AVISO QUE LAS IMÁGENES NO SON AGRADABLES SI ERES SENSIBLE

Aunque muchas veces no lo creamos, la naturaleza tiene dos caras. Yo casi siempre opto por enseñaros la cara buena, la cara bonita, atrayente, seductora, ese marco incomparable que ofrece el monte y sus animales al más puro estilo bambi. Pero hay ocasiones donde la crudeza y por ende, la realidad, no es tan dulce ni tan gustosa. El otro día, en mis quehaceres diarios me topé con esta escena.

Aparentemente no deja de ser muy diferente a otras que me he encontrado. Los restos de una cierva muerta y carroñeada por los buitres, en el que sólo queda piel y huesos. Hasta aquí, todo correcto. Empiezas a hacerte preguntas: ¿Muerte natural?, ¿Enfermedad?, ¿Disparo?……pero empiezas a ver y a indagar…….y ya ves que ahí pasa algo raro.

Una de las patas del animal se encuentra atrapada en la «V» que forma el pino al dividirse. Me acerco a inspeccionar y esta es la escena desde el otro lado.

El hueso del animal, roto y aguantado sólo por los ligamentos. Además se ve la corteza del pino en la zona de inserción muy desgastada. Y ahora ya empiezo a ver la escena un poco clara:

A la cierva se le ha encajado la pata en la «V» del árbol y no ha sido capaz de desatascarla, muriendo seguramente de sed e inanición, si duda una muerte sumamente cruel. A la que posteriormente han dado buena cuenta los buitres.

Pero hay una pregunta más, ¿Cómo ha llegado a poner la pata ahí arriba para que se le quede encajada en la «V» del árbol?. Pues aunque parezca mentira, sólo había que mirar hacia arriba.

Justo encima de la pata, en una rama bajera hay una mata grande de Muérdago ramoneada hasta la misma base. Por lo que todo el puzzle se compone. El animal apoyó una o dos patas sobre el tronco para elevarse y comer el sabroso muérdago (es decir se puso a dos patas) por alguna razón una de las patas resbaló y se encajó en la «V» del árbol y se quedó trabada. Imagina el tiempo que estuvo forcejeando para sacarla hasta que le llegó la muerte.

En definitiva, es una imagen más de naturaleza, aunque igual esta naturaleza no es tan dulce como las otras que os enseño, pero es al fin y al cabo un cacho de naturaleza. Curiosa, eso sí, dolorosa de ver y pensar sobretodo en el sufrimiento del animal. Al fin y al cabo es el summun de la mala suerte……

Entradas relacionadas

3 comentarios en «El summun de la mala suerte»

  1. Pobre animal,despues de las nieves,les cuesta más encontrar comida ,y aunque este alto,lo intenta conseguir ,aunque la vida se le fue en ello , la naturaleza es bonita pero dura para ellos, espero que no hubiesen unos pequeños esperando a esa madre en algun lugar .

  2. Imagen dura. Pero así es la naturaleza, para que unos puedan vivir otros deben morir….. La pena es pensar en el sufrimiento de esa cierva hasta su final 😔😔😔

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: