Por el Valle del Jerte (parte 1)

Aprovechando que el 23 de Abril, San Jorge, es festivo en Aragón, decidimos hacer una escapadita hacia un lugar que tenía muchas ganas de conocer. Se habla mucho de la riqueza natural de Extremadura, sobretodo la provincia de Cáceres, y aunque muchas  veces se tengan preconcebidas ciertas ideas, lo mejor es ir y juzgar por uno mismo. Así que nos planteamos hacer algo de turismo por el Valle del Jerte y el Valle de la Vera. No teníamos muchos días, por lo que Monfragüe, Trujillo, Cáceres capital, Las Hurdes…..eso quedaría para otra ocasión. Es bueno dejarte algo por ver, luego tienes una excusa para volver.

En fin, centrémonos pues en el Valle del Jerte, que fue el objetivo principal del viaje. No teníamos muchas referencias, salvo la conocida floración de los cerezos, hecho que le otorga la fama. Pero deambulando un poco por algunas páginas de internet y charlando con el casero de nuestro alojamiento, intuimos que las cascadas y el entorno natural es casi tan destacado como las terrazas repletas de cerezos. Así pues, intentamos repartirnos el día, con idea de ver cuantas más mejor.

Nuestra primera parada empieza entre los pueblos de Cabezabellosa y el Torno, ya que hemos entrado por esta carretera al valle, ya que nuestro alojamiento lo tenemos en Villar de Plasencia. El casero nos recomiendo hacer parada en el Roble Romanejo, un milenario Roble melojo (Quercus pyrenaica) junto a la carretera, y que tras cruzar una cerca metálica (que cerraremos a nuestro paso) nos espera espectacular y majestuoso.

Con su correspondiente cartel explicativo, y un vallado de madera, le damos mil vueltas y nos abstraemos ante dicho porte y su singular entorno.

Casi siempre que veo estos centenarios árboles, pienso en todo lo que han podido ver en todos los años que ha estado ahí creciendo. Tras las pertinentes fotos, en las que me toca sacar el “ojo de pez” para poder encuadrarlo en una foto, volvemos al coche para seguir marcha, no sin antes, acercarme al otro lado de la carretera para sacar alguna instantánea más de estos preciosos y centenares rebollos, que forman unas dehesas preciosas.

Desde aquí, pusimos rumbo a la rutita para ver las Cascada de las Nogaledas.

CASCADA DE LAS NOGALEDAS

Bueno, aquí tenemos la primera rutita de la mañana, para iniciar la ruta tenemos que ir al pueblo de Navaconcejo, y desde aquí cruzar al otro lado del río Jerte, donde ya intuiremos el inicio de sendero. Hay que decir, que la ruta salva bastante desnivel, por lo que hay tramos con bastante pendiente, y además por sendero estrecho, muy a tener en cuenta para gente que no esté acostumbrada a caminar o con calzado no apropiado. Aun así, hay un seguido de 7 cascadas, por lo que se puede ir subiendo e ir viendo hasta que uno se canse y volverse cuando quiera. La opción de la ruta circular también es factible, aunque te llevará unas horas hacerla. Nosotros vimos cortada nuestra ruta por una carrera de turismos, en la que era muy arriesgado cruzar la carretera por falta de una buena organización, pero aun así, pudimos ver buena parte de las cascadas.

El sendero, siempre cuesta arriba, pasa de las terrazas de cerezos a una exuberante vegetación de helechos, robles, nogales….siempre acompasados por el rugir del agua en cada cascada. Sin duda un lugar con un entorno precioso.

Encontramos muchísima gente en la ruta, lo que ralentizó nuestra marcha y restó un poco ambiente y armonía al entorno, pero por contra tuvimos la suerte de coger el inicio de primavera con un caudal muy majo que hacía que cada cascada fuera impresionante.

Es imprescindible el trípode si quieres sacar fotos decentes, así que tenerlo en cuenta si las visitáis.

En definitiva, la rutita, aunque no pudimos completarla, me dejó un sabor muy muy agradable, sin duda, uno de los puntos fuertes del Valle y de visita casi obligada.

