Una batalla perdida

Seis de la mañana y suena el despertador, hay sueño, pero también ilusión. Me levanto y me asomo a la ventana: todavía es noche cerrada. Tiempo suficiente para desayunar algo y reunirnos con el resto de “expedicionarios”. Miramos el termómetro (12ºC), así que cogemos ropa de abrigo, lo más discretita posible.

Tras diez minutos en coche, aparcamos en el lugar señalado previamente y tras salir del coche comprobamos que hace fresco y que ya empieza a haber algo de claridad. Así pues nos adentramos en el bosque.

No caminamos sin rumbo, sino que conocemos bien el camino. Y tras un par de minutos andando, llegamos al puesto. Desde los puntales, ya divisamos nuestras “presas” saliendo de los trigos y encaminandose hacia la espesura del bosque. Aun no ha amanecido pero ya hay claridad suficiente.

Como si de unos niños en la guardería se tratara, se sitúan en fila india y van siguiendo los pasos del “maestro”, que suele ser el ciervo que abre manada y que dirige, advierte de peligros y está más alerta. Suele ser un ejemplar adulto, por lo que acostumbra a tener una cuerna considerable.

IMG_7647-01

Una vez que los perdemos de vista en la espesura, es hora ya de colocarnos en el puesto a esperar a que lleguen a nosotros. Es entonces cuando llega la tensa espera, en silencio y rezando para que el aire no te la juegue. La espera dura entre 20 y 45 minutos, que es el tiempo en el que disfrutamos del amanecer sobre la cima de Peñablanca y de las primeras luces entrando entre los pinos.


IMG_7653-01

Absortos en el fantástico espectáculo solar, un ruido de casquijos, nos advierte de la cercanía de los ciervos. Venían directos a nosotros, pero tal vez el aire, o tal vez una madrugadora pareja de paseantes de Griegos hacen variar el rumbo habitual de los animales hacia otros derroteros. Y aunque podemos darnos por vencidos, decidimos aguantar un poco más en espera de algún otro grupo (aunque con poca esperanza).

En este último ratito de espera me divierto siguiendo los pasos de ágiles de un Carbonerillo de rama en rama, en sus quehaceres matutinos y favorecido por la preciosa luz del amanecer


IMG_7660-001


Ya se sabe que en muchos casos la suerte es un grado y en esta mañana no la ha habido. Aun así tan solo hemos perdido una batalla, que no la guerra.

CONTINUARA…

Anuncios

8 comentarios el “Una batalla perdida

  1. Ufff,qué ganas tengo de subir por esas tierras a acechar a los ciervos…una pena que no se os acercaran mas porque era un grupo bien majo, en fin la próxima seguro que los cazas bien cazados. Las otras fotos geniales.

    Un abrazo

    Me gusta

  2. Drakis, siempre gusta seguirte, también tu eres pura sorpresa. COMO BIEN DICES UNA BATALLA PERDIDA NO SIGNIFICA HACERLO CON LA GUERRA. Nos traerás nuevas informaciones con bellas imágenes como haces siempre, bien se trate de flora o impresionante fauna.

    Un abrazo.

    Me gusta

  3. Perdida o no, te ha salido una entrada como siempre interesante y amena y con bonitas fotos. Por cierto te digo lo mismo que al último bezano, si quieres quitar la publicidad para tener más espacio en el blog, lo puedes hacer accediendo a “mi cuenta” y allí desactivas la opción “mostrar publicidad”. La última cosa luego te pasas y si puedes me dices que tipo de cérvidos son los de mi último post.

    Saludos

    Me gusta

  4. Ya quedaremos un dia para Octubre, ¿hace?
    Por cierto, tambien al bezano y a todos los que nos siguen, estamos preparando una comida de foristas y allegados del Caimodorro y del foro de Orihuela. Estas fiestas se pondran “panfletos en los bares de Orihuela para inscribirse. Un saludo

    Me gusta

  5. ¡Si que son ingratos estos bichos! Si supieran que nuestro interes solo es para que pasen a la posteridad………..
    Menudos madrugones me han hecho pasar; pero en la berrea los pienso coger desprevenidos y con las manos en la masa.
    Cuidate.

    Me gusta

  6. Jaime, realmente es el primer días que estoy mirando en profundidad todas las fotos, y con esta maestría y este cariño que se ve que pones en cada una de las fotos, jamas habra en esta tierra una batalla perdida ya que jamas habra una sola guerra que ganar no que perder. verdaderamente todas las fotos impresionantes. nos vemos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s