A disfrutar con los Búhos

 

Después de localizar hace ya algunos meses un nido de Búho Real, hoy os puedo enseñar algo del trabajo realizado desde entonces.

Muchas horas de observación, documentación, y también de horas perdidas dan como resultado este video con los mejores momentos captados.

En mi cumpleaños me autoregalé una cámara de infrarrojos que detecta el movimiento y los búhos fueron los primeros en entrar en escena. Ya tenía milimetrado sus movimientos y costumbres, son querenciosos como casi todos los animales y gustan de utilizar los mismos posaderos y casi, casi a las mismas horas.

Una buena fase de documentación en casa, sobre la vida de estas rapaces y sus hábitos te abren muchas puertas a la hora de trabajar en campo, y los errores disminuyen. A esto se le suma un exhaustivo proceso de observación para plasmar sobre el terreno sus movimientos y querencias. Luego la tecnología hace el resto, y la verdad que el “juguetito” que me comprado lo amorticé con los primeros resultados obtenidos.

Os he preparado un video con el resumen de los mejores momentos para lo disfruteis sentaditos en casa y descubrais lo que la naturaleza esconde mientras dormís.

 

un saludo y que lo disfruteis

Anuncios

Un entrañable encuentro

Una agradable encuentro tuve el otro día mientras acechaba a un grupete de ciervos por los parajes de la sierra. La verdad que llevaba un buen rato intentando sacar una toma decente de este vareto que andaba en su ajetreo buscando algo que llevarse a la boca. El muy “jodio” no levantaba la cabeza ni por asomo. Bien se fiaba de un par de hembras muy cercanas que no paraban en todo el rato de olisquear el ambiente y mirar para todos lados. Yo medio apostado tras un gran enebro, y con el viento en contra, podía disfrutar pausadamente y sin ánimo de levantar sospecha del pastar continuo de este precioso jovenzano.

IMG_2973-01

La cosa es que, en una fracción de segundo una mota barría el cielo, lo que me hizo mirar para arriba, y tras un primer vistazo supe rápidamente que no era el clásico buitre cresteando en en busca de alguna carroña. ´

IMG_2965-01

 

Un rápido movimento y clic, clic y desapareció de la misma manera que había aparecido. Era todo un bicharraco, sin duda, y enseguida me olvidé de los ciervos para centrarme en la pantallita de la cámara y repasar las dos fotos en busca de una identificación. Sin duda todos los indicios apuntaban a una especie. Tamaño, silueta, coloración……un Águila Real. 

IMG_2967-01

Sin duda un gran encuentro, con una especie elegante y majestuosa, imponente como pocas y que llega a ser la cúspide en la rama de las águilas.

Prospectaremos la zona en busca de un nuevo encuentro, sería interesante tener localizada el área vital de esta especie. Si consigo algo, seguiré informando.

 

Saludos

La Egagrópila (Ega… ¿¿qué??)

Muchas veces hemos disfrutado identificando huellas y señales en el campo, en nuestras andanzas campechanas por un bosque, un arroyo o entre los campos de cultivo podemos encontrar infinidad de rastros que nos darán buena información de las especies que podemos encontrar en aquel biótopo.

Ya sea las huellas en un terreno fangoso o en la nieve, o incluso el rastro en los caminos que los animales van formando en sus correrías diarias. También los excrementos, fácilmente identificables en muchos casos, nos darán mucha información sobre las diferentes especies, abundancia o querencia por ciertos lugares.

IMG_6221

Existen un sinfín de señales y rastros que podemos encontrar en la naturaleza, aunque algunos sean ligeramente más complejos, pero no por ello menos importantes.

Hoy vamos a intentar explicar uno de los rastros, para mi, más fascinantes y más divertidos de cuantos podamos encontrar en nuestras andanzas por el campo.


IMG_6485

La comúnmente llamada Egagrópila y que a más de uno sonará a cuento chino, es un rastro muy importante que dejan algunas aves (especialmente rapaces) en sus posaderos habituales. La egagrópila no es más que una regurgitación de estas aves con los restos de las presas que su estómago no ha digerido (pelos, huesos, corazas de insectos, etc…). Es decir, y a modo de ejemplo, cuando un Búho Real desde su oteadero habitual de caza divisa un ratoncillo merodeando por su territorio, se lanza a su captura, acto seguido y tras la captura (si ha tenido suerte) lo engulle entero. Un tiempo después, su estómago digiere al ratón, y forma una bola con los restos que no puede digerir. Esta bola acaba expulsada por la boca a modo de regurgitación. Y aunque parezca mentira, esta bola de pelos, huesos y demás restos, es una herramienta valiosísima para naturalistas y estudiosos de las aves. Es una especie de libro abierto donde podremos saber de qué especie se trata (búho, lechuza, ratonero, etc…) y de qué se alimenta (topillo, ratón, insectos, etc..)

¿Dónde se encuentran estas egagrópilias? Pues básicamente en los posaderos habituales de estas aves, suele haber esparcidos por el suelo unas cuantas “pelotas” de pelo y diversos restos. Conviene por ello conocer y localizar sus posaderos o atalayas preferidas, con un buen trabajo de observación y rastrear cualquier posible localización en busca de estas egagrópilas.

Hoy os voy a enseñar, de modo aficionado, cómo desmenuzar estas “bolas”, extrayendo lo que nos interesa e identificando al autor y sus presas.

Es interesante disponer de libros o documentación que nos ayuden a la hora de identificar tanto las egagrópilas como los restos encontrados en ella. El tamaño, color, textura, etc. Es un factor que nos ayudará en la identificación de la rapaz, aunque en muchas ocasiones no quede claro del todo, y sea la observación directa, la que nos saque de toda duda.

Una vez medida y fotografiada, procederemos a desmenuzarla, con un poco de agua, un pequeño recipiente y unas pinzas para manejarla, será suficiente. La egagrópila se deshace sin mayores problemas en el agua, y podremos ir extrayendo hueso por hueso todos los restos.

IMG_6487

Una vez extraídos, una buena lupa o mejor, un sencillo microscopio nos puede ser de gran ayuda a la hora de identificar las especies que contiene. Evidentemente necesitaremos documentación de cráneos, fórmulas dentarias y formas dentarias para saber con exactitud de la especie que se trata. Mediremos con exactitud y observaremos detenidamente, formas, tamaños y disposición de los dientes. Cualquier hendidura en los maxilares, o longitud de diferentes partes puede decantar la balanza hacia uno u otra especie.

IMG_0370

Y finalmente podremos hacer un veredicto de la especie que se trata y las presas encontradas. Todo ello nos sirve, además de para saber qué especies de aves tenemos en nuestros bosques, también nos informa de los pequeños mamíferos o insectos que las habitan. Y muchos datos, como abundancia de rapaces y roedores, dietas y preferencias alimenticias, estatus poblacional, y un larguísimo etcétera.

 

IMG_0373

 

Se podría profundizar mucho más en el tema, aunque pienso que sería entrar ya en temas específicos y científicos que carecen de interés, además de que mis conocimientos, de momento, son pocos y limitados (pura afición).

Aun así, os dejo esta otra foto, que son los restos más destacados obtenidos de 4 egagrópilas de un mismo posadero, también de los alrededores de Griegos. El cráneo es de musaraña y el exoesqueleto del insecto conocido vulgarmente como “cortapichas”

IMG_0375

En fin, como veis se puede exprimir aun más nuestros salidas al campo, y disfrutar de mejores conocimientos en materia de Fauna. Todo es ponerse.