Fresca mañana…buena compañía

IMG_7295-01

En mis nuevos derroteros, las mañanas parecen cobrar magia entre el humo constante de las Chimeneas de los pueblos y esas marañas neblinosas que no acaban de disipar en toda la vega del Guadalaviar. Huele a invierno, y no sólo por el aire que te golpea gélido en la cara de buena mañana sino por esa calma chicha muy propia de los días de Enero cuando el anticiclón es protagonista.

IMG_7294-01

 

Desde los altos entre Noguera y Tramacastilla me dejo llevar por las brumas matinales que ondean por Torres y cómo juegan con el relieve y la luz del sol que ya empieza a calentar. En apenas una hora, toda esa magia se habrá disipado, y volveremos a la nitidez de los días anticlónicos de cielos azules y sol radiante.

 

Pero la magia no sólo la encontramos en los valles y desde la lejanía, si vamos atentos en esas primeras horas del día, la sorpresa puede ser doble, o tal vez triple, pero de lo que es seguro es de que tenemos que abrir bien los ojos.

IMG_7286-01

Debido a la presencia del hombre y su presión sobre la fauna, ha hecho que ésta se torne crepuscular o nocturna, y aunque muchos animalejos tengan actividad durante las horas del día, en su mayoría prefieren horas más intempestivas para moverse, comer o cualquier otro menester. Así pues las primeras horas del día son las mejores para poder sorprender a estos animales en sus quehaceres diarios.

IMG_7278-01

El Corzo (Capreolus capreolus) es el cérvido más pequeño que encontramos en nuestra sierra. No tan gregario como sus hermanos ciervos o gamos, es un animal más solitario y más arraigado al ambiente boscoso, ya que gusta de ramonear arbustos y arbolillos.

Al ser la Sierra de Albarracin un espacio eminentemente forestal, su expansión en los últimos años ha sido realmente espectacular, y empieza a ser relativamente abundante. Además ya empiezan a controlarse las poblaciones con la gestión cinegética que ya lo contempla como uno más, de la Reserva Nacional de Caza. Ésto es necesario para mantener la población en unos límites acordes con la superficie y hábitat, ya que no existen depredadores naturales en la sierra.

IMG_7281-01

Puede ser, el corzo, una buena compalía para esos paseos matutinos por los bosques de la sierra, así que abrid bien los ojos, porque seguro que él, ya os está vigilando.

 

Saludos

Anuncios