El dificil mundo de…

De diez intentos, uno (con suerte) sale fructuoso en este difícil mundo de la fauna. Y ese era mi propósito este sabado a la mañana cuando decidí irme a acechar algun ciervo. No albergaba muchas esperanzas, la verdad, el día no acompañaba para nada. Mucho viento, además bastante variable, sol y nubes corriendo como posesas, sensación de frío y encima en un mes difícil para estos animales que no paran quietos pues las batidas, monterías, recechos y demás no los dejan tranquilos ni un solo día. Así pues las posibilidades ya de por si bajas, se veían agrabadas con las peores factores. Efectivamente no conseguí ni tan siquiera verlos, y eso si que me extrañó, así que les he dejado un recado, y cuando haya algo de nieve, pienso sacarles una instantánea con las pezuñas hundidas en la nieve.

Así pues no tuve más remedio que disparar a los que había a mi alrededor, que en esta dura estación, no es gran cosa, la verdad.
Además hace ya algun tiempo que no ando contento con mis salidas. O bien el tiempo no acompaña, o bien estoy ocupado o la luz no se quiere portar. Así pues me voy este finde a ver a mi sobrina y mientras tanto a ver si cargo las pilas y cuando venga salgo con más ilusión y si puede ser con una buena nevada que pronto se acaba el invierno y las nevadas las cuento con los dedos de una mano. De todas maneras, el campo rebosa agua por todos lados con tanta lluvia como llevamos en este mes de Febrero, eso si que es una buena noticia.

En fin, vamos con las cutre-fotos que son aprovechables, porque el viento mira que me la jugó en más de una ocasión.
La primera es el tan bello acebo (ilex aquifolium) y que ahora en invierno se adorna con esos frutillos rojos tan vistosos, que por cierto son venenosos. Las hojas en cambio son medicinales y van bien para combatir la hepatitis. En aragónes una especie protegida y catalogada de interes especial. No abundan muchoaunque por la sierra de albarracínse pueden disfrutar de hermosos ejemplares normalmente aislados. Esteque está fotografiado es de un pedazo de árbol de4 metrosenclavado justo en el “arroyo las lanas”.

La segunda foto corresponde a un helecho (ando un poco perdido con el tema de helechos, así que no conozco la espécie exacta). Son reliquias prehistóricas y son amantes de la humedad y sitios umbrosos (la mayoría de sp.) En la zona de los tremedales de Orihuela, ríos de Piedra y “botiales” del puerto y garganta de Noguera son realtivamente abundantes. Este en concreto se localiza en las faldas del Caimodorro bajo una enorme roca que forma una covacha humeda.

Por último tenemos al precioso Piquituerto (Loxia curvirosta), en este caso una hembra (por la coloración, el macho es rojo ladrillo). Una magnifica ave de especto de lorito que se alimenta de piñones que extrae de las piñas con maestría gracias a si pico cruzado. No son difíciles de ver, es más aquí podeis ver una foto que hice de otra hembra desde hide.

Y bueno, no hay fotos de ciervos pero habeis aprendido alguna cosilla más de nuestra fauna y flora, no???
Vale, vale, ya me callo

Venga….buen finde

Anuncios

Mañana de Hide

La metodología básica de estos animalejos es más o menos siempre la misma para casi todas las especies. El primer paso es observar el bebedero desde un árbol cercano y cerciorarse de que no hay peligro alguno. (si lo ves llegar al árbol es un buen indicativo para estar preparado). Como segunda tarea de acercamiento se posan en un lugar aun más cercano al agua (escasos 30 o 50 cm), ya sea el suelo o tal vez algún tronco o rama en el suelo. Un último vistazo alrededor para descartar cualquier peligro y se lanzan al agua. Una vez allí, o bien sacian su sed y se van o muy a menudo se dan un refrescante baño que les limpia y refresca.
Esta más o menos es la metodología que siguen todas las especies, algunas más nerviosas y más rápidas, otras más confiadas y tranquilas.
Como casi siempre, el primero en bajar y menos receloso fue el Pinzón vulgar. En este caso un macho al que retratamos de mil y una maneras. Es un pajarillo muy común, pero realmente tiene unos colores fascinantes. En su posadero y posteriormente en su baño.
1030

1031

Una buena sorpresa que entró en repetidas ocasiones fue esta hembra de Piquituerto, realmente curiosa la forma de su pico. Esperábamos ver al macho (de un color rosa precioso) a lo largo del día, pero tuvimos que plegar antes de tiempo 😦

1032

1033

A este precioso Trepador Azul, lo llegamos a tener a tan solo 25cm de nuestros ojos, encima de nuestras cabezas casi entra al hide. Finalmente un buen baño al estilo “¡¡mueve la colita bonita rica, mueve la colita!!”

1035

También nos visitó este Carbonero Garrapinos (el más pequeño y nervioso de todos) que se llevó un buen baño y alguna que otra toma.

1036

Por último la más grande, el Mirlo, también se dejó retratar, sólo una foto, su entrada al agua fue vista y no vista. Increíble su sigilo y rapidez.

1034

Y esto fue todo, luego tocó recoger trastos y calarnos hasta los huesos.
Próximamente la segunda parte.

saludos