Las ZAR en la Sierra de Albarracin

Se habla mucho últimamente de las ZAR (Zonas de Alto Riesgo de incendio forestal) sobretodo a la publicación hace poco del nuevo PROCINFO (Plan Especial de Protección Civil de Emergencias por Incendios Forestales) (Decreto 167/2018 de 9 de Octubre).

Partiendo de la base que ya teníamos una normativa propia sobre dichas ZAR (Orden DRS/1521/2017) y conjuntamente a la Ley de Montes de Aragón que también recoge las mencionadas Zonas de Alto Riesgo, he creído conveniente hacer un pequeño apunte en el blog sobre esta zonificación de manera más local basándome en el ámbito de la Sierra de Albarracin.

 

Mapa de las Zonas de Riesgo de incendio forestal de Aragón

Tenéis toda la información en el portal del Gobierno de Aragón, con la normativa, zonificación y demás parámetros de las ZAR, desde aquí nos fijaremos un poco en nuestra zona territorial.

Para entrar en detalle en nuestra Comarca, primero tenemos que ver las diferentes tipos de riesgos en que se han clasificado dichos mapas, y en qué se han basado para declarar cada tipo. Así pues, tenemos a grandes rasgos 2 variables importantes que son las que nos otorgarán un tipo de riesgo u otro. Estas dos variables son LA PELIGROSIDAD por un lado y la IMPORTANCIA DE PROTECCIÓN por el otro.

Tanto una como la otra tienen diferentes subvariables a la hora de valorar, así pues a grandes rasgos tenemos:

  • PELIGROSIDAD (Frecuencia de incendios, Gravedad, Riesgo simulado, Continuidad, etc…)
  • IMPORTANCIA DE PROTECCION (Elementos socioeconómicos, figuras de protección, nivel evolutivo, diversidad, riesgo de erosión, etc…)

Así pues, una vez estudiadas las diferentes subvariables podemos enfrentar las dos grandes variables para elaborar un cuadro de tipología y otorgar a cada tipo una coloración diferente para la elaboración de un mapa visual donde poder diferenciar cada zona con su tipo.

Podemos concretar, básicamente y en razón de la coloración que las zonas de color negro son las más peligrosas, seguidas de la coloración rojizo-granate, para una menor peligrosidad saltaríamos a tonos naranja-verdosos y cerrando el grupo zonas azuladas. Luego lo veremos muy bien en el mapa ampliado.

No nos extendermos mucho más con la tipología, y si alguno quiere entrar en materia, que se descargue la orden y a darle vueltas al asunto.

Una vez entendida la división en cuanto a tipos de zonas y su coloración, entramos en materia haciendo zoom a nuestra querida Sierra de Albarracin:

Aquí tenemos el mapa de la Sierra, con sus pueblecitos y sus términos municipales y con la capa de colores de las ZAR. Ya en un primer vistazo, comprobamos como de una manera lógica, la zona baja de la sierra engloba coloraciones rojizas-granates, y las zonas más altas predominan las coloraciones verde-anaranjadas. No hace falta ser un “lince” para entender que la peligrosidad va en aumento en zonas más bajas, con combustibles más dispuestos a arder, con mayor temperatura, menor pluviometría, mayor histórico de incendios y un largo etcétera.

A modo general de diferenciar las zonas diríamos que en nuestra sierra la parte baja boscosa englobaría la zona rojizo-granate, la zona media con coloración más anaranjada correspondería a zonas de parameras o lomas, con menos carga forestal, sobretodo boscosa y la zona alta, ampliamente representada por masas de Pino albar que entraría en la coloración más verdosa.

Pero vamos a hacer un poquito más de zoom en diferentes zonas de la Sierra para entenderlo mejor.

Términos de Jabaloyas, Terriente, Saldón, Valdecuenca, Bezas, Rubiales, etc….

Vemos en este caso como en términos como Saldón, Valdecuenca, Bezas, Rubiales, etc… predominan la coloración rojizo-granate de tipología 3, indicándonos la alta peligrosidad y también una importancia de protección media o alta. Esta importancia de protección nos la dan las masas boscosas del Paisaje Protegido y sus masas de pinar adyadcente de la zona periférica.

Por contra en la zona Oeste de este mapa, tenemos el término de Terriente donde abundan zonas más abiertas, más de loma, y donde se ve reflejado en la ocupación del color anaranjado, incluso verde para zonas de pinar (el algarve y alrededores).

Las zonas azules y amarillas corresponden a campos de cultivo y yermos de baja peligrosidad y baja importancia

Si saltamos a otra zona de la sierra……

Términos de Guadalaviar, Griegos, Villar del Cobo, Frías, Royuela, Tramacastilla, Torres….

