se almacena para ser bombeada con posterioridad por las mismas galerías hasta el embalse del Ibón de Ip. Esta reversibilidad del proceso permite producir o bombear cuando se estima más necesario y almacenar energía, uno de los retos de todo sistema eléctrico.

Me sorprende muchísimo la transparencia del agua que de lejos guarda un azul turquesa precioso, y que cuando te acercas, es de una limpieza y transparencia absoluta. Lo cual aprovechamos para refrescarnos con un buen remojo. En mi caso de pies y alguno más valiente con un baño en toda regla.

Las orillas, aunque pedregosas, ofrecen alguna sombra para pegarle bien tiento a la comida en forma de buen bocata que nos dará fuerzas para la bajada.

Desde la misma presa del ibón hay unas preciosas vistas que nos embelesan durante minutos. Luego ya, toca retirada y coger el camino de la solana para bajar.

Ojo por que la bajada también es fantástica de vistas tanto delante como detrás, pasando por múltiples regueros, alguna fuente y unos cortados que en la subida pudimos ver de frente.

En definitiva, una ruta de montaña más que recomendable, algo durilla por el desnivel que te obliga a realizarla con buen estado de forma, pero sin dificultades añadidas. El ibón es muy bonito, encajado en un circo y con un a ruta en conjunto de 5 estrellas.

Así que lo dicho, si estás por el Valle de Canfranc y no sabes que hacer……toma nota!!!

Estrechos de Barrancohondo (Parte Húmeda)

Bueno, si tenemos memoria, en el blog ya os habíamos hablado de la parte seca de los estrechos de Barrancohondo, más concretamente la espectacular ruta por el Salto de Pero Gil y que muchos de vosotros ya habéis descubierto. Sino, pues clicar en el enlace para descubrir dicha ruta.

Hoy os traemos otra parte de los estrechos de Barrancohondo, concretamente la zona cercana al azud del molino de Barrancohondo y que cuenta con unos estrechos espectaculares, es sí, como reza en el título, esta vez bañados por los manantiales que aquí surgen del río Guadalaviar.

Foto propiedad de Javi Sandín

Como véis sobre el mapa que a continuación os cuelgo, se trata de una pequeña parte de lo que se conoce como Barrancohondo, la parte más baja y de la cual y gracias a unos manantiales de agua, el río SIEMPRE lleva caudal de agua. Un agua por cierto, muy muy fría.

Pero primero vamos a ver cómo llegamos al paraje en cuestión. Tenemos Tres formas de hacerlo:

  • Realizando la ruta del Azud del Molino, que nos llevará directamente al azud de Barrancohondo, punto inicial de nuestro aventura por los estrechos
  • Realizando la ruta de los estrechos (Parte Seca) y una vez en el lecho del río, bajar río abajo hasta dar con la parte húmeda. (la vuelta puede ser dura, por el cansancio hasta el coche)
  • En coche por pista hasta la zona de aparcamiento habilitada

A continuación os dejo el recorrido que hay que recorrer en pista forestal hasta la zona de aparcamiento. Aunque la pista es transitable en vehículo normal (siempre con cuidado) es recomendable tener un todoterreno o todocamino que nos hará ir más tranquilos.

En Rojo tramo a recorrer por pista forestal, en verde paseo andando hasta el azud punto de inicio de nuestra aventura.

Una vez situados en el azud del Molino de Barrancohondo es cuando empieza nuestra aventura por la parte húmeda de los estrechos.

Poza del azud del Molino
Punto inicial de la aventura por los estrechos de barrancohondo

Bueno, pues a partir de aquí, ya nos toca cambiarnos y ponernos en modo “acuático” porque a partir de ahora deberemos remontar río arriba por el mismo lecho. Un agua heladora va a ser nuestra acompañante durante todo el recorrido, que en verano va a ser un auténtico gustazo para quitarnos el calor y refrescarnos el sudor si venimos haciendo alguna ruta senderista. Escarpines o zapatillas es el calzado obligado para caminar por el lecho pedregoso y si tenemos algún tipo de neopreno, pues también mitigará el frescor del agua.

