Disfrutando del Águila Real

La naturaleza a veces tiene esas sorpresas que la hacen tan y tan apasionante, y una especie como el águila real, suele ser de esos animales que escriben los mejores momentos de observación que uno puede tener. El otro día, sin ir más lejos, en las cercanía de Tramacastilla, nos paramos el compañero y yo, tras una larga jornada de trabajo, en uno de los puntales de mejor observación hacia unas canteras. Un grupo de 13 o 14 buitres revoloteaba sin descanso dichas canteras, y procedimos a su observación con ánimo de descubrir algún posible punto de nidificación de dicha especie. Días atrás, había descubierto 2 nidos de buitre sobre los cantiles del río Guadalaviar, también en término de Tramacastilla, y aquellas otras riscas, podrían ser también un buen punto para ubicar el nido. Así que, cogimos prismáticos, trípode y catalejo y nos apostamos en un buen mirador.

Buitres arriba y buitres abajo y tras media hora analizando cada repisa de los cantiles rocosos, no dimos con ningún posible punto de nidificación. Todo y que los buitres merodeaban, se posaban y volvían a volar. Y cuando más rutinaria se hacía la observación, de apenas 200 metros, y bajo nuestros pies, salta un “bicharraco” que en seguida identificamos como un Águila Real (Aquila chrysaetos) y curiosamente con algo entre sus patas. Empezamos a discutir, mientras planeaba, si era una ardilla, un conejo o algún tipo de ave de mediano tamaño, pero lo llevaba fírmemente sujeto entre sus garras y no había manera de saber lo que era.


IMG_0518-2

El planeo del águila la llevó a la ladera de enfrente, donde, para nuestra sorpresa, le estaba esperando su “pareja”, a la cual, tras unas leves piruetas, le entrega el paquete capturado y se aleja unos 500 metros volando. Buahhh!! increible!!! estábamos presenciando en directo la parad nupcial del águila real, que no contento con esa ofrenda, se enzarzan macho y hembra en un vuelo acrobático, de sube y baja, de caídas en picado, de zigzagueos y de alguna posada en tierra para descansar. El espectáculo es increíble de esta poderosísima ave, y pronto nos olvidamos de los buitres, que por cierto, han desaparecido de la escena, y nuestro único objetivo es seguir de cerca a esta pareja de enamorados.

IMG_0522-2

Los fríos días de Febrero son la época nupcial del Águila Real, esta secuencia de aleteos, ofrendas, caídas en picado, y demás juegos entre la pareja, son la constante en estos días pre-cópula y adecuación del nido. Que en poco tiempo, se encontrarán ya incubando los huevos y a punto para traer a una nueva generación a nuestras sierras.

El águila real es la más poderosa de nuestras águilas, la reina indiscutible de los cielos, y una rapaz de enorme envergadura y poderoso vuelo. En España es ciertamente abundante en las montañas, donde ocupa prácticamente la totalidad de la península, siendo escasa en la franja cantábrica.

distribución aguila real

En Aragón, por su parte, resulta relativamente abundante, manteniendo en los últimos años la población o incluso aumentándola, aunque con ausencia importante de un seguimiento poblacional.

distribución aragon

En la Sierra de Albarracin, se estimaba una población en 2008 de 14 Territorios, lo que habla de una densidad de 0,99 parejas por cada 100 km2, una densidad muy muy buena, lo que establece a la sierra como un hábitat favorable para dicha especie.

Y ciertamente, no resulta extraña su presencia en nuestros montes. Cualquier aficionado a la naturaleza que salga comúnmente a “patrullar” la sierra, será muchas veces recompensado con la observación de dicha ave. En mis deambulares puedo hablar de unas cuantas observaciones, sin duda. En sitios tan dispersos como los pinares tupidos de la Garganta de Noguera, o en zonas más abiertas propias de Pozondón o la Vega de Tramacastilla y Torres.

IMG_0520-2

Este año, el reto es localizar el nido al esa pareja de águilas reales para hacerles un seguimiento de nidificación, así que hay que estar atento estos días para ver los movimientos propios de aporte de material al nido y primeros días de incubación. Sin duda, todo un reto sobre un ave, tan poderosa que a la vez es la discreción personalizada. Celosa de no mostrar sus cartas y ser difícil localizar su emplazamiento.

IMG_0514-2

 

Pero en esa dificultad radica nuestro trabajo, nuestra profesión y nuestra pasión, en descubrir y seguir los pasos que van dando, para comprobar que todo el proceso reproductor se realiza con total éxito y en verano podremos disfrutar del vuelo del juvenil junto a sus padres.

Iremos informando, conforme vayamos teniendo novedades de tan majestuosa ave. Pero sobretodo, seguiremos velando por su conservación y buen desarrollo en la sierra. Trabajo que venimos realizando los compañeros APN’s (Agentes para la Protección de la Naturaleza) en nuestras respectivas demarcaciones y velando por la conservación de estas joyas de nuestra naturaleza.

 

 

 

NOTA:

-Algunos datos y mapas están extraídas del censo reproductor de 2008 que realizó Seo/Birdlife en colaboración con el MAGRAMA.

-Las fotografías, están hechas sobre un ejemplar localizado en Calomarde en 2014. Desgraciadamente la gran observación del otro día en Tramacastilla, sólo fue observación y no pudimos realizar ninguna fotografía.

Anuncios

Un comentario el “Disfrutando del Águila Real

  1. Pingback: La Ceba del Águila Real |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s