Si subimos hacia la parte media y alta de la sierra encontramos que ahora la abundancia de verdes y naranjas es muy superior a los tonos rojizos. Ganamos altura, ganamos humedad y el riesgo de incendio disminuye. A la vez que tenemos masas boscosas importantes, sobretodo de Pino albar y Pino negral que nos lleva a tipología 4 en nuestra escala (color verde). Se aprecia muy bien en amplias zonas de Frías, Guadalaviar, Vega de Tajo, Griegos, Moscadón, etc…

Importante también el color naranja, que como hemos dicho antes corresponde a zonas de loma, parameras o bosques muy clareados. Hábitats que en este mapa encontramos en muchas zonas de Villar del Cobo, Calomarde, Torres o Tramacastilla.

Si ampliamos un poco más en la zona centro de la Sierra, nos encontramos con este otro mapa

 

Términos de Noguera, Tramacastilla, Torres, Royuela, Albarracin….

En esta zona media pura de la Sierra, tenemos un poquito de todo, la parte baja (básicamente Albarracin) con tonos entre naranja y rojizos como predominantes y subiendo un poco hacia Torres y Tramacastilla, donde ya encontramos manchas verdes de los pinares de negral y albar, pero con muchas zonas naranjas y algunos puntos rojizos.

Más verdoso en general el término de Noguera con su amplísimo pinar y ganancia en altura.

Si por último incidimos en la zona norte…

Aquí tenemos la gran mancha verdosa de la importante masa boscosa de pino albar de nuestro querido puerto Orihuela y de Bronchales. Predomina también una amplia zona azul-amarillenta de las grandes extensiones de cultivo y por último una gran mancha anaranjada con algún toque rojizo de toda la zona de paramera de Pozondón, Monterde, Rodenas, etc…

 

Otra de las particularidades que ofrece esta zonificación son las de tipo 1 (color negro) que vendrían a ser las más peligrosas ya que son aquellas que nos abarcan los entornos de interfaz urbano-forestal, es decir, donde las zonas con mayor riesgo para las personas y los bienes. Aunque en casi todos los pueblos de la sierra tenemos pequeños matices negros, destaco un par conocido por todos y que nos indica un poco la alta peligrosidad de tener viviendas junto a grandes masas boscosas.

Por un lado Bronchales y esa linea negra que hace de nexo de unión entre la linea de casas y el pinar. y que este modelo de zonificación ha delimitado correctamente. Por suerte, es una zona en la que se ha trabajado en los últimos años a modo de prevención y donde se ha eliminado buena parte de la carga de combustible.

En Orihuela del Tremedal, también hay una importante mancha negra en la unión entre la zona de los chalets y la masa de pinar adyadcente, que se remarca con esta linea de peligrosidad alta.

 

Por descontado, estas zonas de tipología 1 de entornos en interfaz urbano-forestal son las que tenemos que tener más cuidado, y quizás donde es importante realizar alguna actuación de prevención para evitarnos situaciones más comprometidas el día que tengamos un incendio forestal cerca.

Al final esta herramienta elaborada por el Gobierno de Aragón, nos puede venir muy bien para identificar y diferenciar las zonas más vulnerables o incluso nos puede ayudar a enfocar diferentes trabajos de prevención de incendios. Es al final un herramienta muy útil a la hora de planificar trabajos o prioridades y que deberíamos todos tener en cuenta para evitar luego desgracias mayores con los temidos incendios forestales.

Desde aquí y a “groso modo” he querido mostraros un poco esta utilidad de la que disponemos y que de una manera sencilla nos proporciona mucha información, sobretodo visual.

Os dejo enlaces a la diferente normativa para quien quiera profundizar un poco más en el tema:

Un saludo

Anuncios

Limpieza de cajas nido

Bueno, pues terminada la temporada de nidificación, poco a poco vamos repasando las más de 130 cajas nido que tenemos repartidas por el monte, para su limpieza y comprobación del éxito reproductor esta temporada. Como suele ser habitual, nos vamos encontrando cosillas interesantes, que a veces nos dejan un sabor un poco agridulce de no saber bien bien qué es lo que realmente ha pasado. Ya sea por encontrarnos con pollos depredados, cadáveres, excrementos varios, huevos sin eclosionar u otros inquilinos. Hasta la fecha sólo hemos revisado un 25% de las cajas colocadas, pero ya van saliendo cositas interesantes, aquí os dejo alguna de ellas.

Una de las cosas que más me llaman la atención es el material empleado para la construcción del nido. SIEMPRE va ligado al material disponible en los alrededores. Así pues en zonas donde hay mucho musgo, éste abunda en el nido. En zonas de continuo paso de ganado, la lana es un elemento muy común. En zonas de jaras o estepas, las tiras de los troncos las utilizan mucho. También se ve muchísimo pelo de ciervo, ya que es un elemento bastante abundante. Me llamó poderosamente la atención cómo en una zona cercana a aun recreativo, había elementos NO naturales en el nido, como os destaco en la foto, dos hebras de hilo de diferentes colores y el trozo de un filtro de cigarrillo. Por desgracia, las aves, a veces no distinguen si es natural o no, pero lo cogen igualmente, un hecho más de que hay que concienciarse con estas cosillas. Aunque leyendo un poco por internet, parece que a veces pueden usarlo como insecticida natural, ya que la nicotina actúa como desparasitador. Al menos es lo que han intentado demostrar dos investigadores de la Universidad de Mexico. Sea como fuere, no se si estas avecillas forestales lo utilizan de la misma manera.

