Sobre la ola de calor

Bueno, pues terminada la primera ola de calor del verano, digo primera, porque habiendo sido en Junio, es muy probable por no decir seguro que no será la última de este año. Ha venido fuerte, batiendo bastantes registros en media España. Por la Sierra se ha sentido con fuerza, alcanzando valores importantes, de más de 35ºC

En el caso de mis tres estaciones, destaca el día 29 como el de más calor, con unos registros bastante brutos para la altura. Añadimos los 36,8ºC que reporta Albarracin (Aemet) y los 32,2ºC de Jabaloyas (Aemet) para el mismo día. Para ser el mes de Junio, son unos valores muy destacados, y también por la duración.

En estas dos representaciones de los modelos, a 850hpa de presión, sobre los 1.500 metros de altitud rondábamos los 30ºC. Como vemos, muy afectada la parte interior Este de la Península, dándonos bien fuerte a la Sierra de Albarracin.

De ahí que los valores sean muy de destacar

Por otro lado, os traigo otros datos, estos más bien curiosos, pues en estas olas de calor no se suele tener respiro ni de noche ni de día, siendo la sensación de calor un continuo que a veces no nos deja ni descansar por la noche. Por contra hay parajes, donde en plena ola de calor, sí que se puede dormir fresquito, y donde las mínimas llegan a ser incluso heladoras.

Una de esos parajes en la Sierra de Albarracin es el archiconocido Aguas Amargas, en Griegos, donde los termómetros caen en picado al ponerse el sol, haya ola de calor o no la haya, llegando, como en el caso de este periodo cálido hasta acercarse y a la helada, con una mínima de 3,4ºC

Estos parajes son conocidos por ser auténticos polos del frío en invierno, donde se superan los -20ºC invierno sí, invierno también, pero que en épocas estivales, también muestran su potencial si las condiciones de inversión térmica acompañan, como algunos días de esta ola de calor.

En fin, datos más bien curiosos que quería compartir.

Un saludo