Foto de Javi Sandín

La ruta en sí, no tiene dificultad, y tan sólo hay que dejarse guiar río arriba a través de los angostos estrechos que el río Guadalaviar ha ido excavando en la roca caliza y modelando un paisaje espectacular.

Foto de Javi Sandín
Foto de Javi Sandín

El tema de las pozas más profundas, en la mayoría de los veranos se puede pasar sin llegar a nadar, eso sí, con el agua casi hasta el cuello. Los años más húmedos es posible que haya que pegar algún brazado para pasar 2 o 3 metros nadando. A tenerlo en cuenta por si subimos con mochilas o similares.

Video de Javi Sandín

Dar las gracias desde aquí a Javi Sandín que me ha proporcionado este material tan chulo y espectacular que me han animado a subir este articulo de este precioso rincón de nuestra sierra.

Como veis la aventura es espectacular, y muy sencilla para hacer, incuso con chavalada más pequeña. Ya que no reviste dificultad alguna.

Y una vez que hemos terminado el seguido de estrechos y paredes imposibles, se nos abre ante nosotros un barrancohondo más abierto, más soleado, y con un río naciendo en cada esquina. Estas zonas de nacedero son el punto y final de la ruta. Podéis incluso si os gusta caminar seguir río arriba (en verano con el lecho del río seco) incluso llegar a enlazar con la parte seca que explicamos en otro post.

En definitiva, una aventura sencilla y refrescante en plena sierra de Albarracin, complemento perfecto para los días de más calor, o de algunas de las rutas de la zona.

Dar las gracias a Javi Sandín por proporcionarme material fotográfico tan chulo.

Ruta al Molino y Azud de Barrancohondo

Hoy os traigo una ruta 5 Estrellas que podemos hacer en la Sierra de Albarracin. Además de poder realizarla en cualquier época del año, si la realizamos en verano tendremos el añadido de poder pegarnos un refrescante baño en las aguas del Río Guadalaviar, ya que la ruta discurre en todo momento junto al río. Vamos allá con ella.

La ruta tiene una duración en torno a las 2 horas y poco sin contar paradas, pues tiene una longitud de 7,8 kilómetros, salvando poco desnivel, por lo que no es dificultosa. Aquí os dejo un par de mapas ampliables para ver bien el recorrido, en todo caso, tenéis el track para descargar de mi página de wikiloc

En linea roja la ruta, la variante azul es la que marca la ruta pero que nosotros escaqueamos para volver por mitad de los cultivos. (explico en la parte final del post)

Nos situamos en la localidad de Tramacastilla, muy cerca de su casco urbano, junto a la carretera TE-V-9033 que sube dirección Villar del Cobo, a pocos metros de las últimas casas vemos un puente sobre el río Guadalaviar y una pista que entra. Esa es nuestra zona de aparcamiento junto a un cartel que nos marca la ruta. Estos primero metros de ruta, los haremos siguiendo una pista forestal que discurre entre campos de cultivo.

Primeros metros de la ruta por pista forestal

Así pues andamos los primeros minutos por la Vega de Argalla de Tramacastilla, entre campos de cereal, manzanos, huertos y baldíos. En esta vega es fácil sorprender en verano al precioso Alcaudón dorsirrojo (Lanius collurio) en sus labores de caza diarias. Siempre posado y paciente a la espera de descubrir a su víctima. Es una ave de cierta rareza sobretodo en centro y sur peninsular, por ello importante la presencia en nuestra sierra.

Alcaudón dorsirrojo (Lanius colurio) sobre Espino Albar

Una vez llevemos andada tres cuartos de vega, llegaremos a un desvío en el que veremos el aforo de Tramacastilla propiedad de Confederación Hidrográfica del Jucar y el cual a través del puente debemos cruzar siguiendo las indicaciones en verde y blanco de nuestros sendero.

Puente del Aforo de Tramacastilla

En este aforo es posible que en verano encontremos gente bañándose en la poza ya que es un rincón fantástico para darte un baño. Ya lo destacamos en el artículo que hablamos sobre las 5 mejores pozas de baño de la Sierra de Albarracin. Y es que el rincón bien merece un baño, aunque hoy vamos de ruta y seguimos por nuestros pasos.