Podemos distinguir muy bien en la foto que el elemento más abundante es el musgo, seguido de lana y pelos.

Por otro lado, y aunque es bastante común encontrarse con un huevo sin eclosionar (este año ya me ha salido en 3 cajas) el otro día, estaba la puesta intacta, 8 huevos ni más ni menos, ¿Qué les pasaría a los padres? ¿Muerte? ¿Abandono? ¿Fracaso?….en fin, incógnitas….

Se aprecia muy bien aquí que también hay aporte de las tiras que comentaba antes de las jaras o estepas y mucho pelo de cérvido, muy abundante en la zona. Y prácticamente sin lana, pues era una zona muy alejada de los campeos habituales de los rebaños.

En otra de las cajas, y formando composición del nido, encontré esta pequeña plumilla de Pico Picapinos, resulta casi inconfundible por su coloración rojiza. Es un pájaro muy abundante en estos bosques y que seguramente la perdería en el monte y le sirvió perfectamente al pajarillo como material para el nido.

Y ya por último, un gran descubrimiento, ya que pillamos descansando a un nuevo inquilino de las cajas nido. Se trata de un Murciélago Orejudo Dorado (Plecotus auritus), un murciélago de mediano tamaño que gusta de utilizar las cajas nido como zonas de descanso y dormidero.

En cualquier caso, muchísima ilusión verlo, y fotografiarlo y comprobar que las cajas nido son útiles a muchos inquilinos, entre ellos los escasos y frágiles murciélagos, que tan importantes son en el medio natural.

Y hasta aquí la entrada de hoy, según vayamos limpiando más cajas, os iremos informando.

Un saludo

Ibón de Estanés (vía Sansanet)

Nueva ruta por Pirineos, disfrutando de una mini escapada y esta vez con una ruta mucho más asequible que el Ibón de Acherito, esta vez subimos al Ibón de Estanés, otro precioso lago de montaña, situado en la cabecera del Valle de Canfranc, y al que accederemos desde la vertiente francesa, ya que nos afianza un recorrido corto y cómodo hasta el mismo ibón.

Aquí se ve la ruta de subida (en color morado), con una primera parte en la vertiente francesa donde salvamos el desnivel y una segunda tramada mucho más cómoda y reposada que nos lleva hasta el mismo ibón. Os dejo cuatro premisas básicas y empezamos con el repor….

Acceso-Aparcamiento: Podemos acceder desde el mismo Valle de Canfranc cruzando a Francia por el Túnel del Somport, una vez salidos del túnel buscaremos la primera salida para coger la carretera que nos sube de nuevo al Puerto de Somport, como si volvieramos a España. Otra opción es no coger el túnel y subir por el puerto de Somport, y cruzar a Francia. En esta carretera de ascenso a Somport desde Francia, debemos buscar un desvío con camino de tierra hasta el aparcamiento de Sansanet. Está bien marcado si vamos mirando, y el aparcamiento es amplio y de tierra. Perfecto para dejar el coche a la sombra. Hay cartelería que nos informa de la ruta.

Longitud-Duración: Como ya hemos dicho es un Ibón totalmente accesible para casi todo el mundo. Es una ruta que se suele hacer en familia, ya que aunque hay que caminar y salvar un desnivel, se hace de manera muy cómoda. Por lo tanto, hablaremos de una ruta fácil para gente habituada a andar. Son 4,3 kilómetros hasta el Ibón salvando un desnivel de unos 540 metros. En torno a 1h.45 minutos del aparcamiento al Ibón a ritmo tranquilo. La ruta está muy bien marcada en todo momento, sin posibilidad de equivocación.

Recomendaciones: La parte donde se salva mayor desnivel está cubierta casi siempre por bosque, por lo que se hace muy cómoda, dicho esto es una ruta de montaña y como tal hay que prever siempre material y calzado adecuado, comida suficiente, agua y todo este tipo de cosas. Siempre ayudan unos bastones. Aunque hablamos de que la ruta es fácil, siempre entendemos que quien la realiza está habituada a andar.

 

Empezamos pues la ruta desde el mismo aparcamiento de Estanés, donde ya hay algún coche, y es que en las primera rampas de subida vamos a adelantar a una cuadrilla numerosa de franceses que suben en grupo realizando también la ascensión al Ibón.

