Al Campamento Maqui de AGLA

IMG_4402

 

Aprovechando el buen tiempo reinante y como aun nos quedan muchos rincones de esta sierra por mostrar en el Blog, nos acercamos esta vez a visitar el campamento Maqui que aun se conserva en el Paisaje Protegido de los Pinares del Rodeno.

Los maquis fueron grupos de guerrilleros que tras la guerra civil española se echaron al monte con la intención de seguir con la lucha armada en contra del régimen impuesto y hacer hostigamientos puntuales con el fin de llevar a cabo un nuevo levantamiento popular contrario al régimen franquista. Partiendo de esta base, los enclaves desde donde organizarse, convivir, aprender y luchar debían ser suficientemente escondidos y bien preparados para llevar a cabo con éxito esta lucha.

Los Pinares del Rodeno eran un marco único para el asentamiento de los maquis, los afloramientos rocosos de arenisca y la densa cobertura vegetal de Pinos, estepas y jaras ofrecían un escenario perfecto para el camuflaje y la vida en “sombra”. Por lo que el Campamento Maqui del AGLA (Agrupación Guerrillera del Levante y Aragón) fue uno de los más importantes de la Península y que permaneció activo unos cuantos años.

IMG_4392

 

Nuestra ruta para llegar al campamento maqui, parte de la propia Masía de Ligros, situada a medio camino entre los términos de Bezas y Tormón es un paisaje de los más bonitos y recónditos de la parte baja de la Sierra de Albarracin. Una sucesión de prados, bancales, y afloramientos rocosos de arenisca envueltos en un pinar maduro de Pino Rodeno (Pinus pinaster) principal protagonista del extenso Paisaje Protegido.

Tras cruzar la pista asfaltada del Rodeno desde Albarracin y pasar por el Centro de Interpretación del Rodeno (Recomendable su visita), debemos ir a buscando la señalización de “Vestigios de la Guerra Civil” para seguir una pista forestal bastante larga pero en buen estado que nos llevará hasta un nuevo cruce que ya nos indica en 10 kms. el Campamento Maqui. Pisteando de nuevo, hasta el cruce que nos bajará a la Masía de Ligros. En el aparcamiento de la Masía dejamos el coche. Y ahora a coger el sendero S-6 perfectamente señalado tras la Masía y a caminar.

IMG_4390

 

Junto a la Masía tres balsas de agua recogen las escasas aguas que aportan los barrancos en épocas húmedas para tener un pequeño reservorio en épocas de incendios, pero que dotan al lugar de mayor riqueza, sin duda.

El sendero parte barranco abajo por un camino muy cómodo y amplio, entrando de lleno en las características propias de todo el Paisaje Protegido, un pinar exuberante entre infinidad de areniscas de todos los tamaños y formas, un paisaje que nos acompañará prácticamente en toda nuestra ruta.

IMG_4393

 

IMG_4396

El arroyo en este caso, aun permanece con agua, y el verdor del principio de la primavera es patente, las caducas quieren empezar a brotar con fuerza y otorgan un punto distinto de color, que en otoño abre una paleta de ocres difícilmente resistible para cualquier fotógrafo de paisaje.

IMG_4398

Me llama poderosamente la atención la cantidad de Acebos (Ilex aquifolium) que crecen sanos y fuertes en los cobijos más húmedos y frescos de los roquedos. Y es que ya me dijo Jose (El último Bezano), gran conocedor de este rincón, que el entorno de la Masía de Ligros era un sitio espectacular en cuanto a flora se refiere y por supuesto, no defrauda.

IMG_4403

Desde la Masía de Ligros hasta la entrada al Campamento Maqui tenemos que contar con unos 40 minutos andando. Al principio por un sendero amplio hasta un cruce que nos hace subir por una ladera pedregosa hasta enlazar con un barranco arenoso que nos llevará directos al primer cartel informativo del campamento y que nos introducirá en el mundo guerrillero.

IMG_4404

 

Poco más adelante, y tras un corto sendero de subida, nos encontramos ya en la entrada al campamento. Un pasadizo estrecho y muy funcional para camuflar y defender el campamento. Éste nos da acceso a la plaza principal del campamento. Aquí ya estamos dentro y sólo debemos dejarnos guiar por los paneles informativos y caminar libremente dentro del campamento para degustar y imaginar como sería la vida en esos duros años de combate clandestino.

