El mini-abetar de Bronchales

Si hablamos de abetales (bosques integrados por Abetos), en España podemos contar con los umbrosos abetales pirenaicos de Pinabete (Abies alba) y los sorprendentes Pinsapares (Abies pinsapo) del sur peninsular. Ambos, dignos de visitar y descubrir, pues son auténticas joyas de nuestros bosques autóctonos.
Por contra, en el centro y norte de Europa el abeto por excelencia es la Pícea común o Abeto rojo (Picea abies), un primo hermano de nuestros abetos y que forma extensos bosques, siendo protagonista por ejemplo de la extensa Taiga escandinava y rusa. Es decir, árboles perfectamente adaptados a rigurosas condiciones meteorológicas en cuanto a frío y nieve.
Curiosamente allá por los años 50, quizás antes….en el puerto de Bronchales se preparó una parcela de cultivo donde se plantó, seguramente unas cuantas bandejas de Abeto rojo (Picea abies), supongo que la “fiebre” forestal de aquellos años, el excelente rendimiento del suelo en cuanto a fertilidad, profundidad y humedad, y una política forestal encauzada a muchos tipos de pruebas con especies, motivó aquella plantación. De buen seguro se hicieron muchas más y con otras especies, pero curiosamente la que aun perdura hasta nuestros días en esa zona es aquella.

Lo primero que se hizo fue “sanear” la parcela con un buen sistema de drenaje. Hay que pensar que buena parte del Puerto de Bronchales, sobretodo los hondos son auténticos gotiales y tremedales, zonas muy húmedas que sin un buen drenaje sería imposible la instalación de este tipo de parcelas. En estas fotos se ven muy bien los drenajes efectuados alrededor de la parcela.

Por otro lado el abandono total de la plantación de Piceas ha propiciado que se entremezcle el abundante Pinar de silvestre con las últimas Píceas que quedan. En total hemos contado 19 ejemplares, de diversos tamaños que se abren paso entre la espesura del Pinar.

Algunos ejemplares con un porte magnífico y una salud encomiable. Las yemas verdes del año, brotan con fuerza en todos los ejemplares.

Y es que la estación donde se asientan, el suelo, clima, etc… les es muy favorable. Este tipo de abetos son exigentes en cuanto a humedad y no soportan la aridez, aguantando muy bien los fríos y no soportando las elevadas temperaturas del verano. Es por eso que el puerto es un lugar idóneo para ellas.

Si nos centramos un poco más en la Picea, veremos que tiene unas acículas mucho menores que los pinos que estamos acostumbrados a ver en la Sierra. Aquí os muestro la diferencia con una ramilla de pino silvestre, donde se comprueba la diferencia de tamaño, así como la disposición de las acículas.

Los ramilletes son una característica típica del abeto rojo, y son esas plaquitas longitudinales, como con relieve, desde donde salen las acículas un rasgo diferenciador.

Los bosques de abetos o piceas, son por lo general, muy umbrosos, esto es debido básicamente a la densidad de hojas y sobretodo a que mantienen vestidas de hojas y verdes las ramas bajas, que a diferencia del Pino Albar, como vemos en la foto, está desprovisto de ramas bajas, pues en su crecimiento y conforme las ramas bajeras dejan de percibir luz, se secan las acículas y las ramas.

Otro hecho que hemos podido observar es la gran adaptabilidad que tienen a la nieve. Hace poco más de un año se produjo una nevada tardía y bastante grande que tronchó y descuajó a miles de Pinos en toda la zona. Curiosamente, en la parcela hay como 8 o 10 pinos volcados y tronchados por esta causa. Y ni una sóla rama de Picea se ha visto afectada. Por lo que entendemos que son especies muy bien adaptadas a las grandes nevadas y a soportar grandes pesos sobre ellas.

En esta foto que os muestro, el tronco tronchado de Pino y a su lado creciendo impasible y sin afecciones por la nevada la Picea.

Además su sistema radicular es muy potente y bien anclado al suelo, evitando como hemos comentado que pueda ser volcado con facilidad por la nieve o el viento.

Su tronco es ligeramente más liso que el del Pino, con menos corteza, pero también de una tonalidad anaranjada muy chula.

 

 

Posiblemente de ahí provenga lo de “abeto rojo”.

Si echamos la vista al cielo, buscando las parte altas, vemos que es donde acumula las piñas y comprobamos también que el crecimiento y dominancia son importantes frente al Pino Albar que le rodea.