Poza de agua junto al Aforo de Tramacastilla

Siguiendo las indicaciones tras pasar el puente del aforo y girar a izquierdas, tendremos que cruzar un bancal en busca de la ladera donde buscaremos el sendero que discurre junto a una acequia de agua.

Como decimos siempre llevaremos la ruta marcada con lineas BLANCO/VERDE, aun así estos detalles son buenos como referencia para saber que vamos bien. Seguimos unos cuantos metros junto a la acequia de riego. Ahora tenemos el río Guadalaviar a nuestra izquierda, y seguimos remontando el río por nuestra senda.

Finalmente y mirando las marcas del sendero, llegará un momento que tendremos que cruzar la acequia para adentrarnos en una ladera algo pedregosa y pasar bajo unas moles calcáreas de imponente aspecto.

A partir de aquí la ruta gana en espectacularidad, ya que vamos a pasar un primer estrecho del río a media altura disfrutando de las hoces que el Río Guadalaviar ha excavado en la roca caliza. Siguiendo las trazas del sendero y algún que otro monolito de piedras solventamos esta ladera pedregosa y entramos en un tramo más cómodo de sendero y realmente espectacular.

Ahora nuestro itinerario gana verticalidad a nuestro lado, así que si vamos con pequeñajos, es importante tenerlos cerca para que un traspiés no sea peligroso. En todo momento el camino es cómodo y sin peligro, pero con los críos ya se sabe que conviene llevarlos “controlados” en estas zonas un poco más expuestas.

Pasaremos por una preciosa cárcava a modo de cueva ideal para hacernos alguna foto y degustas las preciosas paredes calizas de la ruta.

Las vistas cada vez son más bonitas, pues al relieve de paredes verticales se une la frondosidad de la vegetación riparia junto al río y las sabinas y carrascas que nos acompañan en la ladera soleada por donde discurre nuestro sendero. Ya nos va quedando menos para llegar al Molino, así que seguimos sin perder el sendero, bien marcado por aquí, que de terraza en terraza nos llevará casi sin esfuerzo.

En alguna de ellas podemos contemplar el estrecho por el cual el río está pasando y que sólo los más valiente son capaces de realizarlo por el agua.

Una vez finalizado este estrecho llegamos al viejo y en ruinas antiguo molino de Barrancohondo, una edificación que tuvo sus años de gloria, pero que a día de hoy se encuentra totalmente en ruinas y comido por la vegetación. Aquí ya la ruta baja a nivel del río, para recorrer los últimos metros antes de llegar al precioso rincón del azud.

Un cómodo sendero junto al río, donde podremos disfrutar del sonido de sus aguas y con suerte ver volar al esquivo mirlo acuático que habita en estas transparentes aguas.

Y finalmente la recompensa final, el azud del molino, y parte inicial de los estrechos de Barrancohondo, que explicaremos en otro post. Un lugar ideal para darse un baño y disfrutar de un recorrido más salvaje y mucho más refrescante.

Este precioso rincón es la recompensa a nuestra excursión y lugar de baño seguro si la realizas en verano, pues sus frías aguas, son una delicia para soportar mejor los calores.

IMPORTANTE: La ruta a partir de aquí es circular y vuelve por la otra orilla del río, subiendo a buscar las pistas forestales. Es una vuelta un poco más pesada y menos atractiva, por lo que es plenamente recomendable volver por el mismo sendero por el que se ha venido.

En el track que os adjunto para descargaros y realizar la ruta circular, el que opte por volver por las pistas que sepa que hemos acortado un poco el recorrido ya en la vega de argalla para no dar tanta vuelta. (el recorrido original sería por donde va la linea azul)

Clica en la imagen para ampliar

Y en fin, esto es todo, una ruta plenamente recomendable, sencilla y muy refrescante en verano, pues no hay que olvidarse el bañador y darse un buen chapuzón. Aunque también atractiva para hacer en cualquier época del año.

