Bienvenidos al Paraiso

Ya hacía dias que quería acercarme por la Serranía de Cuenca para visitar algun rincón cercano a nuestra sierra. Ya le tenía echado el ojo a un barranco espectacular que hay muy cerca del puerto del Cubillo y por el que discurre el arroyo del Almagrero, más concretamente dentro de la finca privada de “La Serna”. Enseguida me vi envuelto por un paisaje espectacular, casi paradisíaco, bosques de pino albar y negral y manchas abundantes de avellanos, quejigos, temblones, olmos, tileros y un sinfín de caducifolias. El río Almagrero (aun con la sequía que arrastramos) bajaba abundante y lustroso. La escarcha y el “bajo cero” aun permanecían en los hondos del barranco y mi camino seguía rio arriba en busca de los nacimientos y el “circo” de aquel espectacular valle.

Al poco de remontar el río una vaya me impide el paso y un cartel me indica la finca privada de “La Serna”. Por suerte el buen amigo Jose Larrosa (guarda de la finca) estaba allí para ofrecerse como guía de excepción en mi recorrido hacia los nacederos del río. Me vio bien equipado y como él también es un buen aficionado fotógrafo me mostró los mejores rincones de aquel barranco. Estuvimos charlando de fauna, flora y fotografía, me enseñó gotiales, cascadas, estrechos barrancos, manantiales y hasta tejoneras.

Todo un lujo de mañana, acompañado por un buen amigo y sobretodo envuelto en un marco incomparable. El otoño allí tienes que ser realmente expectacular, el año que viene no me lo pierdo. Y por supuesto espero seguir haciendo algunas visitas a la finca para deleitarme tanto del paisaje reinante como de alguna salida fotográfica con Jose.

Por este orden, las fotos:

1ª) Uno de los manantiales del Almagrero, saliendo de la misma grieta de la roca, también manaba el agua del suelo en distintos sitios, estabamos rodeados de agua en ebullición.

2ª) Uno de los tramos del río donde más profundidad pude captar. Aun se aprecia la escarcha en el islote sobre las piedras y la hierba.

3ª) Impresionante salto de agua en la cabecera del río, cuando el cañón se iba estrechando

4ª) Detalle de musgo sobre tronco

Las 4 fotos con 350d + 17-40 + trípode + polarizador y en la 2ª un degradado neutro de 2 pasos para compensar la luz cielo-tierra.

1 saludo

Anuncios

Cascada de Calomarde

Bueno, ya estamos de vuelta al tajo y como no, seguimos mejorando el bloc con nuevos artículo como veníamos haciendo hasta ahora. Primeramente un feliz año a todos y todas l@s que os pasais por aquí asiduamente y expontáneamente.

Abrimos nuevo año echando un ojo a la Cascada de Calomarde para ver que tal anda de hielo, pues es un buen indicador del frío que está haciendo por la Sierra de Albarracin. La foto es del sábado 30 de Diciembre.

saludos

La Cascada de la Roca

IMG_4738-1

No hace muchos días decidí una visita a la famosa ruta del Rio Blanco, más conocida como “El Cañón de los Arcos” y que discurre por el tramo de río blanco que va desde Calomarde (aguas arriba) hasta la misma fuente del berro. Aprovechando las copiosas lluvias, me prometía abundancia de agua y con un poco de suerte, buenas fotos.
El caso es que la presa de los ahogados estaba rebosante, incluso demasiado, todo el paseo junto a ella, estaba encharcado hasta los topes. Pero cual fe mi sorpresa al llegar al final del pequeño pantano que forma la presa cuando veo que de la montaña a mano derecha bajaba un verdadero río de agua. Desde abajo sólo se veían dos saltos de agua, pero arriba de todo se vislumbraba un salto de agua aun mayor.
Ni pensarmelo y en dos saltos con trípode y cámara incluídos me encaramé por la roca y dejando atrás las dos primeras cascadas, llegué al pequeño altiplano donde disfrutaba de esta espectacular caída de agua. Con su poza incluída y aunque el caudal no era espectacular, si que me llamó su atención su altura. Por eso decidí posar en la foto para comparar alturas.
La he bautizado con el nombra de “La Cascada de la Roca” porque un poco más abajo pasa el río justo por debajo de una roca grandísima a modo de puente sobre el arroyo.

Seguramente ya tendrá nombre y será bien conocida por los lugareños de Calomarde, pero para mí fue todo un descubrimiento. Habrá que estar al loro con las posibles formaciones de hielo si el invierno se tornara húmedo y frío, porque pueden ser muy suculentas.

IMG_4741-1

Aun subí la cascada para cercionarme de que más arriba no me dejaba otra, y efectivamente aun hay otra de 4 o 5 metros pero más encajonada en la roca y casi imposible de fotografiar.

Un nuevo rincón que en temporadas de lluvias o años húmedos puede ser interesante.
Saludos

Kedada II: El Cabriel y sus ojos

La segunda parte de la kedada nos llevó por el río Cabriel desde la cascada del Molino de San Pedro hasta sus ojos, un bonito paseo para intercambiar opiniones e intentar plasmar en la tarjeta toda la belleza que se mostraba a nuestros ojos. La primavera en todo su esplendor, los verdes se salían, y las flores coloreaban cualquier pradera. Mariposas revoloteando y el día espléndido, qué más se puede pedir….

0980

0973

0963

Después de tanta foto y tanto encuadre llegó la hora de comer en el mejor marco posible, al frescor y la sombra de la cascada del Molino de San Pedro donde dimos buena cuenta de la comida de las mochilas. Luis nos obsequió con una degustación de cervezas de importación y Roberto unos buenos mejillones valencianos (yo ponía la sed y el hambre, jejejej) Acabado el reposo de la siesta nuevamente a darle caña a las tarjetas aprovechando el lugar y aunque no bajaba mucha agua y la luz no era la más apropiada el calorcito invitaba a un buen baño.

0985

0993

Acabamos la jornada en un paraje bastante desconocido de la sierra pero no por ello menos bello, “El barranco de las cuevas” en Tramacastilla, una belleza de rincón repleto de cuevas y manantiales con vegetación frondosa y agradable paseo para toda la familia.

0999

1000

En fin, el día no dio más de sí, ahora a pensar en la siguiente, probablemente en Agosto y seguramente con tan buena compañía.

Saludos cordiales…