Compañeros Habituales

1089

En verano me toca cambiar de trabajo y trabajar en la torreta de vigilancia contra incendios, un trabajo cuanto menos solitario y aburrido. Pero como en todo, siempre se le puede sacar las cosas buenas de trabajar allí arriba. Una de esas cosas buenas es que a veces te vienen a visitar compañeros que no esperas, y que te regalan “pasadas” más o menos cercanas como invitándote a echar a volar junto a ellos. Y la verdad es que desde ahí arriba, parece que vueles junto a ellos. Yo, como no se volar pues no me tiro, pero eso sí, siempre que puedo les acribillo a fotos!! 😉
Ahí unas cuantas.

1075

1074

1073

1072