Torcas de los Palancares y Lagunas de Cañada del Hoyo

Hoy nos vamos de nuevo de ruta, esta vez a descubrir uno de los rincones más bonitos de la Serranía de Cuenca, uno de aquellos lugares imprescindibles para pasar un día, incluso con la compañía de los más peques, ya que la ruta es para todas las edades.

Desde hacía tiempo conocía la existencia de unas formaciones bastante espectaculares que se daban de forma masiva en una zona de la Serranía de Cuenca, el relieve kárstico en estado puro. Se trata de una zona donde abundan las famosas Torcas, y donde dichos relieves han modelado el paisaje de tal manera que es todo un espectáculo pasearse por todas ellas.

torca-mapa

Si miramos el mapa topográfico es todo un espectáculo de agujeros uno junto a otro, y es que las torcas es una mezcla entre una dolina y una sima. De paredes escarpadas como las simas, pero de unas dimensiones y estructuras más propias de las Dolinas, es un relieve cuanto menos peculiar. Lo bonito del lugar, es que a apenas 10 kms de distancia tenemos otro seguido de torcas, pero éstas más cercanas al nivel freático, lo que ha llevado a que se encuentren parcialmente inundadas de agua, en forma de lagunas. Pero vayamos por partes y organicemos bien la ruta.

Nosotros veníamos desde Teruel, dirección Cuenca por la Nacional 420, y por cercanía decidimos visitar primero las Lagunas de la Cañada del Hoyo, es decir, las torcas inundadas. Así que algunos kilómetros antes de llegar a Cuenca, encontramos el desvío hacia el pueblo de Cañada del Hoyo. Llegados dicho pueblo sólo tenemos que cruzarlo siguiendo las indicaciones de las Lagunas, y en breve llegamos al aparcamiento habilitado para su visita.

laguna-mapa

En este caso, tenemos tres torcas cercanas a la carretera, que son visitables, ya que las más alejadas están en propiedad privada y sólo son visitables en algunas épocas del año. Pero bueno, no íbamos sobrados de tiempo, así que degustamos con buen sabor estas tres preciosas lagunas.

img_0795

 

La primera que nos encontramos tras leer la cartelería informativa es la Laguna de la Gitana, con una agua oscura que en su información nos explica que tiene una profundidad considerable, en torno a 20 metros, y que tiene tres capas de agua de diferente densidad, composición  y temperatura que no llegan a mezclarse, quedando siempre unas capas separadas de otras, siendo uno de los pocos lagos en España con estas características. Incluso en la parte más profunda, donde el agua está más fría se produce un fenómeno de falta de oxígeno.

img_0798

Curiosas características para una laguna preciosa, que en verano, según cuentan adquieren sus aguas unas tonalidades blanquecinas debido la precipitación de los carbonatos debido al la actividad del fitoplacton. Curiosidad sin duda que en estas fechas es difícil de creer. Aun así he visto alguna foto de esa característica y es espectacular.

Nos dejamos embriagar por el entorno, que aunque sea invierno y esté todo mucho más apagado de colores y vegetación, es un sitio fantástico para venir en cualquier época del año.

img_0807

Poco más arriba, nos tropezamos con el lagunillo del Tejo, un precioso ojo en la tierra, de agua oscura y con unas pequeñas plataformas flotantes en la orilla, todo nos hace indicar que es la laguna predilecta de las tortugas que aquí habitan. Pero el sendero nos invita a seguir subiendo para ver la bonita Laguna del Tejo, esta sí, grande, inmensa y con unos colores transparentes y verdosos que la hacen apetecible hasta para el baño.

img_0800_stitch

Me recordaba vagamente a los preciosos ibones de montaña, que belleza!!!. Descubro que tienen 30 metros de profundidad, y que en sus laderas más umbrías crecen los tejos, un pequeño sendero nos da acceso a dichos tejos y a una fuentecilla que se encuentra seca en la misma ladera de la Torca.

Con el buen sabor de boca de las Lagunas, no decidimos bajar a las privadas a ver si podemos pasar, pues con la tontería del viaje y el recorrido se nos ha hecho la hora de comer así que nos acercamos al pueblo en busca de un restaurante donde dar buena cuenta de las delicias locales.

Ya llevaba una buena reseña del Restaurante “la Venta de los Montes”, y que bien que se come. Menú de pueblo, comida casera y abundante, mejor servicio y buenísima relación calidad precio. Así que harticos de buen comer, volvemos dirección a las laguna que hemos visitado y antes de llegar a ellas, vemos un desvío a mano izquierda (según vamos a las lagunas) de una carretera asfaltada que sin dejarlas nos llevará la otra zona de Torcas, las Torcas de los Palancares. (en el mapa que adjunto la carreteras es la blanca que viene de las lagunas)

torca-mapa

En apenas un ratico ya estamos parados en la primera torca que tenemos junto a la carretera. La Torca de la Novia. Tenemos que cambiar el chip, porque las que veremos ahora están ligeramente más altas y el nivel freático no llega a ellas, por lo que no veremos el fondo lleno de agua.

img_0809

La Torca de la Novia es pequeña pero profunda y escarpada. Más semejante a una Sima grande, nos pone en aviso de que estamos en una montaña hueca por dentro. Pero queremos más, muchos más, y sobretodo darnos un paseo para rebajar la comilona, así que seguimos por la pista asfaltada hasta el aparcamiento principal de las Torcas.