 

 

Lo dicho, no pudimos completarlas todas, pero ya veis que el repertorio de lo que vimos es más que bonito. Una vez llegados al pueblo entre adelantamientos a gente, pasos estrechos en lo que hay que dejar pasar y el gentío presente se nos había hecho la hora de comer. Aun nos quedaba muuuuucho por ver……así que pensamos que pillar un bocata y comerlo en la siguiente cascada era la mejor opción para no perder tiempo, y así fue!!!. Acierto total!!! Así que dirigimos nuestros pasos hacia la preciosa Cascada del Calderón

 

CASCADA DEL CALDERÓN

Esta está normalmente fuera de los “circuitos” del turista, ya que justo debajo está la famosa Cascada del Caozo y pasa desapercibida, aun así es fácil llegar y está pie de pista. Subiendo al pueblo de Piornal, en la siguiente curva cerrada del desvío a la del Caozo, está está la señal de la del Calderón. Si llevas turismo, mejor dejar el coche en el desvío y bajar andando por la pista forestal hasta la cascada, total son 5 minutos y te ahorras dejarte el cárter como más de uno se lo había dejado cuando bajamos nosotros.

 

La cascada es sencilla y muy bonita, digna de ver cuando lleva mucho caudal.

Lo bueno de este valle, es que entre cascada y cascada, si lo coges en temporada, te das un festín de laderas blancas con las flores del cerezo, todo un espectáculo para la vista

Merece la pena parar en alguna terraza para disfrutar de estos árboles en flor y degustar su olor y su blanco radiante.

 

Y nada, para no hacer muy larga la entrada dejo las dos rutas de la tarde para el siguiente post, donde visitaremos la mencionada Cascada del Caozo y el impresionante paraje de la Garganta de los Infiernos y una ruta imprescindible para hacer.

Un saludo

 

Anuncios

Dos meses históricos…..

No hay duda que la naturaleza mantiene un equilibrio en muchos de sus aspectos y la meteorología es uno de ellos. Vivimos en una zona donde las precipitaciones son muy diversas, dando lugar a periodos de prolongada sequía y a periodos húmedos que compensan ese déficit pluviométrico. Lo ha habido desde siempre y no estamos ante ningún caso excepcional.

Algunas voces claman a cambios en la dinámica atmosférica normal debidos a diversas modificaciones antrópicas, y con ello no me estoy refiriendo a las famosas avionetas o chemtrails (que su lógica se cae por su propio peso), estamos hablando de dinámicas más científicas, probadas y estudiadas como por ejemplo la corriente del atlántico norte, pero ya son “harinas de otro costal” y hay otros foros especializados donde debatir. El caso, es que llevábamos un par de años de sequía prolongada por la Sierra de Albarracin, con acumulados de lluvia realmente bajos y un déficit mes a mes que ya empezaban a notar los ecosistemas.

Pero como en todo, las dinámicas se acaban rompiendo y ha sido final de Febrero y sobretodo Marzo, un periodo extremadamente húmedo. Con lluvias y nevadas continuadas en los días, por la sucesiva entrada de frentes atlánticos con un importante aporte de humedad. Por desgracia estos frentes son bastante irregulares en cuanto a precipitación en la Sierra (ya lo hemos contado muchas veces) ya que son las zonas altas y mejor expuestas (Guadalaviar, Griegos, Frías, Orihuela, etc..) las que salen más beneficiadas, por contra, la parte baja de la sierra, y por efecto del foehn ven disminuidas las precipitaciones.

Aun así, el mes de Marzo para Griegos ha sido el segundo más lluvioso en una serie de 27 años de datos, con la nada despreciable cifra de 311,6 litros

Ya intuíamos, en nuestras sucesivas visitas al Pantano del Arquillo, alimentado por el río Guadalaviar, que las cosas estaban cambiando.

 

Esto demostraba que los acuíferos estaban cogiendo agua, muestra de ello, la Fuente de Cella, el pozo artesiano por excelencia que había adquirido niveles históricos de sequía, volvía a salir con todo su esplendor.

Pero lo mejor estaba por venir, y es que se avecinaba para mediados de Abril una nevada de las buenas, de las de antes…..del medio metro para arriba…..y así fue.

Martes noche y miércoles todo el día nevando dan como resultado los más de 50cm. de nieve en Griegos, y algunos centímetros más en zonas mejor expuestas.

 

 

En seguida empiezan a correr como la pólvora, por las redes sociales y de mensajería, fotos de ciervos sepultados….

Que si Griegos, que si el Puerto, que si Pozondón, que si Tragacete……..LOS BULOS DE SIEMPRE y la gente que comparte sin ton ni son…..

No es difícil hacer una búsqueda por internet y ver que dichas fotos no son ni en España ni son del 11 o 12 de Abril, días de la nevada.

Lo peor de todo, no es que el bulo corra, pues esta sociedad que tenemos de borregos, favorece a ello, sino lo más divertido es ver como medios supuestamente especializados dirigidos por periodistas, se olvidan de esa premisa tan importante en el periodismos como es la de contrastar la información. Aun se puede ver algún artículo por ejemplo en la revista “jara y sedal”…….en fin.

Bueno, tontadas a parte, estas nevadas tan tardías tienen una cosa buena y una mala, la buena sin duda, es que suelen venir cargadas de agua, y el deshielo ya en estas fechas suele producirse rápidamente, por lo que el aporte nuevamente a los ríos y embalses es brutal.

Y cuando creíamos que el Pantano ya había cogido niveles altos, aun reciben mucha más agua…situándolo ya en el 80%…

Pero bueno, como decíamos también hay una cara no tan amable de las nevadas en nuestros bosques, y es que esta nieve tan húmeda es muy pegajosa y pesa mucho, si a ello le sumamos el suelo empapado del mes de Marzo y un poco de viento, tenemos una destroza importante de Pinos en nuestros bosques.

 

Mucho combustible para los incendios que vendrán en verano, perfectos nidos para la reproducción en masa de los temidos perforadores de los pinos y mucho trabajo ahora para los que tenemos que gestionar estos percances en el monte.

Aun así, son pequeños desastres naturales de los ecosistemas que con una buena gestión se solventarán sin más contratiempos. Los ecosistemas se sobreponen a cualquier perturbación de este tipo (plagas, incendios, vendavales, etc…)

Y en resumen, dos meses históricos, Marzo por su pluviometría y Abril por su nevadón, dos meses en los que hemos disfrutado a tope con la meteorología y la naturaleza.

Un saludo.

Puedes seguirme en las redes sociales (Clica en el enlace y dale a “me gusta”)

—-> Drakis en FACEBOOK <—–

La vida sigue igual

 

La vida sigue igual para los animales en el invierno y mientras para nosotros los montes nevados es un momento de ocio y disfrute de los paisajes blancos, para los animales es un día más en el calendario. Los ungulados de la sierra, siguen con sus rutinas, buscan alimento donde pueden y se protegen de los vientos fríos en las laderas más resguardadas. Al fin y al cabo, de ello depende su supervivencia.

Los más débiles se verán abocados a perecer alguna noche especialmente fría, pues la selección natural sigue su curso y no se detiene ante nada. Pero en general, y siempre que el periodo de nieve sera breve, el agua que aporta es una bendición para estos herbívoros.

Verlos en estas condiciones es ligeramente más fácil si sabemos donde tenemos que buscar, pues a la larga, los animales se vienen a refugiar en los sitios más favorables. Además, la blancura del paisaje acentúa su visibilidad, y hacen que el fotógrafo o naturalista que quiere disfrutar de ellos, se vea más fácilmente recompensado.

 

Lo difícil a veces, en es aguantar en esas condiciones de frío y nieve muchas horas en el monte, buscando a los animales. Eso sí, la recompensa con cada encuentro es total.

 

 

En fin, la vida sigue, y hay que adaptarse a lo que venga, ya sea un invierno duro o una florida primavera, aunque normalmente viene unido el uno con el otro.

Un saludo

Todas las fotos están hechas en la Sierra de Albarracin con animales en libertad.

Os dejo con un video de estos momentos:

Nevada de Levante

Bueno, pues tras un mes de enero con predominantes Nortes, Noroestes y Oestes, donde las nevadas sólo trascendían en la parte alta de la sierra, ha llegado la componente más generosa hacia nuestra sierra y hacia la provincia entera de Teruel. La formación de una baja sobre el centro de la península y su posterior movimiento hacia el mediterráneo insuflando aire marítimo proveniente del mar, junto con el aire frío reinante en la península son el cóctel perfecto para que se tercie una nevada generosa tanto en amplitud como en espesor. No ha sido especialmente intensa como en otras ocasiones donde las sierras orientales recibían paquetes de más de 1 metros de espesor, pero aun así, ha sido extensa y medianamente generosa.

En la Sierra de Albarracin, el espesor ha oscilado entre los 15cm. de las zonas menos favorecidas y los 20-25cm. de las que mejor reciben con esta componente. Por lo que al final el manto es bastante regular tanto de la parte baja como de la parte alta.

Y al final con la entrada de viento fuerte de componente norte que ha acabado con el flujo marítimo pero que ha traído ventisca y más frío, han llegado los consabidos ventisqueros y los problemas añadidos a las carreteras.

Sin duda una nevada esperadisima por todos por la sequía reinante, que ayudará y mucho a la mejora de los acuíferos de la zona. Es muy probable que tras el deshielo, se vea incrementado el caudal del Guadalaviar de manera notable y hará una preciosa aportación al embalse del Arquillo de San Blas, que está a niveles mínimos.

Por otro lado, me aventuro a decir que la fuente de Cella será una de las beneficiadas en este episodio, y esperemos que así sea.

De todas maneras, lo iremos viendo con el tiempo. A ver si tras estos días de frío que viene a partir de hoy podemos disfrutar de alguna otra nevada copiosa este mes de Febrero que para paliar la sequía esto tiene que ser un no parar.

Os dejo un video en forma de timelapse de la mañana del lunes con el trayecto Griegos-Villar del Cobo-Tramacastilla y donde se aprecia el buen trabajo, como siempre de las quitanieves y el manto continuo de nieve.

Un saludo

Subida invernal al Caimodorro

 

Aprovechando la última nevada,  y coincidiendo con el fin de semana, decidimos hacer una pequeña escapada a la cima de la Sierra de Albarracin. El Caimodorro, con sus 1.936m. es la montaña más alta de la Sierra de Albarracin y a la vez una de las más accesibles. Vestida con un inmenso pinar de pino silvestre y salpicada de característicos ríos de piedra, ofrece uno de los senderos más pintorescos que se pueden hacer en nuestra sierra.

Decidimos subir por la cara norte por su facilidad y acceso, ya que no disponemos de mucho tiempo y con un 4×4 nos acercamos al inicio de la ruta en el Collado Travino. Allí dejamos el coche y seguimos subiendo pista arriba en busca del collado donde se bifurca una senda hacia el collado de la Gallina y otra hacia las hermanillas y la cima.

No hay excesivo espesor de nieve, pero la cencellada sobre los pinos, la niebla reinante y el blanco elemento hacen que el paisaje sea un auténtico deleite para la vista. No llevamos cámara, por lo que nos explayamos a hacer fotos con los móviles.

Desde el Collado hasta la cima hay apenas 20 minutos de subida muy muy suave por sendero señalizado con hitos de piedra. A ver si saco un poco de tiempo para marcar un track y colgarlo aquí, que bien merece la pena.

Seguimos pues para arriba disfrutando de las vistas y de las huellas de los animales que deambulan por estos bosques.

Finalmente llegamos a la cima, con menos espesor del esperado, pero como decimos, con un ambiente invernal precioso.

 

Después de firmar en el libro de visitas de la cima y hacernos las correspondientes instantáneas, volvemos para abajo a por el vermout del domingo que bien nos lo hemos ganado.

 

Un saludo

Reseña: Una Columna de Fuego

Bueno, Feliz Año a todos y todas, por aquí seguimos subiendo cosillas interesantes, mientras el tiempo me lo vaya permitiendo. Hoy os dejo esta reseña del último libro que he leído y que también dejo en la sección habitual de lecturas “va de libros”

SINOPSIS

La saga de Los pilares de la Tierra y Un mundo sin fin, que ha cautivado a millones de lectores, prosigue ahora con una magistral nueva historia.

Una columna de fuego arranca cuand

 

o el joven Ned Willard regresa a su hogar en Kingsbridge por Navidad. Corre el año 1558, un año que trastocará la vida de Ned y que cambiará Europa para siempre.
Las antiguas piedras de la catedral de Kingsbridge contemplan una ciudad dividida por el odio religioso. Los principios elevados chocan con la amistad, la lealtad y el amor, y provocan derramamientos de sangre. Ned se encuentra de pronto en el bando contrario al de la muchacha con quien anhela casarse, Margery Fitzgerald.
Cuando Isabel I llega al trono, toda Europa se vuelve en contra de Inglaterra. La joven monarca, astuta y decidida, organiza el primer servicio secreto del país para estar avisada ante cualquier indicio de intrigas homicidas, levantamientos o planes de invasión.

CRITICA

Bueno, hay que hacer una aclaración sobre el libro, que nos lo venden como la tercera entrega o continuación de la exitosa saga de los Pilares de la Tierra. Algo bastante obvio si tenemos en cuenta el éxito de ésta. Pero después de leer el libro me encuentro con que poco tiene que ver esta novela con las dos anteriores que le preceden. Así pues desglosaré la crítica en dos partes, una como continuación de la saga y otra como un libro independiente:

  • Saga Pilares de la Tierra: Si por algo destacó la primera novela, a parte del buen hacer del autor en cuanto al contexto histórico y una profunda labor de documentación, fue por la increíble profundidad de los personajes, con una fuerza dramática muy significativa tanto en los “buenos” como en los más “malvados”. Que hacía que profundizaras mucho en la historia, que se mantenía muy sencilla con la construcción de la Catedral como eje argumental. Pues bien, todo este contexto dramática bien trenzado y con profundidad se ha quedado en el olvido en esta tercer entrega. Los personajes, no atrapan al lector, ni les crea emoción, ni empatía. Se intenta hilvanar una historia de amor a golpe de martillo como encajando las piezas a la fuerza, en definitiva, no fluye. A todo esto, la virtud que tuvo la primera novela, donde los personajes eran los auténticos protagonistas desaparece en esta tercera, donde el contexto histórico, y sobretodo las disputas entre la religión católica y protestante ganan protagonismo en la novela a cuenta de robárselo a sus personajes. Por ello la novela pierde ritmo e interés en muchos momentos, y no adquiere esa empatía por los personajes y su día a día. Así que si nos la tienen que vender como la tercera parte de la Saga, yo le doy un 5 raspado, porque sus más de 1.000 páginas al final me han creado una historia, pero lejos de la maestría de sus predecesoras. Creo que de lejos el peor de los libros que he leído del autor.
  • Libro independiente: Si nos atenemos a leer el libro como una novela más de Ken Follet, descubriremos una buena puesta en escena de la europa de finales del siglo XVI y principio del XVII, enfocado básicamente en las estrategias politico-religiosas entre los paises de Inglaterra, Francia, España y sobre el batallar del catolicismo contra la iglesia protestante creciente en esa época. El trabajo de documentación del autor es muy bueno, como nos tiene acostumbrados. Cojea algo más la historia de los personajes, ficticios y reales que se entremezclan, pero sin una historia profunda, y a veces con forzadas situaciones. Fuera del ámbito que he explicado antes, podríamos darle un 6,5 aunque creo que alejado de otros libros de contexto histórico del autor.

Jugando con los Astros

Son elementos que también están ahí, forman parte de nuestro paisaje, y por tanto, muchas veces protagonistas de nuestras fotos. Aunque mayoritariamente protagonistas secundarios. Porque existe cierta dificultad a la hora de hacerlos protagonistas de nuestras tomas. Y es que hacer un primer plano de la luna o el sol requiere, a parte de un momento óptimo del día o la noche, un zoom bastante potente, y que no todo el mundo tiene.

Por fortuna, cada vez encontramos cámaras compactas o bridge con mayor zoom y que nos permite poder jugar entonces con estos astros. Lo difícil entonces es encontrar el momento de captarlo.

En este caso, la cámara híbrida que tengo, y que goza de un buen zoom, me permite estar siempre atento a esa oportunidad que otorgan pocos atardeceres sobre el sol. Hace unas semanas, y casi por casualidad, me encontré con ese momentazo de sol poniéndose, que entremezclado con nubes o brumas me brindaron la posibilidad de realizar la foto. Una suerte.

Aunque a veces la suerte, la encuentras porque previamente la buscabas. Y es el caso de la segunda toma que os muestro hoy. Terminando un día de currar, vi que la luna tenía el “tino” perfecto para una foto que llevaba en mente durante tiempo. Así que nos fuimos directos al “estepar” para encajar la luna con la Ermita del Tremedal.

Supongo que ese es el momento que te das cuanta, que la tierra gira con demasiada rapidez, porque andaba corriendo como un loco por el estepar para encontrar el punto de encuadre perfecto. Y es que en este tipo de tomas, el encuadre para situar los dos objetos parejos lo tienes que buscar al trote. Esta vez con trípode, reflex, teleobjetivo y teleconvertidor, dan este resultado:

Sin duda son momentos mágicos, de luz, de instante y por suerte, al final de satisfacción del trabajo bien hecho.

Un saludo

Ciclogénesis explosiva ANA

Bueno, recientemente hemos tenido un fenómeno meteorológico poco común y sobretodo muy mediatizado como es una ciclogénesis explosiva. A grandes rasgos y sin entrar en tecnicismos, se trata de una borrasca, muy profunda, extra tropical y que en su formación el descenso de presión es inferior a 18-20mb de presión en 24 horas. Es decir, que se profundiza a mucha velocidad.

En el Pacífico y en el Atlántico, las ciclogénesis son bastante habituales, lo que pasa que en latitudes más tropicales, cuando uno de estos ciclones supera el paralelo 45ºN ya hablamos de un fenómeno poco habitual, aunque a veces, se da el caso.
Además, a todo esto, le añadimos que desde el Centro Europeo de Predicción han implantado un nuevo seguimiento a este tipo de fenómenos, cada vez más habituales y que, al igual que sucede con los Huracanes en el Atlántico, se ha propuesto el nombramiento de borrascas profundas para dar un seguimiento más nominal y crear más conciencia a la población que se verá afectada. Es decir, que les pondrán nombre a las borrascas profundas. Y con esta ciclogénesis hemos estrenado nombre: ANA
Aquí os dejo un listado de los nombres por orden alfabético

Dejando de lado las estrategias puramente sociales, vamos a entrar en materia, y a lo que quería yo comentar en el post, que es la repercusión que ha tenido más destacable en la Sierra de Albarracin.
Mirando los modelos mesoescalares a pocas horas de la llegada de “Ana” había dos factores que nos iban a afectar de lleno: La lluvia y el viento.
En este primer mapa del modelo Arome, vemos el acumulado de precipitación previsto para el episodio

Al entrar en una situación más de W-SW los grandes beneficiados en la Sierra siempre son los pueblo más altos y mejor expuestos a esas componentes. En este caso Griegos o Guadalaviar, donde los modelos intuían unos acumulados en torno a 30-40 litros. Decayendo ostensiblemente la precipitación cuanto más al este nos encontremos. Ahora con los datos en mano podemos ver que la regada ha sido muy muy buena en las partes más altas, aquí los datos:

Griegos 51,4 litros

Tramacastilla SAIH 20,2 litros

Orihuela SAIH 20,2 litros

Tramacastilla 15,8 litros

Orihuela del Tremedal 13,2 litros

Bronchales-Las Corralizas 7,4 litros (mucha pérdida con nieve)

Rubiales 7,1 litros

Albarracin 2,6 litros

Curiosamente, los resultados de lluvia son, a grandes rasgos los pronosticados por el modelo. En casi todos estos casos, entra primero un frente cálido que es el que aporta lluvia, para que una vez sobrepasado y entrando el frente frío, la lluvia se convierte en nieve. Así que buena parte de esa lluvia ha caído en forma de nieve, sobretodo en Griegos que es donde más se ha acumulado.

No mucho, en torno a los 10 centímetros en las zonas sin ventear, pero que hacen que todo se cubra del blanco elemento.

Por otro lado, también destacado en esta ciclogénesis, ha sido el viento, donde los pronósticos, al igual que con la lluvia, teníamos unos mapas muy coloridos que nos forman los modelos numéricos.


En el caso del viento, la orografía juega un papel esencial, y por tanto, la zona de sotavento es la más favorecida. Por suerte contamos recientemente con una estación en lo alto de la roca del Camping Las Corralizas de Bronchales, libre totalmente de obstáculos y por encima de la linea del pinar y que nos recogía perfectamente las rachas de viento. Dichas rachas máximas han sido

Bronchales-Las Corralizas 134 kms/h

Griegos 85 kms/h

Rubiales 74 kms/h

Orihuela del Tremedal 74 kms/h

Tramacastilla 48 kms/h

Así pues, un auténtico vendaval y una lluvia, que aunque sólo cayera de manera generosa en la parte más alta, ha sido muy bienvenida a tenor de la sequía que llevamos padeciendo.

Y esto es básicamente lo que ha dado de si por esta zona la famosa Ciclogénesis explosiva “Ana”, todo un acontecimiento que nos ha dado un par de días de movimiento después de tanto anticiclón y anticiclón.

 

Lipdub de Orihuela del Tremedal

Estos días atrás he estado inmerso en un proyecto bastante interesante en colaboración con el Ayuntamiento de Orihuela del Tremedal. Ya que dicha población había llegado como seleccionada en un programa de Televisión y como había que presentar un video de unos 3 minutos que representara un poquito el pueblo y sus gentes, decidimos hacer un lipdub, pues sería una toma muy dinámica y divertida y donde todos los vecinos podrían participar.

La verdad que ha sido un trabajo nuevo para mi, pero que al final y gracias a la colaboración de casi todos los vecinos del pueblo y allegados, ha sido mucho más fácil hacer algo divertido y bonito.

La verdad que nos lo hemos pasado en grande, un fin de semana de mucha unión y estupendos momentos, que creo que se reflejan muy bien el video. Así que os dejo con el resultado, y en breve montaremos el making off que también compartiré por aquí.

Plovdiv (Bulgaria)

Seguimos con el viaje por Bulgaria, esta vez nos vamos a la segunda ciudad más poblada después de la capital, Sofía y que casi es de visita obligada si se visita el país. Se trata de Plovdiv, posiblemente una de las ciudades más antiguas de Europa, teniendo en consideración que su historia se remonta por encima de los 6.000 años, nos tenemos que remontar a antes incluso que los egipcios. Dicho esto, Plovdiv fue centro neurálgico de muchas civilizaciones, que la moldearon y le cambiaron el nombre unas cuantas veces. En tiempos de Alejandro Magno se llamó Philippopolis, posteriormente se independizó como capital de la Tracia con el nombre de Pulpudeva, luego vendría el periodo Romano con el nombre de Trimontim (Ciudad de las tres colinas), más tarde los eslavos la llamaron Puldin, y finalmente con la reconquista búlgara, adquirió su actual nombre. Dicho esto, nos demuestra, que historia no nos va a faltar en la visita a Plovdiv, incluso hay quien la vende como la Florencia búlgara, sobretodo por el paseo de su principal calle comercial donde las casas recuerdan vágamente a la arquitectura florentina, pero para mi Plovdiv es mucho más que esa calle principal.

La ciudad la encontramos al Sur de Bulgaria y desde la capital Sofía, tenemos como una hora y media en autobús. Existe una linea regular de autobuses que salen cada 2 horas desde la estación central de autobuses de Sofía y que te lleva en linea directa hasta Plovdiv por unas 14 Levas (7€). Pregunta en información de la estación y te dirá la taquilla donde sacar el billete. Y allí te dirán el andén. La verdad es que el alfabeto cirílico utilizado en el idioma búlgaro, unido a la poca simpatía que en general profesan los que están de cara al público en una ventanilla, hacen que a veces acciones tan sencillas, se puedan complicar un poco. Pero bueno, siempre te encuentras con gente amable que te ayudan en cualquier situación.

Una vez en el autobús y de camino a Plovdiv, te das cuenta del tráfico reinante para salir de Sofía, que nos lleva más de media hora, contrastando por otro lado con la extensa ruralidad que hay nada más salir de la gran urbe. Donde el campo, los bosques y las pequeñas aldeas, ganan protagonismo y extensión.

Una vez llegada a la destartalada Estación de autobuses de Plovdiv, retornas al ambiente búlgaro en esencia, todavía lejos de otras desarrolladas ciudades y te envuelve un ambiente de mayor pobreza, suciedad, desorganización, etc…. Intentamos dejar preparada la vuelta buscando la ventanilla donde sacaremos posteriormente el billete de vuelta, pero aquello es un caos y nuevamente pocas ganas de ayudar de la gente que te ha de vender un billete, nos cuesta unos buenos paseos y bastantes preguntas, encontrar la ventanilla. Con la faena hecha, salimos de la estación y nos vamos a buscar el centro, siempre ayudados por el Google Maps, que para estas cosas es “Dios”. Las calles con las aceras levantadas por las raíces de los árboles, parece ser una religión en Bulgaria, (no me quiero imaginar una silla de ruedas deambulando por estas calles), tropezón tras tropezón, llegamos a una zona mucho más adecentada, un precioso parque con una espectacular fuente. Casi no te puedes creer que tras estas destartaladas calles te encuentres con una parque grandisimo y cuidado al detalle, que preciosidad.

Además existe una zona Chill-out de bares justo al lado donde te llama poderosamente pararte a tomar un mojito. Nosotros como andamos de turismo y no tenemos mucho tiempo, ya que tenemos que coger el autobús de vuelta, en unas 3 horas, decidimos no parar y cruzar el parque en busca de la zona antigua.

Escondida tras la oficina de turismo, y a medio excavar y reconstruir nos encontramos con el Foro Romano. Vestigios de un antiguo foro romano que se deja fotografiar, pero que aun le falta mucha “mano” para ser adecentado a las visitas.

A partir de aquí nos metemos en la calle comercial principal, aquí sí que vemos una calle cuidada, limpia, moderna y con una arquitectura muy atractiva, eso sí, invadida por tiendas comerciales y de comida rápida, lo que la dotan de un bullicioso trajín de lugareños y turistas por partes iguales. Se oye en algún momento hablar español por ahí……somos una plaga.

Finalmente y tras un agujero en el suelo, descubrimos una excepcional reconstrucción de parte de un antiguo estadio romano, bien conservado, y aunque muy parcial, se aprecia su grandiosidad. Me gusta especialmente como lo han integrado en el ambiente moderno de la calle, cafeterías, tiendas, etc…., aquí sí que aplaudo!!

Y quieras o no, desde esta preciosa gradería, se ve la imponente Mezquita de Plovdiv, otra joyita con un precioso minarete que veremos desde casi cualquier parte de nuestro recorrido.

El entorno está muy bien recuperado, limpio, bullicioso de gente e integrado. Me va gustando Plovdid, si señor!!!

Son casi las 4 de la tarde y no hemos comido nada, y como no queremos perder tiempo, le metemos mano a un “Take away” de pizza que engullimos en minutos y a seguir la marcha. A continuación seguimos por la calle comercial principal, hasta el río Maritsa, sabiendo que la vuelta la realizaremos por el barrio que tenemos a nuestra derecha, el “casco viejo” que se torna en unas callejas de preciosa arquitectura y de imprescindible paseo por ellas.

Me encanta, me encanta, me encanta…….mucho encanto se respira por estas callejuelas, y mucho arte.

Con una escaleras que nos suben a la Iglesia de la Santa Madre de Dios, nos adentramos en otro peculiar barrio que también conviene recorrer. Pero antes hacemos parada en la iglesia. Quizás lo más bonito sean las vistas que desde la plaza observamos de buena parte de la ciudad.

Curiosamente la iglesia bonita es una cuca iglesia muy cercana a esta, y que tiene una entrada por un patio, muy coqueto y que al entrar adquiere una belleza sin igual. Como casi todas, de carácter ortodoxo, el ambiente azulado y la luz la distinguen de la mayoría de iglesias ortodoxas que hemos visto y en las que prevalece la penumbra y la tenue iluminación de las velas.

Inmersos ya en el barrio alto, aquí la arquitectura vuelve a cambiar, y las callejas, muy bien cuidadas asombran al visitante que pasea por ellas.

 


Este coqueto barrio, nos transporta al renacimiento búlgaro, con una arquitectura muy particular y colorista, que otorgan otra riqueza más de la ciudad. Y aquí cercano, se esconde la joya de la corona de Plovdiv, el Teatro Romano, construido en la época de Trajano, siglo II d.C. y con capacidad para unas 7.000 personas, es uno de los platos fuertes de la visita, exquisitamente restaurado y descubierto en la década de los 70, ha sido un hito en la restauración búlgara, y buena fe de ello es la belleza y lo bien conservado que está.

Sólo por verlo in situ, ya merece la pena el viaje. Se encuentra vallado, pero se puede visitar su interior previa entrada. Aun así, la reja que lo circunda es suficientemente cómoda como para disfrutar de él sin falta de entrar. Una maravilla, sin duda que esconde esta ciudad.

Las vistas, y los alrededores, lo complemente perfectamente.

Y disfrutada de la visita a la ciudad, nos vemos en la obligación de volver hacia la estación de autobús para no perder el bus de vuelta, así que deshacemos lo andado pasando nuevamente por el precioso parque y disfrutando ya del espectáculo de luz y color de las fuentes de agua, nos vamos de Plovdiv con una sensación de haber visitado una ciudad con mucha historia. Bien es cierto, y cabe decir, que aunque hay zonas muy bien conservadas y con afán de mostrar al turista buena parte de su riqueza histórica y arquitectónica, están todavía a muchos años de tener una auténtica ciudad turística y moderna. Tienen patrimonio para ser un auténtico bombazo, y las primeras pinceladas son de sobresaliente, pero aun les queda un largo camino.

Yo me llevo un saborazo muy dulce de esta preciosa e histórica ciudad, y quizás como toda Bulgaria sea el momento idóneo de visitar, pues aun no está masificado y mantiene la esencia búlgara en muchos rincones, tanto para bien, como para mal.