Leyendo el Paisaje

Estoy casi convencido que si alguna vez tuvieseis este estupendo paisaje ante vuestros ojos, disfrutaríais como el que más por la inmensidad y majestuosidad que ofrece. Incluso, para los más resabidos, se podría llegar más lejos y enumerar uno a uno los lugares que se pueden ver desde este fantástico mirador.

Que si la cima del Caimodorro, que si el “pajarejo”, que si el arroyo las lanas, que si los ríos de piedra, el barranco que excava el río Hoz Seca, etc…,

Pero yo hoy voy a ir un poquito más lejos y voy a descifrar algún detalle que muchísimas veces se escapa a los ojos del más detallista. Y es que esta sierra depara sorpresas por doquier.

Ahora pues, cojamos el paisaje y recortemos esos dos puntos que he marcado. La verdad es que con el angular no hay mucho que ver en esos dos lugares, pero si en ese mismo instante le cargamos el teleobjetivo a la cámara y apuntamos hacia los dos sitios………..


¡¡SORPRESA!!! Había algo más en aquel paisaje que escapaba a nuestros ojos. Nos habíamos dejado emborrachar por la inmensidad de aquel lugar sin llegar a desglosar los detalles. Y es que esta sierra es tan rica que hay que mirarla al detalle para poderle sacar todo el jugo.

Con este artículo hemos aprendido dos cosas:

Los paisajes de la Sierra esconden mucho más de lo que nos pensamos

¡¡¡No te dejes los prismáticos en casa!!!

No hay trampa ni cartón, las fotos están tomadas el mismo día y a la misma hora, la del paisaje con el angular y las otras con el teleobjetivo.

Pero esto no acaba aquí, porque el próximo artículo desglosaremos otro paisaje con invitados, y lo más curioso es que ese próximo paisaje que desglosaremos está tan solo girando 180º de la posición en la que estamos ahora. Hasta entonces……saludos.

Anuncios

El dificil mundo de…

De diez intentos, uno (con suerte) sale fructuoso en este difícil mundo de la fauna. Y ese era mi propósito este sabado a la mañana cuando decidí irme a acechar algun ciervo. No albergaba muchas esperanzas, la verdad, el día no acompañaba para nada. Mucho viento, además bastante variable, sol y nubes corriendo como posesas, sensación de frío y encima en un mes difícil para estos animales que no paran quietos pues las batidas, monterías, recechos y demás no los dejan tranquilos ni un solo día. Así pues las posibilidades ya de por si bajas, se veían agrabadas con las peores factores. Efectivamente no conseguí ni tan siquiera verlos, y eso si que me extrañó, así que les he dejado un recado, y cuando haya algo de nieve, pienso sacarles una instantánea con las pezuñas hundidas en la nieve.

Así pues no tuve más remedio que disparar a los que había a mi alrededor, que en esta dura estación, no es gran cosa, la verdad.
Además hace ya algun tiempo que no ando contento con mis salidas. O bien el tiempo no acompaña, o bien estoy ocupado o la luz no se quiere portar. Así pues me voy este finde a ver a mi sobrina y mientras tanto a ver si cargo las pilas y cuando venga salgo con más ilusión y si puede ser con una buena nevada que pronto se acaba el invierno y las nevadas las cuento con los dedos de una mano. De todas maneras, el campo rebosa agua por todos lados con tanta lluvia como llevamos en este mes de Febrero, eso si que es una buena noticia.

En fin, vamos con las cutre-fotos que son aprovechables, porque el viento mira que me la jugó en más de una ocasión.
La primera es el tan bello acebo (ilex aquifolium) y que ahora en invierno se adorna con esos frutillos rojos tan vistosos, que por cierto son venenosos. Las hojas en cambio son medicinales y van bien para combatir la hepatitis. En aragónes una especie protegida y catalogada de interes especial. No abundan muchoaunque por la sierra de albarracínse pueden disfrutar de hermosos ejemplares normalmente aislados. Esteque está fotografiado es de un pedazo de árbol de4 metrosenclavado justo en el “arroyo las lanas”.

La segunda foto corresponde a un helecho (ando un poco perdido con el tema de helechos, así que no conozco la espécie exacta). Son reliquias prehistóricas y son amantes de la humedad y sitios umbrosos (la mayoría de sp.) En la zona de los tremedales de Orihuela, ríos de Piedra y “botiales” del puerto y garganta de Noguera son realtivamente abundantes. Este en concreto se localiza en las faldas del Caimodorro bajo una enorme roca que forma una covacha humeda.

Por último tenemos al precioso Piquituerto (Loxia curvirosta), en este caso una hembra (por la coloración, el macho es rojo ladrillo). Una magnifica ave de especto de lorito que se alimenta de piñones que extrae de las piñas con maestría gracias a si pico cruzado. No son difíciles de ver, es más aquí podeis ver una foto que hice de otra hembra desde hide.

Y bueno, no hay fotos de ciervos pero habeis aprendido alguna cosilla más de nuestra fauna y flora, no???
Vale, vale, ya me callo

Venga….buen finde