IMG_4415

 

No quiero desde el blog mostrar mucho del campamento, pues es un rincón al que hay que venir y disfrutar de su entorno, rincones, fisuras, estructuras, y recovecos que nos hará estar dentro de él cerca de 50 minutos.

IMG_4423

También hay un mirador, y muchas vías de escape en forma de estrechos y angostos callejones naturales que la roca ha ido labrando con el paso de los años. Los pinos en algunos casos son monumentales, aguantando estoicos e impasibles el paso de los años. En definitiva, un entorno único que bien merece la pena acercarse una mañana o una tarde y disfrutar del paseo, el paisaje y un poquito de la historia que nos cuenta.

IMG_4426_stitch

Entorno de la Masía de Ligros

 

 

La vuelta la realizamos por el mismo camino, hasta nuevamente la Masía de Ligros. Y si disponemos de tiempo, un paseo por el entorno, nos acabará de dejar un muy buen sabor de boca del lugar.

Así pues una alternativa más para visitar en la Sierra de Albarracín. Bien señalizado y explicado, el Campamento Maqui y el precioso entorno de la Masía de Ligros, al que volveré pronto, pues me ha dejado un estupendo sabor de boca.

Anuncios

El Ebrón en Invierno

Cuarta visita que realizaba a este precioso paraje de nuestra querida Sierra, y nunca le había hecho una entrada al blog. Esta vez en invierno, quizás buscando un poquito esa magia que encierra un rincón como este fuera de da la variedad cromática que ofrece tanto en otoño como en primavera, y la verdad que el río Ebrón nunca defrauda.

IMG_0545

La ruta en cuestión, es un tramo del Rio Ebrón que discurre entre los pueblos de Tormón y El Cuervo y sus estrechos. Es una ruta bien señalizada tanto si la hacemos de subida como de bajada y en general sin dificultades. La única dificultad es la distancia que ronda los 8 kilómetros sólo de ida, por lo que es aconsejable llevar dos coches y dejar uno en cada pueblo para evitarnos volver pateando 16 kms. En mi caso ya la había hecho un par de veces y una más por el agua (muy aconsejable en verano por la espectacularidad de algunos estrechos). Así pues, esta vez optamos por acercarnos desde el Cuervo a la parte baja de la ruta, justo hasta el puente de Fonseca, que al fin y al cabo es la parte más espectacular de la ruta.

IMG_0547

Podemos llegar sin mucha dificultad hasta un merendero con el coche y desde ahí y nos adentramos en el precioso entorno de farallones calcáreos que ha ido labrando este río.
En invierno, la falta de contrastes con el follaje y verdor de la vegetación lo mitiga el espectacular color verdoso del río, sus musgos, líquenes, hierbas acuáticas y fondos, que hacen del recorrido un auténtico no parar de ver bonitas fotos.

IMG_0554

IMG_0559

IMG_0608

Los accesos, tanto en los puntos de complicado paso como los puentes habilitados están en perfecto estado y tan sólo deberemos tener especial cuidado si se encuentra mojado o helado, evitarnos un resbalón. Y con algún cartel explicativo para interpretar un poco la naturaleza que nos rodea.

IMG_0563_stitch

IMG_0571

IMG_0616

La primera parte es la más encajonada y por lo tanto, la más atractiva, y una vez salidos de estos paredones, aunque baja algo su encanto, iremos siempre con la cabeza puesta en el precioso puente natural de la Fonseca, un bonito capricho de la naturaleza que nos sorprenderá si no estamos acostumbrados a los paisajes cársticos.

IMG_0585

IMG_0589

IMG_0592

Fue este Puente de la Fonseca el objetivo de nuestro paseo y ya desde aquí media vuelta para volver nuevamente por los estrechos al coche. Nuevas tomas, esta vez con algo de luz diferente, y como siempre en estos rincones de la Sierra de Albarracín, un regusto de los buenos, de los que calan y de los que dotan a esta sierra de auténticas riquezas naturales.

IMG_0595

IMG_0602

Así que contentos para casa, el día acompañó y el sitio perfecto!!, para volver con la primavera un poco más entrada…a ver que contrastes nos encontramos…..

IMG_0604

Un saludo