Monasterio de Rila (Bulgaria)

En las próximas entradas intentaremos desgranar un poquito el último viaje realizado a Hungría y Bulgaria y donde destacaremos las cosas más interesantes a visitar. En primer lugar hablaremos del famoso y precioso Monasterio de Rila, posiblemente uno de los 5 enclaves más visitados de Bulgaria y declarado en 1983  Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Llegar a este Monasterio, es todo una odisea si se quiere llegar en transporte público. Pues se encuentra a 120 kms. de Sofía, la capital y el autobús te deja muy poco tiempo de visita al monasterio, al llegar sobre las 13:15 y con salida a las 15:30, eso sí, es barato, 11 levas el trayecto (menos de 6 Euros). Por lo que nosotros optamos por alquilar un coche en Sofía y hacer el viaje a nuestro antojo. (27€ el alquiler del coche), así no lo veríamos con prisas ni condicionados.

El Monasterio se encuentra al Sur de la capital, en un precioso valle que se adentra en las impresionantes Montañas Rila y que dotan al Monasterio de un entorno único. Es el Monasterio más grande e importante de Bulgaria, por lo que es visitado por turistas y propios del país. Curiosamente no hay que pagar entrada para verlo, solamente te cobran 4 Levas (2 €) por aparcar en la misma puerta, y para dentro.

La austeridad exterior contrasta, una vez llegado a la puerta con el colorista trabajo de iconos en el mismo porche de entrada. Preludio, sin duda de lo que vendrá.

Una vez entras por la puerta, voilá, ojos como platos, boca abierta y a disfrutar.

El Monasterio se fundó en el Siglo X (año 927) por Ivan Rilski, que fue un ermitaño que se retiró a estas montañas y estuvo viviendo en el hueco de un árbol en forma de ataud. Tal fue su fama, que numerosos monjes quisieron emularlo y de ahí que se construyera el monasterio para dar cobijo a tanta peregrinación. Posteriormente a su muerte y al aumento de la peregrinación hasta el lugar, el monasterio tuvo que ampliarse aun más.

Fue destruido en varias ocasiones por el Imperio Otomano en su ocupación de país, además de sufrir algún incendio parcial, pero la devoción de las gentes de Bulgaria y sus donaciones hicieron que perdurara hasta nuestros días. Algo, sin duda de agradecer, pues su belleza es única.

 

 

El marco que la envuelve le otorga aun más belleza y espiritualidad al sitio, sin duda. Nosotros además lo cogimos con los colores del otoño y las primeras nieves en las cumbres.

El centro del Monasterio lo ocupan dos edificaciones diferenciadas, por un lado la Torre Hreliova, una sencilla construcción de 23 metros de altura y construida en 1335. Pero lo que destaca sobremanera es la preciosa iglesia ortodoxa en el centro, trabajada en su totalidad al estilo renacentista típico de Bulgaria y con un sinfín de pinturas icónicas típicas de la religión ortodoxa que inundan el interior de las arcadas.

Un trabajo minucioso y colorista que te deja embobado viendo pasajes religión cristiana ortodoxa. El interior, igualmente decorado, pero mucho más oscuro y austero, no puede competir con la belleza exterior.

 

Se puede acceder a la Torre Hreliova por unas 5 levas, pero no merece mucho la pena, las vistas son pobres ya que carece de balconada visitable y desde las ventanas poco se aprecia del entorno. Aun así, como la visita al monasterio es gratuita (salvo el aparcamiento) lo pagamos gustosos.

 

En el propio monasterio se puede dormir por poco dinero, aunque no esperes lujos, ya que se trata de un lugar de peregrinación y con lujos más acorde con un monasterio que con un Hotel, pero cualquier opción es válida.

Poco más se puede decir de este lugar, una auténtica maravilla que hay que visitar si se viaja a Bulgaria, por la belleza del monasterio, el entorno y la espiritualidad que transmite.

 

 

Anuncios

Nacedero del Urederra

Bueno, pues hemos estado unos días de turismo por Navarra y os traemos algunos reportajes, creo que interesantes, para disfrutar si visitáis aquella zona. Hoy abordamos posiblemente el tramo de río más bonito de todo Navarra y seguramente de España, que desde 1987 se encuentra protegido como Reserva Natural. Se trata del nacimiento del Río Urederra y sus primeros tramos de río descendiendo de las laderas del imponente macizo kárstico de Urbasa. Para llegar a este enclave tenemos que ir a la localidad de Baquédano, que es el punto de partida de la excursión que nos lleva al Nacedero.

IMPORTANTE: Hay que tener en cuenta que el Nacedero tiene acceso restringido a un aforo máximo de 450 personas/día, por lo que para la visita conviene tener hecha la reserva (el 80% se reserva en internet y 20% en el mismo aparcamiento), podéis reservar clicando aquí

Nosotros llevábamos la reserva hecha desde internet, pero al ser un día de diario y encima amanecer lloviendo, cuando llegamos al aparcamiento del pueblo, nos dimos cuenta que no seríamos más de 15 personas las que íbamos a visitarlo. Desde el aparcamiento, bien indicado, cruzaremos el pueblo por el Frontón y el lavadero para coger una pista muy cómoda que nos une la población con la reserva. Son bien bien, 2 kms de pista cómoda y llevadera, que nos irá adentrando poco a poco en la espesura de las faldas de Urbasa.

img_0538

Tuvimos un día en principio lluvioso, aunque las previsiones anunciaban una tregua a media mañana, así que sólo necesitamos los paraguas durante la caminata por la pista. El otoño estaba en pleno apogeo, realmente la elección de las fechas estaban especialmente indicadas para ajustarnos a la variedad cromática que el otoño ofrece en estos bosques atlánticos.