Buscando por Wikiloc alguna ruta, decidimos finalmente hacer un recorrido circular que os he marcado arriba en el mapa en el que recorremos un buen número de torcas, pero sin llegar a verlas todas. Realmente el paraje es extenso y aun queremos acercarnos también a cuenca, así que mapa en mano, nos dibujamos un sendero y a caminar.

pano_20170218_162502

La más famosa y bonita es la del Lobo, casi la primera que te encuentras en la ruta. Es una torca preciosa, con unos buenos paredones, muy simétrica, grande y en este caso con un gran desprendimiento de una de las rocas de la pared. Algo más limpia de árboles te deja ver una magnífica vista de toda ella.

Seguimos buscando la carretera asfaltada la cual seguimos unos metros para ir a ver la Torca Rubia, ésta es inmensa de verdad, una maravilla.

img_0828

Coge el nombre de las paredes calizas de colores rubios, incluso anaranjados que le confieren las paredes más verticales. Ahora cruzamos de nuevo la carretera a buscar la Torca de la Colmenas, otra inmensidad de agujero en la nada….

img_0830

La vegetación es exuberante, en algunos casos hasta demasiado, que impide ver la torca en toda su grandeza, algunas de ellas cubiertas de pinar por completo. Pero el paseo, merece mucho la pena, ya que ni es largo ni complicado y te vas paseando por las torcas con total movilidad y libertad.

Si vamos con críos hay que tener especial cuidado al asomarnos a los cantiles ya que un tropezón puede ser un disgusto serio. Pero por lo demás, una maravilla de paisaje al que volveré en Primavera para saborearlo en todo su esplendor.

No descubro más, lo mejor es venir y verlas.

Lo dicho, recomendable y accesible ruta a todos y todas y de las imprescindibles.

un saludo

Anuncios

Nuevas estaciones meteorológicas

Bueno, pues a la ya conocida estación meteorológica de Griegos, se le han sumado dos estaciones más “on line” en la Sierra de Albarracin.

Hace unos 15 días, conseguimos montar y poner en funcionamiento una estación en Tramacastilla 1.245m., en la misma vega del Río Guadalaviar, pero junto al pueblo. Y desde entonces, nos está reportando datos de manera continuada. Se trata de una Davis Vantage Vue, y esperemos que nos dure muuuuuchos años y de la que podamos recibir una representación fidedigna del clima de este pueblo.

situacion-trama

Tramacastilla, se sitúa entre los pueblo de mediana altitud dentro de la Sierra de Albarracin, casi en el centro de dicha Sierra, y junto al Río Guadalaviar y su productiva vega. Todo y tener una altitud considerable 1.245m., su situación orográfica a sotavento de los grandes temporales del atlántico, la hacen tener una pluviometría anual bastante rácana, para lo que podría ser, o comparándola con pueblo punteros de la misma sierra (Griegos, Guadalavíar, Frías, etc…). El atlas climático de Aragón le otorga 470 mm. anuales, muy lejos de los 700-900 que vendrían a reportar las zonas mejor expuestas. Por lo que no destacará en el balance anual de lluvias. Eso sí, a destacar en el episodio pluviométrico los fenómenos convectivos veraniegos, ya que las tormentas suelen azotar con algo más de virulencia la parte baja y media de la sierra que la alta, por lo que tendremos datos interesantes en episodios interesantes.

En cuanto a temperatura media anual, se situaría en torno a los 9º-10º bien denotado por las temperaturas mínimas, ya que al tratarse de una zona de vega del río, las inversiones térmicas son notables. Sin ser el mejor pueblo por excelencia en cuanto a mínimas absolutas, sí que dará registros muy bajos en este aspecto.

mapa-trama

 

Teníamos de referencia una estación automática de Tramacastilla que nos proporciona la Confederación Hidrográfica del Jucar, pero que como veis en el mapa, dista mucho de ser representativa del clima del pueblo y su vega. Con la ubicación de nuestra estación hacemos somos más fidedignos a los datos que nos encontramos en Tramacastilla. Y con ella, también podremos comprobar la veracidad y fiabilidad de dicha estación SAIH.


 

Por otro lado, hace poco más de una semana también dejamos operativa otra estación, esta vez un poco más al norte y unos 200 metros más alta, tenemos a Orihuela del Tremedal 1.447m., entrada norte a nuestra sierra y resguardada por la Sierra del Tremedal, es otra de las poblaciones interesantes a monitorizar.mapa-ori

Podríamos decir que se encuentra en una situación media alta en cuanto a precipitación, ya que aunque no se encuentre entre los pueblo punteros en cuanto a lluvia anual, sí que su altitud y su cercanía con las cumbres del Tremedal otorgan una precipitación por encima de la media de la Sierra de Albarracín.