La mañana nos sacude con los primero rayos del sol ya metidos en el frondoso bosque de hayas que nos sombrea durante las primera rampas de ascenso. Es en esta parte francesa y casi siempre metidos en bosque donde salvaremos la mayor parte del desnivel.

La verdad que el bosque, el entorno, la neblina y los primeros rayos de luz nos crean un ambiente fantástico para caminar y disfrutar. Adelantamos al numeroso grupo francés y a buen ritmo vamos seseando por la ladera francesa.

Casi sin darnos cuenta salimos a los primeros claros y prados de montaña, donde recibimos los primero rayos de sol. El día es fantástico y aunque a la tarde se barrunta tormenta, el haber madrugado nos gratificará con buen tiempo toda la mañana.

Pasamos junto a una borda francesa donde venden queso y disfrutamos de las vistas hacia los valles franceses que también están radiantes con el sol matutino.

Nos acompañará casi siempre en esta cara francesa el Circo de Aspe con la imponente chorrota y las elevadas montañas alrededor. La verdad que toda una maravilla para los sentidos. Vamos francamente bien, la subida aunque continua es muy cómoda de llevar, y el tiempo y las fuerzas acompañan.

 

Cada vez tenemos más ratos de sol y menos sombra de hayas, pues ya pronto entraremos en el collado de la Mujer Muerta donde nos uniremos al GR-11 y disfrutaremos de un ambiente más alpino.

 

Últimos vistazos al Circo de Aspe que se nos muestra imperial, antes de entrar en la vertiente española y donde una vez salvado la mayor parte del desnivel, ya será una senda más llanera y con mucho ambiente.

En la unión con el GR-11 y ya sobrepasado el collado, intuimos el camino y la ubicación del lago…..desde aquí hasta el Ibón, es coser y cantar….

Ana ya vislumbra el hueco del Ibón, y sobrepasado el último colladete, se nos muestra la auténtica maravilla de paisaje.

Llegan los momentos de disfrutar de tan magno paisaje, y de tanta belleza que entra por nuestros ojos. Sin duda, estos lagos de montaña, dada su localización y su entorno, son uno de los recorridos más bonitos y accesibles que podemos realizar, con una recompensa en forma de belleza, única.

Tras las fotos de rigor, echo los pies al agua para saborear el frescor de la montaña y me quedo durante minutos embobado con las montañas, el agua y el entorno.

Hay pocos sitios donde se respire tanta paz y donde poder cargar energía. Montaña en estado puro.

Picoteamos algo y nos hidratamos, a la vez que nos abrigamos algo ya que venimos sudados de la caminata y no conviene coger frío. Sin duda, un ibón más en el recuerdo y una ruta muy sencilla, amena y muy recomendable.

Nos despedimos con unas últimas tomas y emprendemos el camino de retorno, que en poco más de 1 hora nos dejará otra vez en el coche.

Lo dicho, para el que quiera, dejo enlace del track de subida en la sección de tracks-rutas, aunque el sendero está suficientemente marcado, eso sí, llevar el track, siempre es tranquilidad para no despistarse.

 

Un saludo

Ibón de Acherito (vía normal desde Oza)

Bueno, pues brevisima escapada a Pirineos, para desconectar un par de días, en la que nos hemos metido en unas rutas más que interesantes, conociendo rincones que aun nos quedaban por descubrir. Aprovechando que estábamos en el Valle de Hecho, decidimos atacar la subida al Ibón de Acherito, todo un clásico en este valle y que sin duda no defrauda, como ahora veremos. El Ibón de Acherito, tiene la particularidad de ser el Ibón más occidental del Pirineo, y se encuentra situado en un enclave precioso amurallado por las imponentes Foyas del Ibón que le dotan de un aire majestuoso.

 

Hay que decir, que es un Ibón bastante accesible por su corta ascensión, pero que aunque no requiere de nivel técnico, sí que es obligado tener un fondo físico bastante bueno, ya que el desnivel que se salva es importante en muy poca distancia. (de las 8 personas que subimos aquella mañana, 2 se tuvieron que dar la vuelta), así que vamos a subir la dificultad a moderada. Vamos allá con los datos técnicos y el reportaje de subida:

En rojo la ruta de subida, en naranja los 3 “collados”

Acceso-Aparcamiento: Se accede desde Hecho hacia la Selva de Oza, pasando Siresa, la Boca del Infierno y pasado el camping, tenemos que ir a buscar en una divisoria de pistas, el desvío a la izquierda que nos lleva hacia el Refugio-Casa de la Mina y que nos cruza el río es el que debemos de coger (el otro sube dirección Aguas Tuertas)

Longitud-Duración: En realidad la ruta está marcada como circular, pues una vez llegados al Ibón se va a buscar el Barranco de Acherito para bajar por él. Nosotros la hacemos de subida y bajada por el mismo camino. Con una longitud de 4,1 kilómetros y unas 2 horas de subida (1’30h. de bajada) sin contar paradas. La circular es un pelín más larga.