TRACK PARA DESCARGAR DE LA RUTA

Accede a la sección de tracks y rutas del blog para otras rutas

Lago de Braies, Lago di Misurina y Lago di Carezza

Dentro de todas las opciones que ofrecen los Dolomitas, hoy nos vamos a visitar tres lagos, posiblemente los más famosos de la zona y no solo por su belleza inigualable, sino por su fácil acceso ya que llegaremos casi en coche hasta el mismo lago. Nada que ver con la preciosa excursión que tenemos para visitar el Lago di Sorapis.

Así pues, vamos a desvelaros un poco dónde tenemos estos lagos, su visita y algunos consejos para que os traigáis las mejores postales del lugar.


LAGO DI MISURINA

Se trata de un precioso lago situado en un puerto de montaña, por lo que lo encontramos a una imponente altitud de 1.754 metros. Dentro de fracción del Cadore es el más grande, con 14 hectáreas de superficie y una profundidad de 5 metros.

Parte del Lago lo bordea la Strada Provinciale 49 que es la carretera que nos llevará a dicho lago. Muy cerquita de éste nos encontramos con el desvío para subir a la famosa ruta de las Tre Cime di Lavaredo de la que ya hemos dedicado el correspondiente post.

Junto a la carretera tenemos una amplia zona de aparcamiento en el que teóricamente hay que pagar, pero que nosotros hicimos oídos sordos. Sobretodo porque todas nuestras paradas las hicimos breves para hacer unas fotos y poco más.

La mejor hora para acercarse al lago es al atardecer y disfrutar del sol impactando sobre las paredes de las tres cimas del Lavaredo. Nosotros aprovechamos tanto la excursión al Lago di Sorapis, como a las Tres Cimas del Lavaredo para acercarnos al atardecer y exprimir esas últimas luces de montaña.

No va a ser el mejor lago que veáis en Dolomitas, pero por su situación, accesibilidad y entorno, bien merece la pena esperar esas luces de atardecer.


LAGO DI BRAIES

Si hay un lago “instagramer” por excelencia, ese es sin duda el Lago di Braies, con sus barquitas de recreo, su caseta de madera, su pasarela……y englobados en el macizo dolomítico de Croda del Becco. Es de esos sitios que no puedes perderte, porque te arrepentirás toda la vida.

Para llegar a él hay que poner rumba a las localidades de Ferrara y San vito, donde encontraremos zonas de aparcamiento antes de llegar al lago. Eso sí, de pago, pago!!…hay dos opciones para eludir dichos pagos y son o bien llegar muy tarde, a última hora donde ya no está el que cobra o dejar el coche antes en la carretera en desvíos a pistas bien arrimado y andar 5 minutos.

El lago ofrece la atracción estrella que es el paseo en barco de remos, eso sí, bien pagado, con sus 18 Euretes la media hora o 28 Euros una hora. A mi gusto un precio desorbitado para un paseo en barco de remos sea donde sea y donde encima eres tú el que tienes que remar. Pero como siempre hay para todos los gustos y las barcas están demandadas. Recuerda si quieres coger barco no llegar demasiado tarde, pues a las 18:30 cierran el chiringuito. Aquí os dejo los precios y horario a 2019.

Tienes la opción de darte una vuelta circular o caminar junto al lago, algo que recomiendo sobretodo si llegas pronto. Estuve leyendo bastante acerca del lago y una cosa que me llamó la atención fue que mucha gente hablaba de que conforme iba atardeciendo el lago iba ganando en belleza. Y la verdad es que lo pude comprobar. Al atardecer, las luces se van atenuando, el viento baja y las transparencias del agua van aumentando, además de que una vez que cierran el servicio de barcas, éstas quedan amarradas en medio del lago dando una infinidad de posibilidades a las fotos.

Así pues como RECOMENDACIÓN sobretodo es tener paciencia y esperar a esas últimas luces del día, con el agua ya remansada y jugando a reflejar la montaña es cuando más se explota esa quietud y ambiente que ofrece el lago. Otra opción es madrugar mucho y estar allí con las primeras luces, aunque nosotros optamos por el atardecer.