En temperatura, no será sobresaliente ni en máximas ni en mínimas absolutas pero su altitud, nos dará una referencia importantísima para los que somos aficionados a la meteorología, ya que se sitúa en la famosa altitud en la que los modelos meteorológicos proporcionan dicha temperatura (850 Hpa), y nos será un referente perfecto.

mapa-ori2

Ya tenemos una estación de red SAIH de la Confederación Hidrográfica del Tajo en dicha población como os he marcado el mapa, aunque a media ladera y bien a las afueras del municipio, nuevamente poco representativo, aunque mucho más que la de Tramacastilla. Nuestra estación nos servirá de nuevo para verificar la fiabilidad de dicha estación automática.

 

Y bueno, dicho esto, aquí en la página ya tenéis arriba el acceso a los datos meteorológicos a tiempo real de estas dos estaciones y de la veterana de Griegos, para consultarlos siempre que queráis.

Como siempre, está mi correo electrónico abierto a cualquier consideración, consulta, u ofrecimiento para la colocación de cualquier otra estación en la sierra. Colocamos, asesoramos, informamos y te invitamos a que participes en dicha red meteorológica, para un mejor conocimiento del clima de la Sierra. Y lo hacemos gratis, eh??? jejejej

Un saludo

El Trabajo de los Pajaricos

Ya os informábamos hace unos meses, de la colocación de algunas cajas nido para la mejora de los hábitats y sobretodo para ofrecer un nidal seguro y confortable a todas esas avecillas que conviven por los montes y que tan importantes son en el mantenimiento del ecosistema. Podéis recordar el reportaje clicando aquí.

 

En alguna revisión en época de cría habíamos constatado que las cajas nido funcionaban muy bien en algunas especies y por ejemplo el Herrrerillo común (Cyanistes caeruleus) era un fiel inquilino. Cosa que nos alegraba la vista muchísimo el trabajo realizado.

IMG_1433

En total, y esa primavera habíamos colocado 37 cajas nido, un poco, deprisa y corriendo, el grueso de cajas las habíamos puesto en un pinar de repoblación bastante afectado por procesionaria con la intención de dotar a estos pajarillos un hábitat cercano a uno de los focos de plagas. También dejamos algunas cajas en diferentes hábitats, como era la vega del río Guadalaviar, un pinar aclarado de Bronchales y una zona recreativa de Noguera con abundante robledal. Fueron sólo esporádicamente  3 o 4 cajas para ver la aceptación que tenían.

Finalmente y hace escasamente 15 días nos propusimos bajar una por una las cajas y ver los porcentajes de ocupación de las cajas. Así que nos pusimos manos a la obra y fuimos bajando una por una las cajas.

img_20170124_131752

Teníamos alguna caja numerada, pero decidimos numerarlas todas y hacer un seguimiento anual de ellas. Evidentemente no descubrimos nada nuevo, ya que hay cientos de estudios como éstos de nidificación y seguimiento de cajas nido, pero nosotros queríamos aportar nuestro granito de arena en el trabajo diario y sobretodo, y como fin principal de este trabajo, dotar al monte de una mejora en cuanto a la nidificación de estos pequeños pájaros que tantos beneficios nos aportan.

img_20170126_141311

 

La aceptación de los nidos en los hábitats donde habían menos cajas (Vega del río, Pinar aclarado y recreativo) fue excelente, casi del 100% de ocupación. En cambio, el pinar de repoblación castigado por procesionaria bajó mucho la media, y aunque algunas cajas fueron ocupadas, hubo menos aceptación. Tal vez, por ser un pinar bastante aislado y habitualmente con poco alimento para estas avecillas. En cualquier caso hemos mantenido las cajas en el mismo sitio, sin duda, lo merece.

 

 

img_20170126_120933_1

En alguna caja nos encontramos alguna sorpresilla, como en el caso de una de las cajas del recreativo, donde aparecía la caja sellada por barro.

img_20170126_140426

 

No nos cabía duda de quién había ocupado dicha caja, pues el constructor de estas obras de arte, son los Trepadores Azules (Sitta europaea). Seguro que muchos lo conocéis porque a parte de su color azulado, es un habitual subiendo y bajando por los troncos de los árboles, todo un especialista.

img_20170126_140516

 

Y aunque toda la familia de Páridos (Herrerillos, Carboneros, etc….) utilizan casi exclusivamente el musgo y bastante pelo de ciervo y cabra para la construcción del acolchado nido, a parte del plumón, los trepadores azules se conforman con un montón de corteza fina de los pinos como base para sus pollos.

img_20170126_175650

Un seguimiento y una toma de datos es importante a la hora de valorar luego el éxito de la operación y sacar conclusiones y estadísticas, y aunque este año 2016 no puede considerarse como nuestro primer año de toma de datos, si que lo consideraremos como piloto, y con unos resultados de ocupación total del 49%.

Contando con que sólo pusimos 37 cajas, no podemos dar los datos como representativos. Eso sí, nos orientan para este año que viene donde hemos colocado 100 cajas nido que seguro que subirán los porcentajes de ocupación. 😉

img_20170126_140828

 

Tenemos todas las cajas geo-referenciadas con coordenadas UTM, numeradas y a la espera esta primavera/verano de tener una alta ocupación y poder recabar datos.

screenshot_20170202-191033

 

screenshot_20170202-191052

 

Ahora sólo falta que a los pajaricos les gusten los hotelicos que hemos preparado con esmero para ellos y que hemos distribuido por diferentes hábitats. Que no sea por no trabajar un poco por el bien de los montes, la riqueza de éstos y sobretodo por el buen regusto que te deja al hacerlo.