Recomendaciones: Lo dicho anteriormente, la primera parte de la ascensión es algo dura, no apta para cualquier persona, pero sin dificultades técnicas. Ya que la ruta es bastante alpina y no se pasan tramos de bosque, es muy recomendable madrugar para hacer la parte más dura de la subida a la sombra que nos proyecta el Mayo Anarón y evitar la calor.

Desde el aparcamiento ya vemos toda la Sierra de Alano, o al menos gran parte de ella, que se presenta majestuosa y que nos va a acompañar en gran parte de la subida.

Y si miramos hacia la ruta del Ibón, se impone majestuoso también el Mallo de las Foyas, por cuya ladera discurre la ruta de subida al ibón como os he marcado en la foto. Tras los carteles pertinentes de la ruta con los mapas y demás, cruzamos un vallado para las vacas y nos adentramos ya en la ruta propiamente dicha.

Siempre llevaremos la Sierra de Alano a nuestras espaldas, con lo que tendremos una buena referencia. Esta primera parte de senda, discurre por el Barranco de las Foyas, por el cual la senda va ganando desnivel y nos va encarando hacia la ladera del Mallo de las Foyas que comentábamos antes. Aquí ya tenemos trozos con un desnivel considerable y donde hay que tomarse la subida a ritmo para no desfondar. Por suerte, buena parte de esta subida la hacemos a la sombra y no se nos hace tan dura.

En cualquier cruce de caminos está correctamente indicada la ruta a seguir, por lo que no tendremos opción de pérdida en ningún momento de la senda. Una senda además muy marcada por la afluencia de gente a esta ruta. Seguimos con nuestras preciosas vistas conforme ganamos altura, donde ya asoman bellos puntales reconocibles.

 

La ruta, nos llevará ganado altura hasta un primer collado donde gira bruscamente a la izquierda.

Podemos decir que una de las tramadas fuertes ya la tenemos salvada, desde aquí se desplaza por la ladera de Mallo de Foyas aunque todavía con alguna rampa durilla a buscar un segundo colladete. Para luego suavizar la pendiente en busca de otro colladete más que casi nos situará a la altura del Ibón para en una senda cómoda llegar a sus pies.

En este último collado se nos abre ya vistas a picos como el Petrechema o el Sobarcal. Prácticamente el desnivel lo tenemos ganado ya, pasando de los 1.230 metros del aparcamiento a los 1.869 metros del Ibón, algo más de 600 metros de desnivel que en su primera tramada se hacen algo duros, pero que llegados a la orilla del lago, todo se olvida para contemplar la belleza de este impresionante Ibón pirenaico.

Aunque no hace calor como para darse un baño, sí que remojamos los pies disfrutando de la belleza del entorno y de las aguas frescas, por no decir frías del Ibón.

Mantiene un agua azulada y trasparente que sin duda en los días más calurosos del verano, habrá hecho las delicias de más de un bañista. Nos damos un pequeño aperitivo para reponer fuerzas y comentamos la dureza inicial de la subida, pero que compensa la belleza del Ibón. Aun nos da tiempo de hacernos algunas fotos más “artísticas” y nos disponemos ya a coger el camino de vuelta.

A la bajada nos encontramos con 3 parejas en distintos tramos de la ruta, hablamos con todas ellas y todas nos hablan de la dureza inicial.  Incluso la última pareja, que aun no ha llegado al primer collado, ya acusa la insolación y desisten de seguir hacia el Ibón. Lo dicho, una ruta magnífica, para un entorno realmente bello; corta y exigente, pero sin sombra en todo el recorrido, por lo que hay que madrugar para evitar las horas de máxima insolación. Por lo demás, plenamente recomendable, eso sí, con buena forma física.

En la sección de track-rutas os dejo el track de la subida en GPX para quien quiera ir más seguro

Resumen Agosto tormentoso

Francamente interesante la situación que hemos tenido este mes de Agosto por la Sierra de Albarracin. El continuo paso de vaguadas, o lenguas frías ha propiciado una inestabilidad casi continua durante todo el mes, repartida casi cada semana con tormentas más o menos intensas y a la postre bastante repartidas. Esto sumado a un mes más o menos en la media, en cuanto a temperaturas se refiere, y mal acostumbrados a los últimos años, donde las temperaturas siempre han estado por encima de la media, hablando localmente claro; nos puede dar la sensación de haber pasado un verano como los de antes, fresco y tormentoso.

 

 

Precipitación puntual del día 12 de Agosto

Pero vamos a meterle número a la cosa, que así lo vemos mejor. Recopilando los datos del mes de Agosto en las estaciones que tenemos disponibles (Meteoclimatic, AEMET y SAIH) tendríamos estos datos de precipitación para el mes de Agosto

-Albarracin (Saih) 96,2 mm.

