Torcas de los Palancares y Lagunas de Cañada del Hoyo

Hoy nos vamos de nuevo de ruta, esta vez a descubrir uno de los rincones más bonitos de la Serranía de Cuenca, uno de aquellos lugares imprescindibles para pasar un día, incluso con la compañía de los más peques, ya que la ruta es para todas las edades.

Desde hacía tiempo conocía la existencia de unas formaciones bastante espectaculares que se daban de forma masiva en una zona de la Serranía de Cuenca, el relieve kárstico en estado puro. Se trata de una zona donde abundan las famosas Torcas, y donde dichos relieves han modelado el paisaje de tal manera que es todo un espectáculo pasearse por todas ellas.

torca-mapa

Si miramos el mapa topográfico es todo un espectáculo de agujeros uno junto a otro, y es que las torcas es una mezcla entre una dolina y una sima. De paredes escarpadas como las simas, pero de unas dimensiones y estructuras más propias de las Dolinas, es un relieve cuanto menos peculiar. Lo bonito del lugar, es que a apenas 10 kms de distancia tenemos otro seguido de torcas, pero éstas más cercanas al nivel freático, lo que ha llevado a que se encuentren parcialmente inundadas de agua, en forma de lagunas. Pero vayamos por partes y organicemos bien la ruta.

Nosotros veníamos desde Teruel, dirección Cuenca por la Nacional 420, y por cercanía decidimos visitar primero las Lagunas de la Cañada del Hoyo, es decir, las torcas inundadas. Así que algunos kilómetros antes de llegar a Cuenca, encontramos el desvío hacia el pueblo de Cañada del Hoyo. Llegados dicho pueblo sólo tenemos que cruzarlo siguiendo las indicaciones de las Lagunas, y en breve llegamos al aparcamiento habilitado para su visita.

laguna-mapa

En este caso, tenemos tres torcas cercanas a la carretera, que son visitables, ya que las más alejadas están en propiedad privada y sólo son visitables en algunas épocas del año. Pero bueno, no íbamos sobrados de tiempo, así que degustamos con buen sabor estas tres preciosas lagunas.

img_0795

 

La primera que nos encontramos tras leer la cartelería informativa es la Laguna de la Gitana, con una agua oscura que en su información nos explica que tiene una profundidad considerable, en torno a 20 metros, y que tiene tres capas de agua de diferente densidad, composición  y temperatura que no llegan a mezclarse, quedando siempre unas capas separadas de otras, siendo uno de los pocos lagos en España con estas características. Incluso en la parte más profunda, donde el agua está más fría se produce un fenómeno de falta de oxígeno.

img_0798

Curiosas características para una laguna preciosa, que en verano, según cuentan adquieren sus aguas unas tonalidades blanquecinas debido la precipitación de los carbonatos debido al la actividad del fitoplacton. Curiosidad sin duda que en estas fechas es difícil de creer. Aun así he visto alguna foto de esa característica y es espectacular.

Nos dejamos embriagar por el entorno, que aunque sea invierno y esté todo mucho más apagado de colores y vegetación, es un sitio fantástico para venir en cualquier época del año.

img_0807

Poco más arriba, nos tropezamos con el lagunillo del Tejo, un precioso ojo en la tierra, de agua oscura y con unas pequeñas plataformas flotantes en la orilla, todo nos hace indicar que es la laguna predilecta de las tortugas que aquí habitan. Pero el sendero nos invita a seguir subiendo para ver la bonita Laguna del Tejo, esta sí, grande, inmensa y con unos colores transparentes y verdosos que la hacen apetecible hasta para el baño.

img_0800_stitch

Me recordaba vagamente a los preciosos ibones de montaña, que belleza!!!. Descubro que tienen 30 metros de profundidad, y que en sus laderas más umbrías crecen los tejos, un pequeño sendero nos da acceso a dichos tejos y a una fuentecilla que se encuentra seca en la misma ladera de la Torca.

Con el buen sabor de boca de las Lagunas, no decidimos bajar a las privadas a ver si podemos pasar, pues con la tontería del viaje y el recorrido se nos ha hecho la hora de comer así que nos acercamos al pueblo en busca de un restaurante donde dar buena cuenta de las delicias locales.

