Una ruta oriolana

IMG_8550-01
El otro día, tuve la oportunidad y el placer de acompañar a Jose Manuel Berges (Mamel) en una de las rutillas que tenía pendiente y que surgió la ocasión de hacer. Está preparando un buen proyecto que cuando salga adelante ya os comentaré en este mismo blog y me ha engañado para que le haga defotógrafo. La rutilla no es ni más ni menos que el viejo camino que hay desde Orihuela hasta la ermita de la Virgen del Tremedal y que anualmente se hace en “romería” para las fiestas patronales de Orihuela con el famoso “subidón de la virgen” y misa y ofrendas posteriores.

IMG_8572-01

Es un sendero fantástico, lleno de rincones y que esta época del año estaba en su máximo esplendor. Conviene alejarse incluso del trazado, para asomarse a los claros y observar magníficas vistas conforme se gana en altura. Y degustar en magnitud, el precioso bosque de rebollo (Quercus pyrenaica) y conforme ganamos altura, el pinar dealbar (Pinus sylvestris).

IMG_8580-01

Es zona de borrocales o ríos de piedra que nos clareará el camino para degustar el fantástico balcón hacia Orihuela y más allá.
El otoño resulta quizásuna de las mejores épocas para hacer la ruta, deparando preciosas tonalidades, buena temperatura y si el año es bueno, alguna que otra seta que llevarse al cesto.
Para los amantes de la nieve y el frío, puede ser una buena alternativa, aunque dependiendo del espesor, pueda ser necesario el uso de raquetas de nieve. Ya que el espesor es muy diferente en la cota de Orihuela que lo que se pueda uno encontrar llegando arriba.
Primavera sería tambien una época buena, y por último, pues el verano, si no hay más remedio.

IMG_8568-01

El ambiente boscoso nos depará, quizás y si la suerte acompaña, algun corzo o ciervo despistado. Y si buscáis un poco más….podréis disfrutar de alguna cabra montés que “Mamel” y yo pudimos observar.
También rincones ocultos que mezclan ambiente de “bosque de hadas”. El fantástico musgo, las rocas y la luz crean una atmósfera totalmente fantástica.

IMG_8574-01

Una vez arriba, ya se sabe lo que hay, una preciosa ermita, un precioso paraje y unas vistas envidiables, así pues…resulta casi una ruta obligada, y una buena alternativa a la costumbre que suele tener todo el mundo de subir en coche.

Aquella mañana tuvimos la suerte de encontrarnos arriba a “Hk2” habitual forero del foro del caimodorro y que gustosamente nos bajó en coche y echamos un buen rato de cerveza y conversa.

P.D.: ya que he puesto el enlace del foro del caimodorro, la contraseña para entrar es “caimodorro”. Es que hace tiempo que lo cambiaron para evitar Spam

saludos

Anuncios

Ha nacido una estrella

IMG_7310-01

Es casi imposible competir con la belleza de los ababoles, margaritas, botones de oro y orquídeas que estos días tapizan nuestros bosques y los riegan de color y exuberancia. Pero casi de forma anónima, están naciendo, entre tanto colorido nuestros queridos pinos.

No reflejan bellos colores, ni tan siquiera levantan un palmo del suelo, pero su subsistencia es clave para que los bosques sigan siendo bosques, y más al ritmo de tala que son sometidos.

Primero la piña, y posteriormente el piñón, semilla de la cual, si las condiciones edáficas y climáticas lo permiten brotará con fuerza el pequeño plantón, de no mas de 5 centímetros que aun muestra la carcasa protectora acunando sus primeras hojas. Posteriormente esta carcasa se desprende para desplegar, al poco sol que se cuela entre sus hermanos mayores, el primer ramillete de hojas.

Los años le irán dotando de vigor y fuerza y a “fuego lento” se irá abriendo paso en el difícil mundo de la luz.

Secuencia que podemos ver estos días en nuestros bosques, piña-plantón de pino en fase de crecimiento.

Pinar cercano a la Ermita del Tremedal (Orihuela del Tremedal).

saludos

La Tormenta, el Pino y la Luna

1058

Bonita estampa la que me encontré la otra noche. Una tormenta a la lejanía, la luna como errante allí arriba, y esa luz de agonía que deja el paso a la noche. Tan solo hubo que darle un poco de color a la parte baja para que no quedara tan negra con unos toques de flash sobre cualquier pino.

Por lo demás, poca cosa, el trípode indispensable y un minutito de exposición esperando captar algún rayo.

Y esto es todo, mañana os enseñaré una “polar”

saludos