-Griegos (Meteoclimatic): 88,4 mm.

-Tramacastilla (Meteoclimatic) 81,6 mm.

-Jabaloyas (AEMET) 73,8 mm.

-Orihuela del T. (Meteoclimatic): 67,4 mm.

 

Realmente parecen número sacados más de los meses primaverales, pero no, además con un reparto equitativo a lo largo del mes, lo que está dando lugar una inexistencia de incendios, un verdor y una floración extraordinaria durante todo el mes, unos caudales de río que no presentan el estiaje típico. También las cascadas de Calomarde o del Vallecillo han mostrado un aspecto excelente durante todo el verano, cosa que han agradecido los turistas.

Impresionante Cumulonimbus descargando sobre Bronchales-Monterde

Pero, si nos vamos a los archivos históricos, de Griegos, que es donde dispongo de datos pluviométricos más antiguos, vemos que este mes de Agosto ha sido realmente histórico. Tendríamos que remontarnos 16 años atrás para encontrar una cifra parecida, cuando en 2002 cayeron 87 litros en este mes. Si miramos la serie entera, desde 1991, podemos afirmar que este 2018 ha sido el Agosto más lluvioso desde que tengo datos. Casi triplicando la media de precipitación de Agosto que en Griegos es de 34 litros.

Toma de la tormenta nocturna sobre Griegos (vistas al Cuarto del Rábano)

Así que muy buenos datos para comenzar Septiembre que ya nos pronostica un excelente año micológico, con abundancia de setas y verdor en el monte. Un comienzo de campaña que está haciendo las delicias de los amantes a las setas por la Sierra de Albarracin.

Boletus edulis asomando en los pinares silicios del Puerto de Bronchales

 

Parece de todas maneras que el patrón quiere continuar al menos esta primera quincena de mes, con nuevas vaguadas y bolsas de aire frío aisladas sobre la península, que favorecido por el caliente mar Mediterráneo nos traerán nuevos episodios de lluvias en forma de tormenta.

En cualquier caso, seguiremos espectantes…..


Si te gusta la página, puedes seguirnos más de cerca por las redes sociales

Facebook —> https://www.facebook.com/Drakis-335369833319277/  (o a la derecha de nuestra página)

Twitter —> @el_Drakis  ( https://twitter.com/el_Drakis )

Instragram —> https://www.instagram.com/eldrakis/


 

Año de Setas

Bueno, según parece, este año se perfila, gracias a las abundantes lluvias de primavera y a una continuidad en las precipitaciones de verano por la Sierra de Albarracin, como uno de los mejores otoños micológicos desde hace años. Las temperaturas suaves, y las tormentas regulares están haciendo coger al monte un carácter otoñal que es la base para una explosión de setas y hongos, y que por lo que parece ya ha empezado, eso sí, de manera suave, pero con visos de tener continuidad.

Tenemos que recordad que prácticamente la totalidad de la Sierra de Albarracin, o al menos las zonas seteras, están dentro de un Aprovechamiento Micológico Regulado, dentro de los que es el Parque Micológico de la Comunidad de Albarracin. Este espacio forestal integrado por 37 montes de U.P. y pertenecientes a 18 entidades, con una superficie de 53.800 has tiene como objetivo prioritario potenciar la gestión de los recursos naturales renovables de la Sierra de Albarracin, generando un valor añadido al territorio.

Mapa de Zonificación de las diferentes zonas (Clica para ampliar)

Dada la extensión y diversidad del Parque, se ha realizado una zonificación a través de la cual ofrecer una gestión al detalle del recurso. Esta zonificación permite la posibilidad de ofrecer predicciones de recolecta para las principales especies, mejorando la experiencia de recolección.

Aquí os adelanto las características de cada zona que vienen representadas en diferentes colores en el mapa:

 

En definitiva un montón de zonas diversas y variadas donde encontrar las diferentes especies de setas que habitan nuestros montes:

 

Recuerda que al ser una zona de aprovechamiento micológico regulado, se requiere para la recolección de un permiso que se puede adquirir a través de la plataforma de pago en: www.comunidaddealbarracin.org

Incluso en algunos establecimientos de los pueblos (Bares, Panaderías, Oficinas de Turismo, etc….) es posible adquirir dichos permisos diarios, semanales o de temporada.

En una entrada anterior de este blog hay mucha más información podeis acceder pinchando en el siguiente enlace: Aprovechamiento Micológico Sierra de Albarracin

Un saludo

Calurosos días

Los días más calurosos del año, son un inconveniente para nosotros en muchas ocasiones, pero también para los animales. Al molestar continuo de moscas, moscardas, tábanos y demás insecterío que van sufriendo los animales en el monte, se suma el calor reinante durante el día, que a veces mitigan buscándose una buena sombra o subiendo a los altos más ventilados.