Ya llevaba una buena reseña del Restaurante “la Venta de los Montes”, y que bien que se come. Menú de pueblo, comida casera y abundante, mejor servicio y buenísima relación calidad precio. Así que harticos de buen comer, volvemos dirección a las laguna que hemos visitado y antes de llegar a ellas, vemos un desvío a mano izquierda (según vamos a las lagunas) de una carretera asfaltada que sin dejarlas nos llevará la otra zona de Torcas, las Torcas de los Palancares. (en el mapa que adjunto la carreteras es la blanca que viene de las lagunas)

torca-mapa

En apenas un ratico ya estamos parados en la primera torca que tenemos junto a la carretera. La Torca de la Novia. Tenemos que cambiar el chip, porque las que veremos ahora están ligeramente más altas y el nivel freático no llega a ellas, por lo que no veremos el fondo lleno de agua.

img_0809

La Torca de la Novia es pequeña pero profunda y escarpada. Más semejante a una Sima grande, nos pone en aviso de que estamos en una montaña hueca por dentro. Pero queremos más, muchos más, y sobretodo darnos un paseo para rebajar la comilona, así que seguimos por la pista asfaltada hasta el aparcamiento principal de las Torcas.

Buscando por Wikiloc alguna ruta, decidimos finalmente hacer un recorrido circular que os he marcado arriba en el mapa en el que recorremos un buen número de torcas, pero sin llegar a verlas todas. Realmente el paraje es extenso y aun queremos acercarnos también a cuenca, así que mapa en mano, nos dibujamos un sendero y a caminar.

pano_20170218_162502

La más famosa y bonita es la del Lobo, casi la primera que te encuentras en la ruta. Es una torca preciosa, con unos buenos paredones, muy simétrica, grande y en este caso con un gran desprendimiento de una de las rocas de la pared. Algo más limpia de árboles te deja ver una magnífica vista de toda ella.

Seguimos buscando la carretera asfaltada la cual seguimos unos metros para ir a ver la Torca Rubia, ésta es inmensa de verdad, una maravilla.

img_0828

Coge el nombre de las paredes calizas de colores rubios, incluso anaranjados que le confieren las paredes más verticales. Ahora cruzamos de nuevo la carretera a buscar la Torca de la Colmenas, otra inmensidad de agujero en la nada….

img_0830

La vegetación es exuberante, en algunos casos hasta demasiado, que impide ver la torca en toda su grandeza, algunas de ellas cubiertas de pinar por completo. Pero el paseo, merece mucho la pena, ya que ni es largo ni complicado y te vas paseando por las torcas con total movilidad y libertad.

Si vamos con críos hay que tener especial cuidado al asomarnos a los cantiles ya que un tropezón puede ser un disgusto serio. Pero por lo demás, una maravilla de paisaje al que volveré en Primavera para saborearlo en todo su esplendor.

No descubro más, lo mejor es venir y verlas.

Lo dicho, recomendable y accesible ruta a todos y todas y de las imprescindibles.

un saludo

Anuncios

Serranía de Cuenca: Cascada del Molino de la Chorrera

Después de las intensas nevadas de días atrás y una sucesión de frentes de SW, hay que decir que el monte se ha cargado de agua a base de bien. Así que aprovecho el domingo para acércame a la vecina Serranía de Cuenca a disfrutar de sus espectaculares manantiales y saltos de agua.
Mi intención inicial es visita la Cascada del Molino de la Chorrera (Tragacete) y el archiconocido y declarado Monumento Natural del Nacimiento del Río Cuervo. Aunque finalmente desisto de visitar este último paraje, debido a la masificación con la que me encuentro. Sin exagerar más de 500/600 personas, los aparcamientos, tanto de los restaurantes, como del propio paraje están a rebosar de coches. Hasta está la guardia civil poniendo orden. Se me pasa por la cabeza que puede haber alguna concentración de algo. Así que como yo he venido a encuadrar y dejarme llevar por los sonidos de la naturaleza, lo dejo pendiente para la semana que viene, alguna tarde. No me apetece ir apartando gente, esperando que pasen para ponerme a hacer la foto, o esperar que salgan del encuadre, y más cuando el paraje lo tengo a escasos 45 minutos de casa.