 

Un saludo y ya sabéis cualquier consulta al correo o a través de facebook.

 

De Raquetas por la Muela de San Juan

Aprovechando las nevadas de días anteriores, y ya que los de Rock and Go Eventos se habían hecho con la gestión de las Pistas de Esquí, decidimos programarnos una excursioncita con raquetas por la Muela de San Juan y ya de paso, saludar y dar la enhorabuena a Ernesto y Tomás por el increíble esfuerzo que están haciendo para darle salida invernal a estas preciosas pistas de esquí de fondo que hay en Griegos.

screenshot_20170130-170235

 

En principio la ruta que nos propusimos fue, partiendo desde el aparcamiento de las Pistas de Esquí, salir en dirección a las Tablas de la Muela, para seguir junto a las pistas de esquí a encontrarnos con el desvío que nos llevaba a los miradores de Peñas Altas. Todo ello, sin una senda marcada, y cruzando media muela campo a través disfrutando de la nieve caída.

img_0750

 

Así pues nos calzamos las raquetas de nieve y partimos campo a través en dirección SW por dentro del pinar. El manto de nieve está perfecto, y aunque anunciaban subida de temperaturas a las 10 de la mañana, la nieve aun está en perfectas condiciones, por lo que empezamos a disfrutar con las huellas, los paisajes nevados, la buena temperatura y lo mágico del entorno.

img_0766

 

img_0752

 

El espesor de nieve es bastante homogéneo, y aunque no con un gran paquete, sí que supera fácilmente los 15-18 cms. en todo el recorrido, incluso en algunos puntos algo más.

img_0767

 

img_0758

 

Vamos cruzando campo a través en dirección a las tablas de la Muela, una zona despejada donde antiguamente  se había instalado una Paridera de ganado y que ahora sólo quedan los restos. En este recorrido cruzamos junto a una sima (Agujero en el suelo) ya que esta zona es calcárea y muy rica en simas, y en la que en algunas zonas hay que llevar especial precaución. Aun así, las simas más grandes se encuentran valladas en su totalidad para que no haya peligro alguno. (Más adelante le dedicaremos un artículo a dichas simas)

 

img_0768

 

img_0764

 

 

El entorno es fabuloso y tenemos casi en el 95% del recorrido un pinar maduro de Pino Albar (Pinus sylvestris) acompañado de Enebros (Juniperus communis) y Sabinas Rastreras (Juniperus sabina) que rompen la monotonía de troncos verticales.

img_0762

Las huellas de ardillas, corzos, ciervos, liebres, zorros, etc… se entrecruzan en nuestro camino, y vamos interpretando el paso de cada animal en nuestro caminar, lo que hace aun más entretenido si cabe el paseo.

img_0771

 

Finalmente y ayudados por el GPS del móvil, nos damos de bruces con el claro de la Paridera de la Muela, ya estamos en lo que se conoce como “las Tablas” de la Muela. Junto a este gran claro en el bosque pasan las pistas de esquí, que ahora será nuestra referencia para ir a encontrar el desvío hacia Peñas Altas.

img_0772

 

img_0774

 

Así pues cruzamos dicho claro, para ir buscando las Pistas de esquí, que por cierto, perfectamente trazadas son disfrutadas por un sinfín de esquiadores que nos vamos encontrando en nuestro caminar.

Y caminando junto a dichas pistas, intentando no pisarlas para no deshacer el trabajo realizado por los gestores, llegamos al cruce que nos llevará a Peñas Altas.

img_0776

 

A la derecha siguen las pistas de esquí y a la izquierda (indicado por una señal un pelín borrada) nos desviamos de la pista principal de las pistas, y nos adentramos por una senda-carril para ir a buscar los miradores de Peñas Altas.

img_0777

 

Peñas Altas es un seguido de rocas de importante tamaño que forman una cresta desde lo alto de la Muela de San Juan con unas vistas increíbles. No existe un mirador señalizado o exclusivo, sino más bien es una serie de miradores en el que deberemos explorar las mejores vistas. Nosotros nos encaminamos al más cercano, pues ya empezamos a estar cansados y nos barruntamos un cambio en el buen estado de la nieve, y aun nos queda la vuelta.

img_0778

 

img_0779

 

Una de las grandes riscas del principio nos ofrece unas vistas magníficas que no despreciamos y en la cual nos detenemos bien bien media hora para disfrutar de las vistas y reponer un poco de fuerzas para la vuelta.

img_0785

 

img_0786

 

La vuelta la realizamos en linea recta, ya que gracias al GPS y los mapas, no nos ofrece pérdida. Eso sí, la nieve va empeorando y se va pegando un poco más a nuestras raquetas lo que hace que el esfuerzo sea mayor. Aun así, tendremos recompensa una vez finalizada nuestra ruta con una buena jarra de cerveza en los bares de Griegos donde reponemos líquido y damos buena cuenta de la excursión realizada.

Prepararemos un par de artículos posteriormente con una visita bien hecha a los miradores de Peñas Altas, que bien merecen un artículo propio y también otro para las simas de la Muela, que son un relieve digno de visitar si nos acercamos por estos lares.

Un saludo.

