Que bueno que viniste

IMG_8700-01

Ya desde la noche anterior me embargaba una sensación de bienestar y alegría viendo como las primeras gotas hacían acto de presencia por la Sierra que tan escasa anda de agua este mes de Noviembre. Ya lo habíamos comentado, lo de la sequía otoñal que arrastramos, y que se acentuaba este mes de noviembre, que sólo habíamos visto escarchas y más escarchas, pero de precipitación nada de nada. Si encima le añadimos los irrisorios 40 litros del mes pasado (Octubre) pues la cosa estaba realmente mal. Tampoco vamos a lanzar las campanas al vuelo por este frente, que de momento nos ha dejado algo de precipitación, en concreto 27,5 litros por metro cuadrado en Griegos en el día de hoy (hasta las 18:00 horas, y sigue lloviendo) y con vistas a algo más en los próximos días.



IMG_8681-01

Y es que el agua es riqueza para nuestra sierra, no solo para enriquecer ecosistemas, sino por ejemplo para deslumbrar al público asistente a las preciosas cascadas, manantiales, ríos o fuentes. Esta vez, por ejemplo hago hincapié en esto precisamente, pues no es lo mismo acercarte a la cascada de calomarde y ver un par de hilitos de agua caer, que verla en todo su esplendor. Lo mismo sucede con los ojos del Cabriel (Vallecillo), por ejemplo o el nacimiento del Gallo (Orihuela), o la fuente del Berro (Frías). Da gusto llegar a estos sitios, como turistas, y encontrar riqueza de agua, que al fin y al cabo es uno de los atractivos de estos rincones. Estuve hace poco en la cascada del Molino de San Pedro, y la verdad que el rincón ofrece, como siempre belleza sin límite, pero no nos engañemos, la exuberante cascada central compuesta de tres chorros, y luego un sinfín de chorreras por toda la cárcava era un mero espejismo con lo que allí se veía. Está bien, bajaba agua, pero…..ni punto de comparación. La que realmente daba pena era la de Calomarde (que también aprovechamos para visitar), mucho más acusada en sequías y que se encontraba al límite.



IMG_8650-02


Pero dejando de lado los famosos parajes, los que nos gusta remontar ríos en busca de fotos, o setas, o bien de un placentero paseo, también disfrutamos mucho más cuando el río baja con caudal, formando mil y un saltos, mil y un rincones fotográficos. Incluso oír el rumor del agua serpenteando en cada tramo y en cada salto.



IMG_8690-01

En fin, y os estaréis preguntando, ¿Y todo este rollo para que? Pues para meter media docena de fotos que tenía por ahí sueltas, y que no sabía en que artículo meterlas.

Así de paso os mantengo al día de precipitación por aquí, y de que previsiones a medio plazo anuncian las primeras nieves para este final de semana, que parece que baja la cota. Como siempre informaremos en la medida de lo posible.

IMG_8639-01

Y ya que estamos, pues meto también este amanecer, esta escarchada tremenda de hará ya alguna semana en las dehesa del Villar (parecía nieve), y de este relieve de montañas entre la niebla.

IMG_8644-01

IMG_8645-01

saludos

Anuncios

7 comentarios el “Que bueno que viniste

  1. El helor de la mañana se percibe en nuestra piel y penetra en nuestros pulmones y aún horas depues persiste el ronroneo del agua en nuestra mente junto a los bellos y sugerentes paisajes de claro preludio invernal. La naturaleza en estado puro siempre nos seduce… Tus fotografía son una muestra de ello.

    Me gusta

  2. Preciosas fotos, y muy bueno el artículo.

    Estoy un poco despistadica en el control climatológico, y eso que he cargao de pilas la estación, pero se me olvida anotar datos, ya es falta de costumbre, cuando trabajaba en el monte todos los días a hacer seguimiento, ala!

    Mu buenas fotos, lo de la escarcha es impresionante, me acuerdo una mañana que bajaba del observatorio, no hacía allí mucho frío, pero al llegar al pueblo, con 500m aprox, ya había escarcha, temperatura más fresca, y algo de hielo, pero cuanto más bajaba en altitud hacia mi pueblo, más había, era una inversión térmica. Algo muy curioso.

    Salu2. Ciao.

    Me gusta

  3. Gracias por los comentarios, en efecto, Marc, aun ha de caer más, pero todo es un comienzo, no??

    Efectivamente Previ, la inversión térmica, un fenómeno de lo más curioso, léase por ejemplo que este fin de semana han tenido valores en el valle del Jiloca, más o menos 500 metros más bajo que Griegos (entre -15ºC y -17ºC) Mientras que arriba, en la montaña, apenas nos quedábamos con (-8,2ºC) en Griegos por ejemplo. Y no ha sido una variación muy acusada…

    saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s