Así que me centro en el precioso paraje que forma el río Júcar a su paso por el Molino de Tragacete. Básicamente desde su nacimiento hasta el pueblo, es un precioso paseo entre escarpes rocosos, estrechos, valles enfundados en vegetación abundante y sobretodo alguna que otra sorpresilla como pueda ser la Cascada del Molino de la Chorrera

Partiendo de Tragacete pueblo (Señalizado desde la misma carretera en el pueblo) parte una pista en dirección al Nacimiento del Júcar. A escasos 3 kms del pueblo ya nos encontramos con este precioso paraje que bien merece la pena pasear y disfrutar.

Además de muy bien acondicionado con un puente sobre el río y unas pasarelas que para los más “urbanitas” será gozoso y cómodo de pasear, así como tener controlado un poco a los más peques.

Yo, en seguida me encanto con el lugar, y con el río y me salgo de “tiesto” para ir jugando con encuadres y rincones. Sin duda el lugar promete, el agua baja brava y bonita, y por supuesto el marco es incomparable. Musgos, avellanos, guillomos sauces y todo tipo de vegetación de ribera acompañan perfectamente el ruido incansable del agua.

Además el cielo nublado y la lluvia caída ayuda a mejorar texturas y a suavizar tonos. Por lo que el día es perfecto para disfrutar con la fotografía y el entorno.

Parece mentira la tranquilidad que se respira a diferencia de la marabunta que hay por el Nacimiento del Cuervo. Y eso que estamos a escasos 12 kms por la carretera. Lo que me hace pensar que la gente aun no ha descubierto este fantástico lugar. Sólo un pareja de jóvenes parecen disfrutar como yo del rincón.

La cascada por fin aparece majestuosa junto al Molino, y realmente a medida que te vas acercando vas viendo que tiene un tamaño considerable, además de que baja bonita y fuerte de agua. Perfecto!!
Pero antes de la Cascada, aun me encanto con más encuadres…..el río es un sinfín de posibilidades…ufff que gozada!!!

Ya en ella, me abruma su altura, su caudal, su todo……no me cabe ni en el encuadre. Si señor!!! triunfada de mañana y a darle los últimos disparos

Y antes de irme….uy!! esos troncos que majotes!! jejejej….nuevos encuadres y para casa con la pequeña decepción de no poder explayarme en el Nacimiento del Cuervo, pero con un saborazo de boca de este estupendo rincón que tiene la ruta de acceso al Nacimiento del río Júcar. Y que además, debido a las lluvias y nieves del mes, baja de manera espectacular.

Pues nada, a ver esta semana si me puedo acercar alguna tarde al Cuervo y le hago el merecido reportaje, pues parece que por falta de agua no será……eso sí, con la tranquilidad que estos sitios merecen.

Espero que haya gustado
un saludo

Pantano de Uña

Ya que estamos inmersos en la Serranía de Cuenca, que mejor que darnos un reconfortante paseo fluvial alrededor del pantano de Uña. Un rincón escepcional donde se respiran “acuáticas” por doquier. Yo estuve no hace mucho y aunque me hubiese gustado pillar los colores otoñales, al final no me fue posible y ni tan siquiera el día acompañó en bellas luces. Aun así pude disfrutar de un buen paseo y sobretodo de la buena compañía de pajarillos y acuáticas que sermoneaban con su parlancheo y chapotear de agua. Sin duda, muy recomendable el paseo, y sobretodo no conviene olvidarse los prismáticos y si se tiene a mano una buena guía de aves para identificar cuantas más mejor.
Como por ejemplo en Gallocanta (donde disponen de varios hides para la observación de aves sin perturbar su tranquilidad en todo el perímetro de la laguna) en el pantano de Uña no existe ningun hide, tan solo un mirador (bastante alejado, para la observación de aves, todo sea dicho). Así que si alguien de la administración de Castilla lee este párrafo ¡¡HAGANME EL FAVOR DE INSTALAR UN PUNTO FIJO PARA LA OBSERVACIÓN DE AVES!! (No cuesta mucho y encima pueden hacerlo en plan taller-empleo y dar trabajo durante un tiempo a desempleados de uña) No es tan difícil hacer las cosas bien y que todos esten a gusto.

En fin, parrafadas a parte, para los más aventureros (ojo!!, que aquí hace falta algo de nivel) existe un recorrido mucho más exigente y que discurre por los farallones que rodean la laguna. Tiene que ser una auténtica paliza, pero una paliza espectacular (yo ya he reservado día y hora, jjejej.)
Sin más os dejo con una pareja de Cercetas que pude poner a “tiro” el otro día.

saludos