Los Callejones de las Majadas

Empezamos el año con una nueva ruta interesante, esta vez nos hemos acercado a la vecina Serranía de Cuenca para degustar uno de sus parajes más emblemáticos, “Los Callejones” del pueblo de Las Majadas. Por todos es conocido la serranía de Cuenca y su ciudad encantada, muy explotada turísticamente, pero de una belleza increíble. Curiosamente, esas formaciones calcáreas tienen representación en buena parte de la Serranía conquense y cercano al pueblo de Las Majadas tenemos otro rincón semejante denominado los Callejones.

No se trata de un sitio tan masificado como le propia Ciudad Encantada, pero sin duda que se asemeja en belleza y en formaciones, y de la cual no tienen nada que envidiar. Así pues, decidimos darle una visita para saborear esas formaciones geomorfológicas tan características.

A un par de Kilómetros del pueblo de la Majadas se encuentra el aparcamiento de Los Callejones. Todo muy bien indicado desde el mismo pueblo que por la Carretera que une con Uña tenemos el cruce indicado. En el pequeño aparcamiento dejamos el coche y unos carteles nos explican la ruta a seguir. Decidimos hacer la ruta pequeña, que recorre serpenteante todas las formaciones.

 

img_0748

La ruta está perfectamente indicada en el laberinto de moles de piedra y callejones que se forman, aun así, se puede deambular libremente por dichos callejones para saborear cada rincón de este entorno. Eso sí, volviendo posteriormente a la senda para seguir con el recorrido.

img_0668

 

img_0669

La erosión sobre la roca calcárea ha hecho verdaderas formaciones de Tormos y callejones de una belleza singular, semejando a veces las calles de un pueblo en forma de laberinto. Cada estructura adquiere una forma única y el tapizado de vegetación aumenta si cabe la belleza del entorno.

 

img_0675

 

img_0679

 

Tras sortear los primeros callejones, la ruta nos lleva a la parte alta, donde está el inicio de la erosión y donde en un panel explicativo vemos claramente cómo se forma este entramado de calles entre la roca. Esta panorámica te da una idea de la magnitud y la complejidad de la formación y llegas a entender perfectamente la formación de este relieve.

 

img_0685

 

La escorrentía superficial y la lluvia moldean además a su antojo todas estas terrazas superiores que ofrecen rugosidades y formas infinitas.

img_0688

 

img_0672

Veremos muchísimos “ventanales” en las rocas, debido a la erosión, donde los que nos gusta la fotografía encontraremos infinitos encuadres, sin duda un lugar que parece mágico.

img_0690

Es un buen sitio para visitar con los más pequeños, donde tendrán infinitas posibilidades de corretear y perderse por los callejones y jugar con los entramados que la roca ofrece.

img_0733

 

img_0708

 

Nosotros tampoco pudimos negarnos a una foto en esas “puertas” y “ventanas” naturales que la roca ha modelado. Un lugar precioso para llevarse una foto de recuerdo con los más pequeños.

img_0696

 

img_0699

Los callejones son infinitos, más altos, más bajos, más profundos, más abiertos, más cerrados, pero parece que nunca se acaban. El sendero es serpenteante y te lleva por casi todos ellos. Finalmente cuando ya crees que no puede haber más, es cuando el sendero gira y volviendo casi por sus pasos te va retornando al aparcamiento disfrutando aun más de muchas formaciones.

img_0700

 

img_0722

 

img_0731

Lo dicho, un precioso lugar para perderse, sobretodo con los más pequeños que disfrutarán de lo lindo y donde podremos apreciar unas geomorfología única. Que nada tiene que envidiar a la famosa Ciudad Encantada y que puede ser una alternativa muy plausible para esos días de máxima afluencia visitante.

El recorrido corto, se hace en torno a 1 hora y media. Hay muchos bancos en el camino y prados perfectos para sentarse y echar un piscolavis. No hay agua en todo el recorrido, por lo que habrá que llevarla encima y en el mismo aparcamiento hay mesas también para comer.

Se puede realizar el recorrido durante todo el año.

Un saludo

Gavilana

Ya habíamos explicado hace unas semanas en otra entrada la importancia que tenéis todos vosotros en la conservación de la naturaleza y en la recuperación de animales heridos en el monte. Y continuamente se pone de manifiesto con llamadas al 112 o directamente a los Apn’s o forestales de cada zona, que en la medida de lo posible intentamos recoger el animal lo más diligentemente posible para su traslado al centro de recuperación.

Uno de los últimos avisos que tuvimos, llegó gracias a un amigo de Guadalaviar, Carlos Belenchón, que me llamó y me dijo que en sus paseos a caballo por los montes, había rescatado a un gavilán que no podía volar. Me envió un par de fotos….

img-20161203-wa0004

 

img-20161203-wa0005

En efecto, parecía una hembra de Gavilán (Accipiter nisus) una pequeña rapaz que habita nuestros bosques y perfectamente adaptada a la espesura del pinar que recubre buena parte de nuestra Sierra.

