Una agradable encuentro tuve el otro día mientras acechaba a un grupete de ciervos por los parajes de la sierra. La verdad que llevaba un buen rato intentando sacar una toma decente de este vareto que andaba en su ajetreo buscando algo que llevarse a la boca. El muy «jodio» no levantaba la cabeza ni por asomo. Bien se fiaba de un par de hembras muy cercanas que no paraban en todo el rato de olisquear el ambiente y mirar para todos lados. Yo medio apostado tras un gran enebro, y con el viento en contra, podía disfrutar pausadamente y sin ánimo de levantar sospecha del pastar continuo de este precioso jovenzano.

IMG_2973-01

La cosa es que, en una fracción de segundo una mota barría el cielo, lo que me hizo mirar para arriba, y tras un primer vistazo supe rápidamente que no era el clásico buitre cresteando en en busca de alguna carroña. ´

IMG_2965-01

 

Un rápido movimento y clic, clic y desapareció de la misma manera que había aparecido. Era todo un bicharraco, sin duda, y enseguida me olvidé de los ciervos para centrarme en la pantallita de la cámara y repasar las dos fotos en busca de una identificación. Sin duda todos los indicios apuntaban a una especie. Tamaño, silueta, coloración……un Águila Real. 

IMG_2967-01

Sin duda un gran encuentro, con una especie elegante y majestuosa, imponente como pocas y que llega a ser la cúspide en la rama de las águilas.

Prospectaremos la zona en busca de un nuevo encuentro, sería interesante tener localizada el área vital de esta especie. Si consigo algo, seguiré informando.

 

Saludos

Entradas relacionadas

3 comentarios en «Un entrañable encuentro»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: