Los Gamos en la Sierra de Albarracin

Hace unos años, era prácticamente imposible divisar un gamo (Dama dama) por nuestra sierra. El ciervo campaba a sus anchas y estos ungulados junto con los corzos eran mucho más visibles, por ejemplo, en la vecina Serranía de Cuenca.

Pero de unos años a esta parte, el gamo (al igual que el corzo) ha ido colonizando poco a poco la zona más occidental de la Serranía, hasta ser una buena competencia del ciervo en depende que sitios. Así pues, en pueblos como Griegos, Guadalaviar, Frías y Orihuela, es realtivamente fácil toparse con estos ungulados, que coexisten prefectamente con los ciervos (como ya veremos en otro video) y son una nueva especie a la que buscar, ver fotografiar.

Desde la Reserva de Caza, se intenta hacer buena presión cinegética sobre la especie, al ser competencia directa del ciervo, pero mucho me temo que no logran frenar su auge. En invierno suelen hacer pequeños movimientos transhumantes hacia zonas más favorables, pero en cuanto llega la primavera y el verano, son muy muy fáciles de ver en los sitios propicios.

Uno de estos sitios, es justamente donde he tenido instalada la cámara de infrarrojos con excelentes resultados, y para muestra este video que os he montado para que los disfruteis.

 

Grabados en total libertad con una cámara de infrarrojos Scoutguard-550

Un saludo

Anuncios

Novedades Serranas

IMG_3163-01

Excelente expansión está consiguiendo el Gamo (Dama dama) en la sierra, desde que fueron entrando los primeros individuos desde la vecina Serranía de Cuenca, se está estableciendo más o menos a gusto en los parajes más favorables.

A diferencia del Ciervo, el gamo es un animal que necesita comer pasto verde, por lo que los claros de los bosques, majadales, y zonas húmedas serán los principales hábitats de esta especie. Se está adaptando bastante bien a la parte alta de la sierra y ya pueden verse en lo lugares adecuados.

En este caso conseguí retratar a este trío jovenzano con pelaje invernal, mucho más tosco y oscuro. El escudo anal, característico de esta especie, nos saca de toda duda a la hora de una posible confusión con el ciervo. Tanto el tamaño como sus características físicas sin fácilmente identificables, pero a veces el encuentro se produce entre la maleza o fortuitamente con el coche, lo que se hace más complicado su identificación. Por suerte ese escudo anal, que utilizan frecuentemente como comunicación intraespecífica, nos ayudará en su identificación.

En verano presentan una tonalidad más clara y moteada, como ya pude mostraros hace algunos años con un par de machos adultos:

 

 

En esta foto, además se aprecia la cornamente característica de los machos adultos.

En definitiva, una especie en expansión y cada vez más común de ver.


Por otro lado también tenemos un par de avistamientos en la parte alta de la sierra de Aguila Real (Aquila chrysaetos). Se que existe en la parte media de la sierra una pareja nidificante, pero nunca había visto por las inmediaciones de Griegos y Orihuela ningún ejemplar.

La visión no fue muy cercana, como se puede apreciar en las fotos, pero nos sirve para certificar su presencia.

IMG_3154-01

 

Un excelente ejemplar joven siendo hostigado por un par de córvidos. Su mejor defensa ante estos ataques es la de ascender a gran altura saliendo del “espacio aéreo” que defiende la pareja de córvidos.

Se trata de un ejemplar joven, diferente del que avisté la otra vez, las manchas blancas, tanto de la cola como de las alas, son un rasgo diferenciador de los jóvenes, que con la muda de las plumas y la edad disminuye hasta casi extinguirse. Un joven tardará 6 años en aquirir el plumaje de adulto.

IMG_3149-01

Así pues, podemos afirmar, tras ver a estos jovenes serranos, que son dos especies en expansión, gustosas de nuestra sierra y que espero mantengan y sigan mejorando sus poblaciones para poder disfrutar de ellas por muchos años.

 

saludos

 

El Señorito Boscoso (2ª parte)

Sería interminable y soporífero el artículo si nos detuviéramos en una explicación extensa y detallada de la biología, costumbres, hábitat, etc….del corzo. Así pues lo mejor será desgranar sus sellos más distintivos para una identificación sin problemas en caso de que viéramos un ejemplar en directo.

En la foto os he señalado un poquito los trazos más característicos del corzo con respecto a sus dos hermanos cérvidos de la sierra (el Ciervo y el Gamo). Por un lado el tamaño general del animal o talla es lo primero que nos sorprende ya que es mucho menor que sus hermanos. Así su cuerna (que como ciervo y gamo solo poseen los machos) también es mucho menor y bastante rugosa a medida que gana edad. Una forma rápida de identificación cuando lo vemos correr es su región anal totalmente blanca (realmente significativo) así que si se nos cruza delante del coche un ciervo pequeño con el culo blanco casi seguro que será un corzo. Por último y como característica meramente ilustrativa, sus cuartos traseros son levemente más altos que los delanteros, esto hecho se aprecia bastante bien en la foto.

En la foto se ve la cuerna como si estuviese recubierta de terciopelo, y así es pues está formando los nuevos cuernos, a diferencia de ciervos y gamos, a los corzos no se les cae la cuerna en primavera, sino en otoño.

Su nombre científico es “Capreolus capreolus”

Por último decir que es un animal eminentemente forestal, amante de los bosques y que rara vez veremos fuera de ellos. Muy grácil y ágil, de prominentes saltos y sobretodo muy estilizado.


saludos

De visita a la Buitrera (1ª parte)

Sin duda, cuando uno se decide a ir a la Buitrera para pasar un caluroso día de Agosto, espera llevarse el buen recuerdo de ver los buitres bien de cerca, tal vez alguna pluma y con un poquito de suerte traerte para casa alguna foto más o menos decente. (que pillar a estas aves en vuelo no es “moco de pavo”)
Este verano he tenido la suerte de acercarme un par de veces por allí, y la verdad es que me he llevado dos gratas sorpresas que aunque ya sabía, nunca había podido compartir con amigos y familiares.
La cosa es que si eres un poquito perspicaz y sabes donde tienes que mirar, tal vez con un poco de suerte veas algo más que buitres en esa jornada. Y la verdad que las dos veces han sido muy fructíferas. En la primera ocasión, tan solo estuvimos dos horitas por la tarde, pero pudimos sorprender a dos majestuosos machos de Gamo pastando plácidamente a escasos 30 metros de nosotros. Todo un lujo que supimos degustar durante largos minutos hasta que hartos de su presencia nos regocijamos más en los buitres que sobrevolaban.

IMG_3901-1

IMG_3898-1

La segunda ocasión, aun fue más afortunada, porque sorprendimos a un “grupete” de Cabra montés en las mismas riscas de la Buitrera, y aunque las fotos no sean del todo buenas creo que atestiguan nuestro encuentro. Y no solo se quedó en eso, sino que además disfrutamos esta vez en la lejanía de más Gamos y de alguna cabra montesa más. A todo esto añadirle la mítica sesión a los buitres que en este lugar es algo normal.

IMG_4136-1

IMG_4138-1

Sin más, con alguna pluma para casa y buen regusto en el gaznate, dimos buena cuenta de dos jornadas veraniegas en la Buitrera. Lástima que cuando el frío aprieta no hay dios que se asome por aquellos lares. Tal vez me envalentone y decida una visita otoñal, pero eso será ya otro cantar….(y con polar y Gore-tex jejeje)

1 Saludo.

Las cuatro fotos con una 350d + 100-400