Kedada I: Los colores del campo

En este tipo de kedadas, aunque haya un patrón definido de ruta, nunca se puede decir a ciencia cierta dónde sacaremos las fotos, porque una regla estaba clara, y era que “en cualquier momento del trayecto, si alguien veía una foto, tan solo tenía que decirlo”. Así fue como llegó nuestra primera sorpresa del día, un ribazo de lo más florido. Apeamos el coche en un camino de tractores y nos dispusimos a calentar la tarjeta. Amapolas por doquier y ese contraste con las flores lilas todo un deleite para no parar de buscar encuadres.

0947

0944

0943

0951

Si aun lado de la carretera las flores lilas daban mucho juego, al otro lado, el trigo verde y abundante también era buen compañero de las amapolas, auténticas protagonistas esa mañana de nuestros objetivos.

0926

0927

Podríamos haber estado toda la mañana dándole caña al ribazo, pero la cosa tan solo era para calentar motores. Un poco más adelante nuevamente un precioso marco de amapolas daban un toque más rústico aun si cabe a esta casa medio-abandonada. Nuevamente el coche a la cuneta y trípode en mano a dar buena cuenta de la hermosura ante nuestros ojos.

0954

0955

Parecía como si no pudiésemos llegar a nuestro objetivo, aunque merecía la pena todas las paradas que íbamos realizando. Finalmente llegamos al primer lugar de parada de la ruta, “Los ojos del Cabriel” en el Vallecillo. Pero este pequeño paseo se podrá ver en la segunda parte de la kedada.

Hasta entonces…saludos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s