Y aunque a belleza reinante es abrumadora con esa paleta de colores tan variada entre árboles, es una vez que llegas a la primera poza del nacedero cuando descubres que seguramente estés ante una de las maravillas naturales de España.

img_0545

El azul turquesa que ofrecen las pozas, las hojas caídas de un marrón anaranjado, las tonalidades variadas del bosque y la neblina residual de la lluvia hacen que parezca que estés en un cuento.

img_0555

La limpieza del agua filtrada por las roca calcárea de la Sierra de Urbasa, unido al lavado de la roca y a los depósitos carbonatados sobre las rocas hacen que el contraste azul-blanquecino sea casi irreal y dificilmente visible en otro lugar de la península. Es por ello que quizás sea una maravilla digna de visitar.

img_0566

Aunque está claramente vallado para preservar el entorno, el sendero te da acceso a las diferentes pozas y tramos de río, por lo que, a los que nos gusta la fotografía, es un auténtico paraíso de encuadre tras encuadre. El trípode será especialmente importante, ya que el entorno bajo hayedo y el movimiento del agua requieren de exposiciones lentas. Así como un filtro polarizador para acentuar contrastes y evitarnos reflejos.

img_0594

Los encuadres son infinitos, pues la belleza del lugar ofrece innumerables postales. Ahí es cuando viene la destreza de cada uno y ese ojo fotográfico que conviene agudizar.

img_0574

 


img_0546

En nuestro caso, el otoño nos ofrecía también jugar con las hojas caídas sobre el agua….

img_0592

Hay que tener en cuenta que si vamos en época de sequía o sin grandes deshielos, tendremos la oportunidad de ver dichas pozas en todo su esplendor, disfrutar de las truchas nadando o de estos azules imposibles.

Por contra, cuando lleguemos a la zona del Nacimiento, la espectacularidad disminuirá, pues es en esa zona, donde los deshielos o épocas de lluvias nos darán el espectáculo saliendo por todas las grietas de la pared.

img_0582

 

img_0607

 

Para mi, se trata sin duda de un lugar único y totalmente diferente a otros nacimientos de río que he visto, un auténtica joya de la naturaleza que no conviene perderse por nada del mundo. Un lugar para disfrutar de todos los sentidos y sobretodo un rincón único para los que practicamos la fotografía de naturaleza aunque sea por afición.

img_0599

No me cabe duda que no os defraudará, como no nos defraudó a Ana y a mi. Un lugar 5 estrellas *****

Tenéis toda la info del Nacedero (accesos, reservas, etc…) clicando aquí

 

Un saludo

 

Italia: Venecia

Se me habían quedado en el tintero algunas fotos de Italia del verano pasado, que pude disfrutar durante unos días por aquellos lares nuevamente y aunque en mi primer viaje me llevé una sensación extraordinaria, he vuelto a saborear las sensaciones que este país ofrece.

Venecia

IMG_5232

Mucho había oído hablar de Venecia, pues en mi primer viaje no pude visitarla pero hubo mucha gente que me habló regular de esta preciosa ciudad de los canales. Yo creo que fue lo mejor que me pudieron decir, ya que llevaba una imagen preconcebida de que no me iba a gustar y……voilá!!! Que equivocado estaba!!!! Me encantó!!! esa ciudad recorrida por canales, casi flotando en el Adriático y con una arquitectura preciosa; casi casi diría que es única en el mundo.

IMG_5246Perderse por sus calles es como ir por un laberinto, a veces te parece que todo se repite, y que después de andar una hora estás en el mismo sitio, pero no, es que Venecia es grande, grande. Multitud de rincones que visitar y por los que pasar…..te hartarás de cruzar puentes….y de ver góndolas…

IMG_5239

 

IMG_5240

Se mantiene ese ambiente arquitectónico antiguo pero con un buen mantenimiento en la mayoría de las fachadas, que contrasta con la “suciedad” de algas y humedad de las partes que tocan el agua. Por otra parte inevitable y que le dan un toque más antiguo si cabe.

IMG_5144

 

IMG_5157

Tanta veces visto por la tele, la famosa Plaza san Marcos o el mítico Campanile, es toda una gozada pasear por estas joyas arquitectónicas.

IMG_5210_stitch

 

IMG_5198

 

En definitiva, una ciudad que bien merece ser visitada, ya que tiene un atractivo único y es casi visita obligada si vas a Italia.

IMG_5164

 

IMG_5238

 

IMG_5126

Y poco más, aquí os he dejado un aperitivo por si alguien todavía tiene dudas este verano de hacer alguna escapada turística más allá de nuestras fronteras.

Algunas recomendaciones que debes saber:

  • El paseo en góndola es carillo, por no decir caro. Así que dependerá de cómo te hayas planteado el viaje a la hora de darte el capricho. Cada uno que elija la opción que más le convenga. Si vas con la parienta, te toca rascarte el bolsillo… 😉
  • Existe un barco “vaporetto” que recorre el gran canal y que por poco dinero te recorre dicho canal que es una preciosidad, puede ser una alternativa económica a la góndola, no es lo mismo, pero las vistas bien merecen la pena, así que recomendable.
  • La visita nocturna a Venecia es muy recomendable, nosotros no pudimos hacerla, pero nos han hablado muy bien de ella. Merece la pena.
  • Si es posible evita los meses veraniegos y el invierno, te evitarás mal tiempo o excesivo calor y masificación.
  • Sentarte en una terraza a tomarte algo es “clavada” segura, ya que te cobran la bebida y el asiento. Así que si estás harto de andar, puede pagarlo a gusto, pero sino pídelo en barra y bébetelo de pie. jejejej. En la Plaza San Marcos, ni te lo plantees…..

 

Un saludo y próximamente seguiremos con más Italia.