Como curiosidad decir que las piñas en el Genero Picea siempre son colgantes de la rama, mientras que en el género Abies están erguidas sobre la rama. Un rasgo sencillo de recordar y del cual podemos diferenciar si es Picea o es Abies.

Recogiendo alguna piña por el suelo vemos la diferencia con la conocida piña del Pino Albar

No se trata pues de un árbol raro, ya que es muy utilizado en jardinería y sobretodo como abeto de navidad durante las fechas navideñas, por lo que se cultiva en parcelas con ejemplares jóvenes para estos menesteres.

Encontrar estos ejemplares en mitad del monte formando un pequeño bosquete, sí que resulta más difícil, y aunque encontremos plantaciones en el norte de España, en la Sierra de Albarracin y zonas limítrofes, que yo sepa no hay nada parecido y con ejemplares ya adultos. Es por eso que como tiene una ubicación muy accesible, es casi recomendable una visita para ver estos árboles en el medio natural.

La parcela en cuestión se encuentra muy cerca de la archi-conocida Fuente del Canto de Bronchales.

Ahí os dejo más o menos la ubicación de la parcela con un círculo rojo. Así que el que quiera verla, le tocará dar vuelta y buscar los abetos 😉

Por mi parte, nada más, ya volvemos a estar más operativos y empezaremos a mover el blog a buen ritmo.

Recuerda que seguimos con ritmo por las redes sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/Drakis-335369833319277

Instagram: https://www.instagram.com/eldrakis/?hl=es (@eldrakis)

Twitter: https://twitter.com/el_Drakis?lang=es (@el_Drakis)

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCkExKmwlwzErFDObHpIauPA?view_as=subscriber (Drakistube)

Un saludo

 

Efemérides

Casi siempre que he hablado con los más ancianos del lugar, sobretodo en estos pueblo más altos de la Sierra de Albarracin, casi todos coincidían que habían visto nevar casi todos los meses del año. Alguno, incluso afirmaba todos los meses. Lejos de que pueda parecer a día de hoy una auténtica barbaridad. En los 13 años que llevo viviendo aquí y en los 8 que llevo recogiendo datos meteorológicos de Griegos, puedo afirmar que tengo registradas nevadas desde Octubre a Mayo, algo, por el contrario bastante habitual en esta altitud.

Lo que está claro y a tenor de lo que vengo observando, en estos años, es que la posibilidad de ver nieve en Julio o en Agosto, es remota, pero no imposible, y curiosamente el otro día estando por el Ayuntamiento de Bronchales me topé con esta preciosa foto que tienen enmarcada y colgada en el mismo ayuntamiento.

IMG_20150323_112739

La foto, creo que es esclarecedora y si a esto le sumamos la fecha abajo, y este otro recorte de la prensa de época, pues creo que nos lo acaba de confirmar.

IMG-20150721-WA0001

Está claro, que no es una cosa habitual, ni mucho menos, yo diría que ni ocasional, vendría a ser algo puntual que a lo largo de muchos años puede darse cuando las condiciones se conjugan.

Echando mano de los reanálisis de ese día en concreto, vemos que la temperatura a 850 hPa (unos 1.500 metros de altitud) era de 10-11 grados.

Rrea00219320719

 

Si a esa situación, le sumamos en altura un ligero embolsamiento de aire frío, tenemos una situación perfecta para el desarrollo de tormentas e inestabilidad, que seguramente dio lugar a un desplome bastante importante de la temperatura, con el consiguiente desplome de la cota de nieve.

Rrea00119320719

No soy un gran analizador de modelos, pero lo que está claro es que aquel día era especialmente frío para le época del año sumado a una más que evidente inestabilidad en el tiempo. Y ya sabemos que cuando se juntan estos factores, no hay mes del año que impida que pase lo que tiene que pasar, en este caso….nevar.

Así pues, creo que las afirmaciones de quien decía que en estos pueblos es posible ver nevar los doce meses del año, dista mucho de ser una exageración.

Eso sí, como aficionado, pagaría por ver algo así……..sin duda.

un saludo

EDITO:

Añado un nuevo documento gráfico de la época, recorte del diario ABC, que nos proporciona Chema y que se hacía eco del temporal de frío en pleno mes de Julio.

11781797_1455452321444889_1829534249459482617_n

Curioso lo de Vega del Codorno, donde falleció un pastor a causa del frío.