Otra opción muy socorrida por estos animales es el baño. Tanto en agua como en barro, ayuda no sólo como una natural protección contra insectos, a la vez que refresca de las altas temperaturas del verano. Si descubrimos por el monte una charca, y ponemos una cámara de trampeo fotográfico, es muy fácil que nos encontremos con imágenes como estas…..

Por el Valle del Jerte (Parte 2)

CASCADA DEL CAOZO

Bueno continuando con la Primera Parte del Valle del Jerte, nos había quedado pendiente un par de visitas que bien merecen una visita. Lo habíamos dejado en la Cascada de Calderón, y es que un poquito más abajo en la carretera de dicha cascada nos encontramos con, seguramente una de las más visitadas por su accesibilidad, ya que se puede llegar a ella en coche. Se trata de la Cascada del Caozo. Es una preciosa cascada en un entorno natural precioso, aunque a mi gusto, la pasarela que le han hecho para acceder hasta casi la misma casada ofrece fotos muy espectaculares, pero pierde toda naturalidad. A mi me gustó más la vista frontal desde abajo, en un entorno más bonito

En la foto podéis ver el final de la pasarela de hierro, al lado de Ana. Lo malo en estos sitios, como en todos lo que se puede llegar con el coche es que suele estar masificado, y hace falta mucha paciencia para sacar alguna foto sin gente. En mi caso……tarea imposible, ya que el Valle del Jerte en plena floración es un hervidero de gente. Aun así, me llevo un grato recuerdo en la retina! La cascada es preciosa.

 

GARGANTA DE LOS INFIERNOS

Es posiblemente también una de las rutas más conocidas y transitadas, sobretodo en verano para darse un chapuzón en las numerosas pozas que se han formado de manera natural. En primavera, obviamente, la ruta es simplemente contemplativa, eso sí, PRECIOSA.

No resulta fácil llegar, pues hay que andar por un sendero en torno a 45 minutos. El bosque de Roble que nos acompaña, por eso hace amena y bonita la andada, muy cómoda, con una suave subida en todo momento.

Las fechas de floración del Cerezo coincide con el inicio primaveral del bosque, donde helechos y hierbas crecen con un verdor que se sale. Las hojas de los robles aun en principio de brotación, dejan pasar toda la luz al sotobosque. Sin duda que el paseo hasta la Garganta es todo un espectáculo con la primavera un poco más avanzada.

Se puede llegar también en 4×4 contratados que te acercan hasta apenas 5 minutos de la garganta. También vimos excursiones a caballo. Por lo que las posibilidades son para todos los gustos. Nosotros somos de andar, sin duda, así que sorteando el gentío por la senda, por fin llegamos al puente que da acceso a la garganta y zona de los Pilones.

La Garganta tiene su punto álgido en los denominados “pilones” que es la erosión que ha ido excavando el río en la roca granítica, formando unas marmitas preciosas para el baño en verano. En nuestro caso, al ir un caudal abundante, no se aprecian bien dichas marmitas, pero sí un río bravo que salta de poza en poza.

Belleza y naturaleza a raudales, sin duda, el paseo que se inicia desde el centro de Interpretación de la Reserva Natural culmina en su parte fácil en estas preciosas formaciones. Se puede hacer una ruta más larga de unas 6 horas que se adentra en la Reserva, pero nosotros no íbamos con más tiempo.

Y lo dicho, en esas fechas, muchísima gente, la floración del valle atrae a miles de visitantes y estas rutas son un atrayente perfecto para disfrutar de la naturaleza.

Nosotros nos vamos con un sabor estupendo de dicho valle, precioso en su floración y espectacular de agua, cascadas, naturaleza y bosques. Me quedo con muchas ganas de volver en época primaveral más entrada o incluso en otoño, con algo menos de gente y con rutas más salvajes…..Para que luego digan que Extremadura es un secarral….madre mía!!

hasta entonces….

un saludo

 

Por el Valle del Jerte (parte 1)

Aprovechando que el 23 de Abril, San Jorge, es festivo en Aragón, decidimos hacer una escapadita hacia un lugar que tenía muchas ganas de conocer. Se habla mucho de la riqueza natural de Extremadura, sobretodo la provincia de Cáceres, y aunque muchas  veces se tengan preconcebidas ciertas ideas, lo mejor es ir y juzgar por uno mismo. Así que nos planteamos hacer algo de turismo por el Valle del Jerte y el Valle de la Vera. No teníamos muchos días, por lo que Monfragüe, Trujillo, Cáceres capital, Las Hurdes…..eso quedaría para otra ocasión. Es bueno dejarte algo por ver, luego tienes una excusa para volver.

En fin, centrémonos pues en el Valle del Jerte, que fue el objetivo principal del viaje. No teníamos muchas referencias, salvo la conocida floración de los cerezos, hecho que le otorga la fama. Pero deambulando un poco por algunas páginas de internet y charlando con el casero de nuestro alojamiento, intuimos que las cascadas y el entorno natural es casi tan destacado como las terrazas repletas de cerezos. Así pues, intentamos repartirnos el día, con idea de ver cuantas más mejor.

