Novedades Serranas

IMG_3163-01

Excelente expansión está consiguiendo el Gamo (Dama dama) en la sierra, desde que fueron entrando los primeros individuos desde la vecina Serranía de Cuenca, se está estableciendo más o menos a gusto en los parajes más favorables.

A diferencia del Ciervo, el gamo es un animal que necesita comer pasto verde, por lo que los claros de los bosques, majadales, y zonas húmedas serán los principales hábitats de esta especie. Se está adaptando bastante bien a la parte alta de la sierra y ya pueden verse en lo lugares adecuados.

En este caso conseguí retratar a este trío jovenzano con pelaje invernal, mucho más tosco y oscuro. El escudo anal, característico de esta especie, nos saca de toda duda a la hora de una posible confusión con el ciervo. Tanto el tamaño como sus características físicas sin fácilmente identificables, pero a veces el encuentro se produce entre la maleza o fortuitamente con el coche, lo que se hace más complicado su identificación. Por suerte ese escudo anal, que utilizan frecuentemente como comunicación intraespecífica, nos ayudará en su identificación.

En verano presentan una tonalidad más clara y moteada, como ya pude mostraros hace algunos años con un par de machos adultos:

 

 

En esta foto, además se aprecia la cornamente característica de los machos adultos.

En definitiva, una especie en expansión y cada vez más común de ver.


Por otro lado también tenemos un par de avistamientos en la parte alta de la sierra de Aguila Real (Aquila chrysaetos). Se que existe en la parte media de la sierra una pareja nidificante, pero nunca había visto por las inmediaciones de Griegos y Orihuela ningún ejemplar.

La visión no fue muy cercana, como se puede apreciar en las fotos, pero nos sirve para certificar su presencia.

IMG_3154-01

 

Un excelente ejemplar joven siendo hostigado por un par de córvidos. Su mejor defensa ante estos ataques es la de ascender a gran altura saliendo del “espacio aéreo” que defiende la pareja de córvidos.

Se trata de un ejemplar joven, diferente del que avisté la otra vez, las manchas blancas, tanto de la cola como de las alas, son un rasgo diferenciador de los jóvenes, que con la muda de las plumas y la edad disminuye hasta casi extinguirse. Un joven tardará 6 años en aquirir el plumaje de adulto.

IMG_3149-01

Así pues, podemos afirmar, tras ver a estos jovenes serranos, que son dos especies en expansión, gustosas de nuestra sierra y que espero mantengan y sigan mejorando sus poblaciones para poder disfrutar de ellas por muchos años.

 

saludos

 

Anuncios