Me puse en contacto con los compañeros que estaban de guardia ese día y en seguida se personaron en Guadalaviar para recoger a la preciosa gavilana, que en manos de Carlos esperaba paciente su traslado a un centro de recuperación.

img-20161203-wa0039

De una belleza sublime, el gavilán ha evolucionado hacia una vida en los bosques, así que sus cortas alas y su vista aguda hacen que moverse entre las ramas y los árboles sea para esta rapaz el pan de cada día.

img-20161203-wa0040

Es la hermana pequeña del Azor, y aunque con mucha similitud conviven en perfecta armonía en nuestros bosques. En una zona tan forestal como la Sierra de Albarracin con estos extensos pinares, es un ave bastante común y que habita en practicamente la totalidad de la sierra.

Ese mismo día, fue trasladada al Centro de Recuperación de animales silvestres de la Alfranca, donde hoy mismo he podido hablar con Jose Manuel, unos de sus trabajadores y que ya os había presentado en otro post cuando estuvimos anillando Murciélagos en Tramacastilla y que me ha trasladado la información sobre la recuperación del ave.

img-20161203-wa0042

Se trata de una hembra subadulta de Gavilán que tiene una luxación de cúbito y radio, una lesión que tiene una recuperación lenta y no siempre garantiza que vuelva a volar, su estado de salud es muy bueno y come con mucho apetito, por lo que es probable que si no se complica la cosa, se pueda recuperar sin problemas. Si no consiguiera recuperar la lesión, seguramente se adoptaría para la educación ambiental de colegios e instituciones que visitan el centro de recuperación.

Así pues, esperemos una buena recuperación de nuestra gavilana “gualaviara” y que pronto la veamos volar en nuestros bosques.

Y por supuesto, mención especial a Carlos Belenchón por su llamada (ya es la segunda en un año) y por implicarse en la recuperación de nuestras especies silvestres. Muchas Gracias!!

Todas las fotos del artículo son propiedad de Carlos Belenchón.

 

La Selva de Irati

La Selva de Irati (Navarra) es de esos sitios que no defraudan. De esos viajes obligados para disfrutar en profundidad de la inmensidad de los hayedos, de la paleta de colores imposible que puede ofrecer un bosque, o simplemente de un paseo mágico como salido de un cuento de duendes y hadas. Eso sí, hay que escoger la mejor época para encontrarlo en plenitud, y esa época es el otoño. Suelen ser los últimos días de Octubre o los primeros de Noviembre, según venga el año, cuando Irati adquiere la mejor paleta de colores, y cuando hay que el elegir el momento de visitarlo. Nosotros decidimos que pasar el puente de Noviembre para evitarnos aglomeraciones y decidimos darle una visita de día y medio, pasado dicho puente.

img_0282

Aunque había zonas donde el viento había hecho de las suyas, desnudando las hayas, en general el colorido de la Selva se mantenía otoñal en todo su esplendor. La primera tarde, decidimos hacer parte de la ruta SL-NA62, que se trata de un pequeño sendero junto al río Urbeltxa, sin pérdida alguna. No teníamos muchas horas de luz, por lo que teníamos planeada este corto sendero.

img_0297

Una buena parte del recorrido discurre por pista forestal, así que es un sendero cómodo y apto para todos, donde disfrutar de la otoñada de hayas, robles, serbales y arces. En seguida nos dimos cuenta que la sequía que llevábamos de otoño, iba a ser un handicap para las fotos, y que aunque el bosque estaba bien vestido de colores, le faltaba la exuberancia del agua corriendo por las torrenteras. A duras penas, el río principal llevaba agua.

img_0229

img_0204

Era un problema, sí, pero lejos de protestar, nos dejamos llevar por los bosques y sus colores, y disfrutamos tirando de encuadres, filtros, objetivos y trípode.

img_0218

 

img_0235

Llegados al giro del recorrido para volver, decidimos seguir por la pista forestal unos metros más, pues parecía que la luz aun nos acompañaba, así que andamos un poco más hasta bajar por una senda a un puente.

img_0258

La bajada, toda una preciosidad, y es que las laderas más resguardadas guardaban todo su esplendor aun en los árboles. Una maravilla.

img_0192

Finalmente y antes de que se nos fuera la luz del todo decidimos volver a coger el sendero y retornar de nuevo al aparcamiento.

Al día siguiente volvimos de buena mañana a entrar a la Selva de Irati por Ochagavía, que es una de las entradas al Parque, y nos decantamos por hacer otra ruta más larga, se trata de la SL-NA63a que nos acercaba al Embalse de Irabia junto al río Irati. Se trata de una senda mucho más larga, pero de igual belleza que la que hicimos el día anterior.

img_0317

Compartiendo tramos de pista, con precisos senderos entre los hayedos seguimos disfrutando del otoño y su colorido en esta increíble masa boscosa de la selva de Irati.

 

img_0329

 

img_0401

Las posibilidades con la cámara son infinitas, ya que la belleza del lugar invita a no parar de disparar y buscar mil y un encuadres.

img_0320

El sendero está bien indicado en todo momento, sin posibilidad de equivocación, por lo que la única opción para perderse es para hacer fotos.

img_0333

 

img_0206

 

Finalmente llegamos al Embalse de Irabia, que daba pena por la poca agua que tenía. Llevaba intención de hacer fotos de reflejos en el agua, pero fue imposible, así que nos dimos media vuelta y volvimos por el sendero marcado cercano al río, esta vez, una pista forestal que en unos kilómetros te vuelve a dejar en el aparcamiento.

img_0338

 

img_0419

Como colofón nos hubiera faltado un poco más de agua en el Bosque, ya que se veían las torrenteras, pero estaban todas secas. Hubiera sido una pasada poder haber jugado con el agua en las fotos, pero bueno, ya se sabe que no siempre está todo al gusto del consumidor, así que seguramente volvamos en un futuro, pues nos ha encantado el sitio. Muy recomendable!!! sobretodo en estas fechas.

