Limpieza de cajas nido

Bueno, pues terminada la temporada de nidificación, poco a poco vamos repasando las más de 130 cajas nido que tenemos repartidas por el monte, para su limpieza y comprobación del éxito reproductor esta temporada. Como suele ser habitual, nos vamos encontrando cosillas interesantes, que a veces nos dejan un sabor un poco agridulce de no saber bien bien qué es lo que realmente ha pasado. Ya sea por encontrarnos con pollos depredados, cadáveres, excrementos varios, huevos sin eclosionar u otros inquilinos. Hasta la fecha sólo hemos revisado un 25% de las cajas colocadas, pero ya van saliendo cositas interesantes, aquí os dejo alguna de ellas.

Una de las cosas que más me llaman la atención es el material empleado para la construcción del nido. SIEMPRE va ligado al material disponible en los alrededores. Así pues en zonas donde hay mucho musgo, éste abunda en el nido. En zonas de continuo paso de ganado, la lana es un elemento muy común. En zonas de jaras o estepas, las tiras de los troncos las utilizan mucho. También se ve muchísimo pelo de ciervo, ya que es un elemento bastante abundante. Me llamó poderosamente la atención cómo en una zona cercana a aun recreativo, había elementos NO naturales en el nido, como os destaco en la foto, dos hebras de hilo de diferentes colores y el trozo de un filtro de cigarrillo. Por desgracia, las aves, a veces no distinguen si es natural o no, pero lo cogen igualmente, un hecho más de que hay que concienciarse con estas cosillas. Aunque leyendo un poco por internet, parece que a veces pueden usarlo como insecticida natural, ya que la nicotina actúa como desparasitador. Al menos es lo que han intentado demostrar dos investigadores de la Universidad de Mexico. Sea como fuere, no se si estas avecillas forestales lo utilizan de la misma manera.

Podemos distinguir muy bien en la foto que el elemento más abundante es el musgo, seguido de lana y pelos.

Por otro lado, y aunque es bastante común encontrarse con un huevo sin eclosionar (este año ya me ha salido en 3 cajas) el otro día, estaba la puesta intacta, 8 huevos ni más ni menos, ¿Qué les pasaría a los padres? ¿Muerte? ¿Abandono? ¿Fracaso?….en fin, incógnitas….

Se aprecia muy bien aquí que también hay aporte de las tiras que comentaba antes de las jaras o estepas y mucho pelo de cérvido, muy abundante en la zona. Y prácticamente sin lana, pues era una zona muy alejada de los campeos habituales de los rebaños.

En otra de las cajas, y formando composición del nido, encontré esta pequeña plumilla de Pico Picapinos, resulta casi inconfundible por su coloración rojiza. Es un pájaro muy abundante en estos bosques y que seguramente la perdería en el monte y le sirvió perfectamente al pajarillo como material para el nido.

Y ya por último, un gran descubrimiento, ya que pillamos descansando a un nuevo inquilino de las cajas nido. Se trata de un Murciélago Orejudo Dorado (Plecotus auritus), un murciélago de mediano tamaño que gusta de utilizar las cajas nido como zonas de descanso y dormidero.

En cualquier caso, muchísima ilusión verlo, y fotografiarlo y comprobar que las cajas nido son útiles a muchos inquilinos, entre ellos los escasos y frágiles murciélagos, que tan importantes son en el medio natural.

Y hasta aquí la entrada de hoy, según vayamos limpiando más cajas, os iremos informando.

Un saludo

Anuncios

La cría del Buitre Leonado

IMG_0040

 

Una de las labores que venimos realizando los APN’s (Agentes para la Protección de la Naturaleza) en nuestras respectivas demarcaciones, es el seguimiento de fauna. En el caso de las aves, sobretodo las más grandes (rapaces y carroñeras) el seguimiento consta de la localización del nido y posterior seguimiento del éxito reproductivo de la pareja.

No es fácil dar con el emplazamiento de un nido de águila, Halcón o Buitre, aunque los años de trabajo, la experiencia y las horas en campo, a veces nos ayudan a localizarlos. Una vez localizado el nido, lo más importante a la hora de hacer el seguimiento es NO interferir para nada en el día a día del ave, un puesto de observación lo más alejado posible y la ayuda de un catalejo son las mejores herramientas para ver “Qué pasa!!” sin ser visto.

IMG_1018

Hace más de dos meses, todavía en los rigores invernales, los Buitres leonados (Gyps fulvus) que crían en Tramacastilla ya estaban en las labores incubación, y es que un ave tan grande y poderosa como ésta, necesita empezar cuanto antes, para que el pollo tenga tiempo suficiente de desarrollarse. Así que todavía con los fríos y nieves de Febrero ya están acurrucados en el nido dando calor al huevo recién puesto.

IMG_0033

 

IMG_0043

Una vez localizados y georreferenciados todos los nidos, conviene dejarlos tranquilos en sus primeros meses de incubación y nacimiento de los pollos. Para posteriormente hacerles una nueva visita y ver si ha habido éxito en las primeras semanas de vida y ya tenemos al “jovenzuelo” en crecimiento.

Los buitres suelen poner 1 solo huevo, que en unos 48-54 días de incubación dan paso a un pollo con un plumón grisáceo y blanco en la cabeza. Posteriormente irá cambiando dicho plumón por un “abrigo” de un blanco más cremoso.

IMG_1294

Hoy he decidido acercarme a uno de los nidos para ver como iba nuestro protagonista. Y sin duda, que ya estaba muy crecido. Tumbado en el nido de ramillas ya muestra plumas marrones y un tamaño considerable. Su progenitor hacía guardia en el posadero habitual del nido, supongo que a la espera de la pareja que habría ido en busca de alimento.

Así pues, la primavera sigue sin detenerse por la Sierra de Albarracín y los animales siguen su ritmo diario aprovechando estos meses de abundancia y tiempo más venidero.

Seguiremos informando de las andanzas de nuestros jóvenes buitres…..

 

Un saludo