La puerta de atras del Otoño

IMG_8453-01

No dispongo de mucho tiempo estos meses, ni los que vienen, para ser más exactos. Aun así, intentaré no dejar el bloc muy parado, en la medida de lo posible. Para hoy reservamos las fotos de hace un par de fines de semana cuando fugazmente me pude escapar para retratar lo que quedaba de otoño. Mucho hubiese disfrutado por el Guadalaviar o perdido en la garganta de Noguera, o en las hoces del alto Tajo, tal vez en la Sierra del Agua, por qué no??


IMG_8450-01

En fin, había que estrujar el otoño en una mañana, cosa bien difícil, la verdad, pero bueno….Una pequeña escapadita al Barranco de Peña Aguda, donde su río de piedra contrastaba en esplendor con los rebollos. Y donde además se sumó el ambiente neblinoso que le da un toque aun más otoñal.

IMG_8457-01

De setas, la verdad que bien pocas, el año pasado me harté de ver rebollones como platos y porros descomunales. Pero ya se sabe que para coger setas, el tiempo ha de venir muy estudiado. Imprescindibles las tormentas de verano, a poder ser del 15 de Agosto en adelante y abundantemente. Luego con que se mantenga algún día de lluvias y nieblas otoñales, la cosa está servida. Si encima los hielos matutinos son escasos o moderados, pues a recoger y recoger.

IMG_8365-01

Pero este año, la cosa se ha truncado desde un principio. Las lluvias de Agosto y primeros de Septiembre han brillado por su ausencia. Y aunque luego han venido algunas lluvias otoñales y las heladas se hayan mantenido débiles o moderadas, ya era demasiado tarde. Consecuencia, pues un año malillo de setas. Lo único bueno es que al menos para probarlas se han llegado a coger. Habrá que esperar otro año.


IMG_8373-01

También estuve aquella mañana por los montes cercanos a Bronchales, que la verdad que es un término que tengo bastante olvidado, bueno, más bien no lo conozco mucho y reconozco que es una deuda pendiente pues por lo que veo, hay mucho jugo que exprimir, en fin, todo con el tiempo. Me regaló un precioso arroyo con tramos bastante fotográficos.


IMG_8464-01

Y esto es todo de momento, ayer el jodido servidor hizo de las suyas y no pude subiros el artículo, pero hoy, santa paciencia, ya está aquí.

IMG_8468-01

Portaros bien y esas cosas….

Por cierto, si no se trunca la salida, el sábado voy a la cueva del Tornero por cuarta vez este año….me encanta!!!

Algunos trazos

IMG_6870-01>


Con brevedad se va vistiendo el bosque de color, sin prisa, eso sí, pero sin pausa. Aunque ya está movida buena parte de la sierra (ni mucho menos en su máximo esplendor), la parte alta aun se resiste a brotar con fuerza. Lógicamente luego vendrá la marabunta, todas en manifestación mostrando sus dotes, sus colores, sus mejores vestidos de gala. Pero hasta entonces en nuestros bosques, praderas, baldíos y humedales la estación tan solo atisba pequeñas pinceladas. Hablamos pues de la zona alta: Griegos, Orihuela, Bronchales, Guadalaviar, Villar, Frías, Noguera, etc… donde se va mascando ya el principio de la floración, el estallido de color que vendrá y que nos regalará una paleta de colores que ya querría para sí el mejor de los pintores. De momento, el verdor ya lo tenemos garantizado hasta que los calores venideros lo agosten.


IMG_6862-01

No creo que se encuentre en todo el año, dos meses tan espléndidos como Mayo y Junio para disfrutar y degustar la Sierra de Albarracín. Por muchas razones, el tiempo magnifico la primera, temperatura insuperable, máximas horas de sol para disfrutar (a las 10 de la noche y con claridad), flora en su máximo esplendor, fauna despertando del letargo y dando la bienvenida a las migradoras, máxima actividad animal, el agua rebosante tras el deshielo, ¿Quieres más?

Dicen que el otoño también es de mucho degustar, pero búscale, búscale, a ver si encuentras tantas razones.

IMG_6857-01

En fin, cada cual que escoja sus meses, yo…..me quedo con Mayo y Junio, descarao!!


Me he traído para mi, algunos pequeños retales que ya se pueden ir degustando en los bosques y praderas de pino albar de la sierra.


1ª Detalle de Orquidea (Dactylorhitza sp.) con las últimas luces (Puerto de Orihuela)

2ª Narciso pálido (Narcissus pallidulus) (Puerto de Orihuela)

3ª Pareja de Chaparreras lilas (Hepatica nobilis) (Muela de San Juan, Griegos)