Un saludo

 

Para más información sobre los senderos en la Selva de Irati: http://www.selvadeirati.com/Recorridos%202.html

Ascenso al Pico Arlas 2.043m.

Bueno, pues de nuestra visita a Navarra, no nos podíamos venir sin subir alguna cima, por modesta que fuera. Estuvimos mirando en el mapa, la zona de Larra-Belagua, una joya del Pirineo Navarro, por su marcado relieve kárstico que tenía muchas ganas de ver “in situ”. Y rebuscando rutas interesantes, nos salió este pico, que por su facilidad y sobretodo corto “ataque” nos venía de perillas. Además, nos ofrecía un balcón inmejorable para disfrutar de todo el karst de Larra.  Sólo disponíamos de una mañana para la ruta, así que fue fenomenal su corto recorrido.

mapa

Para subir al Arlas, tienes que coger la carretera que sube por el Valle del Roncal en dirección al Valle de Belagua, se trata de la carretera NA-1370 que nos asciende por dicho valle y nos remonta, tras una serie de curvas a la parte alta, en busca de la zona de Larra y Camalonga.

Desde el Refugio Militar hay unas vistas inmejorables de todo el Valle de Belagua por el que hemos cruzado y es casi para obligatoria para echarse unas fotos.

img_0529_stitch

 

img_0431

El otoño, está en todo su apogeo y hacen que las fotos sean auténticas postales. Pero ya tendremos tiempo de disfrutar de los hayedos, robledales y bosques atlánticos, hoy nos metemos de lleno en la alta montaña, en las praderas y en los bosques de Pino negro.

img_0526

 

Tendremos que atravesar la zona del Ferial, Camalonga y la Contienda, toda una zona karstica de increible belleza salpicado de un pinar de Pino negro magnífico.

Nuestra ruta empieza en el Refugio de la Junta General del Valle, que se encuentra en la misma frontera con Francia y que nos aguarda un amplio aparcamiento junto a la carretera. Desde dicho aparcamiento nace el sendero que nos llevará a la cima, tendremos que pasar a la derecha del refugio y dejando a nuestra derecha este precioso banco con un mirador increíble.

img_0437_stitch

La ruta está señalizada con hitos de piedras, y que aunque es bastante evidente y no suele tener pérdida, hay que ir atento para no despistarse. Tras pasar el refugio y el banco merendero, en seguida el sendero nos bajará por un empinado paso hasta un vallejo, que es más bien una dolina.

img_0442

Al ser una zona de relieve cárstico, este tipo de depresiones son muy habituales, nosotros cruzaremos esta primera y en la segunda, debemos desviarnos a mano derecha por la ladera, para ir buscando un collado que ya nos de una referencia del pico. Lo dicho, está marcado con hitos, pero bueno es no despistarse.

img_0451

Una vez superada la dolina, ya tendremos visual del pico en todo momento, además de que veremos toda la zona kárstica de Larra.

img_0454

El sendero está muy bien marcado por el paso de gente, y la pradera no deja lugar a dudas de la dirección que debemos tomar. Aunque nuestro primero objetivo es llegar al collado del Arlas.

img_0456Llegados al collado, tendremos la vertiente francesa ya a la vista, con los remontes de las pistas de Arette delante nuestro, puede ser un buen punto para echar un trago antes de afrontar el último y un poco más duro repecho.

img_0462

El día escogido es magnífico y aunque llevamos abrigo, nos sobra todo, el viento casi en calma y el solete dándonos en la cara hacen que estos primeros días de Noviembre parezcan más de puro agosto.

img_0466

Aquí viene otra parte donde nos podemos despistar y es que puede parecer obvio subir en linea recta a buscar la lomera de la montaña, pero NO!!, debemos ir a buscar la cara norte de la montaña, donde un sendero bien marcado nos irá ganando altura.

img_0468

Las vistas sobre los valles franceses es magnífica.

img_0472

Y una cuantas paradas están garantizadas para coger aire y sacar alguna foto

img_0474

Como veis el sendero está bien marcado, y aunque va ganando en altura, en esta primera parte se hace más llevadero.

img_0477

La segunda parte de la subida, la que acomete el tramo final es bastante más empinada, el sendero se vuelve zigzagueante, incluso a veces hasta hacernos despistar de por donde va el camino. Una vez más los hitos de piedra, nos sacan del atolladero y nos facilitan el camino a subir.

Desde esta posición vemos muy bien el complejo de esquí de Arette la Pierre St. Martin que siempre quedará a nuestros pies.

img_0485

Finalmente llegamos a la cima, un pequeño llano con un buzón metálico donde anotar tus impresiones y un balcón increíble de toda la zona de Larra. El disfrute es máximo, el tiempo inmejorable y encima la subida cortita y amena, así que estamos locos de alegría por habernos regalado esta preciosa ascensión

img_0516

 

img_0520

Comemos unos frutos secos para reponer fuerzas y nos dejamos deleitar por las vistas en los 360º y para abajo.