Nuestra primera parada empieza entre los pueblos de Cabezabellosa y el Torno, ya que hemos entrado por esta carretera al valle, ya que nuestro alojamiento lo tenemos en Villar de Plasencia. El casero nos recomiendo hacer parada en el Roble Romanejo, un milenario Roble melojo (Quercus pyrenaica) junto a la carretera, y que tras cruzar una cerca metálica (que cerraremos a nuestro paso) nos espera espectacular y majestuoso.

Con su correspondiente cartel explicativo, y un vallado de madera, le damos mil vueltas y nos abstraemos ante dicho porte y su singular entorno.

Casi siempre que veo estos centenarios árboles, pienso en todo lo que han podido ver en todos los años que ha estado ahí creciendo. Tras las pertinentes fotos, en las que me toca sacar el “ojo de pez” para poder encuadrarlo en una foto, volvemos al coche para seguir marcha, no sin antes, acercarme al otro lado de la carretera para sacar alguna instantánea más de estos preciosos y centenares rebollos, que forman unas dehesas preciosas.

Desde aquí, pusimos rumbo a la rutita para ver las Cascada de las Nogaledas.

CASCADA DE LAS NOGALEDAS

Bueno, aquí tenemos la primera rutita de la mañana, para iniciar la ruta tenemos que ir al pueblo de Navaconcejo, y desde aquí cruzar al otro lado del río Jerte, donde ya intuiremos el inicio de sendero. Hay que decir, que la ruta salva bastante desnivel, por lo que hay tramos con bastante pendiente, y además por sendero estrecho, muy a tener en cuenta para gente que no esté acostumbrada a caminar o con calzado no apropiado. Aun así, hay un seguido de 7 cascadas, por lo que se puede ir subiendo e ir viendo hasta que uno se canse y volverse cuando quiera. La opción de la ruta circular también es factible, aunque te llevará unas horas hacerla. Nosotros vimos cortada nuestra ruta por una carrera de turismos, en la que era muy arriesgado cruzar la carretera por falta de una buena organización, pero aun así, pudimos ver buena parte de las cascadas.

El sendero, siempre cuesta arriba, pasa de las terrazas de cerezos a una exuberante vegetación de helechos, robles, nogales….siempre acompasados por el rugir del agua en cada cascada. Sin duda un lugar con un entorno precioso.

Encontramos muchísima gente en la ruta, lo que ralentizó nuestra marcha y restó un poco ambiente y armonía al entorno, pero por contra tuvimos la suerte de coger el inicio de primavera con un caudal muy majo que hacía que cada cascada fuera impresionante.

Es imprescindible el trípode si quieres sacar fotos decentes, así que tenerlo en cuenta si las visitáis.

En definitiva, la rutita, aunque no pudimos completarla, me dejó un sabor muy muy agradable, sin duda, uno de los puntos fuertes del Valle y de visita casi obligada.

 

 

Lo dicho, no pudimos completarlas todas, pero ya veis que el repertorio de lo que vimos es más que bonito. Una vez llegados al pueblo entre adelantamientos a gente, pasos estrechos en lo que hay que dejar pasar y el gentío presente se nos había hecho la hora de comer. Aun nos quedaba muuuuucho por ver……así que pensamos que pillar un bocata y comerlo en la siguiente cascada era la mejor opción para no perder tiempo, y así fue!!!. Acierto total!!! Así que dirigimos nuestros pasos hacia la preciosa Cascada del Calderón

 

CASCADA DEL CALDERÓN

Esta está normalmente fuera de los “circuitos” del turista, ya que justo debajo está la famosa Cascada del Caozo y pasa desapercibida, aun así es fácil llegar y está pie de pista. Subiendo al pueblo de Piornal, en la siguiente curva cerrada del desvío a la del Caozo, está está la señal de la del Calderón. Si llevas turismo, mejor dejar el coche en el desvío y bajar andando por la pista forestal hasta la cascada, total son 5 minutos y te ahorras dejarte el cárter como más de uno se lo había dejado cuando bajamos nosotros.

 

La cascada es sencilla y muy bonita, digna de ver cuando lleva mucho caudal.

Lo bueno de este valle, es que entre cascada y cascada, si lo coges en temporada, te das un festín de laderas blancas con las flores del cerezo, todo un espectáculo para la vista

Merece la pena parar en alguna terraza para disfrutar de estos árboles en flor y degustar su olor y su blanco radiante.

 

Y nada, para no hacer muy larga la entrada dejo las dos rutas de la tarde para el siguiente post, donde visitaremos la mencionada Cascada del Caozo y el impresionante paraje de la Garganta de los Infiernos y una ruta imprescindible para hacer.

Un saludo