Detrás del embarcadero hay una pequeña ladera donde han colocado unos bancos hechos con troncos muy chulos y que te ofrecen una perspectiva muy bonita del lago, subir a fotografiar desde allí. Muy recomendable llevar trípode y filtros degradados.


Lago de Carezza

Pero si por excelencia hay un lago en Dolomitas que rompa todos tus pronósticos, ese sin dudarlo será el Lago di Carezza. Hasta que no disfrutas este lago, no llegas a entender la palabra “Azul turquesa” básicamente porque aquí se manifiesta en todas sus variables.

El Lago di Carezza se encuentra en la provincia del Tirol del Sur cerca de Bolzano. Para nosotros, según donde estábamos alojados, fue un viajecito de más de 1 hora en coche, pero que teníamos claro que no nos íbamos a perder. La carretera llega casi hasta el mismo lago, bueno, más bien pasa al lado, pero no se ve, por lo que hay que aparcar el coche. Hay un aparcamiento de pago (Via Carezza, 123 Parking, según google maps) que ofrece aparcamiento gratuito los primeros 15 minutos y luego a razón de 1 Euro la hora de estancia. Puede que parezca difícil decirlo en este viaje, pero me pareció barato para lo que habíamos pagado en otros y sobretodo para ver semejante joya.

Una vez aparcado, ya sólo te queda lo mejor, darte un paseo hasta el lago y disfrutar y disfrutar y disfrutar y disfrutar……Vaya maravilla ante nuestros ojos. Un coqueto lago rodeado de un majestuoso y frondoso bosque de piceas y un fondo rocoso del macizo de Letamar al más puro estilo dolomitas para componer la foto perfecta.

Además, tienes un recorrido circular sencillo alrededor del lago que hacen que la experiencia sea aun mayor. Sin lugar a dudas, las mejores luces para disfrutarlo son las primeras del día y las últimas de la tarde.

Como en el di Braies, es importante un filtro degradado para compensar luces y un trípode que siempre ayuda, sobretodo si baja la luz. La tonalidad de verdes viene de serie con el lago. Yo creo que voy a seguir degustando los colores, mientras vosotros si queréis podéis seguir leyendo la serie de Dolomitas, que no tiene desperdicio.

2 nuevas lecturas

Añadimos arriba a la sección “Va de libros…” un par de nuevas lecturas de este año.

Después de oír mucho ruido y excelentes críticas con la novela Reina Roja de Juan Gómez Jurado, me decido por ella, aun a sabiendas que la novela negra no es mi temática favorita de lectura, pero bueno, después de leer tanto sobre este libro, le doy su oportunidad.

El libro se apoya en todo momento en el personaje de Antonia Scott, que bajo mi punto de vista es quizás lo mejor del libro, el desarrollo y singularidad de este personaje. Luego me doy cuenta que realmente es lo que busca el autor, un personaje para hacer una buena tirada de libros, en este caso una trilogía que ya veremos si no son más.

La trama me resulta muy manida, incluso a veces predecible y con pocos o esperables giros de guión que acostumbran a ser el fuerte de este tipo de novelas.

Eso sí, la lectura es amena y digerible, cosa que se agradece y es muy fácil embaucarte en la trama. Con un ritmo que no se adormece, sin llegar a ser trepidante.

Había leído demasiadas críticas positivas y realmente me he quedado un poco desencantado, quizás porque esperaba mucho más, así que lo mejor para disfrutarlo es no leer acerca de él. 😉

Lo recomiendo para todo aquel seguidor de novela negra. Para el resto será una novela más, no mala, pero que tampoco quedará entre tus favoritas.

Puntuación 5.9/10


Salgo encantado de la lectura de este libro que me ha vuelto a transportar en el tiempo y en las vicisitudes de un personaje, Thomas Babel, que nos adentra en el fascinante mundo de los libros, la imprenta y una época trepidante como fue los años posteriores al descubrimiento de las américas.

Con esta premisa, Luis Zueco, nos monta una historia excelentemente documentada, en la que centra su trama en el agitado periodo tras la invención de la imprenta y donde los libros pasan a ser pieza clave de la sociedad.