La ruta es muy fácil de realizar, ya que en 1 hora te plantas en la cima, eso sí, a algunas personas el tramo final con piedra suelta y fuerte desnivel puede resultarle algo más complicado. La cima aunque no es estrecha, si que es aérea, y si levantas la vista un poco da la sensación casi de volar. De ahí que sea casi de visita obligada.

La ascensión en invierno, puede ser bastante más peligrosa, muy expuesta y para gente más experta (Crampones y piolet obligados)

Y por mi parte nada más, en cuanto suba el track de la ruta os lo cuelgo aquí.

Un saludo

 

 

Nacedero del Urederra

Bueno, pues hemos estado unos días de turismo por Navarra y os traemos algunos reportajes, creo que interesantes, para disfrutar si visitáis aquella zona. Hoy abordamos posiblemente el tramo de río más bonito de todo Navarra y seguramente de España, que desde 1987 se encuentra protegido como Reserva Natural. Se trata del nacimiento del Río Urederra y sus primeros tramos de río descendiendo de las laderas del imponente macizo kárstico de Urbasa. Para llegar a este enclave tenemos que ir a la localidad de Baquédano, que es el punto de partida de la excursión que nos lleva al Nacedero.

IMPORTANTE: Hay que tener en cuenta que el Nacedero tiene acceso restringido a un aforo máximo de 450 personas/día, por lo que para la visita conviene tener hecha la reserva (el 80% se reserva en internet y 20% en el mismo aparcamiento), podéis reservar clicando aquí

Nosotros llevábamos la reserva hecha desde internet, pero al ser un día de diario y encima amanecer lloviendo, cuando llegamos al aparcamiento del pueblo, nos dimos cuenta que no seríamos más de 15 personas las que íbamos a visitarlo. Desde el aparcamiento, bien indicado, cruzaremos el pueblo por el Frontón y el lavadero para coger una pista muy cómoda que nos une la población con la reserva. Son bien bien, 2 kms de pista cómoda y llevadera, que nos irá adentrando poco a poco en la espesura de las faldas de Urbasa.

img_0538

Tuvimos un día en principio lluvioso, aunque las previsiones anunciaban una tregua a media mañana, así que sólo necesitamos los paraguas durante la caminata por la pista. El otoño estaba en pleno apogeo, realmente la elección de las fechas estaban especialmente indicadas para ajustarnos a la variedad cromática que el otoño ofrece en estos bosques atlánticos.

Y aunque a belleza reinante es abrumadora con esa paleta de colores tan variada entre árboles, es una vez que llegas a la primera poza del nacedero cuando descubres que seguramente estés ante una de las maravillas naturales de España.

img_0545

El azul turquesa que ofrecen las pozas, las hojas caídas de un marrón anaranjado, las tonalidades variadas del bosque y la neblina residual de la lluvia hacen que parezca que estés en un cuento.

img_0555

La limpieza del agua filtrada por las roca calcárea de la Sierra de Urbasa, unido al lavado de la roca y a los depósitos carbonatados sobre las rocas hacen que el contraste azul-blanquecino sea casi irreal y dificilmente visible en otro lugar de la península. Es por ello que quizás sea una maravilla digna de visitar.

img_0566

Aunque está claramente vallado para preservar el entorno, el sendero te da acceso a las diferentes pozas y tramos de río, por lo que, a los que nos gusta la fotografía, es un auténtico paraíso de encuadre tras encuadre. El trípode será especialmente importante, ya que el entorno bajo hayedo y el movimiento del agua requieren de exposiciones lentas. Así como un filtro polarizador para acentuar contrastes y evitarnos reflejos.

img_0594

Los encuadres son infinitos, pues la belleza del lugar ofrece innumerables postales. Ahí es cuando viene la destreza de cada uno y ese ojo fotográfico que conviene agudizar.

img_0574

 


img_0546

En nuestro caso, el otoño nos ofrecía también jugar con las hojas caídas sobre el agua….

img_0592

Hay que tener en cuenta que si vamos en época de sequía o sin grandes deshielos, tendremos la oportunidad de ver dichas pozas en todo su esplendor, disfrutar de las truchas nadando o de estos azules imposibles.

Por contra, cuando lleguemos a la zona del Nacimiento, la espectacularidad disminuirá, pues es en esa zona, donde los deshielos o épocas de lluvias nos darán el espectáculo saliendo por todas las grietas de la pared.

img_0582

 

img_0607

 

Para mi, se trata sin duda de un lugar único y totalmente diferente a otros nacimientos de río que he visto, un auténtica joya de la naturaleza que no conviene perderse por nada del mundo. Un lugar para disfrutar de todos los sentidos y sobretodo un rincón único para los que practicamos la fotografía de naturaleza aunque sea por afición.

img_0599

No me cabe duda que no os defraudará, como no nos defraudó a Ana y a mi. Un lugar 5 estrellas *****

Tenéis toda la info del Nacedero (accesos, reservas, etc…) clicando aquí

 

Un saludo