La trama está muy bien desarrollada en el personaje de Thomas y sus aventuras que lo llevan por buena parte de Europa, para terminar en una Sevilla, pieza fundamental de aquella España poderosa. Es en Sevilla donde realmente se desarrollará esa trama que con unos buenos personajes y una buena historia detrás le dan al libro un buen empaque.

La lectura es amena, ágil y sencilla que a los amantes de este tipo de novelas históricas tanto nos gusta.

Así pues, con todas estas premisas queda una novela de muy buena calidad, de casi obligada lectura, y que personalmente me ha vuelto a dejar un exquisito sabor de boca. Sin duda un autor, del cual voy a seguir devorando sus novelas.

Puntuación 8.2/10

El Sapo de Espuelas (Pelobates cultripes)

Hoy os traigo un hallazgo bastante interesante para la distribución del Sapo de Espuelas en la Sierra de Albarracin.

Hace algo más de un año, se prospectó y llevó a cabo la mejora de una balsa-abrevadero en Bronchales situada dentro de su monte de Utilidad Pública, en la que sería una ampliación y mejora de la ya existente, para solventar algunos problemas de escapes y filtraciones y dotar además de una estructura perdurable y con un volumen potente de agua. Que además de sustento para abrevar el ganado, fuese un punto más de agua para carga de helicóptero en caso de incendio forestal.

Balsa-abrevadero de la Fuente del Manzano

Tras una mejora en el movimento de tierras, colocación de malla impermeable y una buena solera de hormigón se hizo una buena infraestructura que ha de perdurar años. Además se hizo labores de siembra para naturalizar enseguida los desmontes efectuados.

Tras uno año desde su realización, esta primavera-verano hemos detectado un incremento exponencial de la fauna asociada a este tipo de ecosistemas, sobretodo una importante población de Rana común (Pelophylax perezi) que a día de hoy es la reina de la balsa.

Además, muy cercano a la zona de desagüe encontramos también una muda de serpiente, lo que nos hace pensar que la balsa llena de ranas es una buena zona de caza para alguna cazadora.

Pero a lo que veníamos con este artículo, es que en labores de prospección pudimos comprobar que a la multitud de larvas de anuros, nos encontramos con una buena cantidad de larvas de Sapo de Espuelas (Pelobates cultripes), bastante fáciles de identificar por su escandaloso tamaño en comparación con sus hermanos.

Larva de Sapo de Espuelas
Detalle boca sapo de Espuelas

Es una especie de sapo, relativamente común, pero que en diversas publicaciones siempre estaba bastante influenciado por la altitud, no siendo descubierto por encima de 1.400m. en la provincia de Teruel

Distribución de Sapo de Espuelas en la provincia de Teruel

Miguel Ángel Martín Arnau, coautor de la Guía de Anfibios y Reptiles de la provincia de Teruel nos comenta lo singular de la cita, no por su localización, que también, sino sobretodo por su altitud, ya que la balsa se encuentra a 1.526m.s.n.m.

Sapo de Espuelas en el Paisaje Protegido del Rodeno (foto de M.A. Martín Arnau)

Este simpático sapillo es fácil encontrarlo en nuestra sierra, sobretodo en la parte más baja, donde encontramos numerosas citas. Es un sapo mediano, robusto y con una característica inconfundible en sus patas a modo de espuelas negras, que no es más que un tubérculo metatarsiano robusto y endurecido.

Sapo de Espuelas recién metamorfoseado en el Paisaje Protegido del Rodeno (foto de M.A. Martín Arnau)

Es muy diversa su distribución en cuanto a hábitats, por lo que es fácil encontrárselo en innumerables zonas. Destaca con una pupila vertical y un torso en general claro con manchas oscura-verdosas.

Sapo de Espuelas (aun terminando de metamorfosear) en el Paisaje Protegido del Rodeno (foto de M.A. Martín Arnau)

Seguiremos pues prospectando este nuevo hábitat que hemos creado para la fauna más acuática en Bronchales y que en tan solo un año ya nos ha deparado una interesante sorpresa con la presencia de este emblemático sapo.